Está en la página 1de 1

" Quines fueron, pues, las brujas y que horribles delitos cometieron para provocar una

reaccin tan violenta de las clases dominantes? Sin duda, durante los varios siglos que dur la
caza de brujas, la acusacin de brujera abarc un sin fin de delitos, desde la subversin
poltica y la hereja religiosa hasta la inmoralidad y la blasfemia. [...] Ante todo, se las acusaba
de todos los crmenes sexuales concebibles en contra de los hombres. Lisa y llanamente,
sobre ellas pesaba la acusacin de poseer una sexualidad femenina. En segundo lugar, se las
acusaba de estar organizadas. La tercera acusacin, finalmente, era que tenan poderes
mgicos sobre la salud, que podan provocar el mal, pero tambin que tenan la capacidad de
curar. A menudo se las acusaba especficamente de poseer conocimientos mdicos y
ginecolgicos.
[...]
Las brujas sanadoras a menudo eran las nicas personas que prestaban asistencia mdica a la
gente del pueblo que no posea mdicos ni hospitales y viva pobremente bajo el yugo de la
miseria y la enfermedad. [...] La propia Iglesia contribua muy poco mitigar los sufrimientos del
campesinado.
[...]
No solo se acusaba a las brujas de asesinato y envenenamiento, de crmenes sexuales y de
conspiracin, sino de ayudar y sanar al prjimo. [...] Los mtodos utilizados por las brujas
sanadoras representaban una amenaza tan grande (al menos para la Iglesia catlica y en
menor medida tambin para la protestante) como los resultados que aquellas obtenan, porque
en efecto, las brujas eran personas empricas: confiaban mas en sus sentidos que en la fe o en
la doctrina; crean en la experimentacin, y en la relacin causa y efecto. [...] En resumen, su
"magia" era la ciencia de su poca."


Brujas, parteras y enfermeras, de Barbara Ehrenreich y Deirdre English