Origen del barrio de Villa Celina

Martin A. Biaggini

Luego de la Revolución de Mayo, la independencia y las guerras internas, se logra
la conformación del Estado Argentino. Nuestro país había nacido con un desarrollo
desigual, con injusta distribución de la riqueza, diseñado y hecho a medida de los
propietarios de las tierras, quienes proyectaron una estructura agro exportadora,
insertando a nuestro país en la división internacional del trabajo, con una fuerte relación
de dependencia tanto a Gran Bretaña como luego a EEUU.
La familia Ramos Mejía y la familia Madero formaban parte de esa oligarquía local:
no sólo eran terratenientes y empresarios sino que ocupaban cargos de poder en algunas
empresas y en el gobierno
1
: Las elecciones de 1880 consagraron como Presidente de la
Nación Argentina a Julio Argentino Roca y como vicepresidente justamente a Francisco
Bernabé Madero.
Esta nueva estructura económica, política y social, comprendía una nueva lógica
espacial: las antiguas chacras coloniales, dieron lugar a explotaciones agrícola menores,
y la inmigración a loteos destinados a particulares.
Tras la muerte de Marta Ramos Mejía de Madero, sus descendientes, realizan un
nuevo loteo, quedando el resto de la fracción, una mitad en manos del Sr. Francisco
Bernabé Madero, y la otra mitad en la de sus hijos: Ernesto, Alejandro, Carlos, Francisco
y Francisca.

1
Ramos Mejía Enrique, “Los Ramos Mejía, apuntes históricos”, Editorial Emece, Buenos Aires, 1988.
Plano de la zona en 1896. Archivo Histórico de Geodesia
Muchos historiadores llaman a este periodo “El liberalismo conservador”, o “La
Argentina Moderna”, por las grandes transformaciones políticas, económicas y sociales
que se produjeron
2
.
Una de estas transformaciones fue justamente el traslado del Matadero municipal,
de la zona de Parque de los Patricios a su actual ubicación (lejos de los centros poblados
en aquel entonces).
Plano Sucesión familia Madero. Circa 1900
Esta mudanza, sumado a una nueva organización del espacio, dará origen a
numerosos barrios en la corona periférica. Según explica Bertune
3
, las tierras cercanas a

2
Romero José Luis, “Las ideas políticas en Argentina”, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires,
2001.
3
Bertune Fatgala Mirta Natalia, “El antiguo partido de la Matanza (1778-1821)”, Colección La Matanza,
mi lugar, Nro. 4, Dirección Hilda Agostino, CLM, Ramos Mejía, 2009.
la ciudad se encontraban en un proceso de transición: “La primitiva suerte o chacarita
colonial […] ya era antieconómica y cedía paso a pequeñas quintas con extensiones
oscilantes entre una y veinte hectáreas”
4
. Fue así que los descendientes de la familia
Ramos Mejía (entre ellos los Madero) comienzan a fraccionar y vender su parcela,
instalándose explotaciones agrícola-ganaderas de menor extensión, y dando origen a la
instalación de los primeros habitantes en la segunda mitad del siglo XIX.
Plano Catastral de Gregorio Edelberg, 1939. Detalle de lo que había sido la propiedad de los
Ramos Mejía

Empezando el siglo XX, la mudanza del matadero municipal desde Parque de los
Patricios a su actual ubicación, hizo que estas tierras ganaran importancia.
Ariel Gorelik lo explicaba de la siguiente manera:
“La actividad de la matanza
5
estructuró toda la zona a través del desarrollo de una
variedad de establecimientos: curtiembres, graserías, fabricas de velas, etc. La
coherencia no sólo era productiva: era también territorial, por las formas de ocupación del
suelo y la morfología de esos establecimientos que modificaban un poco la geografía
natural del área […]”
6

Este traslado, trajo aparejada automáticamente, la instalación de fábricas de sebo
y curtiembres que se trasladaron de un punto al otro, por lo que se debieron lotear las
tierras de las zonas adyacentes, lo que dio lugar a la instalación de pobladores seducidos
por los económicos loteos, sus facilidades de pago y la cercanía a la fuente de trabajo.

4
Cunietti Ferrando, Armando J., “De la chacra al pueblo. Prehistoria de San José de Flores”, En:
Historia de la Ciudad. Una revista de Buenos Aires, Año VII, Nº 36, citado en Bertune Fatgala Mirta Natalia, “El
antiguo partido de la Matanza (1778-1821)”, Colección La Matanza, mi lugar, Nro. 4, Dirección Hilda Agostino,
CLM, Ramos Mejía, 2009.
5
Nota: Se refiere a la actividad económica, y no al municipio o partido.
6
Gorelik Adrián, “La grilla y el parque, espacio público y cultura urbana en Buenos Aires, 1887-1936”,
Universidad Nacional de Quilmas, Bernal, 1 edición, 1998.
La revista “Caras y Caretas” lo planteaba de esta manera:
“Se trata de la mudanza de toda la población arraigada en el vastísimo contorno de
los corrales viejos”
7
Con la mudanza del matadero, y la nueva lógica espacial, sumado al paso del
ferrocarril, las distintas parcelas se fueron loteando dando origen a los distintos barrios de
la corona periférica de la Ciudad de Buenos Aires.
Plano de la zona 1914. Nótese que aún no existe el loteo de la familia Maglione que conforma Villa
Celina.

1) NACE VILLA LAS FÁBRICAS (Actual Villa Madero)
Pero no sólo se había mudado el matadero: con él se traslado toda la estructura
económica que se había tejido alrededor de éste, conformando una nueva periferia,
logrando atraer a gran número de inmigrantes quienes conformaron las poblaciones de
Nueva Chicago (el actual barrio de Mataderos en la Ciudad de Buenos Aires), Villa
Insuperable y del loteo que realizo la familia Madero sobre la calle Pedernera, se origino
una población llamada: Villa Las Fábricas.
El vecino Juan Gómez, integrante de una de las familias pioneras, lo recuerda así:
“Mi papá trabajaba en Parque Patricios, en un frigorífico, cuando éste se mudo a
Mataderos, mi papá en 1902 compro acá (se refiere a Villa Madero), sobre la calle Blanco
Encalada”
8


7
Revista Caras y Caretas, Numero 77, Año III, del 24 de marzo de 1900.
En los primeros censos poblacionales de la provincia de Buenos Aires ya aparece
esta población:
“En el partido de la Matanza, entre 1895 y 1904 surgieron varias villas: Villa Las
Fábricas (o Villa Circunvalación
9
), Villa Industriales, Villa Insuperable, etc.”
10

El usufructo de las tierras heredadas por la familia de Marta Ramos Mejía de
Madero, no habría sido de forma homogénea. Ella misma vende a Tomas Scasso el
sector que conformaría lo que posteriormente se conoció como Villa Scasso (Barrio
comprendido entre Av. General Paz, Av. Crovara, Av. San Martín y la calle Agrelo), luego
tras su muerte, la primera mitad de la sucesión quedo en manos de su marido Francisco
Bernabé Madero, cuya fracción se vende y lotea, dando origen a dos poblaciones: “Villas
las Fábricas”, entre fines de siglo XIX y el año 1905, y “Villa Circunvalación”, entre 1905 y
1908. El sector restante quedo en manos de los hijos del matrimonio: Francisco D.
Madero, Ernesto Madero, Francisca Madero de Lynch, Alejandro Madero y Carlos María
Madero, correspondiéndole a cada uno: 84 hectáreas aproximadas.

2) NACE VILLA MADERO SUR (actual Villa Celina)
Francisco D. Madero (hijo), vendió sus 84 hectáreas a su hermano Ernesto. Éste a
su vez, utilizó su fracción (84 hectáreas) para la instalación de hornos de ladrillo (desde la
estación de tren Villa Madero, hizo construir un tendido de vías que llegaba hasta sus
hornos, para poder transportar su producción sin problema, aprobada por decreto del 30
de mayo de 1908
11
).

8
Entrevista a Juan Gómez realizada por el autor en Villa Madero, en diciembre de 2010.
9
Nota: Villa Circunvalación es otro barrio surgido del loteo de los terrenos anexos a la estación de
trenes que, hasta 1913 llevaba el nombre de Estación B. Circunvalación. Con el tiempo el crecimiento de
ambas Villas hizo que se unificaran formando entre ambas (y otras que se fueron anexando) Villa Madero.
10
Vapñarsky Cesar, “La Aglomeración gran Buenos Aires, expansión espacial y crecimiento
demográfico entre 1869 y 1991”, Eudeba, Buenos Aires, 2000.
11
Decreto autorizando la construcción de un ramal industrial entre la Estación B. Circunvalación (hoy
Villa Madero) y los hornos de ladrillo del Dr. Ernesto Madero BO 4360
Con su parte, el Dr. Madero construyó también una casa quinta, ubicada entre las
calles Olavarría y Chilavert, a la cual bautizó con el nombre de “Villa Bungalow”
12
. Esta
casa, fue conocida como “la casa grande” hasta su derrumbe.
Patio de la casa del Dr. Madero en las calles Olavarría y Chilavert. Foto AGN
La costumbre de bautizar como “Villa” a una casa quinta o casco de estancia,
proviene de la antigua Roma. Eran casas situadas en la periferia de las ciudades, en
general estaban dedicadas al recreo (villa urbana), o bien, servían para regentear una
explotación agrícola o ganadera (villa rústica)
13
.
Según el diccionario de la Real Academia Española una Villa es una casa de
recreo situada aisladamente en el campo, o una población que tiene algunos privilegios
con que se distingue de las aldeas y lugares.
En el caso de la Villa del Dr. Madero, cumplía ambas funciones. Era utilizada como
casa de fin de semana, y servía a su vez para regentear sus hornos de ladrillos anexos.
Era el año 1910 y la clase dominante quería festejar el primer centenario de la Revolución
de Mayo, demostrando los logros adquiridos. Uno de ellos fue la construcción del
aeródromo en el barrio porteño de Lugano, y la invitación de aviadores franceses para
realizar todo tipo de demostraciones y acrobacias. El Dr. Madero y sus hijos,
aprovechaban la cercanía del aeródromo y se divertían visitándolo asiduamente para

12
Existe un caso similar, la casa quinta del Dr. Félix Luzuriaga, que también poseía un cartel en su
puerta, y que dio nombre a la actual localidad de Villa Luzuriaga. Ver “Villa Luzuriaga, ayer hoy y siempre, de
Silvia Mielnicki y Martin Biaggini, editorial CLM, Buenos Aires, 2009.
13
Ackerman, James S., “La Villa, formas e ideologías de las casas de campo”, Ediciones Akal, España,
1995.
observar y viajar en los primeros vuelos que se realizaban en el país
14
. Este privilegio,
sólo lo tenían algunas familias cercanas al poder, y la familia Madero, era una de ellas.
Tras iniciar una amistad con Emilio Aubrun, piloto francés maestro de Jorge Newbery,
quien iba a visitar a la familia Madero con su avión, desde el aeródromo de Villa Lugano
hasta los campos de la familia Madero (recordemos que el aviador aterrizaba en
cualquiera de los campos de la zona, ya que estaba totalmente baldío).
La revista “Caras y Caretas” en 1910, relataba sobre una de las visitas de Emilio
Aubrun a la casona Madero:
“La Casa Grande” propiedad de Ernesto Madero.
Revista Caras y Caretas 1910.

“Monsieur Aubrun, sacó su “Bleriot” del cobertizo, lo inspeccionó, y aceite, y en
seguida arriba, rumbo a la chacra del doctor Madero. Al valiente aviador, acompañaban
una escopeta y un cinco “completo” de cartuchos con munición patera. Llego M. Aubrun.,
“chez Madero”, hizo el “aterrisage” con exquisita delicadeza a dos pasos de la terraza,
saludó cortezmente, tomó té con leche y bizcochos, mató dos liebres, se despidió del
doctor Madero y de su familia, y de regreso a Villa Lugano”
15
.
La noche del 30
16
de marzo de 1910, el piloto Aubrun, realiza en primer vuelo
nocturno (raid) que se conoce a nivel mundial, cubriendo el trayecto Villa Lugano,
Bungalow del Dr. Madero
17
.

14
Diario “El Nacional” marzo 1910.
15
Revista Caras y Caretas, 1910.
16
Según numerosas fuentes pudo haber sido el 13 de marzo de 1910.
17
Si bien esta es la versión oficial, que figura en periódicos de la época, y libros de historia de la
aviación (autores Lironi, Biedma Recalde, etc.), la tradición oral que se transmite en la zona es que, en
Carnet de Emilio Aubrun. Foto AGN
En el sector que hoy conocemos como barrio Piedrabuena, existía una laguna a la
que visitaba la familia del Dr. Madero. Allí, él y sus hijos paseaban en bote. En el año
1912, el Dr. Madero se compró un auto Renault de dos cilindros, una novedad para la
época. Y si el tiempo era bueno, se animaba a dar una vuelta permitiendo a algunos
chicos de la zona que se subieran al coche.

Plano IGM 1906. 1-Est. Circunvalación (hoy V. Madero)
2-Ramal del Dr. Madero 3- Horno de ladrillo

realidad, ese día el aviador Aubrun no había visitado al Dr. Madero como era su costumbre, sino a una mujer
de la zona de Villa Madero, a la que frecuentaba, y con la cual se entretuvo por lo que debió volverse al
aeródromo pasada la puesta de sol, y sabiendo lo peligroso que esto era. Esta versión es una tradición oral,
sin fundamento histórico, pero la cual comparto por simple sentido común.
El chofer del Dr. Madero se llamaba Luis Rivolta
18
, familia cuyos descendientes
aún continúan en la zona.
Entre 1900 y 1915 el Dr. Ernesto Madero comienza a lotear sus tierras, iniciándose
así la conformación de un poblado que llevará su propio apellido “Villa Madero”. Este
poblado, abarcaba las actuales calles Av. General Paz, Av. Chilavert, Olvarría y colectora
de autopista, y figura en diversos planos catastrales de principio de siglo XX. Durante la
década de 1920, vecinos de este barrio, conformaron la Sociedad de Fomento Villa
Madero Sur, cuya sede se encontraba sobre la Av. Chilavert.
La vecina Gracia Gagliardi, que se instaló en la zona en el año 1931, recordaba en
una nota de la revista Celina Vive: “Yo vine acá a vivir en junio del año 31, en una casita
sobre Álvarez entre Cruz y San Pedrito (actuales Ugarte y Juan Rava), donde aun está
viviendo mi familia, por eso conozco mucha gente que ya estaba viviendo en Celina
cuando yo llegue, en esos tiempos se le decía Madero Sur a este barrio, y estaba poblado
por los Acosta, Gandulfo, Dura, Vázquez y el padre de Nicolasito era el carnicero al que
yo le compraba”
19



18
Entrevista a Don Pedro Lambois, Revista Madero Shoping, 1989.
19
Revista Celina Vive, año 6, Nro. 46, septiembre 2001
3) NACE VILLA RECONDO (zona de los actuales Barrio
Sarmiento y Vicente López)
El resto de los hermanos Madero comenzaron a vender sus parcelas o a lotearlas.
Es así que en el año 1910 el Sr. Francisco Benito Recondo compra una extensión de
terreno a muy bajo costo, que, junto a Fiorito Hermanos Sociedad, comenzaran a lotear
20

y conformar un nuevo núcleo poblacional que llevaría su apellido: Villa Recondo. Para el
año 1911 ya habían escriturado varios propietarios, por lo que, entre sus primeros
compradores podemos nombrar a: Policechio Cayetano, Salles Juan, Fernández Perfecto,
Suárez Pedro, Vilas Maximino, Alonso Francisco, Rossi Juan Bautista y Avero Cesáreo,
entre otros compradores que se instalaron en esos primeros loteos.
Nro. Año de escrituración Comprador
01 1911 Sambrizzi Enrique
02 1914 Marcigotto Marco
03 1914 Olano Hipolito C.
04 1914 Sanguinetti Bartolome
5 1912 Lopez Alfredo
6 1934 Fernandez y Fernandez Ignacio
7 1935 Diaz Camino María
8 1933 Burucua Pedro Calisto
9 1935 Del Valle Ana María Isabel
10 1932 Dorna José
11 1932 Huerta de Alvarez Emilia
12 1932 Hasan Amed
13 1926 Polino Carlos Enrique
14 1926
Lojoya Genaro, Lojoya de Echeverria
María

20
El Sr. Francisco Recondo y la firma de Fiorito Hnos., se dedicaban al negocio inmobiliario en toda la
zona Sur de la ciudad de Buenos Aires, y el conurbano.
15 1926 Briones Isolino
16 1916 Lublin León
17 1919 Trevisan Hugo

El Sr. Francisco Benito Recondo pertenecía a una familia de inmigrantes que
había hecho fortuna en nuestro país, gracias a la instalación de un almacén de ramos
generales, muy parecido a lo que hoy sería un hipermercado. Estaba casado en segundas
nupcias con Doña María Eugenia Souza Martínez, y vivía en la calle Arenales y Uruguay,
en la Ciudad de Buenos Aires. Su amistad con la familia Fiorito, lo animan a invertir su
fortuna en distintas tierras de la zona, por lo que de la mano de éstos, compra distintos
terrenos en el Gran Buenos Aires, y en el interior de la provincia
21
.
La decisión de lotear y crear un barrio en este sector, se veía incentivada por la
cercanía de la Av. Circunvalación (actual Av. General Paz), que era paso obligado del
arreo a pie de ganado a los nuevos mataderos, y por la instalación en la zona de una
línea de tranvía a vapor.
El autor J. González López, explicaba la importancia urbanizadora de tener un
tranvía en la zona:
“A él le debemos primero que los descampados fueran habitados convirtiéndose
en villorios primeros, en Pueblos y Barrio después, para ser hoy en día orgullosos
conglomerados urbanos”
22
.
De hecho Don Ricardo Seeber quien era propietario de las tierras que hoy
conforman Villa Riachuelo en la Ciudad de Buenos Aires, también pensó en valorizarlas
comunicándolas con un pequeño tranvía a vapor para lo cual solicitó autorización para
instalar uno en 1903. La concesión le fue otorgada el 1 de diciembre de ese año,
pudiendo empalmar sus rieles con el Tranway del Oeste, de modo de unir Villa Riachuelo
con el Matadero Municipal, el cual, pasaba por el aeródromo de Villa Lugano en su
recorrido
23
.

21
Entrevista por el autor al Sr. Eduardo Francisco Recondo, nieto de Francisco Benito Recondo en enero
2012.
22
González López J. L., “Avellaneda y sus tranvías”, Edición del autor, Avellaneda.
23
Weckenthien Cristian, “El tranvía en Buenos Aires”, ediciones Turísticas, Buenos Aires, 2007.
Si bien los primeros medios de transportes de la zona eran los caballos y las
carretas, hasta que comenzaron a aparecer los breckes a caballo (luego a motor,
antecesores de los colectivos), comenzó a circular un sistema poco común en el área
metropolitana, con sólo tres o cuatro efímeras líneas: los tranvías a vapor, que operaron
desde el año 1901. Una de esas líneas de tranvías unió el barrio de Valentín Alsina, en el
Partido de Avellaneda, con Villa Recondo.



Proyecto de instalación de un tranvía con terminal en Villa Recondo
En el expediente de habilitación queda expuesto su recorrido final: “llega hasta
villa Emma y Villa Marconi, atravesando la Villa Riachuelo, cruza el río Matanza, y
entrando, ya en jurisdicción del partido de San Justo, atraviesa la Villa Recondo, para
terminar en el punto marcado en el plano con la letra G”
24
.

24
Biblioteca Popular Federico Lacroze. Archivo. Carpeta 7 (Avellaneda Concejo Deliberante Exte. 139-C-
1912).
Tranvía a Villa Recondo. Biblioteca F. Lacroze
El periodista Jorge Marín lo explicaba así:
“Otro tranvía era el de Villa Recondo, que tocaba Lanús por el lado Oeste, y venía
desde Valentín Alsina por Rivadavia hasta Remedios de Escalada, Avenida San Martín, y
seguía hasta el Edén Argentino. Alcanzaba Caraza, cruzaba el Riachuelo y terminaba en
Villa Recondo, donde tenía una estación importante, en la que sería ese rectángulo que
queda entre el Riachuelo, la Avenida General Paz, el Mercado Central y los barrios del
Banco Hipotecario, sobre la Avenida Roca. Eso, que todavía es un descampado fue un
implante muy grande de tranvías... pero ya no de caballos, sino a vapor, con una
locomotorita que arrastraba los coches”.
25

Esa línea de tranvías, es uno de los antecedentes de la actual línea de colectivos
Nro. 20, y conectaba en su terminal con otro tranvía a vapor de Ricardo Seeber, que,
desde 1903 iba desde el Puente de la Noria a los nuevos mataderos y que a su vez
permitía el trasbordo con “La Maquinita”, un tranvía a vapor propiedad de Víctor Nicoletti,
que desde 1901 terminaba en Lacarra y Rivadavia haciendo un recorrido muy similar al de
la actual línea de colectivo Nro. 5.

