Está en la página 1de 1

Hombros verdes

Vivimos en Jan capital una situacin que en Critas consideramos crtica. De cuatro aos a
esta parte hemos duplicado el nmero de familias que acuden a nosotros y ahora son cerca de
mil cada mes. Esto supone unas cuatro mil personas que confan en nosotros para sobrevivir.
Estamos repartiendo cerca de 30 toneladas de alimentos al mes. Y sabemos que todava, a
pesar de nuestros esfuerzos, existen familias donde la comida a final de mes es escasa. A partir
de este verano hemos duplicado la leche que entregamos. Estamos dando alimentos frescos
en las parroquias a las familias ms necesitadas. Podra seguir escribindoles sobre nuestras
ayudas numerosas a la luz, el agua y la vivienda y muchos detalles ms.
La Iglesia de Jan estamos arrimando el hombro ante esta pobreza creciente. Esto conlleva que
nuestros medios econmicos estn mermando bastante. Sin embargo, todava podemos
aguantar este ritmo de ayuda tres o cuatro aos. Pero a pesar de presentarles este panorama
gris de la realidad, hoy quiero lanzar un mensaje de esperanza, verde, y un mensaje de luz,
verde tambin, si me lo permiten.
Quiero que vean un futuro verde esperanza por la cantidad de buena gente que vive en Jan,
por la cantidad de actos solidarios que han cundido con esta crisis econmica, por la cantidad
de cristianos que se preocupan por los dems. Tenemos que levantar nuestra ciudad entre
todos, con hombros verdes, con la fuerza del amor de Cristo. Y no es hora de medias tintas. La
Divina Comedia de Dante nos dice: Los lugares ms oscuros del infierno estn reservados para
aquellos que mantienen su neutralidad en pocas de crisis moral.
Finalmente, encender una luz por los giennenses empobrecidos que no se atreven a acercarse
a Critas por vergenza. Desde aqu les invitamos a visitarnos en las parroquias y preguntar
por el prroco o el director de Critas o ir a nuestra sede de Interparroquial en Maestro
Bartolom 7. Les atenderemos con discrecin y con caridad cristiana. Y si alguno de nuestros
lectores conoce a alguna familia que lo est pasando mal, tambin les pedimos que los inviten
a recurrir nosotros. No podemos consentir que haya familias en Jan que sufran en silencio.

Alfonso Alcalde Diosdado
Presidente de Critas Interparroquial de Jan