Está en la página 1de 143

Cómo convertirse en un hábil investigador

2

'

o

C3

<t

CJ

:J

e

w

Q)

"C

(3

~

~

ea

ea

Título del original en inglés :

The Craft of Research

« Licensed by The University of Chicago Press , Chicago , Illinois, U . S . A .»

© The University of Chicago Press, 1995. All rights reserved

Traducción: José A . Álvarez

Diseño de cubierta : Sebastián Puiggrós

Tercera reimpresión, enero de 2008

Derechos reservados para todas las ediciones en castellano

© Editorial Gedisa, S.A . Paseo Bonanova, 9 lO_la 08022 Barcelona, España

Te! . 93 253 09 04

Fax 93 253 09 05 Correo electrónico: gedisa@gedisa.com http://www.gedisa.com

ISBN: 978-84-7432-817-2

Depósito legal : B.25293-200 1

Impreso por Master Copy , S.A . de C.V .

Impreso en México

Printed in M ex ico

Queda prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio de impresión, en forma idéntica, extractada o modificada, en castellano o en cualquier otro idioma .

Prólogo

Ini ciar un proyecto d e investigación

Cuand o s e in i ci a un primer proyecto de inve s tigación , es probable

que la tarea p arezc a abrumadora: ¿Cómo s e busca un

puede encon trar l a i n formación pertinente ? ¿Cómo se organiza ésta una vez enc ontrada ? I nc l uso si y a se ha escrito un estudio de investi - gaciónpara u na cla se d e redacción , la idea de una nueva investigación podría par e c er aún m ás intimidante si ahora , por primera vez , ha y que hacerlo d e verdad. In c lu so lo s investigadores experimentados s e sien - t en un poco ansio s o s cuando emprenden un nuevo proyecto , especial-

tema? ¿Dónde se

~ente si es d e un nue vo tipo . De modo que cualquiera que sea su inquie- ud actual , tod os los in vestigadores la han experimentado , y muchos de ~osot~ostod avía lo ha cemos. La diferencia es que los investigadores

p~penment a d os saben l o que les espera : trabajo duro , pero también el

rí.:. er ge la b úsqueda ; algo de frustración , pero más satisfacción ; pe-

os e co nfu s ión , p ero confianza en que , al final , todo cuajará.

Ilacer planes

q ue e~os in vestigador es exp e rimentados tambi é n saben que , a l igual gaciónCUa~qu ierpro ye c to complejo, es más probable que una investi- cO lllenz « cua] e » S1tien e n un plan , aunque sólo sea aproximado. Antes de Po r lo gar,e s p osible n o saber exactamente qu é se está buscando , pero , e nCOntre~eral , se sab e qué tipos d e materiales necesitaremos , cómo te rialesa[ o~ y cómo em plearlos. Además, una vez que reúnen los ma- , Os1n vestigad ores competentes no comienzan simplemente a

e s cribir, al igual qu e lo s constructore s competente s no empiezan a co-,

tar madera. Plan i fi ca n un producto d e un cie rto t ipo y d e una c ier ta foro ma , un producto qu e ex prese su inten c ión delib e rada de logr ar una

m e ta particular, un producto cu y as partes están todas diseñada s Para

contribu i r a e s e f i n. Pero los buenos investigadores tampoco pe rmite n

que su plan lo s bloqu e e. Están preparados para camb ia r de pl an si e n .

adquieren un a mej or

comprensión de su proyecto, o descubren en algún desvío un objeti vo más interesante que requiere que s e oriente en una nueva d i r ecci ó n , Pero todos comienzan con un propósito y un plan de algún tipo . De hecho, los proyectos de redacción de casi cualquier clase co mienzan con un plan de crear un documento con una forma e s p ecí fic a frecuentemente una forma pla s mada por la experiencia de gen era ci o ~ nes de escritores. Ello s utilizan e s tas formas no sólo para com place r a editores o super v isores , sino tambi é n para ahorrarse el tener que in . ventar una nueva forma para cada nuevo proyecto e , igualm ente im- portante, para ayudar a los lectores a reconocer sus objetivo s . U n pe- riodista sabe que , en la s noticia s, debe utilizar una forma de pirá m i d e invertida, colocando la información más sobresaliente al prin cipi o , no para su propio beneficio sino para que nosotros podamos en contr a r l o esencial de la noticia rápidamente y luego decidir si deseam os conti-

cuentran algún problema, si repentinamente

nuar leyéndola . La forma de un informe de auditoría le dice a un con- table qué debe incluir , pero también a y uda a los inu e rsor es a e nco nt r ar lo que necesitan para poder e v aluar a Abco , lnc . como in versió n ; un a

pa r a

enfermera sabe qu é e s crib i r en la h i storia clínica de un pacien t e

que otros auxiliare s puedan usarl a; un oficial de polic í a r e dact a s u i n ' forme de arresto de un modo es t á nda r que guiará luego a aquellos que

inve stiga dor da a

investigarán el crim e n . D e l mi s mo modo , cuando un

conocer sus re s ultado s de una form a con la qu e lo s lecto res e st án fa' miliarizados , ésto s pued e n leer s u informe de una maner a mu y efi c az ,

sup u esto , los escritore s son libres de

adoptar diferente s puntos

poner un sello p e r s o n al a su t rabajo . Pero cuando siguen u n pla n eS '

tándar , hacen que le s s ea má s fácil a ello s tores

de

ide as Y

Dentro de e s ta s formas , por

de v i s ta , hacer hincap ié e n distinta s

mismos e sc r ibi r y a sus lee

El objeti v o d e es t e libro es ayu d ar a crear y eje cuta r este tipo .

un pla n

El valor de la investigación

., En primer lu g ar , una pregunta : ¿ además de una califi ca clO U , 'de- bene fi cio piensa obtener? Una re s puesta que algunos podrían c o U SI ¡ jl l rar idealista es que la investigación ofrece el placer de resol~e ~ ¡j5 enigma , la satisfacción de descubrir algo nuevo , algo que nadl . e 'e l1 ' sabe , contribuyendo en última instancia al patrimonio del cono C1J1l1

qllé

u m a n o . P ara el inve s tigador principiante , sin embargo , existen be- t o ~ . s pr ácticos más inmediato s . En este momento , hacer in v estigación ne cI od ar á a comprender el material que está estudiando de un modo

le a ~n gun ' otr o tipo de tarea puede igualar . Más adelante , las destrezas

q ue n i

vestig ación Y re accion

a aut ó n oma: recoger m f ormacion . , , orgamzar .

d

. m

.

ou que e ah

d

ora apren

iti ,

a e perrm rran ra ajar

1

1

bai

d

h

.

de f 10

e

a e una manera co e-

t

d

o~e y l uego i n formar de forma fiable y persuasiva , destreza s indispen-

re ~le s en un tiempo apropiadamente

ci ó n » . En c u al quier disciplina , son necesarias las

~ ~vestigaci ón pu e d e ayudarle a dominar, tanto si se propone diseñar

~ a línea d e

Las d estrez as de investigación y redacción no son menos importan-

denominado la « Era de la informa-

destrezas que sólo la

p roduc c i ó n o mantenerla en funcionamiento.

tes para qui en es e mpl ean las investigaciones de otros. En los tiempos actuales , e sto no s in c lu ye a casi todos . Nos encontramos anegados de in- formación , l a ma y or parte empaquetada para conveniencia de los inte- reses comer ciale s o p o l íticos de algunos. Más que nunca , la sociedad ne- cesita perso nas con m entes de capacidad crítica , personas que puedan

considerar u na in vestigación, hacer sus propias preguntas

sus propia s respuest as . Sólo después de haber experimentado el proceso incierto y co n frecu e n c i a desaliñado de realizar su propia investigación,

está en cond iciones d e evaluar inteligentemente la investigación de otros. Escribir s u propi o ensayo le ayudará a comprender el tipo de tarea que subyace en l o qu e l os expertos dicen y en lo que se encuentra en sus libros de te x to. P ermit e experimentar de primera mano cómo se desa-

~lla el conoc imien t o a partir de respuesta s a preguntas de investiga- eión: de qué m anera e l nuevo conocimiento dep e nde de qué preguntas formula y d e c u á l es no ; cómo esas pregunta s dependen no sólo de sus in - tereses y m e t a s, sino ta mbién de las de sus lectores ' cómo las maneras estándar de pr esentar una investigación dan forma a los tipos de pre - guntas que s e h ace e in c l uso determinan aquellas que pued e hacer . Pehrodeb emos s e r francos: escribir un en s a y o de inve st igación es .

u pite que a

cer ex i gente . Abarca de muchas tareas, todas las cu a les com-

que ~ P?r su ~tención , con frecuencia al mismo tiempo . Aunque planifi -

ésta seguirá un camino re-

C ada ~t ara grros m esperados e incluso podría retroced e r en c í rculo . b orrado: pa se superpo ne a todas las demás : todos nosotros hacemos ést a des es ~nt es de ter minar nuestra inve s tig a ción y continuamo s con nu estros pue~ d e com enzar a escribir el borrador. Algunos hacemos

bl e Illa qUmeJo res traba jos ya avanzado el ju e go y reconoc e mo s el pro- '

y encontrar

n

t orcid~ l~ve ~ tI ~ac i ó~ mu y - cuidadosamente ,

tr

rr ador, y ha UclOn

Pa Pe 1 , sino e cen la

"-da proYect~ tu c~? e z a. Cada escritor e s diferente,

a do Su sol

e est a m

" os mt . entando

resolver sólo después de haber encon-

un bo-

de ensayo y error no en

y deb i do a que

.O tro s dejan para el final la etapa de redactar .

m ayor parte del trab a jo

lo s probl amb len es distinto , ningún ern as

único plan pu e d e res olver

Aunque e s te proceso es c o mple j o " avanzaremos

a trav é s d e él P a

a paso , de ma n era

deba afrontar la s i ne v itables dificult a d e s y confusiones que tod oinv e o tigador experimenta pero eventualm e nte aprende a manejar . Cua n~ '

pueda contro l ar las partes , podrá ad m i ni s trar la totalidad y m irar ha~ cia adelante , a nuevas investi g acione s , c on mayor conf i anza .

que pu e da pro g r e s ar

confiadamente ,

aun cua n ~ o

Cómo utilizar este libro

La mejor manera de enfrentar e sta complejidad ( y la ans ie d ad

que pudiera provocar ) es leer este lib r o una vez rápidamente

lo que le espera . Luego, según su ni v e l

qué partes

inicie su trabajo de investigación, lea I l lás detenidamente

más importantes

un principiante en investigación, comi e nce por el principio . Si está e n un

totalmente fam iliar i za d o

con su disciplina , examine ligerame n t e la parte I, lea la n , per o con-

céntrese

probablemente

capítulos

curso avanzado pero todavía no se en cu entra

par a V e r

de experiencia, pued e de c i d i r

fáciles o más difíciles . C ua n d o

realizar.

lo s cap ítu lo s

En caso d e qu e se a

de la tarea le parecen

para la tarea

m á s

que de be

en las partes

In y IV . Si es u n investigador

más útile s

el capítulo

experi me nt a d o ,

encontrará

4 de la pa rte II, lo s

9 y 10 de la parte In y toda l a parte IV .

t cla s e : cómo comunicar visualmente información compleja , in -

de es l ~ inform ación no cuantitativa ( capítulo 12 ) . Los dos capítulo s si -

re v isa r la organización ( cap í -

gu;en 13 ) Y el estilo ( capítulo 14 ) . Luego explicamos cómo hacer una

~ UtOd ucción qu e persuada a los lectores de que el informe merecerá el

l~ ro p o q u e le d ediquen ( capítulo 15 ). Finalmente, empleamos una s po-

la

en

t le m

cl ~so tes se o cu p an de poner a prueba y

p á gin as p ara re exionar so re a m ves igacion mas a a

.

,

,

flexi

b

i

ti

11' de las

e as

te c -

c~sa s par a hace r l a bien : el problema de la ética de la investigación

n~ a socied ad que d epende cada vez más de sus resultados.

u Entre un capí t u lo y otro aparecen

un número de « Sugerencias

breves » , s eccione s bre ves que complementan los capítulos. Algunas Su-

g e ren c ia s br ev e s son l istas de control para utilizar

lo que se aprendió

en el capítul o , otras t ratan consideraciones adicionales para estudian- t es avanzad os, vari as explican temas no tratados en los capítulos, pero

todas agregan a l g o n uevo.

La inve stigación es un quehacer difícil, pero como cualquier tarea

desafiante bi e n realiz a d a, tanto el proceso como los resultados aportan

una inmens a satisf acción personal . Además , la investigación y su co- municación son tam bién actos sociales que requieren que reflexione

profundament e

se vincul a con

ac erca de la manera

en que su trabajo

 

En la parte 1, estudiaremos

algu n as cuestiones que qui enes re a li

sus lectores , acerc a d e su responsabilidad no sólo hacia su tema y us-

zan

su primer proyecto suelen plant e a r : ¿ por qué los lector es e sp e ra n

ted mismo , si n o tamb ién hacia ellos , en especial si cree que tiene algo

que

usted escriba sobre su invest i ga ci ón de una forma pa rticula r ( ea

que decir lo s u ficien temente importante como para hacer que los lecto-

pítulo 1 ) y por qué debe c oncebir su p r oyecto no como un t rabaj o s olio

res modifiqu en su vi d a al cambiar lo que piensan y cómo lo hacen.

tario sino como una con v ersa c ión con a quellos cuyos traba jos ust e d l e erá y luego con aquellos que leerán e l s uyo (capítulo 2 )?

En la par t e n explorar e mos el p r o ceso de encuadrar

u n pr oye cto :

¿cómo encontrar un tema , rest ri ngirl o , plantear pregunt as y jus tifi car ·

lo (capítulo 3 ) ? , ¿cómo transfo r mar

investigación ( capítulo 4 ) ? , ¿c ómo en c o ntrar gráficas que guíen l a búsqueda de res p uestas

borar lo que se encuentra ( capítulo

e sa s preguntas en un p roble m a? e

y utilizar fu entes bi bli o , ( c apítulo 5)? y ¿có mo e l a '

6

) ?

En la parte m a nalizaremos la n aturaleza

de un a buena a r~

mentación de in v estigación . C om e nz a r emos por un panor ama g en er .

de qué es una argumentación de in v e stigación ( capítul o 7); l~ eg o ~fe plicaremos qué e s una afirmación s i g n i f i cat i va y la e vi d encia fi a rO

que la sustenta ( capítulo 8 ); explorar e m os

crucia l de una argumen t ac i ón

ci ó n » ( capítulo 9 ), y conclui r emos con u na descripción de c ómo t od ~; i " critor debe hacer frente a las objecion e s , estipular las cond icion es 11 tantes y expresar condiciones de ince rt idumbre ( capítulo 10 ). eS "

un elemento a b strac to. ~e ll "

llamado SU ( ~ ust llC S"

de i n v e stigación

En la parte IV trazaremos

los p a s os para elaborar el inf or rn ~tt 1 Jo

crito final,

comenzando por el proces o de hacer un borrado r (c a p. \) to S

'--

1

El pensamiento en letra impresa:

el uso de la investigación pública y de la privada

Si : se encuentra en la sala de lectura de una biblioteca verá a su al- rededor siglos de investigación, el trabajo de decenas de miles de inves- tigadores que reflexionaron profundamente sobre innumerables cues- tiones y problemas, recogieron información, idearon respuestas Y soluciones, y luego las compartieron con los demás. Profesores de todos los niveles educacionales dedicaron su vida a la investigación, los go- biernos invirtieron miles de millones de dólares en ella y las empresas aún más. La investigación se realiza en laboratorios, bibliotecas, jun- glas, en c ima y debajo de los océanos, en cuevas y en el espacio exterior. La investigación y su comunicación constituyen una enorme industria en el m u ndo actual . Aún mayor es la industria de la información de los informes. Quienes no puedan hacer investigaciones de una manera fia- ble ni informar fiablemente sobre la investigación de otros se encontra- rán ma r ginados en un mundo que vive cada vez más de la información.

1.1 ¿Por qué hacer investigación?

Todos nosotros conocemos la investigación porque la realizamos cada dí a . Investigación es simplemente recoger la información que se

necesita para responder una pregunta y así contribuir a resolver un

problema.

Problema: Tras un día de compras, advierte que le falta la billetera.

I nvestigación: Hace memoria sobre dónde estuvo y comienza a telefo- near a los departamentos de objetos perdidos. Problema: Necesita una nueva junta de cilindros para un Mustang del

65.

I nvestigación: Llama a tiendas de recambios de automóvil para deter-

minar quién la vende todavía.

P roblema: Necesita saber dónde nació Betty Friedan.

I nvestigación: Va a la biblioteca para buscar sus datos biográficos en el

Who's Who .

P roblema: Tiene noticias de una nueva especie de peces y desea apren- der más sobre la misma.

I nvestigación: Busca en el New York Times para encontrar una nota pe- riodística sobre esa especie.

P ero aunque la mayoría de nosotros hacemos investigación coti- dianam ente, pocos debemos escribir sobre lo que hallamos, porque nuestra investigación es, por lo general, sólo para nuestros propósitos.

Aun as í, debemos basarnos en la investigación de otros que sí escribie-

ron sobr e sus descubrimientos porque anticiparon que algún día los podríam os necesitar para resolver un problema: la compañía de teléfo-

nos hiz o investigación para recopilar un directorio telefónico; los pro- veedore s de recambios de automóviles hicieron investigación para

comp i l ar sus catálogos; el autor del artículo de Who's Who hizo investi-

gación s obre Betty Friedan; el periodista del Times hizo investigación sobre lo s p eces.

De hecho, la investigación realizada por otros determina la mayor

~arte d e lo que cualquiera de nosotros cree. De los tres autores de este hbro , s ó l o Williams estuvo alguna vez en Australia, pero Booth y Co- lomb cr een en la existencia de ese país: creen saber que esta allí por- que dura nte toda una vida leyeron sobre ella en informes en los que ~onfiaro n, la vieron representada en mapas fiables y escucharon ha- lar d e e l la a Williams. Nadie ha estado en Venus, pero buenas fuentes nos dic e n que es caliente, seco y montañoso. Cada vez que «buscamos algo », h acemos investigación consultando la investigación de otros,

pero

pod emos confiar en lo que encontramos sólo si quienes hicieron

e~las

In vestigaciones las hicieron cuidadosamente e informaron sobre

e as ve razmente.

n De hecho, sin investigaciones publicadas fiables, seríamos prisio-

la:ros ? ~l o que sólo nosotros vemos y oímos, estaríamos encerrados en °PInlO nes del momento. Sin duda, la mayor parte de nuestras opi- euo nes cotidianas son válidas (después de todo, obtenemos muchas de as d e nuestra propia investigación y experiencia). Pero las ideas

!i

erróneas, incluso las horribles y peligrosas, pueden florecer porque de- masiadas personas aceptan lo que escuchan, o qu i eren creer en ello , sin el apoyo de evidencias, y cuando actúan sobre la base de esas opi- niones pueden llevarse a sí mismos -y a nosotros- al desastre. Sólo cuando sabemos que podemos confiar en la investigación de otros po- demos liberarnos de aquellos que controlando nuestras creencias de- sean controlar nuestra vida. Si, como es probable, está leyendo este libro porque algún profe- sor quiere que realice un proyecto propio, podría considerar que sólo lo hace con el fin de ejercitarse. Ésta no es una mala razón. Pero su pro- yecto también le da una oportunidad para unirse a la más antigua y estimada de las conversaciones humanas, la conversación que mantie- nen Aristóteles, Marie Curie, Booker T. Washington, Albert Einstein, Margaret Mead, el gran académico islámico Averroes, el filósofo indio Radhakrishnan, San Agustín, los estudiantes del Talmud, todos los cuales, al contribuir al conocimiento humano, nos liberaron de la igno- rancia y la incomprensión. Ellos y muchos más estuvieron alguna vez donde nos encontramos nosotros ahora. Nuestro mundo actual es dife- rente gracias a sus investigaciones. N o es ninguna exageración decir que, si la realiza bien, su investigación puede cambiar el mundo en e l futuro.

1 . 2 ¿Por qué escribir sobre ella?

Sin embargo, algunos podrían pensar que nuestra invitación a unirse a esta conversación es fácil de rechazar. Cuando informa sobr e su investigación, debe satisfacer una multitud de requerimientos ex- traños y complicados, y la mayoría saben que su informe será leído no por el mundo, sino solamente por su profesor. Además, mi profesor lo

sabe todo sobre el tema. Si simplemente me diese las respuestas o me in- dicase los libros correctos, podría concentrarme en aprender lo que hay

en ellos. ¿ Qué gano al que puedo hacerlo?

escribir sobre mi investigación, aparte de probar

1 . 2.1 Escribir para recordar

La primera razón para poner por escrito lo que descubre es sólo para recordarlo. Algunas personas excepcionales pueden recoger info r - mación sin tener que registrarla. Pero la mayoría de nosotros se extra:

vía cuando llenamos nuestra mente con nuevos hechos y argument~· pensamos acerca de lo que Smith descubrió a la l uz de la posición e Wong, y los comparamos a ambos con los extraños resultados de Br t l ' nelli, especialmente en tanto son confirmados por Boskowitz; pero eS' pere un momento, ¿por favor, puede repetirme lo que dijo Smith? VI

ma yoría de nosotros sólo podemos responder preguntas difíciles con la ay ud a de la escritura: enumerar fuentes, compilar resúmenes de in-

v e stigación, elaborar notas de laboratorio, etcétera. Lo que no escriba,

es prob a b le que lo olvide, o, peor aun, que lo recuerde erróneamente. Ésta es u na razón de por qué los investigadores no esperan hasta el f in a l d el proceso antes de comenzar a escribir: lo hacen desde el inicio de su pr oyecto hasta el fin del mismo para así comprender mejor lo que descub ren y record arlo durante más tiempo.

1.2.2 Escr ibir para comprender

Un a segunda razón de por qué escribimos es para ver más cla-

rament e l as relaciones entre nuestras ideas. Cuando organizamos y reorg a niz amos los resultados de nuestra investigación de nuevas manera s, advertimos nuevas conexiones y contrastes, complicaciones

e implica ciones que de otro modo podríamos no haber detectado. Aun

si pudié s e mos tener en mente todo lo que hemos descubierto, todavía necesitarí amos ayuda para organizar argumentos que van en dife- rentes dir ecciones, trazar complicadas relaciones, resolver desacuer- dos entre expertos. Deseo utilizar estas afirmaciones de Wong para apoyar m i argumento, pero el suyo se encuentra debilitado por los da- tos de Sm ith.· Cuando los comparo, veo que Smith no considera esta última par te del argumento de Wong. Espere un momento, si lo intro- duzco c on esta sección de Brunelli, puedo poner de relieve la parte del argumento de Wong que me permite refutar a Smith más fácilmente. Escribir i n duce a pensar, no sólo al ayudarle a comprender lo que está apren diendo, sino también al ayudarle a ver en ello patrones más ampli os de significado y relevancia.

1 . 2 .3 Escrib i r p ara ganar perspectiva

Una t ercera razón para escribir es que una vez que sacamos nues- tros pensam ientos de la mente y los plasmamos en papel, los podemos

~er bajo un a luz - más diáfana, una que es siempre más brillante y por

o general m enos halagüeña. La mayor parte de nosotros -estudiantes

~ profesion a l es_ creemos que nuestras ideas son más coherentes cuan- o Ia encuen tran en la tibieza de nuestra mente de lo que resultan ser ~n t fría let ra impresa. Podemos mejorar nuestro pensamiento cuan- o~r o estimu lamos con notas, esquemas, resúmenes, comentarios y tne~~forma s de pensar sobre papel . Pero podemos reflexionar clara- tlUj d sobr e esos pensamientos sólo cuando los separamos del raudo o Ee s~ refl exión y los fijamos en una forma escrita coherente. \ter rná n SlUt esis, escribimos para poder pensar mejor, recordar más y lllayO s claram ente. Además, como veremos, cuanto mejor escribimos, r es nu estra capacidad de lectura crítica.

1 . 3 ¿Por qué transformarla en un trabajo escrito formal?

A un c uand o se pan q ue es cr i b i r es una part e i mportan te d e l aprender , pensa r y compr e nd er, al g uno s todavía podr í an pregunt ar se por qu é deben tra n s form ar s u t rabajo e n un e n s a y o form a l o inf o r m e de in ve stigación . E s ta s forma s pueden plantear un problema p a r a es - tudiantes que no ven ninguna razón para unir s e a una conv e r s ació n e n cuya creación no colaboraron. ¿ Por qu é d e bi e ra adoptar un l e n g u aj e y formas qu e no s o n la s m í a s? ¿ Qu é t ie ne d e malo mi l e ngua je y m is i n· quietudes? ¿ Por q u é no pu e do i nformar sobr e mi in ve st i ga c ión a m i pro· pio modo ? Para a lgunos es tud i antes , incluso , estas expectativas r es ul - tan amenazador a s : temen que si se les exige pensar y escribir com o s us pr o fesores , de al g ún modo se volverán como ellos. Estas preo c upacione s son legítimas, porque involucran todo s l os aspectos de su v i da . Sería un a e ducación de poca monta la que no afe c - tase quién y qu é es cada uno . Cuanto más profunda sea su educ ació n , más lo cambiar á ( por eso e s tan importante elegir cuidadosament e q ué se estu d ia y con qui é n ). Pero se ría un error creer que el hecho d e esc ri - bir un ensayo d e inv es tig a ción amenaza nuestra id e ntidad. Apr ende r a hacer investiga c ión modificar á nue s tra manera de pensar al ap orta s l e nuevas formas d e di s currir. S e remos diferentes por haber hecho i n v es - tigación , porqu e ser e mo s más libr e s para elegir lo que queram os se r . Tal vez lo m ás important e en e l momento de hacer un info rme de inve s tigación q u e satisfa g a las expectativas de los lectores sea co ns i- derar que escri b ir para otro s plantea una ma y or exigencia qu e escr i b i r para nosotros m i smos . Cuando ponemos por escrito nuestras ide as , és t as resultan tan fa m iliares que necesitamos ayuda para verlas tal co mo s o n , en lugar de có m o querem os qu e s ean. L a mejor ayuda para ell o es i ma- ginar las necesi d ade s y expectativas de nuestros lectores. Por est a ra zó n , las formas y pl a nes estánda r son más que receptáculos conveni entes e n l o s cuales esca n ciar nuestros descubrimientos y conclusione s . N os a y u- dan a ver nues t ras idea s bajo la luz más brillante del conocim iento Yl as expectativas d e nu e stros lectores , no sólo para poder poner a pr ue b a esas ideas , sin o también p a ra a y udarlas a desarrollarse . Invari a b le me n- te comprende mo s mejor nuest r as propias ideas cuando escrib imos pa r a hacerlas acces i b le s a otras personas: organizamos descubrimi ent os d e manera que ay u den a lo s lectores a v er e xplícitamente cómo eva lu a m o S los hechos , có m o vinculamo s una idea con otra, cómo antic i p a mo S la s preguntas e i n quietudes d e lo s propios l e ctor e s . Todo investi ga dor ~e:

cuerda algún m omento e n el cual escribir para los lectores re v el ó una ~, Ha , un desatin o , una oportunidad no percibid a que se le escapó e n un p! ' l mer borrador es crito principalmente para él mismo . Quienes d eseen unirse a comunidades que dependen d e l a in v e s tigación de b e n d emostrar no sólo que pueden dar buenas respues tg S

S'

p r egun tas d ificile s , sino también que pueden informar sobre los resul-

ta d o s d e formas qu e s on út i l es a la comunidad , y esto significa de mo-

d os que sean evidentes , accesibles y, aún más impor t ante , familiar es.

Una v e z q u e aprenda las formas estándar , leerá más reflexi v amente l o s inform es de investigación d e otras personas , comprenderá mejor q u é e s lo que s u comun i dad espera de ello s y s er á capaz de criti c ar e sas d emand as d e un modo más r e flexivo .

Esc ri b i r un en s ayo de investigación e s, finalmente , sólo pensar e n let ra impr e s a . Esto le da a su s ideas la atención que merecen. E s critas, s u s i d ea s e st án « a l lí afuera » , despojadas de sus recuerdos , opiniones y deseos , l istas p a r a ser exploradas, ex p an d i d as, combina d as y compren- dida s más co m pl etamente, porque coopera con sus lectores en una aventur a conju n t a pa r a crear n u evo c o noc i miento. En síntesis, el pen- s ami e n to e n fo r m a escrita puede ser más cuidadoso , más sostenido , má s com pleto , más p ul ido, más acor d e con quienes tienen puntos de vist a di feren tes - más ref l exivo- que casi cualquier otro tipo de pensa- miento. Pod ría , po r sup u esto , no comprometerse sinceramente y hacer sólo lo suficie nte p ara satisfacer a su profesor . Este libro podría ayu -

darle a e l lo , p ero sería engañarse a sí mismo . Si encuentra un tema

que

le int e r esa , h aga una pregunta que quiera responder , encuentre un problem a que de s e e resolver y entonces su proyecto podrá tener la fa s - cinación d e un re l ato d e misterio, un relato cuya solución le proporcio- rimentad nará sat isfaccion os . es que sorprenda aun a los investigadores más expe-

~

~

~

,

~

lL

~

(

t )

.(;/1

"""

ti !

QiI'

a>~iÚ'¿';~

o

:J

'

~

rf:

¡

S'

<;: ,.

1"1).

lA""

".,.

1;:'

lA

:';(~f'·

",',

1 2 ;'1<

:i;:f-}::}:/:·

ri1; -

:.::,

~~f:,;:'

,!!{:,

,;!,:: tr~

c::-:.

~ ¡ .

3'

·l'

!! ;

··§!.'i

~ :

~ ~. ::

2

Pa ra comunicarse con su lector :

(re)crearse a sí mismo y a su audiencia

La ma y or pa r t e d e la s cosas importantes que llevamos a ca bo, las

hacemos con otros. A pr i mera vi s ta , podríamos pensar qu e l a inv estig a ·

c ión es diferente. Imag i namos a una persona solitaria qu e lee e n una

biblioteca silenciosa o trabaja en un laboratorio rodeado tan sólo por ob- jetos de vidrio y ordenadores . Pero ningún sitio e stá m ás re p leto de vo· ces que una biblioteca o un laboratorio , y aun cuando parezc a q ue e sta mo S totalmente solos , trabajamo s hacia un fin que siempre no s involu c ra en una conversación con otras personas . N os v in c ulamos c on ot ros ca d a vez que leemos un libro, utilizamos un aparato d e investig ació n o no S basamos en un a fórmula e s tad ís tica. Cada vez que con s ultamos una fuente, tomamos parte en ella y, al tomar parte , sostene mos u na c on· versación que podría llevar décadas , o incluso siglos , de an tigü edad.

2.1 Conversaciones entre investigadores

Como en la vida social, usted emite juici os acerca de a q ue lloS ~:. quienes conversa como investigador ( al igual que en este m om ento rv bería estar evaluándonos a nosotros tres ) : Gar c ía parec e f ia ~l e d~SiJ

que un poco pr e decibl e; Alhambra e s agradable per o no e s cUL da stlS

con sus hallazgos ; con c lusiones .

Walla c e tien e bueno s datos , pero no c on fío en

Es tos juicios, sin embargo , no van en una sola d i rección -usted juz - s fu entes- porque ellas ya lo juzgaron, en cierto sentid o crearon

g a sUe r so na para usted. Los dos textos siguientes « crean » diferentes lec - unap en qu ienes reconocen distintos niveles de conocimiento y pe r icia :

t

1 L a regu l a ción de la interacción de las proteínas contráctiles actina . y mios ina e n el filamento delgado del sarcómero por medio de blo- que a d ore s d el calcio es, en la actualidad , un medio común para con-

ores ,

t ro l a r lo s e spasmos cardíacos .

2. Su mú scul o más importante es el corazón, pero éste no puede hacer su trab ajo si está dominado por espasmos musculares. En la actua- lidad , estos e s p asmos pueden controlarse con fármacos conocidos como bl oquead ores del calcio. Estos fármacos trabajan en las pe- queñ a s unidad es de fibras musculares llamadas sarcómeros. Cada sarcóme ro tie ne dos filamentos, uno grueso y otro delgado. El fila- mento d elgad o contiene dos proteínas : actina y miosina. Cuando la actina y l a mios i n a interactúan, su corazón se contrae. Los bloquea- dores de l calci o controlan esa interacción .

El pr imero su e n a como un experto que escribe para otro experto; el segundo como un m é d ico que le explica cuidadosamente algunas ideas complejas a u n paciente. Su reda cción s e rá un reflejo de los juicios que se haya formado acerca del c onocim iento y comprensión de sus lectores, pero aun más

i mportante, d e lo q ue q uiere que ellos reconozcan como significativo en su investiga ción . Ad emás, sus lectores lo juzgarán según lo certera - mente que l o s juzgu e a ellos. Si juzga equivocadamente cuánto conoci- miento pre vio neces itan, si ofrece sus descubrimientos de un modo que

no se vin c ul e con s u s intereses, perderá la credibilidad que todo escri-

t

~e m ? d o que , a u n antes de dar el primer paso hacia un ensayo de

~

d

c : ~po de r elación que espera que ellos estén dispuestos y sean capa - el~ e en~~ blar c ~ m usted. Esto significa conocer no sólo quiénes son s §qUIen es us ted , sino también quiénes se supone que son .

or necesita p ara so stener su parte de la conversación .

.

n v esttgaCI Ó n ,deb e p ensar acerca del tipo de conversación que de s ea

e~~ : con s u s lecto res, del tipo de relación que quiere crear con ellos ,

le c t or e Podr ía pen s a r que la respuesta jan en es . el pr ofeso r; p ero los estudiantes

es

in v estigadores siempre traba-

obvia : Yo sé quien so y, y m i

let ra i::r~u nstan c~as complicadas . La impresión que usted produce en pr ofesorP esa es. dIfe rente de la que produce en persona. Además, sus

r e a CCionesr ea cCIOna rán como lectores de una manera distinta a cómo

( 1) l os di~n en clase. R esolver todo esto significa reconocer dos cosas:

sí tnis Illo eren tes role s sociales que los escritores y lectores crean para

loa lectorS es y v pa e ra lo . s o tros, y (2) las Scntore s comparten .

preocupaciones comunes que todos

~¡\: ~

2.2 Escritores, lectores y sus roles sociales

L as deci s ione s acerca de no s otro s mi s mos y nuestros lecto res s o n especialmente complicad as porqu e los trabajos de i n v estigación en cl a .

se crean situaciones que ob v iamente son artificiales. Si éste es uno de su s primeros pro y ectos , e s probable que no lo est é haciendo porq ue Ve r . daderamente tenga una necesidad acuciante de hacer una pr egu n t a cuya respuesta cambiará el mundo. Es igualmente improbable que Su profesor le haya pedido que realice una investigación porque de ver dad tiene la necesidad apremiante de una respuesta. Es probable q ue er n. prenda la tarea para lograr un objetivo menos directo: aprender a inv es -

tigar desempeñando el pap e l de un investigador e imaginando

de su lector. E l juego de roles no es una parte trivial del aprendizaje. L as per - s o nas pue d en adquirir una destreza de tres maneras: pued en l e e r acerca de e ll a o escuchar una explicación, observar cómo otros la p rac - tican o pra c ticar ellos mismos la destreza . El aprendizaje m á s efe ct ivo combina las tres maneras , pero la tercera es crucial: no sól o le er, e s c u- char y observar , sino también hac e r. Además, como la investig aci ó n es una activi d ad social , realizar investigación significa desemp eña r u n pape l social . Con ese fin , el ensayo debe crear roles para su autor y s u p r o fes or.

Pero esos papeles no pueden ser los del aula , donde el profesor h a ce pr e-

guntas para que usted pueda mostrar que conoce la respue s t a, o u st ed hace preguntas porque no conoce la respuesta. En su ensayo , deb e tra n s - formarse en escritor/investigador y poner al profesor en el p a p e l de un lector que quiere saber , o debiera querer saber , lo que usted de s cu br i ó. De hecho , debiera imaginarse a s í mismo y a su profesor inte rc amb ia n·

do roles , usted como el profesor y él , ahora , como su estudian t e.

el pa pe l

2.2. 1 Crean d o un rol

En el transcurso de la investigación , imagínese a usted m ismO como alguien que po s ee información o una afirmación lo s ufici ente-

mente importante como para transmitirla a otros que debieran

conocerla. Para hacerlo , podría tener que desempeñar el papel es ~e~l:

fico de un profesional en esa disciplina. Si está en una clase de b 1o b o . gía, por ejemplo , podría esperarse que realice notas completas de la ?g, ratorio (incluyendo errores y callejones sin salida ) y , al igual que ha;~ . un investigador experimentado , que informe sus resultados de una oro ma profesional . Si su proyecto e s una historia familiar, podría e~ p~r~y se de usted que informe sobre la bibliografía acerca del origen ~t nIC II O socioeconómico de su familia, al igual que un historiador profes 1o na j ! l ' haría. O se le podría pedir que desempeñe el papel de una persO Jl~¡l ll formada que no es un profesional « entendido » , sino lo que usted eS .

q u er e !

d

iante qu . e escribe s u primer trabajo de inve s tigación en una clase

es u . t r oductona . 1Jl Su profe s o r podría incluso crear un escenario detallado :

t

E scr i b a una histor i a de su familia para e l " Proyecto diversidad »,

part e d e una ce lebra c ión del ce nt e nario y c ampa ñ a de r ec ol ecc ión d e fon- dos : s u h istoria y otra s apar ece rán e n un folleto di s tribuido por la Aso- cia c i ó n d e Alumnos para mostrar la di v ersidad d e los es tud i ant es e n el campu s u niversitario .

En este escen a ri o, sus lectores no sería n historiadores profesio- nales , si n o po tencial es estu d i~ntes y sus pa dr es Pero s up onga qu e se le p i d e que d esem peñ e el pap el de u n Inves- tigador qu e i n forma al d irect o r d e l a A genc i a d e Protección d el Medio Ambient e es t a tal sobre l a ex i s t encia d e t o xin a s en e l lag o local . En este caso, usted d ebería hac er u n p oc o d e inves t igaci ón para de scu b rir quién es el di rector y c ó m o pod ría usar su i nfo rme . ¿ Su form a ción es política o en c iencias , y s i se tr ata d e e sto ú lt i m o, d e qu é c l ase? ¿El in- forme es par a ella s olam e n te o para compartir con el gob erna do r? ¿Ne- cesita la inform ación par a d eci d ir qué h acer en el futur o o para justifi- car una deci s i ón tomad a ayer? En sínte sis, el prim e r p aso en pr epararse para h acer investiga- ción es compr ender su p a p e l e n una «escena » ¿Por qué se le ha pedido que escrib a e ste trabajo ? ¿ Qu é es lo que su profesor , c u rso o programa

quiere qu e u sted apr e n da

riencia sobr e en qué con sis t e l a investigación con el fin de pre p ararlo mejor para un a disciplin a, inc l us o para conve r tirse en un pr o fesional

en el . l a ?¿O e s para darl es a es tu diantes que bu scan una formación hu- ~aUlsta una ocasión p ara re fl exionar profundamente sobre un tema e su propia elección? S i no sa b e de qué se trata, preg u nte .

con esto? ¿ E s para darle una primera expe-

?tr~ cue stión qu e d e b e a n ticipar es qué papel debiera tener la ~Pr.l~nc ~ a d e su trabajo en e l c o ntexto social esperado. En una tarea r:to 1~ ogra , ¿el ensayo d e bi e r a adoptar la forma de un informe de labo - t om n~ ~ de u n memora n d o d e d ec i sión que recomienda qué acciones ria ~r'b( a , ? d e un resum en ejec u tivo? En el caso de un trabajo de histo -

P o;e·

Pri tn~empo , S I Puede co nstr u ir su historia en torno a una narrativa en

re la~r: person a de su p asa d o y su descubrimiento . ¿O debiera ser un sa ber q~~~al ~n tercera p ersona? No comience su investigación hasta PCl Onestien en acerca de la forma del ensayo.

2 - 2.2 L

un pap e l pa r a el lecto r

1 SI Usted t i

~

n~ m ~nos form as entre las cuales elegir , pero debiera saber,

acre

.

Un

aC " l O nde

re8

lene un p a p el que desempeñar, también lo tienen sus

, o qu e debe a y u dar a crear para ellos. Como p robablemente

su profesor será el principal lector, debe colocarlo en el papel d guien que, si se le da una buena razón, se preocupará por su probl e al. de investigación y querrá saber su solución. También podría oc:lll,a

que el profesor defina su propio papel:

espera que usted escriba como otros en

más difícil, podría desempeñar el papel de un lector común que no~~la

ne una comprensión experta de la disciplina y sus formas.

Según qué papel adopte, el profesor se concentrará en difere n t aspectos de su trabajo. Como lector experto, buscará referencias b i. bliográficas correctamente formuladas de los estudios clásicos sob rel¡ tema; como lector general, querrá explicaciones en un «lenguaje l la n ~ , y claro de los términos técnicos. Si está escribiendo una tesis qu e s e rá leída por un jurado, deberá pensar en los roles de maneras aún má s complicadas. Si usted es un investigador experimentado, comprenderá q ue l o s lectores puedan diferir; pero si está escribiendo su primer trabajo dei n . vestigación, debiera saber que los lectores adoptan papeles sob r e la base de los diferentes modos en que emplearán su investigación. L asd i. ferencias más importantes se dan entre aquellos que leen por dive rsi ón , aquellos que quieren una solución de un problema práctico y aq ue llo s que se dedican a la búsqueda de conocimiento teórico y su compre nsió n , Para comprender esas diferencias y cómo afectan su investig ac ión , imagine tres conversaciones sobre globos, dirigibles, zepelines y diri g í

bles flexibles.

alguien «en» la disciplina tl ' ¡r la misma área. 0, lo que s q~e

le·

Por entretenimiento. Esta conversación personas que se reúnen para hablar sobre los

tiempo. Para unirse a la conversación, sólo debe mostrar interés pore l tema y tener un nuevo hecho o anécdota para ofrecer: trae una cart a del tío Oto en la que describe su viaje en el primer zepelín que cru zae l Atlántico y el menú de la cena. Lo que está en juego aquí es una h o r a recreativa junto con otras personas a quienes les gusta hablar sobr e los zepelines, y tal vez algún enriquecimiento personal . Su charla per o

tenecería al tipo de ensayo que podría haber escrito en una clase de ~ e -

es llevada a cab o p or zepelines como pasa '

dacción, una en la que se

mente anecdótico y tal vez más interesado en sus propias respues tasJll' tema que en un análisis desapasionado de él . Como la tarea eS eO et

partir con otros su entusiasmo por un tema de interés común Y of re~ e- algo que los demás no sepan y puedan encontrar interesante, ust~ d OS. berá leer sus fuentes buscando anécdotas divertidas, hechos cur lOS

etcétera.

espera que su relato sea vívido, pro b ab ~

- /

s'

.d d d e Gi ganta, pero no saben cuánto costará o cuán efectivo

. pub!l~ a rnple ar o n a usted para descubrirlo. Para tener éxito en esta s e r a. o e ión d e b erá comprender que hay más en juego que satisfacer con v e:sa~ d adU' ste d debe responder una pregunta de investigación de la C:~~l que' le s ay~d~ a las ?ersonas de ~elaci?nes P~~li~as a ~esol-

u

v er u~~ n tará su s ventas? Este es la clase de audiencia para la que po- ~o~ue sc r i b ir cuand o su profesor crea un escenario de «mundo real »

n

ro b lem a practico haciendo algo: ¿SI alquila el dirigible, Gigan-

la ta r e a : algu i e n interesado en emplear su investigación para re-

P!I: er un pr o b lema t a n gible y pragmático en el mundo. Si sabe lo que

s s to s lecto r es harán c o n sus respuestas, podrá saber qué información ~ uscar y de c u á l no oc u parse: es improbable que Giganto se interese por la primer a inven~i ón de u~a nave más ~i.viana que ~l ~ir~ o por las ecuacionesqu e p erm i t e n analizar su estabilidad aerodinámica.

fl a

a

Por compren sión . Finalmente, imagine que su escuela tiene un Departamen to d e na ves más livianas que el aire, en el mismo nivel que el Departam e n to de in glés o el de química. Su cuerpo docente enseña sobre dirigibl es fle x ibl es, globos y zepelines, investigan sobre ellos y participan en conver saciones mundiales publicando investigaciones sobre los mismo s. En esta conversación participan cientos, tal vez mi- les, de investig a d ores . A lgunos se conocen personalmente, otros nunca

se conocieron ,p ero t o d os e l los leen los mismos libros y revistas. El ob- jetivo no es di vert i r se e n tre ellos (aunque podrían hacerlo) o ayudar a alguien a ha cer algo , c o mo mejorar la imagen de alguna compañía (aun-

servir como consultores contratados por Gi- plantear y responder preguntas sobre naves

que el a i r e, acerca de su historia, consecuencias sociales, li-

t eratura y teor ía . D eterminan el valor de sus trabajos no según lo bien

q~e ent:etien en a la s p ersonas o ayudan a alguien a hacer algo, sino se- ~~cuanto ap renden y comprenden sobre los dirigibles, según cuánto ue en acerc arse a l a verdad. el a' Comoco nsecuen cia, estos estudiosos de los objetos más ligeros que con ~reest . ~n i nten samente interesados en la calidad intelectual de su fiel e::S~Ion : esp~ ran que todos sean objetivos, rigurosamente lógicos,

que estarían content os d e g~to ! Inc .) . S u objeti vo es

mas hgeras

án-

tolt le' ~ln Imp ortar a d ónde los lleve la indagación o cuánto tiempo les R It l bi~:~:~a n que la . conversación se concentre en las complejidades, san en 1 . e s, mcer tIdumbres y enigmas, y luego las resuelva. Se ba- Porprod~ ~n~ estiga ~ io nes de los demás al mismo tiempo que compiten f0f ltlar so~lr a p ropI a: d e esta manera, ponen todo a prueba antes de in- Itl aciones re e ll o, po rque su valor central es la veracidad de sus afir-

gu los . ~ v Id encl a, capaces de ver cada pregunta desde todos los

Por beneficio práctico. Ahora imagine una segunda co~v ~::s S y Partidisi p~r que s a ben que la verdad es siempre parcial, incompleta

ción, esta vez con personas del departamento de Relaciones pu b 1cet de Giganta, Inc. Les gustaría utilizar un dirigible flexible para h a

. ~ ésta e s o m ~ren den que cualquiera que sea la verdad que ofrez-

s I ScutIbl e y será puesta a prueba por otros participantes en

la conversación, no necesariamente porque sean contenciosos ( aun pueden serlo) o incluso desagradables ( algunos lo serán ) , sino para a qUe carse más a la verdad acerca de los dirigibles. cero Los lectores de esta clase se encontrarán interesados en Cualqu '

novedad que usted tenga para decir, pero querrán saber cómo debier

interpretar su nueva información,

1

er

cómo usted piensa que afecta lo qan

ya saben o comprenden sobre los dirigibles. Se encontrarán especi~e mente interesados si usted puede convencerlos de que no compren d e' algo tan bien como pensaban que lo hacían: La mayoría de l as person n creen que las naves más ligeras que el aire se originaron en Europ a ;8

el siglo XVIII, pero yo descubrí un dibujo de algo que parece ser un g l o b :

de airf! caliente cuatro siglos antes, en una pared en América Cen tra l . Este es el tipo de conversación al que se une cuando inform a SQ.

bre su investigación su estilo es elegante

a una comunidad de investigadores. No impo rta si (aunque admiraré más su trabajo si lo es) , no im .

porta que me cuente anécdotas divertidas (aunque me gusta leer la s si me ayudan a comprender mejor sus ideas), no importa si lo que us t ed sabe me hará rico (aunque estaría contento si lo hiciese). Solo díg am e algo que no sepa para que pueda comprender mejor lo que hago. Los lectores de estas tres clases podrían estar todos interes a do s en las naves más ligeras que el aire, pero su interés por ellas es dife- rente y, por lo tanto, querrán que su investigación resuelva dis ti nt os tipos de problemas: entretenerlos, ayudarles a resolver algún p r obl e - ma en el mundo o simplemente ayudarlos a comprender mejor a lg un a cosa.

Si ésta es su primera incursión en la investigación, deberá desee brir lo que está en juego en su escenario particular. Si no lo sabe , pr e - gunte, porque estos requerimientos lo orientarán hacia diferente s ea' minos de investigación. Por supuesto, en el transcurso de esta tarea, usted podría desc~' brir algo que modifique su intención: cuando reúne anécdotas d i ; e~ das acerca del desarrollo del zepelín, descubre que la historia esta n , d es errónea. Pero sin un sentido de lo que desea hacer desde un co n ll e ~ zo, se arriesga a vagar sin rumbo a través de fuentes que no lo llev a r -ni a usted ni a sus lectores- a ningún lugar en particular.

2.3. Los lectores y sus problemas comunes

Según lo que esté en juego, lectores y escritores deseIl1pe~a J 1~ j ~ rentes roles sociales, pero detrás de estos diferentes papeles e"l ~~e¡llsS gunas inquietudes comunes a todos los lectores y algunos pro e comunes a todos los escritores .

2.

3.

1 Los lecto res y lo que se sabe de ellos ,

d

.

.

1

.

ti

s los lect ores comparten un mteres: quieren eer m armes que

Tot~en tan p ocas dificult~des com~ sea posible. Pueden ap~eciar la

l e s pl a n . y e l ing e n io, pero primero quieren comprender la tesis de su

leg~ Cl a cómo ll egó a ella. Por esta razón, aunque es útil pensar en el t rabaj O~ e escrib i r un ensayo como un camino hacia un destino, tam- p~oce soútil imagin ar una jornada similar para sus lectores con usted "

e

guía. Ell os des ean que su mtro UCClOnes permita arrancar con e c~ID ~erechod,ándol es una idea de hacia dónde se dirigen y por qué us-

~ ~ los qui e r e ll evar a ll í, una , id~a de q~é ¡;>reguntaay~dará a responder 1v iaje qu é pr oblem a, acad é mico o pr á ctico, resolvera .

e S~s lecto res tamb ién querrán saber de qué manera cree que la in-

ve stigación Y

c reencias: a sí es como evaluarán la significación del informe. ¿Le ofre-

cerá a una a ud ienci a agradecida la solución de un problema que du-

rante mucho ti e m po ex p erimentaron la necesidad de resolver, o trata

de venderle s a l os le ctores u na solución

blén es

d

les nermi

1

.

s u s c o n clusiones modificarán su forma de pensar y sus

que no sólo podrían rechazar,

sino, peor aun , de l a qu e ni siquiera querrían escuchar el problema?

Todos lo s l ector es aportan a un informe de investigación sus pro- pias preconc e pci o n es e intereses. De modo que, antes de ponerse a es- cribir, se deb e p ensa r ace r ca de dónde están parados y dónde lo está usted respecto a l a pr eg u nta que intenta responder o el problema que procura resol ver . Si l a pregunta ya es un problema relevante en su co- munidad , la m ayorí a d e los lectores estarán interesados por ella ya an- tes de que ust e d l a pl a n tee. En ese caso, puede concentrarse en qué lu- gar ocupan r es p ecto a l a respuesta:

• S~ya conoc e n la r espuesta, usted pierde el tiempo.

SI creen e n razones e '

V

u n a r d es ' p uesta erronea ' ' o en una respuesta correcta por

qm v o ca as, prrmero debe sacarlos de su error y luego con-

encerlos d e

1 no conoc en

e rlos d

da

S. s una t a r ea d ifícil .

c

ti tud . e qu e tIen e l a respuesta correcta y ellos la recibirán con gra-

' ;lna respuesta, usted es afortunado: sólo debe conven-

qu e s u respuesta es la correcta

por las razones adecua-

Por otro l a d

ant e

1

o, S . I a pregunta no es una cuesti ó n que ellos conside-

.

,

.

r en relev lecto 1 resn

, S u tar ea es más complicada, porque la mayoría de los

~ Pl antee o S· Se ran ' con scientes de su pregunta o problema antes de que

Cla . d e ll11i~ 1 esto e s así, primero deberá convencerlos de la importan-

1110.

~os

ta lector d es

t

drá

b

1

. ter é

l

n o en ran a so utamente nmgun m eres por a

.

,

, e m odo q ue no les interesará la respuesta. Convencerlos,

en prim e r lugar , d e que se interesen por la pregunta podr ía ser un desafío aun mayor que convence r lo s de que la re s pondi ó c orrecta. mente.

• Algunos lectore s podrían ser receptivos a su problema por que ve n cómo la solución les ayudará a comprender mejor sus prop ios p ro. blemas. Si e s así , es afortunado .

• Otros lectores podr í an rechazar la pregunta y s u respuest a porq ue

aceptarlas sería perturbar

Podrían cambiar de i dea , pero sólo por buenas razones e nérgic a. mente formuladas.

su comprensión de creencias arr aigad a s .

• Finalmente , algunos lectores están tan atrincherados en su s cre e n . cias que nada los moverá a pensar acerca de una nueva pre gunt a o un antiguo problema de un nuevo modo. A estas criaturas r aras no puede hacer otra cosa que ignorarlas .

2.3.2 Los l e ctores y lo que les pide

Para comprender a sus lectores , debe saber dónde están situa dos. Pero también debe dec i dir adónde quiere llevarlos y qué deb e r án ha c er al ll e gar allí. Podría tr a tarse de una o de todas las siguien tes cos as .

Aceptar nuevos conocimientos . Si usted sólo les of rece a los lectores nuevo s conocimiento s y nuevas conclusiones , debe supo n er que tienen un inter é s prev i o e n el t e ma o d e be convencerlo s de que es beneficioso para ellos. Si poseen a lgún i nterés prev i o, ofrece r só lo i n- formación no es lo m á s apropiado , t ambié n es meno s intere sa n t e y lo que sucede con menor frecuenc i a . Ocasionalmente algún inve stig a dor dirá : He aquí al g una i nforma c i ó n q ue d escubrí y e spe r o qu e alguie n la en c uentre i nt e resant e. Los lectore s que y a se encuentran i n tere sa dos podrían e s tar agradecidos , per o estarán aún más interesado s si e l i n- vestigador puede mostrarl es cómo los nuevos datos lo s fuerz an a co n- siderar una nueva pre g unta , e s p e cialmente si estos alteran a n ti guas

formas de pensar .

. S i encuentra materi al s obre la produc c i ó n text i l t i bet a n a de l S I -

glo XIX que pudies e s er nu ev a para s u s lectores , pero no tie ne ni ngú n otro objetivo que ust e d pro b a bl eme nt e n o s epa es to , está b i en . P e ro s~ - ría mejor que refl e xionas e acerca de cómo l a nueva info r m a c ión pod rr requerir que piensen de mane r a diferent e acerca del Tibet , acerc a e su producción textil , o in c lu s o acer c a del siglo X IX . Significa enco ntra r preguntas que pudiesen interesar a sus lectores y que su nue vo con o- ~

cimiento pued a r esponder . En el mundo de los negocios y el comercio, es frecuente que un s ~ - pervisor instru y a a los investigadores para que sólo recojan y c o r nu nl~ quen la información obtenida , pero esa persona usualmente qu i er e q ~e la información le resuelva un problema que ya sabe que tiene . E n e S

xi s te una división del traba j o: ust e d m e procura la informaci ó n que ca sO n ,e ec e s itopara que y o pueda resolver m i problema .

Camb i a r d e creencias . Usted les exige más a sus lectores ( y a sí . rnol si pid e no sólo que hagan espacio para el nuevo conocimiento ~s t ar nbién que modifiquen creencias más profundas . Cuanto más pro- '

S Ino

'

f

darne nte s o stengan sus creencias, mas 1 CI sera cam iar as . s aSI u~o lo s lecto res miden su significación . Por ejemplo , se necesitaría poco

.

, dif í cil

bi 1

E

~ Oabajopa ra co nvencemos a la mayoría de nosotros de que hay exacta - ;ente 20 2 as t e r oi de s de una milla o más de diámetro, porque a pocos

nos intere sa l a c u estión . Pero si se nos pudiese convencer de que estos

202 aster oi d e s

er an l os restos de un planeta que una vez existió entre la

Tierra y Ma rte per o q ue explotó por una guerra atómica, tendríamos que cambiar mu cha s c r eencias acerca de muchas cosas importantes, la me- nor de las c u ales es el número exacto de asteroides . Cuando reflexione sobre la te s i s qu e sostiene, piense también acerca del impacto que quie- re que ést a teng a s o bre la estructura general de las creencias y la com- prensión de su le c t or . Cuanto mayor sea el impacto, más significativa será su t esi s y m ás d eberá esforzarse para convencerlos. Sin em barg o, el hecho penoso es que incluso los investigadores ex- perimentado s encu entran dificultades para anticipar de qué manera sus descubrim iento s h arán que los lectores modifiquen sus creencias. Además, aun cuand o lo comprendan, con frecuencia tienen dificultades

para explica r po r q ué sus lectores debieran cambiar.

No ob stant e,

l a siguiente cuestión es importante : si usted es un in -

vestigado r pr incipiante , no piense que debe satisfacer una expectativa tan elevad a .

Al pri ncipio debe preocuparse acerca de si los resultados de su in- vestigación serán novedosos para otras personas o cambiarán las idea s ?e nadie e xcepto las suyas. Preocúpese primero de que su trabajo sea

~mportant epara usted. Si puede encontrar una pregunta que sólo usted esea resp onde r, ya logró algo sustancial . Si puede encontrar una res - puesta que sólo modifica lo que usted piensa sobre muchas cosas , ha al- ~danzadoal go t o d avía más significativo : ha descubierto cómo nuevas

1 eas des es t a b i 1 li Iz an y reorgamzan . creencias estables.

te SI es u n in vestigador avanzado , sin embargo, debe dar el siguien- co~aso . Su s lect ores esperan que plantee un problema que puedan re - pro~~ern o sólo c o mo su problema, sino tamb i én como el de ellos , un ellos e~a Cu y a so l ución modificará su pensamiento de una manera que lllás J>len s an qu e es significativa (estudiaremos esta exigencia con etal le en el capítulo 4) .

.

Pidenlte~liza r una acción . Ocasionalmente , los investigadores l e s ción at os l ec tores que realicen una acción porque creen que la solu- prob lem a de investigación puede ayudar a aquéllos a resolver

un p r obl e ma

qu í mico de s cubr e

luego trata d e pe rs u a d i r fórmula .

t a n gi bl e y pr ác t i co

en el mundo . A ve c es e sto es fác il .

n o cont amina nt Un de que emplee n e y Su

có mo producir un combu st ibl e

a l as compañía s p e trol e r as

Más frecuent e mente ,

los resultados d e la in v e s tigación

no señal

rán ~na acción e s p~ , c ífi ca sino más bi e n un a con c lu s ión

ficara la compren s i ó n de los lectores.

académica,

la significación de la investigación

dida modifica y reorganiza

depende

q~e solo lllod~:

En el mundo

de la m vestig ac ¡ ' A fin d e cu ent~ n

de e n q ué In 8:

sin embargo ,

esto no es un lo gr o pequeño.

académica

las creencias , independientemen te

de q:

las nuevas creencias lleven a una acción.

e

Tenga presente que casi todos los investigadores

acad émi co s c e .

menzaron por satisfacer

intereses

no de sus lectores,

sino l os s uyo s

propios . También sea consciente de que incluso los investig ad ores

perimentados suelen no poder responder desde el primer mo me nt o l a s

preguntas

da parecer paradójico, la mayoría comprenden

tancia que sus descubr i mientos

nan un primer borrador de su informe. De manera que el s i gui e nt e e s

pr oy e c t o :

cuando usted parte de sus propios intereses

probable

mo . Lo descubrirá después de haber encontrado una respu esta q u e l e ayude a comprender mejor la pregunta que desea plantea r y qu e s u s

lectores cons i deren. mismo.

ser u s te d

otro consejo consolador

- co mo d e b e r í a hace rlo - e s

o incluso a u s te d mi s ·

ex.

acerca de la significación de su investigación.

Au nq ue p u e

l a impo-.

plenamente

pueden tener para otros cuan d o te r m i .

que inicien

su primer

para aquellos

q u e no sepa qué pedirles

Aun entonces,

a los lectores,

el mejor

lector

podr í a

Nada es más importante para una investigación exitosa que su p r o- pio comprom i so para con ella . Algunas de las investigaciones m ás i mp or - tantes del mundo fueron realizadas por personas que se sobrepus i e r o n a l a indiferenci a general , porque nunca dudaron de su propia visión . B a rba r a McClintock , una genetista , luchó durante años sin ser aprec i ada, porque su comunidad de i nvestigació n no consideraba que su trabajo fuera si g n ifi ca- tivo . Pero ella creía en él , y finalmente , cuando su comunidad a l ca nzó a h ~ - cer preguntas que solo e l la podía responder , ganó el premio c i ent ífico m a s alto, el Premio Nobel .

2.4 Los escritores y sus problemas comunes

A s í como todos lo s lectores

ci e rt a s inquietud e s,. t:O;

de lo s m lS ci9

comparten

bi é n todos los escritor es

problemas . El m ás i mportante

deben hacer frente

a algunos

para lo s pr i ncip i antes

e s la d i fere !l

l a e x p eriencia.

C u a ndo los escritor es

c o no c en una di s c i pl i-

q u e. Illarc~liz an sus prácti c a s

na , t nt ern r p or r eg l as y refl e xión

d í a n hac;erim ent a d os

tores ex esperan y d e lo que será la forma final de su artículo.

lect ore~os e x p eri mentados Ill

res

en lo que los escritores

tan bien que lo qu e en una é poca sólo po-

ahora lo hacen por hábito . Los e scri -

de un sentido

intuiti v o

de lo que lo s

Escrito-

no s ólo en los temas

y

tu

é

experi-

1

'

cómo ha -

parten

deben concentrar s e

esp ec í f i co s, sino también iti

t

intu . í rvamen e .

Pr o b e I

e qu

e

mas

P ero , por supu e s

o , esa es a razon

de en e usted ha ga el esfuerzo

f

breves para

ayudarlo es a evalu ar s u pr o greso

para mostrarl e cómo pensar y e scribir como lector: En síntesis, para

hacer expl í cito l o qu e los escritores experimentados mente.

d

c e ~e libro: ofrece r p autas,

tados realiz an

.'

en primer lugar : para aprender

Adema

más invest IgaclOn con menor es uerzo,

,

emas , ese es e o ~e IVO e

y, aun mas Importante, .

hacen intuiti v a-

1 bi ti

listas de control y sugerencias l '

y sus panes

Todos comi enz an como principiantes,

y la mayoría

de nosotros

nos sentimos n uevam ente principiantes cada vez que iniciamos un

tranquilos . Los

tres autores record amos haber intentado

minares , con scient es d e que nuestra redacción

nuevo proyecto acerc a d e l cual no estamos totalmente

escribir conclusiones preli -

era incierta y confusa

La sob recarga cognitiva: algunas palabras reconfortantes

Las d if i cu l tades qu e los investigadores principiantes experimen- tan tienen m e n os q u e ver con la edad o el logro que con la experien- cia en una dis ciplin a particu l ar . Uno de nosotros se encontraba una vez explican do a profesores de redacción de documentos legales ~ómo los pro blem as d e ser un principiante producen sentimientos de Inseguridad en lo s nuevos estudiantes de Derecho, aun en aquellos que eran bu eno s escri tores como estudiantes de grado . Al f i nal de la charla, una mujer r e l ató que cuando ella comenzó Derecho exper i - mentó algun os de es o s mismos sentimientos de incertidumbre y con - fusión . Ant es de i n g r esar en la Facultad de Derecho, ella hab í a sido prof~sora de antro p ol ogía, había publicado sus trabajos y había sido ~Ioglada po r l a c laridad y fuerza de su prosa por varios comentaristas . uego camb ió de car r era e ingresó en la Facu l tad de Derecho . Dijo ~ue durante los pr imeros seis meses escribió de forma tan i ncoheren- e que com en zó a temer que estuv i ese padeciendo una enfermedad ~erebral de gene rativa . Por supuesto, no era así: sólo experimentaba e: a esp~c ie de afasia temporal que aflige a la mayoría de nosotros coando Inte ntamo s escribir sobre cuestiones que no comprendemos ta~Pletam ente . N o fue ninguna sorpresa que a medida que aumen - Il ' la~ su com pr e n sión de las cuestiones legales, más mejoraba su for-

e pen sar y escribir .

porque también nosotros lo est á bamos . Recordamos haber rep eti do 1 que habíamos leído en lugar de haberlo analizado , sintetizad o y e rit? cado. Tuvimos esa experiencia cuando éramos estudiantes , pr imer o di- grado y luego en la escuela de posgrado , y la tenemos nuevame nte ea:

cada vez que iniciamos un proyecto que requiere que explorem os alg SI genumamen e nuevo . A medida que sus destrezas y experiencia se desarrolle n , podr ' superar algunas de esas ansiedades . La práctica produce su s fr uto:

¿Por qué , entonces , una vez que « ha aprendido cómo hacer in ves tiga~ ción» no puede liberarse totalmente de ellas? El hecho es que a pre nder a investigar no es como aprender a manejar una bicicleta , una destre_ za que puede repetir cada vez que se prueba una nueva bicicl e ta . In- vestigar involucra algunas destrezas repetibles, pero, como lo s tem a s de investigación son infinitamente diversos, y las maneras de infor ma r sobre los resultados varían de una disciplina a otra, cada nu e vo p ro- yecto trae aparejados nuevos problemas. La diferencia entre el ex per- to y el principiante se debe en parte a que el primero controla mejor la s destrezas repetibles, pero también a que puede anticipar mejor las i ne- ludibles incertidumbres y encargarse de ellas. Entonces , ¿cómo evitar sentirse abrumado? Primero, sea consciente de esas incertidumbres que inevitable- mente experimentará. Éste debería ser el objetivo de su primera le ctu

ra rápida de este libro. Segundo, domine su tema escribiendo sobre él a lo largo de todo el camino. No se limite a fotocopiar las fuentes bibliográficas y su bra - yar palabras: escriba resúmenes, críticas y preguntas para pe nsa r más tarde. Cuanto más escriba sobre la marcha, no importa cuán e ~' quemáticamente , más confiado podrá enfrentar ese intimidante pr¡ ' mer borrador. Tercero , controle la complejidad de la tarea . Cada parte del pro ' ceso de investigación afecta todas las demás, de manera que utilie ed Jo que aprenda de las partes para desdoblar esta compleja colecclO n tareas en pasos manejables . Resuelva apropiadamente los prime r os

pasos de encontrar un tema y formular algunas buenas preguntas, y trabajará luego con mayor eficacia cuando comience a escribir un r

rrador y revisarlo. Recíprocamente, si puede anticipar cómo , más a d e; lante , escribirá el borrador y lo revisará , tanto más eficazmente po ~ 8 buscar ahora un tema y formular un problema. Puede asignarle a eao' tarea la atención que requiere si comprende las tareas a que se es frenta: cómo coordinarlas, cuándo concentrarse en tareas particular~o:

cuándo retroceder y examinar lo realizado , cómo re v isar sus planes, 1

cluso cuándo modificarlos .

Cuarto, cuente con su profesor para comprender las dificulta d 8 Los buenos profesores quieren que tenga éxito, y puede esperar ay tJ

t

.

o

,

,

e

deS,

M ás imp ortante, reconozca el problema por lo que es: sus dificul- no s on una señal de ningún profundo fracaso de su parte . Para ta des ar lo s p roblemas que todos los principiantes afrontan , haga exac- ta s uper J11en t e lo qu e está haciendo , lo que todo investigador exitoso ha he-

e

h

0 ,

siga a v anz ando.

SUGERENCIAS BREVES

Una li sta de control para comprender a sus lectores

den p reviam ente su problema/pregunta? en

.

·C oJllpr

"

blem a d e este trabajo es uno que sus lectores reconocen?

1 . ¿ El proa qu e tienen , p ero que aún no han descubierto?

2. ¿Es un blem a es de ellos, pero no suyo?

3. ~ ~! :;án d e inm e d iato el problema en serio, o deberá usted per-

4. ¿ d . rlo s d e qu e es importante?

~ ~~ lrobl ema de l a investigación está motivado por una dificultad 5 . ~a n;ble e n el mund o o por alguna dificultad académica o concep-

Aunque debiera pensar en sus lectores desde el comie n zo puede esperar estar en condiciones de responder toda las preg u ~t ~ siguientes hasta llegar casi al final de su investigación. Por lo ta n~ planee volver a esta lista de control algunas veces, en cada O ca s¡ ~

para completar un poco más la imagen del papel que creará p ara se lectores.

t ual?

¿Cómoresponder án a su solu c i ó n/resp u e s t a?

· Qué espera qu e los l ect o res hagan como resultado de leer su infor- . ~e: acepta r nu eva i nfo rmación, modificar ciertas creencias, realizar alguna acción ? 2 . ¿La solución contra d ecir á lo que creen actualmente? ¿De qué mane- ra? 3 . ¿Loslectores conocen actualmente algunos argumentos estándar en contra de su s o l ución ? 4 . ¿La solución pu ede jus tif i carse independientemente o los lectores -

1

¿Cuál es la comunidad de lectores?

1 . Los lectores son:

• ¿Profesionales en el área de su investigación?

• ¿Lectores generales que tienen

querrán ver lo s p aso s qu e lo condujeron a ella?

- diferentes niveles de conocimientos e intereses?

- niveles similares de conocimientos e intereses?

2. Para cada grupo uniforme de lectores, repita el siguiente anális

¿ Qué esperan que haga por ellos?

1 . ¿Entretenerlos?

2. ¿Ayudarlos a resolver algún problema en el mundo?

3. ¿Ayudarlos a comprender mejor alguna cosa?

¿En qué foro encont rarán su i nfo r m e?

1 . ¿Loslectore s h an pedid o su informe? ¿Se lo enviará usted sin que lo hayan solicitad o? ¿ Lo e n contrarán en una publicación? 2 . ¿Antes de qu e llegu e a sus lectores principales, deberá el informe ser aprobado p or algu ien: su director, el editor de una publicación, un asistente d e un eje cutivo o administrador, un experto técnico? 3 . ¿Los l~ctores esperan q ue su informe emplee algún formato están- dar? SI es a sí , ¿cuá l?

¿Cuánto saben?

1 . Nivel del conocimiento previo (en comparación con el suyo): ,

mucho mas

mucho menos menos

igual

más

2. Conocimiento acerca del tema particular (en comparación co nel

suyo) :

mucho menos menos

igual

más

' s mucho m a

3 . ¿Qué interés especial tienen en este tema? 4 . ¿Qué cuestiones esperan que considere sobre el tema?

Prólogo

La p lanificación de un proyecto

Si ya ha rep asado lig eramente este libro una vez , está listo para

iniciar su pro y ect o. Pe ro antes de dirigirse a la biblioteca , debe hacer una planificac ió n cuid a d osa. Si la tarea asignada formula una pregun- ta y especifica ca d a pas o d el proyecto , vuelva a examinar rápidamente los dos próximo s capítul os, siga las instrucciones de su tarea y luego v~yaa la parte II I ante s de comenzar a escribir el borrador . Si, en cam-

plan i fi car su p ropia investigación, incluso encontrar su pro -

~IOtema, podrí a sent i r se d esalentado. Pero la tarea es controlable si la esarr~lla pa so a paso .

:mguna ún ica f ó r mula puede guiar la investigación de todo el :un ~ : . ha de p asar a lg ún tiempo buscando y leyendo tan sólo para n :~cu rIr . dónd e está y a d ónde va; pasará algún tiempo también en ea - nal°n~ssin sali da , y ap ren d erá más de lo que su ensayo requiere. Al fi - U nbSInembarg o, ese tr a b ajo extra dará sus frutos, no sólo en forma de blell1ue~ensa yo,sino tamb ién por su capacidad para tratar nuevos pro-

b~odebe,

~s e un m odo m ás efectivo .

. P asos .uando c o m ien ce, prevea que deberá dar los siguientes primeros

• Para Debe o p t a~ ? or un t ema que sea lo suficientemente específico como « la hr~r~ I b rle dom inar una cantidad razonable de información: no ceedi s OrIa d e la r e d acción científica » , sino « los ensayos en los Pro - tículong.softh e R oyal Society (1800-1900) como precursores del ar- CIentífi com o d erno ».

~:

• A partir de ese tem a, d e b e d es arrollar pr egu nta s qu e lo guia rán en su investigación y le se ñalarán un probl e m a que in t entará re solve l' .

• Debe recolect a r d a tos re l e v a nte s para re s pond e r s u pr e gunta. Cuan. do ha y a recogido dato s que r e spondan la ma y oría d e s us pregu ntas entonces , por s upuesto , debe darles l a forma de un a a rgumen tació~ ( el tema de la part e Il D y escribir un borr a dor d e l a m is m a (el t e r n a de la parte IV ) .

M i entras recoge , organiza y reúne la información , planee e scri bir mucho. Gran parte del e s crito estará constituido simplemente p or l as notas que registran lo que ha encontrado, pero también debería i nc luir « escribir para comprender »: esquemas, diagramas de cómo se relaci o nan hechos aparentemente di s pares , resúmenes de fuentes, « posicion es »y « escuelas » , listas de punto s relacionados, discrepancias con lo qu e ley ó , etcétera. Aunque poco de esta escritura preliminar llegará a su borr a dor final, es importante que lo haga porque escribir acerca de las fuent es so- bre la marcha le ayuda a comprenderlas mejor y estimula su p ro pio pensamiento críti c o . También le a y udará cuando comience el prim er bo- rrador. Descubrirá rápidamente que no puede dar todos estos paso s e n e l mismo orden exacto en que los presentamos. Se encontrará escri bi en-

do un borrador

tos ; comenzará a formular una argumentación antes de tener todo s los hechos, y cuando crea que tiene un argumento que vale la pen a de sa - rrollar , podría descubrir que debe volver a la biblioteca en bu sca de más pruebas . Podría incluso encontrar que debe volver a pens a r las preguntas que formuló . Inv e stigar no es un proceso en el cual un o p ue- da moverse de aquí allá d e una manera lineal y prolija. No obst a nte , aunque su progreso no sea directo, se sentirá más confiado de su a v an- ce si puede comprend e r y controlar los componentes del proceso .

de un resumen antes de haber recolectado todos l os da-

¿Cuáles son sus datos?

Sin importar cuál sea su disciplina, todos los investigadores elaboran información como evidencia para apoyar sus afirmaciones. Sin embargo,

investigadores

de diferentes disciplinas tienen distintos nombres

para los

hechos.

Como la denominación

más común es datos, emplearemos

este

término

para hacer referencia a cualquier tipo de información

utilizada en

diferentes campos. Tenga presente que al emplear la palabra datos que r e - mos decir bastante más que la información cuantitativa común en las cien-

cias naturales y sociales, aun cuando el término pueda sonar discordante los oídos de los investigadores en humanidades.

a

SUGERENCIAS BREVES

Escribir en grupos

Le s ug eriremos que busque amigos que puedan leer las versiones

de su inform e para que usted pueda ver mejor cómo otros lo harán .

Pero tambi é n se le podría pedir que escriba un informe como parte de

un esfuerzo grupal . Si esto es así, afronta tanto oportunidades como desafíos . Un grupo posee más recursos que alguien que trabaja de for- ma individu al, pero para beneficiarse de esa ventaja el grupo debe con-

ducirse r e fl exivamente .

Tres claves p ar a trabajar en grupos

Hable mucho

La prim era clave para escribir en grupos es hablar mucho y con- certar en un plan. Un grupo necesita un plan todavía más que un es- critor indi v id ual, y hablar es el único modo de crearlo, de controlar su progreso y, m ás importante aun, de modificarlo a medida que se com- prende m ejor el proyecto. Fije horarios regulares de reunión, realice conferenci as telefónicas semanales, comparta direcciones de correo electróni co:haga todo lo que pueda para asegurarse de que todos pue- dan habl ar entre sí en cada oportunidad posible. Ant es d e comenzar , asegúrese de que todos en el grupo están de acuerdo c o n los objetivos : con la pregunta o problema que deben afron - tar, Cone l t ipo de afirmación que esperan ofrecer, con el tipo de prue- bas que ne cesitarán para sustentarla. El grupo modificará estas me- tas a medid a que comprenda mejor el proyecto , pero se debe partir de ~lguna comp rensión compartida. El grupo debería discutir sobre los ectores: qu é es lo que saben, qué es importante para ellos, qué espe- ran que ha gan con el informe. Finalmente , el grupo debe trazar los pa- Sosque le s permitirán alcanzar la meta: exactamente quién hará qué y Cuándo .

li Par a concentrar los intercambios en las etapas del proyecto , uti-

~ce esto s capítulos y secciones como guía.

p:ra comp a~tir ideas acerca de los lectores (págs . 44-45) , para hacer

Emplee las listas de control

Pr ef~nta s

s I stemáticamente ( págs. 59-62) y para reformularlas como

Co o _erna ( p ágs. 72-77) . Designe a alguien para mantener

un esquema

Itl Inun qu e d ebe ser actualizado regularmente, primero

como esque-

a temát ico (pág. 176 ), luego como esquema de la argumentación

(pág . 129 ) Y finalmente de los punto s ( pág . 177 ). Si el proyecto r eq Uie_ re muchos datos , cree un plan para recoge r lo s; mantenga una lista d las fuentes consultadas y de las que aún falt a consultar, con brev e e

s Cuanto más hablen usted y s u g rupo , m ás f á cilmente es cribi rán en conjunto. Si , al igual que lo s tre s autor es d e e s te libro , lo s m iem bros de su grupo comparten conocimi e ntos generale s, han trabajad o ju nto s con anterioridad y pueden anticipar lo que lo s demás piensan , es posi- ble hablar menos. Aun así , para escribir el presente libro , los tr es hici- mos cantida d es de llamadas telefónicas , intercambiamos cien tos de mensajes de correo electrónico y nos reunimos en una docena d e o p or- tunida d es (a veces tras haber viajado más de 160 km con ese fi n) .

anotac i ones sobre la utilidad de cada

fuente .

Acuerde d i s c r e p ar y luego c o ncierte

Compartir es esencial , pero no espere que el grupo esté d e ac u e r - d o e n t o do en cada tema. Es previsible que difieran sobre cuest i on e s es - p e cíficas, a veces bastante. Al intentar resolver esas diferencia s, el g r u- po podría elaborar sus mejores ideas , porque deben ser e xplí ci to s acerca de lo que creen y por qué. Por otro lado , nada impide m ás el p ro- greso q u e alguien que insiste en su formulación , en incluir s u d at o. Si la primera regla de la escritura en grupo es hablar mucho , la seg u n d a es mantener las discrepancias en perspectiva . Cuando usted d i si e nt a

sobre cuestiones que no t i enen ningún impacto significativo

totalidad, olvídelo . Reserve s u i ntransigencia para cuestiones d e pr in- cipios éticos o cuestiones fundamentales .

s ob re l a

Organícense en la forma de un equipo con un líder

El grupo deber í a ped i rl e a alguno de s us integrantes qu e a ct ú e como moderador , facilitado r, coordinador , organizador ; existen difer en - tes nombres para la tarea , pero l a mayoría de los grupos necesi t an q u e alguien s i ga los pasos del plan , pregunte acerca de los progreso s . mO- dere las discusiones y, cuando e l grupo parece estar estancado , d eci da cómo continuar . La tarea puede ser rot a tiva dentro del grupo , o u na persona puede realizarla durant e toda l a dur a ción del proyecto . El re S - to de los integrantes simpl e mente deben convenir que después de u n a extensa discusión y d e ba te e l mode r ador/f a cilitador toma la de ci sió n y todos la aceptan y continúan trabajando .

Tres estrategias para trabajar en grupos

He aquí tres modo s en qu e lo s grupos pueden organizar s u t ra ba - jo y algunos de los riesgos de cada uno. La mayor parte de los gru pO S combinan estas estrategias para adecuarlas a su situación parti c u lar .

DJ,vJ, •. ,

,

'd;r . d eleg ar Y conquistar

E sta estrate g i a ex plota e l hecho d e qu e un grupo po s e e m ás d e st re-

u e u n solo indi v iduo. Tiene más é x ito cu an do los miembro s pr ese n -

za s ~ fer e n tes formaciones y talentos , y el grupo di v ide la s tarea s par a

~ er un m ejor uso de cad a uno. Un grupo qu e trabaja en una encu e sta a ~ol ógic a,por ejemplo , podría decidir que dos per s onas son buen a s p a r a

:: og e r d at.o s, otras dos para analiz~rlos y elabor a r ~ á ficas y . dos má s a ra escriblr e l borrador , y todos haran turnos para editar y re v isar, Est a

cada participante reserve el tiempo suficiente

para re a liz ar su tarea en la secuencia cuando ésta debe hacerse . Si algu- nas per sona s tie nen menos que hacer en cualquier momento dado , pue- den hac er tar eas auxiliares en la medida de las necesidades. Un a mod alidad menos efectiva de esta estrategia es dividi r el do -

cumento en secciones que diferentes miembros investigar á n , organiza- rán, escrib ir á n u n borrador y revisarán. Esto sólo funciona cuando las partes d e un info rme son relativamente independientes . Pero aun así , alguien d e b e r á hacer que el conjunto conserve una ciert a coherencia , y

esto pued e ser un trabajo difícil , en particular si los miembros

po no se h an consultado entre sí en el camino . Ind e p end ientemente de cómo el grupo se distribuya el trabajo , necesitar á bu enas destrezas de administración porque el mayo r peli - gro es l a f a l t a d e coordinación. Tanto si se reparten tareas como partes , deberían d edic ar tiempo a hablar acerca de lo que están haciendo y ser totalmen te c l aros acerca de quién se supone que debe hacer qué . Lu e -

go se ha d e r e d actar y dar a todos una

del gru -

~strategi a d e p ende de que

copia.

Escribir la do a lado

Algu no s grupos comparten t odas las tareas , trabajan lado a lado a lo largo d e t od o el camino. Esta estrategia funciona mejor cuando el ~po e s peq ueño , estrechamente ligado , sus integrantes trabajan bien

gru -

po de e studi antes de ingeniería que dedican dos seme s tre s a un pro -

Y~ctode d i s e ño . La desventaja es que algunas persona s s e s ienten in - COlllodapors tener que compartir borradores en bruto y no r evi s ado s .

L os

mlem . br os de un grupo que emplee esta estrategia deb e n ser tole-

Juntos y p a san mucho tiempo realizando la tarea ; por ejemplo , un

r~tes co n lo s demás . Lo que ocurre con frecuencia e s qu e l a persona

~ SI Conf iad a del grupo ignorará los sentimientos de

lo s otro s, domin a -

a e pr oc eso e inhibirá el progreso.

II Q.Certur no s

dor Al g u n os grupo s comparten todo el trabajo, pero escrib e n e l borr a- y lo re visan por turnos , de modo que el texto evoluc i ona h a ci a una

versión final como una totalidad. Esta estrategia es efectiva cuando los miembros del grupo difieren acerca de lo que es importante, pero esas diferencias se complementan en lugar de contradecirse entre sí . Por ejemplo, en un grupo que trabaja sobre los relatos del Álamo una persona podría estar interesada en la colisión de culturas, otra e~ las consecuencias políticas y una tercera en el papel de la narrativa en la cultura popular. Los miembros podrían trabajar a partir de las

mismas fuentes, pero identificarán diferentes

tantes para sus propias perspectivas. Después de compartir lo que han encontrado, los miembros del grupo trabajan por turnos en una ver- sión del borrador en su totalidad. El primer escritor elabora un borra- dor aproximado e incompleto, pero con suficiente estructura como para que los otros vean la forma del argumento, lo expandan y reorganicen. Cada miembro por turno toma posesión del borrador, agrega y desa- rrolla las ideas que le parecen más importantes. El grupo conviene en que la pers o na que trabaja sobre el borrador en ese momento es s u «dueño» y pu e de hacer todos los cambios que desee, siempre que refle - jen la compre n sión grupal de la totalidad. El riesgo que se corre es que el producto final parezca contradic - torio, siga un camino en zigzag de un interés incompatible con otro. U n

cuestiones como impo-,

grupo que trabaja por turnos debe estar de acuerdo en el objetivo fina l y la forma de l trabajo en su totalidad, y cada miembro debe respetar y aceptar las perspectivas de los otros. El grupo podría descubrir que puede emplear diferentes estrate- gias en distintas etapas. Por ejemplo, en la planificación inicial, podría n querer trabajar lado a lado, al menos hasta que se consiga una com - prensión general del problema. Para la recogida de datos, podrían e n- contrar que la estrategia de dividir y conquistar les resulta más efica z . Para las etapas finales de revisión, podrían hacer turnos. Cuando escri - bimos el presente libro, mezclamos estrategias. Al principio, trabajamos lado a lado hasta tener un esquema. Luego trabajamos sobre capítulos distintos y volvimos a trabajar lado a lado cuando nuestro progreso se estancó y creímos que debíamos revisar el plan (lo que ocurrió por lo m~- nos tres veces). Muy frecuentemente, sin embargo, dividimos el traba jO de manera que cada uno escribiese el borrador de capítulos distintos. Una vez que teníamos un borrador completo, trabajábamos por turnos, con el resultado de que muchos de los capítulos actuales se parecen muY

poco a los que uno

u otro de nosotros había escrito originalmente.

El trabajo en grupo es una tarea difícil, y a veces dura para el ego,

pero también puede ser altamente gratificante .

3

De lo s temas a las preguntas

En e ste capítulo estudiaremos cómo utilizar los propios intereses para en co ntrar un tema, reducirlo a un tamaño manejable y luego ge- nerar pr egun tas que enfoquen su investigación. Si usted es un estu- diante avan zado y ya tiene una docena de temas que le gustaría inves- tigar, p o d r ía pasar al capítulo 4. Sin embargo, si se trata de su primer proyec to , e ncontrará este capítulo de utilidad.

3.1 Inte reses , temas , p r egunta s y pr oblema s

S i tien e la libertad de investigar cualquier tema que le interese, esa lib ert a d podría ser frustrante: tantas elecciones y tan poco tiempo. Encont rar u n tema, sin embargo, es sólo el primer paso, de manera que no cre a qu e una vez que ha escogido un tema sólo necesita buscar in-

formaci ón y

encon tra r alguna buena razón (además de cumplir con su obligación) Para d edic ar l e semanas o meses a su realización y luego para pedirles a los le ctor es que inviertan su tiempo leyendo sobre ello.

. , Lo s i n vestigadores hacen más que tan sólo desenterrar informa- C I Ony tran smitirla. Utilizan esa información para responder una pre- !U nt a q u e su tema les inspiró a formular. Al principio, la pregunta lllOdríaintr igar sólo al investigador: ¿era bueno Abraham Lincoln en

. a~em átic as?, ¿por qué los gatos se frotan el rostro contra nosotros?,

~Xlste a l g o así como un tono innato perfecto? Así es como comienzan la

por una comezón intelec-

tuarOrí a d e l as investigaciones significativas:

comunicar lo que ha descubierto. Más allá del tema, debe

a qU e u n a sola persona siente la necesidad de calmar. Pero, en algún

momento, un investigador debe decidir si la pregunta y su re sp u es t pueden ser significativas, al principio sólo para el investigador , p ero fi~ nalmente para otras personas: para un profesor, colegas o toda u na co - munidad de investigadores.

En ese punto, el investigador

debe ver su tarea de forma d ife ren .

te; debe intentar no sólo responder una pregunta, sino tambié n plan. tear y resolver un problema que cree que otros también debieran reco . nocer que vale la pena resolver . La palabra « problema » , sin emb a rgo tiene un significado tan especial en el mundo de la investigac ió n q U ~ será el tema de todo el próximo capítulo . Plantea cuestiones qu e po c o s

investigadores p rincipiantes están preparados para resolver enter a . mente, y que pueden asediar incluso a un investigador avanzado . D e manera que no se sienta consternado si al principio no es capaz de en. contrar en su tema un problema que otros podrían considerar qu e v a l e la pena resolver. Pero nunca se aproximará siquiera a ese punto si no se esfuerza por encontrar en su tema una pregunta que al meno s usted crea que merece ser planteada. En este capítulo nos concentraremos en los pasos que lle v an a l a formulación de una pregunta de investigación. ¿Cómo transformar un interés en un tema de investigación? ¿Cómo encontrar preguntas q u e puedan guiar su investigación? Luego, ¿cómo decidir si esas pregu nt a s y respuestas merecen atención, al principio sólo la suya, pero lueg o la de sus lectores? El proceso es como sigue:

1

. Busque un interés

en un área temática

amplia.

2.

Reduzca la búsqueda a un tema plausible.

3.

Haga preguntas sobre ese tema desde varios puntos de vista .

4 . Defina una justificación racional para su proyecto .

En el próximo capítulo estudiaremos la cuestión más exaspera n' te de transformar las preguntas en un problema de investigación.

3.2 De un interés a un tema

Los investigadores experimentados

tienen intereses más que S llf ií

cientes a los que prestar atención. Un interés es sólo un área gen er a de indagación que nos gustaría explorar. Nosotros tres tenemoS nll e ~:

tros favoritos actuales: sociedad y lenguaje, coherencia textual Y ~o ~J l'

ción, étic~ , e i~vesti~ación. Pero, aunque los inves~ig~dores princI Pl ~ r e tes tambi é n tienen mtereses , a veces les resulta difícil encontrar e n eS ellos un tema apropiado para una investigación académica. Un teJI l ~ 8' un interés suficientemente específico como para sustentar inve~ t l ~ o

ciones sobre las que plausiblemente

artículo que

se podría informar

en un h b r ¡1l'

ayude a otros a hacer progresar su pensamiento ye O

s i ón : l a s señales lingüísticas del cambio social en la Inglaterra isa- pr ~ . na e l p a p el de los escenarios mentales en la creación de coherencia

be lnp a~ te d e l lector , el grado en que la

po

v

d e m o s o fr ecerle un cliché: comience por aquello que le interese más POofund am e n te. Nada contribuirá más a la calidad de su trabajo que p r pe rce p ci ón d el valor del tema y su dedicación a él . Comience en u-

s Uerando c u a tro o cinco áreas de las

:osel e c cion e l a que tenga el mayor potencial para desarrollar un tema

de datos. Si

usted se e n cuent ra en un curso avanzado, es probable que esté limita-

que sea e s pec í f ico y que pueda llevarlo a buenas fuentes

rep ti IClOS . libre para explorar cualquier tema razonable , sólo

investigación actual está moti-

a

da r po r p ag os su S i u s t e d está

b

que le gustaría aprender más, lue -

en su campo de

estudio , p ero sie m pre puede hallar nuevos temas si examina un libro

de texto r e cien te, si habla con otro estudiante o consulta al profesor .

Podría inclu so t ratar de identificar un

tema para trab ajar en otro curso, ahora o en el futuro.

Si tod avía está estancado, el siguiente método sirve para buscar temas qu e p o d rían darle resultado. Si es su primer proyecto de inves- tigación en u n c u rso de redacción, busque en la sala de lectura de su biblioteca un a fu ente bibliográfica general como el Reader's Cuide to

do a las cu est iones

de interés para aquellos situados

interés que le proporcione un

Index (analizaremos estos re-

cursos con m á s d etalle en el capítulo 5 y en las Sugerencias breves que

Periodical Literatu re o el Bibliographic

le siguen ) . Si u s t e d es un estudiante avanzado, localice un índice espe-

ci . alizado en su

es p edialidad, como el Philosopher's Index, el Psycholo -

gical Ind ex o el W omen's Studi e s Abstracts . Ahora examine por encima

los título s h asta encontrar uno que le llame la atención . Ese título le proporcion a r á n o sólo un tema posible, sino también una lista de fuen- tes sobre é l .

. Si est á esc ribiendo su primer trabajo de investigación en un área ~~rbcular y aún no se ha decidido por un tema, podría dirigirse a la bi- ri lotec~ pa ra d e scubrir en qué temas sus recursos son particularmente coCOS:dSls el e c cio na el tema primero y luego, después de una búsqueda to~Slderable , d e sc u bre que las fuentes son escasas, deberá comenzar

las o. e nu evo . S i identifica áreas con recursos prometedores, conocerá Yec~quez as y d ebilidades de su biblioteca y podrá planificar este pro-

do In'

Y

otlro f u tu ros de forma más reflexiva ( si realmente está estanca-

.

u gerenclas breves al final de este capítulo para otras pro-

s

ire a s S PUesta )

,

s

.

a.a D e Un tem a amp lio a otro más restringido

IllnpI!n este m om ento usted corre el riesgo de seleccionar un tema tan qUe P od ría ser un subtítulo de un artículo de una enciclopedia :

" Vuelo espacial , hi s toria de » ; « Shakespeare , dramas problemátic o ¡

Tipos naturales, doc t r i na de los ». Un tema e s probablemen te de ~ siado amplio si puede formulado en meno s de cuatro o cinco p alabr o Si encuentra que su tema e s de esta cla s e , r e s tr í njalo :

«

q

El libre albed río y la in e vita b i l i dad ---t histórica en Gu e rr a y paz, de Tolsto i

La historia de la aviación

comercial

---t

La o po sic i ó n d e l libre albed río y la inev itab i lidad histórica en l a

d e scripción de tres batalla s en

Gu e rra y pa z, de Tolstoi

La contribución de los milit ares al desarrollo del DC-3 en los p rime r ~ años de la aviación comerci al

Ésta s po drían no se r tod aví a afirmacione s particul a rmente intere -

t s. Pero como ust e d e l a borará su proy ec to

fin a l a p a rtir de una s eri e

san ~rma c ion es , deb e r ía , de s de el comienzo , a pro v ech a r cada oportuni-

a disponibl e para p r ogr es a r hacia las clase s de a f i rmacione s que e v en-

d e

d

da

tua La ve n taja de t e n er un t e ma específi c o es qu e pod r á recono cer

' s fácilmente hue c o s, inc o n s istencias y e nigma s qu e luego pod rá

Jl l ansformar e n interrogante s . Esto le a y udar á a tran s formar su t e ma

tra una pregu nta de in v e s tigación ( si sigue

lrn ente ne ceSI ara .

it

'

nue s tra última sugerenci a

t

'

d e

t ringido por lo s títulos ). Advertenc ia: si no encuentra fuentes fácilm e nte es que redujo de -

masiado el tem a.

n

e comenzar p or un In Ice o resumen , e ema y a se encon rara res-

, di

1 t

Restringimos estos temas agregando palabras y frases mo dif i ~ doras. En particular, agregamos cuatro sustantivos de un tipo es p e c !¡ oposición , descripción , contribución y desarrollo . E s tos sustan tiv o s so especiales porque cada uno de ellos está relacionado con un ve rb o : op:

ner, describir, contri bu i r y desarrollar . En algún punto, debe rá pa s de una frase que nombra un tema - < < libre albedrío e inevitabilidad hi tórica en Tolstoi », « historia de la aviación comerciah > - a un a oraé que formula una aseveración potencial. Si reduce el tema e mplean sustantivos derivados de verbos, estará un paso más cerca d e un a a ~ veración que podría ser lo suficientemente de s afiante como pa r a ~ del interés de sus lectores . Compare las siguientes:

Libre albedrío e ine v it a bilid a d ---t hi s tó ric a en Guer r a y pa z,

d e Tolsto i

~

T a nto e l libre albedrío co mo la

inev ita bilidad histórica coexis tene:

G ue r ra y Pa z, d e Tolstoi

La hi s toria de la a v iación c om e rci a l

t

El a p oyo militar para el desarrollo d e l DC-3 en los primeros a ñ os de l a a v i a ción comercial estadounid e n se

t

La d ecisión de prolon g ar l a s punt as d e la s a l as e n el prototip o d e l DC-3 como resultado d e l d e seo de los militares d e e mpl e ar el DC - 3

c omo transporte d e carga

3.4 De u n tema rest rin g i do a las p reguntas

Una vez qu e el investigador principiante encuentra un tema qu e cree que es inte r esante y prometedor, tal v ez a lgo como « los orígen e s

políticos y el d esarrollo de le y endas acerca de l a batalla del Álamo », típicamente comenzará a bu s car fuentes y recog e r inform a ción, en e ste casoversiones d e l a historia en libros y películas , t a nto mexicano s como

La oposición d e l libr e a lbedr ío ---t y la inevitabili d a d h i stó ric a e n la descripción de Tol st o i de t r e s batallas en Guer r a y p az.

o ls t o i describe tres ba tallas deut estadounidenses , d urante los s iglos XIX y xx . Podría entonces escribir

T

modo que hac e que el lib re albe J'l

s e oponga a la i nevitab ilidad

h is tó ri c a

d

'~

~n ensayo que r esuma los r e latos , señale la s dif e r e ncia s y s imilitude s,

~s Contraste con lo que los historiadores moderno s cr e en que r ea l- ente Ocurrió , y co ncluya :

La historia d e l a av i a ci ó n

---t

L

a aviació n c omercial tiene u na

comerci a l

h

istoria

L

a contribución

d e lo s mi li t are s

---t

Lo s m i l i t a r es contribuye ron al/ #

al desarrollo d e l D C-3 e n l os

primeros año s d e l a avia c i ón

comercial

om er c ial

Por lo tanto , existen interesantes diferencias y s i militudes entre

POdrí!n u~ ~urso de redacción de primer año , un trabajo de este tipo Paz de reCIbIr un a b uena calificación . Muestra que el estudiante es ea-

nir esosc~ncentrar se en un tema, encontrar datos sobre el mismo , reu-

m o do e n qu e e l DC-3 se d e sa~r ~ 6 C

en lo s primero s años de l a aV la C1 un PeqU ~tos y pre sentados de una forma coherente , todo lo cual no e s

c

CUalqUie eno logro p ara un primer proyecto de in v estigación . Pero, par a 8el'ía insrafiq,uede see que su investigación importe , un logro semejante U ICIente.

Aunque l a e sc r i t or a podr ía hab e r apr e ndido a l g o d e l ej erc icio de busc a r y comunicar lo s re latos del Al a mo , s ólo ofr ece i nf o rma ción. No formuló ninguna preg u n ta qu e e lla o s u s l e c t or es pudieran pen sar qUe valga la pena h a cer , y por e so no pued e of re cer ningu n a r es pu esta sufi. ci e nt e m e n t e s i g nifi ca ti va p a r a modificar c ó mo e lla o s u s l e ctor es debe. rían pen sa r sob re es o s r e latos o s u d es a rr ollo. Una v ez que tiene un ~ ema para in v e s ti ga r , deb e encont rar en él preguntas para respond e r . Esta s son cruciales porque el punto de p ar.

tida de una buena investigación

comprend e p e ro c r ee qu e d e bi e r a ha ce rlo . Comience por atacar el te ma con una pregunta tr a s otra , primero con las pregunt a s obvias y f i ja s d e su disciplina :

e s s iempr e l o qu e u s t e d no sabe o no

¿ La s l eyen d as so br e la batall a d e l Á lam o r e fl ejan ap ro pi adame n te

nu es tro s m e jor es r e lato s hi s t ó ri c o s?¿ Lo s r e lato s hist ó ri cos d i f ie r en ?

Haga las pregunta s estándar qui é n , qu é, cuándo y d ó n de. Re g is. tre sus preguntas , pero no se d e teng a a obt e ner respuesta s.

Puede organizar las preguntas según las siguiente s cu atro pers- pectivas:

1 1 . ¿ Cuál es son las p a rt es d e l t e m a y de qu é totalidad m ayor es es te úl- timo una parte ? 2. ¿ Cuál es s u histori a y d e qu é historia mayor forma p arte? 3 . ¿ Qué tipo s de cat e gor í a s puede e ncontrar e n él y a qu é cate g oría s mayor e s pertenec e? 4 . ¿ Para qué sirve? ¿ Par a qu é pued e usarlo?

( No s e pr e ocupe por a sig n a r la s preguntas correct as a l as ca te g or í a s apropiadas ; las categoría s só lo s irven para estimular la s p re guntas . )

3 . 4.1 I d entifique las partes y las t o tali d ades

• Haga pr e guntas s obr e e l tema d e una manera que lo ana hc e e diver s as partes y ev alú e la s relacione s e xist e nte s e ntr e e llas :

. n SIlS

tia de i

¿ Cuáles son l as p ar tes de lo s r e l a t os acerca de la b a~a . aTltei

Á lamo ? ¿ Cóm o se r e la ci o n an e ntr e sí? ¿ Qui é n es e ra n los pa rtL c L Pa r .

e n las hi s toria s? ¿ C ó m o se r e la cio nan l os parti c ipa n t es con el.z~gaTl¡t5

~ lugar co n la bat a lla , la bat a lla co n l o s part ic ipant es y l os pa rtL c t P

~

~

e

ntr e sí?

.

tíM'"

• Haga preguntas s obr e e l te ma de una manera qu e l o ld eJ l como un compon e nt e funcio na l d e un s istema ma y or:

¿Có m o em pl ea r o n e l re lato l os pol í ticos? ¿ Qu é pap e l tie n e e n l a h is- toria m exic a na? ¿ Q ué pa pe l tie n e e n n ues tra histo r ia? ¿ Qu ién es co n t a ron

l os r e la tos? ¿ Qu ién es l os esc u c h a r o n ? ¿ C ó m o a f ecta a l re l ato l a n acio n a - lidad d e l narra d or?

3.4.2 R as tree su historia

• Ha g a pregunta s sobr e el t e ma de una man e ra qu e lo trate como una en tid a d dinámica qu e camb i a con el tiempo , como algo con s u propi a hi stori a :

y los cambios

¿Cómo se de s arrolló la batalla ? ¿ C ó mo se d es arrollaro n los r e la-

di-

t os ? ¿ D e qué man e ra lo s di s tintos relatos s e d e sarrollaron d e forma

f e r e nt e ? ¿ Cómo c ambiar o n l a s audi e n c ia s? ¿Có mo ca mb i ar o n l os na r ra -

d o r es? ¿Cómo cambiaron los motivos para narrar e l r e lato ? ¿ Qui é n es

con tar on los relatos por primera vez ? ¿ Qui é nes los contaron d es pu é s ?

¿ Q ui é n es fueron los p r im e ro s l ec tore s u oy e nt es? ¿ Qui é n e s despu é s ?

• Hag a p re g u ntas sobre el tema de una man e ra que lo identifique con un epi s od io d e una hi s toria mayor:

¿ Q u é causó la batalla , los r e lato s? ¿ Qu é c au s ar o n lu e g o la batall a y

l os r e l at os? ¿Cómo encajan lo s r e lato s e n una sec u e n c i a hi s t ó ric a ? ¿ Qu é m ás

su cedía cuando surgi e ron lo s r e lato s? ¿C uánd o c ambiar o n ? ¿ Qu é fu e r zas hi cie r on que el r e lato c ambiara ?

3.4.3Identifiqu e sus c at egorías y car a cterísticas

• Haga pre gun tas sobre el tema de una manera que defina s u rango

~e variac ión , e n q u é s e

Cias:

parecen y e n qué se diferencian su s in s t a n -

má s típi c o ? ¿ C ó mo difi e r e n lo s o tros r e l a to s de

;st e ? ¿ C u á l es el más dife r e nt e? ¿Có mo difier e n l os r e latos esc rit os y o ra -

es d e la s ve r siones c i n e mato g ráfica s? ¿ En qu é difier e n l os r e l a to s m ex i -

c

¿Cu á l es el r e lato

,

ano s d e l os estadounid e n ses?

• liag ap

c ate :egu ntas sobre el tema de una manera qu e lo coloque en una gOna lll a y or d e cosas similare s :

to.lL a ss: otro s relato s e n nu e str a hi s t o ria se par ece n al r e l a t o de la ba - do . des: ' Alamo ? ¿Qu é otro s r e lato s s on mu y dife r e nt es? ¿ Qu é ot ra s sac i e-

t

en e n l as misma s c la ses d e r e lato s?

"tJ

Col

.;:¡

(1)

~

::-

. ~ : " . ,

¡,

I

C0J

a-:

(ir

3

OJ

'"

OJ

OJ

'"

i,;

"

tl

w

3 . 4.4 Determine su valor

• Haga preguntas sobre el tema en relación con el valor de sus utili .

zaciones:

¿Para qué sirven los relatos? ¿Cómo se utilizaron? ¿Ayuda ro n Q personas?, ¿las dañaron?

• Haga preguntas sobre el tema en relación con el valor relativo de sus partes y características:

¿Son algunos relatos mejores que otros? ¿Qué versión es la mejor?, ¿cuál es la peor? ¿Qué partes son las más precisas? ¿Cuáles las m e nos ?

3 . 4.5 Pase revista y reorganice sus respuestas

Cuando se le acaben las preguntas, agrúpelas de diferentes ma n e ras . En el ejemplo del Álamo algunas se relacionan con el desarro ll o de los relatos; otras tratan de su cualidad como hecho o ficción; otras destacan las diferencias entre las versiones (siglo XIX o xx, mexicanos o estadounidenses, escritos o películas); otras preguntas tratan de cues tiones políticas, etcétera. Estas listas pueden proporcionar diversos te mas de investigación . Si son lo suficientemente estrictas, pueden te ne r el efecto estimulante de abrir nuevos mundos de investigación. El siguiente paso requiere un juicio más cuidadoso. Primero, iden tifique las preguntas que necesitan una respuesta de más de una o do s

palabras. Las preguntas que comienzan

son importantes, pero sólo interrogan sobre cuestiones de hecho . Haga hincapié, en cambio, en las que comienzan por cómo y por qué . Luego decida qué preguntas le obligan a detenerse por un momento, le des a ' fían, encienden en usted algún interés especial . En este punto , por su' puesto, no puede estar seguro de nada. Sus respuestas podrían resultar menos sorprendentes de lo que esperaba, pero su tarea actual es SO' lamente formular unas pocas preguntas cuyas respuestas pudieran ser

plausibles e interesantes. Una vez que haya hecho todo esto, habrá dado el primer gra~

paso hacia un proyecto que va más allá de sólo recoger datos. Habr~

por quién, qué, cuándo o dónde

identificado algo que no conoce pero quiere conocer, y lo que dese~ r

ber impulsa

to para recoger datos, un proceso que describiremos en el capítulo oces o

Sin embargo, aunque ya pueda comenzar a acumular datos, el pr de enfocar su proyecto todavía no está completo.

las etapas más tempranas de su investigación. Ya esta J~.

3. 5 De u na pregunta a su significación

Aun que usted sea un investigador experimentado, podría no es-

t ren co ndiciones de dar el siguiente paso hasta bien avanzado el pro- ~ cto ,ta l vez incluso hasta cerca del final . Y si usted es un investiga-

~ o rprin c ipiante, podría experimentar que este paso es especialmente

f ru stran t e

. ga nte ulte rior, ¿y que?, e mtentar responderlo.

.una vez ~ue t~ene una pregunta, debe formular un interro-

¿ y qué si no sé o no comprendo cómo los gansos de la nieve saben

ad ónd e ir en invierno; por qué el Titanic fue diseñado tan mal; cómo los

vi o l in istas del siglo XV afinaban sus instrumentos; por qué los texanos

cu e n ta n una historia acerca del Álarno y los mexicanos otra?, ¿y qué?

Esta p r egunta asedia a todos los investigadores, principiantes y e xperime ntad os por igual, porque para responderla debe saber lo sig-

nificativa qu e su investigación podría ser no sólo para usted sino tam- bién para otr as personas. Sin embargo, en lugar de hacer esa pregun-

ta directa me nte, podría aproximarse a una respuesta si progresa hacia

ella por etap as.

3.5.1 Paso 1: Del e un nombre

En l as etapas iniciales de un proyecto de investigación, cuando s ólotiene un t ema y tal vez los primeros destellos de unas pocas buenas preguntas , int ente describir su trabajo en una oración similar a esta:

a su tema

Esto y ap rendiendo acerca de / trabajando sobre / estudiando

. Llen e e l espacio con unas pocas frases nominales. Asegúrese de

l nd~lu~run o o dos de esos sustantivos que puede traducir en un verbo o

a ~et¡vo :

e f . Esto y es tudiando los procesos de reparación de los sistemas de n namien t o.

de l Esto y tr abajando sobre la motivación de los primeros discursos preside nt e Roosevelt.

3 . 52 P

. aso 2 : S u g iera una pregunta

como pueda, intente describir más exactamente su

l>ecifigOagr ega ndo a la oración anterior una pregunta indirecta que es-

ta.lb.e q~e al go acerca de su tema que no sabe o no comprende comple- n e , p ero quiere hacerlo:

tr aba~an p ron to

Estoy es tudi a ndo X p o rqu e qui e ro d esc ubr ir quién / qu é / cUá nd

/ dónde / si / por qu é / c ó mo .

o

Ahora debe llenar e l nue v o e s pacio con un s uj e to y un ver bo :

Esto y estudiando lo s procesos de reparación

de l o s sis temas d e

enfriamiento porqu e trato d e d e scubrir cóm o lo s r e paradores expe rto s analizan los fallos.

Estoy trabajando sobre l a motivación d e los primeros dis curs os d e

Roosevelt porque qu ie ro d escubrir si los presidentes

desde l a dé ca d a

1 . D e l e u n nombr e a s u t e ma :

E st o y e st ud iando -----,

2. s ug ier a su pr eg un ta :

porqu e qu iero de s cubrir quién / cómo / por qu é

_

3 . Fo rm ule la justifi c ación lógica d e la pr e gunta y el proyecto:

de 1930 emplearon esos discursos para anunciar nuevas políti cas.

para com prender cómo / por qué / qué

 

_

Cuando esté en condiciones de agregar el tipo de cláusula « po rqu e

Raramen t e un investigador

pue d e elaborar

este patrón

en su to-

qui e ro descubrir cómo / por qu é», habrá definido su tema y su s ra zo ne s para investigarlo . Si realiza uno de sus primeros traba j os y ha l l e g a d o

mod o q ue v a

hasta aquí, felicítese , porque definió su proyecto de un más allá d e una búsqueda aleatoria de información .

3.5 . 3 Paso

3 : Mo tive la pregunta

Existe todavía un paso más. Es difícil, p e ro si puede darlo , trans- formará su proyecto de un trabajo que sólo le interese a otro que bus-

ca interesar

que explica por qué es i mportante

lo , debe agregar un elemento que explique por qué hac e la pr eg un ta y

qué intenta obtener con la r e spuesta .

a los demás , a un proyecto con una justifi c ación

rac i o n a l

formular s u pregunta . Par a lograr-

En el paso 3 , deb e agregar

una segunda pregun ta

ind irec ta, i n '

troducida con para co mpren d e r có m o, por qu é o si:

1 . E s toy estudiando lo s proceso s de reparación

de e n '

friamiento , 2 . porque quie r o d es cub rir cómo los r e paradores e xp ert os ana li zan

lo s fallo s, 3 . para comp ren d e r có mo diseñar un sis t em a au t om a t iza do que pueda diagno s tic a r e impedir fallo s .

de los sis tem as

1 . Esto y traba j ando

s obre la motivación

de lo s primero s

dis c ur s os d e

Roosevel t, 2 . porque quiero de s cubrir si los president es

d e sde la déc a da de

1930 utilizaban e s o s d is cursos para anunciar nu e vas pol í tic . ~S,

3. para c ompr e nd e r có m o se modificó en la e ra de la televis 1 0fl la generación d e l a poyo público a las política s n acionales .

En conjunto , lo s tre s pa s o s tienen la siguiente

forma:

talidad ante s d e co menzar a recoger información . De hecho, la mayoría no pueden comp l etarlo hasta casi haber finalizado. Demasiadas perso-

nas, desgra c i a d a mente, publican sus resultados antes de haber reali- zado estos p asos ,

Aunque al em pezar el proyecto usted no estará en condiciones

de

llevar a cabo e sto s p asos en su totalidad, es una buena idea verificar

de

vez en cuand o s u progreso determinando hasta dónde pudo aproxi- marse. Mejor tod avía: haga que alguien más -un compañero de cuarto , un pariente o amig o- lo fuerce a elaborar esta progresión. Su descrip- ción progres iva l e ayudará a seguir de cerca dónde se encuentra y lo mantendrá e n fo ca do en hacia dónde debería ir .

Podría o curri r que en su primer intento de investigación

no en-

cuentre una pre gunta cuya respuesta

tenga una gran significación

para nadie exc e pto para usted mismo. Pero si llega hasta aquí compla- cerá a su pr o f e s o r. A medida que avance su proyecto , haga todo lo que

Pueda para compl etar el patrón ; intente encontrar una razón para for-

fiuI~r su pr egun ta, un modo de hacer que su respuesta

parezca s igni -

catzva pa ra u ste d , e incluso tal vez para otros .

~ecuerde , s u ob jetivo final es explicar:

sobre qu é e scribe: el tema,

lo qu e no sa b e sobre el mismo: la pregunta ,

• por qu é q uiere saber sobre él: la justificación racional .

Illoti Cuand o pu eda alcanzar estos tres objetivo s, habr á articulado

que;O ' par a s u p royecto que v a más l1larc;:lIen to . Usted sabrá qu e tiene

tante a cu .a n do lo que sigue a la expresión para c ompr e nd e r es impor- E no sol o p ara usted sino también para sus lectore s.

hen. e n ~~ p ró ximo capítulo explicamos a nuestros

Pl'egua~ lar l o s término s

una

un

un r e - un proyecto d e i n vestigación

e n

lectores

que se de-

y responder

allá d e tan sólo satisfacer

del proyecto , de plantear

n a a p la ntear y resolver un problema .

SUGERENCIAS BREVES

Encontrar temas

Si usted es un investigador avanzado , es posible que no haya de buscar demasiado lejos temas de investigación. Puede concentrarse en la investigación actual en su disciplina, lo que puede encontrar bas- tante fácilmente examinando artículos recientes y ensayos d e revisió n d el tema y, si hay disponibles, tesis recientes, especialmente las suge- rencias de investigaciones futuras en las conclusiones. Si usted tiene me n os ex p eriencia, su profesor todavía esperará que concentre sus te- mas en la disciplina, aunque no en su fase más avanzada . La mayorí a de los profesor e s le asignarán temas entre los que deberá elegir algu- no o a l menos le indicarán qué tipo de temas debería considerar . Pero, a veces, deberá encontrar los temas solo, y si está en una clase de redacción de primer curso, deberá encontrar buenos temas si n tener siquiera un área específica sobre la cual concentrar sus esfuer - zos. Si debe encontrar su propio tema pero hasta ahora ha fracasado, intente buscar en las siguientes fuentes :

Para temas centrados en un área de estudio particular

1 . Explore un libro de texto de un curso un nivel más adelantado que el suyo, o de un curso que sabe que deberá hacer más adelante. No pase por alto las preguntas de estudio .

2. Asista a una conferencia pública sobre su disciplina y trate de en- contrar algo con lo que esté en desacuerdo , no comprenda o quiera saber más del tema.

3 . Revise los títulos temáticos en las bibliografías e índices especializados.

4 . Explore la Enciclopedia de

5. Pregúntele a su

6. Si tiene acceso a Internet, busque una «lista » especializada que le interese y « espíe» (lea los mensajes enviados por otros) hasta en- contrar temas de debate.

en la disciplina que esté estudiando

profesor cuál es el problema más polémico en su área.

Para temas generales

~

1 . Piense en algún interés especial que tenga (la navegación a vela, la gimnasia, el ajedrez, el trabajo voluntario, la danza moderna) e investigue sus orígenes o cómo se practica en otra cultura .

2 In v e stigue un aspecto específico de un país que le gustaría visitar . 3 · Pa see por un museo de cualquier tipo (bellas artes , historia natu- . ral , d el automóvil) hasta que se descubra contemplando algo con gran interés . ¿Qué más querría saber sobre ello?

4. P asee por un gran centro comercial o negocio, preguntándose:

·cómo hacen eso ? o ¿a quién se le ocurrió ese producto ?

5. iI oj ee el periódico del domingo , principalmente las secciones espe- ciale s, hasta que se descubra leyendo algo en particular. Si tiene acces o alNew York Times, examine sus secciones especiales y el co- ment ario dominical sobre libros.

6. Vaya a u n anaquel grande de revistas y explórelo. Compre una re- vis t a q ue parezca técnica e interesante. Busque especialmente revi s ta s profesionales o aquellas que atienden intereses altamen- te esp ecializados.

7. Exam i n e la clase de revistas populares que encuentra en salas de espera , como el Reader's Digest, en busca de un artículo que haga una a severación significativa acerca de la salud, la sociedad o las relaci ones personales y que se base en supuesta «evidencia». Des- cubra si es verdad.

8. Sintoni ce programas de entrevistas en televisión o radio hasta es- cuchar algo con lo que no está de acuerdo . Entonces pregúntese si puede encontrar suficiente información para rebatirlo.

9 . Recue r d e la última vez que discutió acaloradamente sobre algún tem a i mportante y se sintió frustrado porque no tenía los datos que n ecesitaba .

10. Pien se en algo en lo que crea pero la mayoría de las personas no. Lueg o pregúntese si es el tipo de cuestión sobre el cual es posible encont rar suficientes datos para convencer a alguien más.

11 Piens e en algunas creencias comunes que todos dan por sentado pero qu e podrían no ser verdaderas, como la aseveración de que los esqui males tienen muchas palabras para la nieve o que un género es nat uralmente mejor que el otro en alguna cosa .

12 Exam ine rápidamente rale s, como el Readers'
13

Pien se en una controversia popular que la investigación podría ayud arle a clarificar . Reún ase con cinco o seis amigos y establezca un debate sobre algo que a todos les gustaría conocer mejor.

14.

.

.

.

los títulos temáticos en bibliografías gene- Guide to Periodical Literature.

4

D e las preguntas a los problemas

En este capítulo tratar e mos cuestiones que los investigadores prin- cipiantes podrían encontrar difíciles, tal vez incluso desconcertantes . Por

eso quienes trabajen en su p r imer proyecto podrían pasar directamente al capítulo 5 (por supuesto , e s peramos que acepte el desafío y continúe ie-

yendo). Para los estudiante s esencial.

avanzados, sin embargo , lo que sigue es

En el capítulo anterior de s cribimos cómo encontrar entre sus in -

para investigar, Y

tereses un tema, cómo hallar e n ese tema preguntas

luego cómo señalar la signific a ción justificación racional :

de su respuesta describiendo SU

1 . Tema: Estoy estudiando

_ 2. Pregunta: porque quiero d e scubrir quién / cómo / por qué

_

3. Justificación racional: para comprender cómo / por

qué/qué

_

Estos pasos definen no só l o el desarrollo de su proyecto, sino taIll í bién su propio crecimiento co m o investigador. Cuando se mueve de paso 1 al 2, va más allá de qu i i enes meramente recogen - informaciv '"

porque dirige su proyecto no p artiendo de una curiosidad sin rumbO fijo (de ningún modo un imp u lso inútil), sino por una necesidad de comprender mejor alguna cues t ión. Cuando progresa al paso 3, supe . r! i

a los investigadores principian t es,

porque enfoca su proyecto en la stg·

licació n , en la utilidad de comprender

lo que no sabe . Cuar a d o esos

;~sos s e vuelven un hábito mental, usted se torna un verdader e o inves-

t

igador .

4.1 Pro blem as, problemas

y más pr o blemas

E xist e, sin embargo, un último paso, uno que es difícil inclt a so para l o s in vesti g ad ores experimentados. Debe convencer a los lect z o res de

que l a respue sta a su pregunta es significativa no sólo para us b e d, sino t ambi é n p ara ellos. Debe transformar su motivo de descubrir e n mos-

t rar ; Y a u n m ás importante, el de comprender, en

E ste últi mo paso hace tropezar incluso a los investigador e s expe- r iment ado s, po rque es frecuente que consi d eren que cumpliero n con su tarea si m plem ente porque plantearon y respondieron la pregu m ta que les int e r esab a. T ienen razón pero sólo en parte: la respuesta c I 1 ebe ser tambi é n la solu ción de un problema de investigación que resu l t e s i gni- ficativo p ar a o tras personas, sea porq u e ya lo consideren sign ñ . : f icativo 0 , como es m ás p robable, porque se les puede convencer para q ue así lo crean. Lo qu e puede distinguirlo como un investigador del r m ás alto nivel e s l a c a p aci d ad para transformar u na pregunta en un pr - o b lema cuya solu ción es s i gnificativa para su comunidad de investiga e e ión. El truco es comun icar esa significación. Para comprender cómo l b acerlo, debe e n tende r más exactamente qué queremos decir con « pr o e blema» de inv es t iga c ió n.

explicar y cor s uencer.

4.1 . 1 Prob lemas p r á c t ic o s y pr ob l em as d e inves t i gac ió

L a mayo r parte de la investigación cotidiana

no comienz a

al en-

contra r un t e m a, sino al confrontar un problema que t í picar m ente lo

h~lló a u sted , un problema que si quedase sin resolución sig n a ificarfa dificult a d es . Cua n do nos enfrentamos a un problema práctico e e uya so-

lUción n o e s inm ediatamente obvia, por lo general uno se hace gunta c uya re s p uesta espera que le ayude a resolverlo . Pero,

C ?ntrar esa r es pu esta, debe plantear y resolver un problema de otro

tipo , un problem a de

prende , p ero cr ee que debiera. El proceso tiene la siguiente apa j r iencia:

investigación definido por lo que no sab e o com-

u m a pre- p e ara en-

~roblem a pr áctico: Los frenos han comenzado a chirriar. /e~un ta d e investigación: ¿Cómo puedo repararlos lo antes p osible? ro lem a d e in vestigación: Necesito encontrar un taller cercan s o en las 1t Pág ina s amarillas. ~~l!ue ~t , a d e investigación: El Taller de Autos, 1401 de la Call e 55. lCac lon al p roblema práctico: Llamar para ver si los pueden n r eparar.

-:

ayuda

a resolver

(

Respuesta

de inveS\ión

Problema

práctico

~

An tes de que se pudiera resolver el problema práctico de los cos- s en au mento, alguien debió resolver un problema de investigación ~~ finidop or el hecho de no saber por qué los costes aumentaron .

motiva

\

Pregunta

de i7tigación

4

.

1 . 2 L a d istinción entre problemas prácticos

y pro blemas de investigación

L a d istinción entre los problemas prácticos y pragmáticos y los pro- b le r n as de investigación puede parecer un tanto sutil, pero es crucial:

• Un pr obl ema práctico tiene su origen en el mundo y tiene un coste en d iner o, tiempo, felicidad, etcétera. Se resuelve modificando algo en el mund o, haciendo algo.

encuentra

define

~ Problema . >

de investigación

Se trata de un patrón común en cualquier parte de nuestra vida:

• Quiero impresionar a un potencial patrón. ¿Cómo encuentro un buen

restaurante? Busco en una guía de la ciudad. La Taberna del Bosq ue

Lo invito a ir allí y espero que piense que tengo estilo.

• La Asociación de Armas de Fuego me presiona para que me opo n ga al control de armas. ¿Perderé si no lo hago? Hago una encuesta.M~

representados apoyan el control de armas. Ahora debo decidir s i r~

chazo el pedido de la AAF.

• Los costes aumentaron en la planta de Omaha. ¿Qué cambió? CO S paro el personal antes y después. Hay un mayor recambio ahora. mejoramos el entrenamiento y la moral, nuestros trabajadores:

quedarán con nosotros. ¡Bueno, veamos si económicamente pO t mos hacerlo!

No escribimos las soluciones para la mayoría de los probl ernf l S & esta clase, pero debemos hacerla cuando queremos convencer a otraS~ sonas de que hemos resuelto un problema que es importante para e

--./

. do rf

Al CEO: Los costes aumentaron en Omaha porque los trabaja vO" no ven ningún futuro en su empleo y después de unos pocos meses sePO! Por lo tanto hay que entrenar nuevos trabajadores, lo que es costoso. l retener a los trabajadores, mejore sus destrezas para que quieran darse.

Per o an t e s de que pueda resolver un problema práctico, usted po- drí a esta r obli gado a plantear y resolver un problema de investigación.

• Un pro ble ma de investigación se origina en su mente, debido a un

conocim i ento incompleto o una comprensión

plante ar un problema de investigación porque debe resolver un pro- blema pr áct i co, pero no resuelve este último meramente resolvien- do el p rim ero. Podría aplicar la solución del problema de investiga- ción a la r esolución de un problema práctico, pero no resuelve el primero mod ificando algo en el mundo sino aprendiendo más acer-

ca de al go o comprendiéndolo mejor.

errónea. Usted podría

La m ayo ría de los investigadores médicos, por ejemplo, creen que ~ te8 de q ue pu edan resolver el problema práctico de la epidemia del ~ l?a ,prim ero d eben resolver en el laboratorio un problema de investiga- ~ lonplant ead o por el problemático mecanismo del virus. Pero aunque los ~~ e8tigado re s médicos resuelvan ese problema de investigación descu- ndo

el mec anismo, los gobiernos deberán todavía encontrar una for- a de apl icar e sa solución al problema práctico del Sida en la sociedad. la ' « Pr~b lem a»tiene entonces un significado especial en el mundo de

lll ne

Pi ::esh ga c i ó n , uno que a veces confunde a los investigadores princi-

i n . \7 :.8e qu e p or lo general creen

t l'abs .lgad or n ecesita un «buen» problema de investigación en el cual

c ióni~r ; d e h echo, si usted no tiene un buen problema de investiga- , lene un problema práctico bastante malo .

4.103 L a dI stin ción entre problemas y temas

tes e in~st e un a segunda razón por la que los investigadores principian- ~b le e U solo s de nivel intermedio tienen dificultades con la noción de llla » . Lo s investigadores experimentados suelen hablar acerca

que los problemas son «malos». Todo

.

E'

de s u probl e ma d e in ves ti gac ión de una fo rma a brevi a da qu e pare

describirlo sólo c omo un tema : E s t oy lo s adultos, o sobre lo s pote s a z t ec a s apareamiento del al ce d e W yo m i n g .

Como resultado , muchos in v estigadore s principiantes confun den tener un tema para leer con t e ner un probl e ma d e investiga c i ón para re- solver. Al carecer del foco que proporciona la búsqueda de un a soluc ión a un problema de investigación bien definido, recogen más y m ás da tos sin saber cuándo det e nerse . Luego tienen difi c ultades para encon tra; un principio que les permita decidir qué incluir en su informe y qué no ,y finalmente, ponen todo lo que tienen. Luego se sienten frustrado s cua n d ~

lector les dice : No veo el propósito ; esto es s ólo un basurero de d at o s. Usted se arriesga a hacerle perder el t i empo a su lector s i no p ue - de distinguir entre un t e ma para leer y un problema de inve stig ac ión para reso l ver. En el resto del capítulo explicaremos qué es un p rob le ma , académico y no académico. Volveremos a la cuestión de los probl em as e n el capítulo 15, donde analizaremos cómo formular su proble ma de i n- vestigación en la introducción del ensayo.

un

trab aj an do s obr e e l s ar amp i ón ~ e anti g u os, o sob r e la s lla madas d rt

e

4 . 2 L a e st ru c t u ra común de los problem a s

Hemos distinguido problemas pragmáticos y problema s de i nv es - tigación, pero ambos tienen la misma estructura esencia l . Lo s dos constan de dos elementos :

1 . Alguna situación o condición particular. 2. Sus consecuencias indeseables , o c oste s que usted no de sea pa gar .

4.2.1 Problemas prácticos

Un neumático desinflado es , por lo general , un problem a prá c ti c o , porque (1) es una condic i ón en el mundo ( 2 ) que puede tener p ara us ted un coste tangible, tal vez faltar a un compromi s o de salir a cenar. pe r ~

suponga que su compañero de salida le forzó a aceptar la ci ta y us

preferiría, en cambio , estar en algún otro l ugar . En ese caso , e l n eu J1l11 ' tico desinflado no tiene un coste , porque ahora usted juzg a qu e fa ~t a~~ la cita de salir a cenar e s un beneficio . De hecho , el neumáti co d esIIl I I do no es ahora parte de un problema, sino part e de una sol uc i ón . se ' De manera que, cuando usted cree haber hallado un probl ema, a s' gúrese de poder id e ntificar y des c r i bir una situación con es ta s do s p ar te .

te ,

• una condición que debe s er r es uelta Condi c ión: Perdí el autobús . El agujero en l a c apa de ozono e s tá crec i endo .

st es de esa cond i ción que u s ted no desea pagar • ~oste : pod ría perder m i traba j o por llegar tarde al t rabajo . Mu chos morirán por cáncer de piel .

F recuen temente us ted puede reformular los costes negativos en

f o r m a p o s i tiva, como un beneficio resultante de resol v er

la condición : .

B e n efi cio: Si puedo alcanzar el autobús , salvaré mi trabajo . Si correg i mos el agujero de ozono , salvaremos muchas

v id as .

Cuan t o m ayores son las consecuencias de la condición -los costes de dejarla sin r esolver o los beneficios de resolverla-, más significativo es el proble m a. Para u n pro b l ema práctico y tangible, la condición puede ser lite- ralmente c u alqu ier cosa, incluso un aparente golpe de suerte, si impli- ca algún co ste : U sted gana la lotería. Esto podría no parecer un pro- blema, pero ¿qu é ocurriría si le debiese a un usurero 5 . 000.000 de dóla r es y s u nomb re saliese en el periódico? Ganar la lotería podría en- tonces co s t arl e m ás de lo que ganó : alguien le encuentra, coge su dine- ro y le romp e un a pierna.

4. 2.2 Problem as d e i n vestigación

Un pr oblem a práctico y un problema de investigación tienen la misma estr uct u r a, p ero difieren de dos maneras importantes.

Condicio nes . Mientras que la parte de la condición de un pro - blema prá ctico p uede ser cualquier estado de cosas, la condición de un problem a d e in vestigación se define s i empre por un rango bastante es- trecho de conc eptos. Es siempre alguna versión del hecho de que n o sabe o no comp rende algo que cree que usted y sus lectores deberían co - nocer o com pr e n der mejor. Por esta ra z ón, en el capítulo 3 hicimos hincapié en el valor de la s ~fegunta ~ . Bu enas preguntas son el primer paso para definir el pro - eaema de In ves tigación, porque sugieren lo que usted y sus lectores no

en.n~ee?o n o com prenden , pero debieran : ¿ Qué pap e l ti e ne la gen é ti c a

i nÍz can~ er ? ¿ C ómo influyen los témpanos de hi e lo sobre el c lima ? ¿ Qu é

qUé uencl. a tu vo la épica latina sobre la poe s ía d e l in g lés antiguo ? ¿ En 1nedld a la p ena de mu e rt e dism i nu ye el núm e ro de asesinato s?

de suCostes . L a segunda diferencia es más difícil de aprehender. Pue - teng: der qu e las consecuencias de un problema de investigación no ci.o in na~ a qu e ver inmediatamente con el mundo. El coste o benefi- 1nedla to d e un problema de investigación es siempre alguna ig -

no rancia o malentendido

ulterior que es más significativo

o de mayo

consecuencia que la ignorancia o el malentendido

que definía

la co:'

dición . Esta idea de coste es fácil de comprender

en un problema

prácti .

co debido a que sus costes son usualmente palpables: dolor y sufr i .

miento, dinero perdido, oportunidad, felicidad, reputación, etcétera . Los

costes de un problema de investigación, sin embargo, son

que no sabe.

lo . Ahor a, reconocemos instantáneamente

los costes adicionales

de

ra r stra i g n orancia

Jl.~eJld el pro blema de investigación

CIO

práctico .

y los beneficios si la remediamos,

los relatos

porque una solu-

apunta a una solución del problema

,

acerca del Alamo o la estética

de

P

ero , ¿ c ómo pueden

1 s t e xtile s tibetanos

;ca ti vo? Un a condición parece bastante clara: conocimiento incomple-

ser parte de un problema de investigación

signi-

mos o no comprendemos alguna cosa . Por esta razón, el problema de

to

. ¿ P ero qu é

costes debemos pagar si persistimos

en nuestro conoci-

una visita del usurero parece más fácil de aprehender

que el problem a

m

i e nt o in c o mpleto?

de no comprender

tiguo. Los costes del primero son más palpables que los del segundo.

del latín sobre la poesía d e l

n o

comprenderemos algo todavía más significativo: lo que un poema ir n .

del in -

glés antiguo

por qué l a

poesía del inglés antiguo

la influencia

del latín sobre la poesía del inglés an o

esas influencias,

lo que los poetas

No obstante, no comprender

la influencia

inglés antiguo tiene costes. Si no comprendemos

portante pero problemático

podría significar,

sabían y no sabían

acerca de otras literaturas,

es como es.

U n investigador

avanzado debe

mostrar

que, debido a que no c o-

noce o no comprende

algo,

no puede

saber o comprender

alguna o t r a

cosa más importante. Debe responder la pregunta, ¿y qué?

¿ y qué si nunca comprendo el papel de la genética en

el cáncer, por

qué los gatos se frotan la cara contra nosotros, cómo se construían puen- tes en la antigua Grecia? Si nunca lo descubro, ¿qué coste mayor debo pa. gar en mi conocimiento o comprensión más amplios?

En síntesis,

no tiene un problema

de investigación

cer el coste de su conocimiento incompleto o comprensión

coste que se define prensión.

en términos

de una mayor ignorancia

hasta co no- errónea, un o inco m-

4.2.3 Cuándo un problema de investigación está motivado por un problema práctico

Es más fácil identificar

los costes y beneficios

de un problema d e

investigación

cuando éste está motivado

por un problema práctico:

¿ y qué si no sabemos por qué los costes aumentaron en Omaha? Va' mas a la quiebra. ¿Y qué si no comprendemos el papel de la genética e~

el cáncer? Hasta que no lo hagamos, no sabremos si podemos identifi c . a . los genes que nos predisponen al cáncer, cuándo puede predecirse o ¡TI

cluso curarse.

--. /

El coste de no conocer el papel de la genética

en el cáncer es qB~

no comprendemos

cio, quizá cuando comprendamos

su causa. 0, formulándolo

la genética

en la forma de un beJle del cáncer podremos

e v '

¿Y qué si no conocemos la evolución de la fontanería medieval o el

ci c l o de vida de una rara orquídea de la parte central de Nueva Guinea?

¿Cuál será el coste si nunca lo descubrimos? ¿O el beneficio si lo hace-

m os ? B ueno, déjeme

Es en este punto cuando los investigadores vestigac i ón pu ra» en oposición a la «investigación

invocan

la idea de «in-

aplicada».

Problemas prácticos frente a problemas de investigación:

un típico error de principiante

Un p r oble ma práctico, con sus condiciones y costes tangibles, es más fácil de compr en d er y más interesante de estudiar para los investigadores princip i a ntes, p o r lo cual suelen sentirse tentados a tomar como tema un

problem a , ta n g ible en el mundo: aborto, lluvia ácida, las personas sin hogar. Esto est á bien como punto de partida. Pero se arriesga a cometer un error si pretende tom ar un problema en el mundo como el problema que intentará

artículo de investigación puede resolver una buena investigación podría darnos

~onoc imien t o s que ayudarían a resolverlo . Los problemas de investigación Involucr an sól o lo que no conocemos o comprendemos completamente. Por eso, debe esc r ibi r su ensayo no para resolver el problema de la lluvia ácida, sino para r e solve r e l problema de que hay algo acerca de la lluvia ácida que no co- nocemos o comprendemos, algo que necesitamos conocer antes de que po- damo s trata r de controlarla.

resolve r e n s u investigación. Ningún el probl ema d e la lluvia ácida, pero

4.2.4

La d ' lS t' r nr nori entre investigación «pura» y « ap lica da»

.

,

.

,

el

llle~oste ?e nu estra ignorancia mostrando cómo

Pl';orar a el m undo. Más bien mostramos cómo,

lfun nder a l l?o , nosotros y nuestros lectores no podemos comprender

En buen a parte de la redacción académica no intentamos

explicar

nuestra investigación

por no conocer o com-

al-

a CU est lón más amplia y más importante que estamos interesados

en comprender mejor. Cuando la solución de un problema de investiga_ ción no tiene una aplicación evidente a un problema práctico, sino sola_ mente a los intereses académicos de una comunidad de investigadores llamamos a esa investigación « pura » , en oposición a « aplicada » . ' Por ejemplo, ninguno de nosotros tres sabe cuántas estrellas hay en el cielo (o cuánta « materia oscura » ), y, francamente, no nos sentimos mal por no saberlo. N o nos molestaría saberlo, pero no se nos OCurre ningún coste si nunca lo descubrimos, o ningún beneficio si lo hacemos. Por eso, no saberlo no es un problema. No obstante, para los astrónomos, no saber ese número es parte de un problema de investigación «pura» de gran significación para ellos. Hasta que no sepan esa cantidad, no podrán calcular otra que es m u - cho más importante: la masa total del universo. Si pudiesen calcular l a masa del universo, entonces podrían descubrir algo todavía más im- portante: si seguirá expandiéndose hasta desaparecer en el olvido, si s e colapsa sobre sí mismo para explotar otra vez y formar un nuevo un i - verso, o se mantiene en un eterno estado estacionario. Conocer el n ú- mero de estrellas en el cielo podría no ayudar a resolver ningún pr o - blema tangible en el mundo, pero para esos astrónomos (y tal vez pa ra algunos teólogos), ese número representa un hueco en su conocimie nto que tiene un gran coste: les impide comprender algo más significativ o , el futuro del universo (por supuesto, si usted está interesado en sa ber si el universo tiene un futuro, entonces quizá pueda darse cuenta de que no saber cuántas estrellas hay en el cielo podría ser parte de un problema para usted también). Puede decir si un problema es de investigación pura o aplicada si examina los últimos tres pasos de la definición de su proyecto.

Problema de investigación pura:

1 . Tema: Estoy estudiando la densidad de la luz y de otras radiacio ne s electromagnéticas en una pequeña sección del universo,

2. Pregunta: porque quiero descubrir cuántas estrellas hay en el cielo,

3 . Justificación racional:

para comprender si el universo se eX-

pandirá para siempre o se contraerá y provocará un nueVo

Big Bang .

Éste es un problema de investigación porque la pregunta (paSO2) presupone que no sabemos algo. Es un problema de investigación pura porque su justificación racional (paso 3) no involucra algo que ha re - mos, sino algo que no sabemos pero que deberíamos saber. '!j En un problema de investigación aplicada, la pregunta toda v1 involucra algo que queremos conocer, pero la justificación raciona l e el paso 3 involucra algo que queremos o necesitamos hacer:

ll

1

.

P rob lema de investigación aplicada:

T em a: Estoy estudiando la diferencia entre las lecturas del telesco-

p io H ubble, en órbita encima de la atmósfera, y las lecturas de las

m i s m as estrellas tomadas por los mejores telescopios en la Tierra,

Z . P regunta: porque quiero descubrir cuánto distorsiona la atmós- f era las mediciones de la luz y de otras radiaciones electromag- n ét icas, 3 . J ustificación racional: para medir más precisamente la den- sidad de la luz y de otras radiaciones electromagnéticas en un a pequeña sección del universo.

4.2.5 ¿Su p robl ema es puro o a p licado?

Pu e d e d istinguir un problema de investigación pura de uno de in- vestigac ión apl icada por las consecuencias que nombra en la formula-

ción d e su ju s t ificación racional (paso 3). En la investigación pura, las

consecu en c ia s son quiere sa b er; en la

bles y la j u s tif icación define lo que quiere hacer. Tal vez una de las principales razones de que los principiantes tengan d i f icu l t ades para dominar la investigación pura es que sus cos- tes son e nt er a m ente conceptuales, de manera que para ellos se parece menos a curar el cáncer que a contar estrellas. Creyendo que sus des- cubrimien to s no sirven de mucho, intentan transformar la solución de un problem a d e investigación en la solución de un problema práctico:

conceptuales y la justificación racional define lo que investigación aplicada, las consecuencias son tangi-

Si po dem os comprender cómo los políticos utilizaron los relatos sobre el Álam o para conformar la opinión en el siglo XIX, podríamos protegerno s d e políticos poco escrupulosos y ser mejores votantes hoy en día.

1 . Tema : E sto y estudiando las diferencias entre las diversas versiones del s igl o XIX de la historia del Álamo,

2 . Pr egun ta: porque quiero descubrir cómo los políticos usaron los r e la to s d e los grandes sucesos para conformar la opinión pública, 3 . Ju s t ificación racional: para ayudar a las personas a prote- ger se de políticos poco escrupulosos y volverse mejores vo- tant es.

a n E~ a l gun as áreas ésta es una estrategia respetable, algunos dirí- el e que In. clu so p referible. Pero, en nuestro ejemplo, es improbable que los :C[Itor con v:enza a muchos lectores de que su investigación sobre e p ata s d e l A lamo pueden realmente mejorar la democracia. ted d ~ra form ular un problema efectivo de investigación aplicada, us- e e m os trar que la justificación racional mencionada en el paso 3

está conectada de un modo plausible con la pregunta formulada e n el paso 2 . Puede verificar esto retrocediendo a partir de la justificaci ó n racional . Hágase a usted mismo la siguiente pregunta:

(a)

¿Si los lectores quisieran alcan z ar la meta de (formule su objetivo

del paso 3),

(b)

pensarían que el modo de hacerla es descubrir (formule su pregun_

ta del paso 2)?

Cuanto más intensamente

los lectores respondan

« sí» a la pre-

gunta, más efectivamente habrá formulado el problema aplicado. H aga la prueba con el problema de astronomía aplicada:

(a) ¿Si los lectores quisieran medir más precisamente la densidad de la ra d iación electromagnética en una sección del u niverso,

( b ) pensarían que el modo de hacerla es descubrir cuánto distorsion a

la at m ós f era las mediciones de la misma?

En el centro de la mayor parte de las investigaciones en humani-

dades y gran parte d