25
http://pampadigital.netbiotux.com/soc_17.htm (Consultado el 6-5-12)
En aquellos tiempos, el río Matanza - Riachuelo se encontraba totalmente sin su
rectificación, por lo que J. P. Recondo, mandó a construir un puente para que el tranvía
pudiese pasar por el zigzagueante brazo. El puente, fue destruido con las inundaciones
de la década de 1910, por lo que, los dueños de la empresa, decidieron abandonar dicha
explotación. El puente, que había quedado destruido, fue conocido en la zona como “el
puente roto”.
El autor Cristian Werckenthien lo explicaba así:
“Se trataba de la Compañía de Tranvías Río de La Plata, a vapor, y que perteneció
a J.P Recondo y Compañía. Las penurias económicas habían minado aquel
emprendimiento debido principalmente a la destrucción de las vías por las inundaciones
que hubo en los meses anteriores”
26

Así, al ser Villa Recondo la población más antigua de este sector, es allí en donde
se instala la comisaria de la zona. Pero el pequeño poblado había sido loteado en zonas
inundables, que sufría cada vez que existía una crecida del Río Matanza. Esto, sumado a
que a mediados de siglo XX se rectifica el Riachuelo-Matanza, reubicando el Puente de la
Noria (a su actual ubicación), y logrando que, la característica zigzagueante que poseía
naturalmente el río, se rectifique, quedando las tierras limítrofes entre el partido de la
Matanza y Lomas de Zamora, en un claro litigio (parte del territorio del partido de La
Matanza se cedió a Lomas del Zamora y viceversa). Esto sumado a la expropiación que
sufriera la zona en la década de 1940, hizo que dicha población quedara diezmada y
desapareciera.
María Recondo, bisnieta de Francisco Benito Recondo, recuerda:
“En la época de Perón, cuando iba a confiscar las tierras los cuñados se asustaron
e hicieron vender las tierras casi regaladas. El nuevo dueño termino casándose con la hija
del puestero.”
Pero con las inundaciones de la primera mitad del siglo XX, la falta de
comunicación con zonas periféricas, el cercenamiento de parte de sus manzanas tras la
rectificación del Rio Matanza-Riachuelo y la posterior expropiación de las tierras por el
gobierno Peronista, de a poco, el barrio de Villa Recondo desapareció del mapa. Alfarano
lo explicaba:

26
http://pampadigital.netbiotux.com/soc_17.htm (Consultado el 6-5-12)
“Villa Recondo desaparece en los años 60 cuando comienzan a hacer las
edificaciones de los edificios, porque ahora te encontrás vos con la Av. Roosvelt. De ahí
para atrás eso, era Villa Recondo. Se decía que todo, o el malevaje, los chorros se
escondían en Villa Recondo, tal es así que alguien que contó que había un comisario que
era un tipo muy corajudo, y entonces dijo, vamos a hacer una abatida, cuando dijo así, los
dos canas que tenia de empleados, se sacaron la placa y dijeron, no, nosotros ahí no
vamos. (…) Las casitas de Villa Recondo las fueron vendiendo, las fueron comprando. En
la década del 60 cuando hacen los 3 barrios juntos, Vicente López, Sarmiento y Urquiza,
esos barrios los construye el Banco Hipotecario Nacional, pero vos te das cuenta que en
Villa Recondo la gente vendió y se fue a Lugano, a Laferrere”.
De esa manera, la identidad barrial de la zona de Villa Recondo, fue
desapareciendo paulatinamente.
En numerosas cartas presentadas por la Asociación Vecinal de Barrio Sarmiento,
en su enunciado se especificaba que dicho barrio pertenece a Villa Recondo.
La sala de primeros auxilios que allí se encuentra, se denomina: “Unidad Sanitaria
de Villa Recondo”, como así también la comisaria. De esta manera, la identidad barrial de
Villa Recondo, el barrio pionero, el más antiguo de la zona, se fue perdiendo.
Lo que no se perdió, lamentablemente, es la construcción simbólica de considerar
a la zona como periférica, de segunda categoría. Hoy los barrios de Vicente López y
Sarmiento, suman y agregan a la vieja herencia de Villa Recondo, un lugar periférico,
siendo aun denominados: “los fondos de Celina”.
Plano Villa Recondo 1916

La vecina Amanda Irene García explicaba:
“Recondo era un, le digo más, hubo épocas en que íbamos a La Salada, cruzando
por Villa Recondo, era todo descampado, había unas casitas muy destruidas, pero con un
ambiente más pesado. Íbamos a La Salada, a la pileta, cruzando el campo”
27
.


A modo de cierre

Los distintos loteos que conformaron los barrios de nuestro partido, condiciono que cada
uno de ellos conformara una identidad propia, basado en el origen de sus primeros
pobladores, las actividades económicas, y la clase social a la que pertenecían. Hoy por
hoy, esos barrios, no logran integrarse, sumado a las nuevas inmigraciones de los últimos
30 años, la cual conforma un nuevo esquema de estudio.

27
Entrevista publicada en la Revista Celina Vive.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful