Historia del barrio Santos Vega

El barrio Santos Vega, es un asentamiento informal que se estableció durante los
primeros años de la década de 1960, en terrenos pertenecientes al estado
nacional.

Según infohabitat
1
, dependiente de la Universidad Nacional de General Sarmiento,
el barrio “Santos Vega” en Lomas del Mirador, comprende 11,4 hectáreas,
comprendidas entre las calles: Av. Juan M. de Rosas (Ruta 3), Formosa, Nazca y
Necochea. Se encuentra al lado del ex Hogar de Niños “Domingo Faustino
Sarmiento”, cerrado en la década de 1990, cuyo edificio hoy pertenece al gobierno
nacional.


1
Wwww.infohabitat.com.ar (Consultado en marzo de 2013)

Barrio Santos Vega, en el plano de Lomas del Mirador


La villa “El Bajito” origen histórico del barrio Santos Vega

Corría la década de 1950 y muchos de los terrenos que hoy conforman Lomas del
Mirador, aún no habían sido loteados y vendidos. Los baldíos se encontraban por
todos lados. En uno de ellos, que comprendía la manzana entre las calles Av.
General Paz, Dorrego, Naon y Moreau de Justo, cuya superficie conformaba una
depresión del terreno (formaba una cava o pozo), se instalaron un gran número de
familias, las cuales conformaron un pequeño barrio conocido por las
características del terreno como “El Bajito”
El periodista José Meren explica: “La villita Santos Vegas surge más o menos en
el año 1960 1962, con la erradicación de la villita “el bajito”, porque era un bajo
enorme”
2
.
El vecino Eduardo Schumich recordaba al respecto: “La Villa se forma con la
llegada de una sola mujer, en la esquina de Dorrego y General Paz, esa esquina
era un bajo de un metro y algo. Toda la manzana era un pozo, posiblemente un
horno de ladrillo. Después al poco tiempo, hubo un éxodo entonces en el término
de 2 meses o 3 se pobló todo. Pero se pobló con gente muy buena. La mayoría de
los chicos, jugaba al futbol con nosotros. La mayoría convivía con la gente del
barrio. Hasta que viene el asunto del asfalto.
Se estaba haciendo el asfalto, y la mayoría, el medio asfalto lo pagaba un vecino y
el otro medio asfalto lo pagaba el otro vecino. Llega a esa manzana y había un
tal Bensich que decía que era el dueño de ese terreno, el dijo, que si no sacaban
la Villa, el no iba a pagar el asfalto. Y los vecinos que eran frentistas no quisieron
hacerse cargo del total. Y un día vino el ejército y lo tiraron todo abajo y de ahí se
lo llevaron todo para el lado de Santos Vega.

El trato de hicieron parece ser que, le sacaban la villa, pero por 10 años hacían
una plaza. Pero la plaza estaba linda, diametrada, pero tenía faroles y no tenia luz,
y tampoco agua. Baldosas, los arboles, que habían plantado, los vecinos tenían
que ir con manguera para regarlos. Hasta que los vecinos se cansaron, y desde
ahí en adelante, aparentemente, se le dio a Bensich por vender, lotearon y ahí
quedo ahora, un pequeño barrio y se edifico”.
3


Por su parte, la vecina Celestina Di Biasi relataba: “Tuvimos la villa muchos años.
La villa se fue de acá (…). Vivió mientras yo era nenita de 5 o 6 años, vivía solo

2
Entrevista del autor al historiador José Meren en 2013.
3
Entrevista realizada por el autor al vecino Eduardo Schumich el 21-1-10
una viejita que nunca supimos quien era, y no hablaba con nadie. La puerta era
una bolsa. Fumaba pipa. Después ahí la villa fue un asentamiento que vino
cuando empezaron las grandes manifestaciones peronistas, se traía mucha gente
del interior, y se quedaba, y se formo la villa, y era gente buena, yo tenía
amiguitas. Y todos tenían sus trabajos. La vi nacer y la vi morir cuando la sacaron.
Año a año había un ranchito más. Y mucha gente se compro un terreno. Estaba
conformada por las calles Dorrego, Gral. Paz, Naon y la que es hoy, Moureu de
Justo. Cuando se hizo toda la reforma de la general paz, Lanuse la erradico y la
mando allá, porque, lógicamente, cuando se hizo esa avenida tan linda y esos
puentes, quedaba muy mal pasar con los autos y ver una villa. Entonces quedo
muy bonito, eso sí quedaron unos terrenos con mucha disidencia. Tenían dueño
que eran los Bensich. Primero hubo baldío, canchita de futbol y después los
vecinos solicitaron una placita, y pusieron una placita que la otorgaron por unos 10
años o más.
La villa se llamaba el bajito, porque la punta de la ramona era un bajito que se
llenaba de agua”
4
.



4
Entrevista realizada por el autor a la vecina Celestina Di Biasi el 21-1-10

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful