P. 1
OBRA DE ROMEO Y JULIETA-POR CAPÍTULOS

OBRA DE ROMEO Y JULIETA-POR CAPÍTULOS

3.5

|Views: 30.595|Likes:
Publicado porprincess.poetic

More info:

Published by: princess.poetic on Dec 06, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as ODT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/20/2015

pdf

text

original

ROMEO Y JULIETA POR CAPÍTULOS

Personajes ROMEO JULIETA TEBALDO CAPULETO LORENZO Primogénito de los Montescos Hija de Capuleto Prometido de Julieta Jefe de la familia de los Capuletos Capellán de los Capuletos Mezzosoprano Soprano Tenor Bajo Bajo

La acción se desarolla en Verona durante el siglo XII

PRIMER ACTO
Sinfonía Escena primera (Una sala en el palacio de Capuleto) CAPULETOS Amanece apenas... y aquí estamos antes del alba juntos. ¿Qué sucede? Muchas y rápidas nos llegaron las invitaciones. Caballeros y militares ocupan la ciudad. Buenas razones Capuleto debe tener. Tal vez sobre la cabeza de los Güelfos pende un torbellino imprevisto: ¡Tal vez los Montescos se rebelan con nueva enemistad! ¡Sufran los audaces, ah! ¡sufran los Guibelinos feroces! Antes que las puertas se abran a sus atroces hordas, a los indómitos Capuletos Verona sucumbirá. Sufran los audaces, etc. ... Verona, sí, sucumbirá. Recitativo TEBALDO De Capuleto, generosos amigos, parientes, defensores, es grave y grande la razón que nos llama hoy al consejo. El mismo Ezzelino es fruto de nuestra ira, y sostenedor de los Montescos se desvela. Huestes poderosas a asaltarnos envía... El jefe viene ahora de los Guibelinos, el más aborrecido y reo, el más fiero. CAPULETOS ¿Quién es? TEBALDO

Romeo CAPULETOS ¡Romeo! CAPULETO Sí, ese Romeo, el frío asesino de mi hijo. Él... ¿Entre vosotros alguno le creería? él se atreve a ofrecer pactos de paz, y como embajador viene para aconsejárnosla. CAPULETOS ¡Paz! ¡Señor! CAPULETO ¡Jamás! LORENZO ¿Ni escucharlo queréis? Tal vez útiles y honestos sean los pactos. A tan largas luchas tal vez pueda dar fin: el curso lleno de sangre de Adige está lejano. CAPULETO Fue vengado. El mío mientras tanto no lo está: quien lo derramó aún respira, y que nunca la suerte lo ponga ante mi vista... Desconocido a todos, porque aún muchacho partió, vagó Romeo de tierra en tierra, y hasta en la misma Verona se atrevió a entrar. TEBALDO Recibirlo yo sabré: he hecho el voto. Aria Está reservado este acero para vengar tu sangre: lo he jurado por Julieta: toda Italia y el Cielo lo saben. Tu de un nudo bien querido sólo espera el dulce instante: y el voto del amante el consorte cumplir . CAPULETO ¡Sí: abrázame! ¡Hoy al altar del Himeneo accederás! LORENZO ¡Cielos! ¿Hoy?

CAPULETO ¿De dónde viene el estupor que te sorprende? LORENZO ¡Ah, señor, con fiebre ardiente... triste, afligida, y convaleciente, ella... lo sabes... podría solamente ir forzada al santo altar. TEBALDO ¡Cómo! ¡A la fuerza! CAPULETOS Y tendrás tu el honor de poner fin a sus penas.

Cabaletta TEBALDO LA amo tanto, me es tan querida, más que el sol que me alumbra; está puesta, está viva en ella toda la alegría de mi corazón. Pero si tuviese mi alegría que costarle un solo lamento, ¡ah antes de eso escoger mil días de dolor, sí, de dolor, ah mil días de dolor. CAPULETO No temas: tus dudas aplaca; la verás serena y risueña, cuando por su hermano te abrace en el seno vengado. CAPULETOS Nuestro Jefe y nuestro refugio, desnuda el hierro y sale al campo: de Julieta sea la mano digno premio a tu valor, de Julieta sea la mano, etc. LORENZO (para sí) Ah, Julieta, ahora se ha desvelado este arcano desgraciado: ¡ah no hay poder humano que aplaque a tu progenitor, ¡ah no hay poder humano, etc. TEBALDO La amo, ¡ah! la amo, y me es más querida, la amo, etc. la amo tanto y me es más querida, la amo etc.

Recitativo CAPULETO Vamos Lorenzo: tú que puedes, dispón a Julieta para la ceremonia: cuando el sol salga lo quiero realizado. Ella mañana más risueña hará alegrarse los paternos muros. (Lorenzo intenta hablar.) Obedece. TEBALDO ¡Ah Señor... (Lorenzo sale.) CAPULETO Tranquilízate. Sentimientos distintos a los míos no puede tener Julieta: quiérela como a todos nosotros, los buenos guerreros que unen su destino al mío. TEBALDO De tanto bien me persuade el amor; está el corazón propicio a creer verdadero todo lo que desea. CAPULETO Pero ya hasta nosotros llega el orador enemigo. ¡Alguno de entre vosotros a la propuesta de los Montescos se inclina? CAPULETOS ¡Odio eterno a los Montescos, a los Guibelinos (Aparece Romeo.) Recitativo ROMEO Alegre por el dulce encargo me envía el Jefe de los Guibelinos, yo me presento, nobles Güelfos, a vosotros. Alegre así también pueda escucharme alguno... porque hablo en verdad de amistad y paz. TEBALDO ¿Quién dice que podamos fiarnos de los Montescos?

CAPULETO Fue mil veces la paz firmada, y mil veces despreciada. ROMEO Está en tu mano que santa e inviolada sea. Haz que en Verona tengan sitio los Montescos y haz a Julieta esposa de Romeo. CAPULETO Se eleva entre nosotros una fatal barrera de sangre, y no será nunca derribada, nunca, lo juro. CAPULETO, TEBALDO Y lo juramos todos. ROMEO ¡Crueles! Aria Escucha... Si Romeo te mató un hijo, en batalla le dio muerte: culparle debe la suerte; él lo lloró, y lo llora todavía: culparle debe la suerte, etc. ¡Ay aplácate, y otro hijo encontrarás en mi señor, otro hijo, etc. CAPULETO Vuelve al campo, y di al loco que otro hijo ya encontré. ROMEO ¡Cómo! ¿y quién?... TEBALDO Yo. ROMEO ¿Tu? (para sí) ¡Qué escucho! ¡oh cielos (en voz alta) Escucha todavía... CAPULETO Has dicho bastante. CAPULETO, TEBALDO Que cada uno a una voz contra vosotros va gritando guerra, guerra, guerra, guerra...

ROMEO Obstinados, así será. Cabaletta La tremenda y asesina espada a blandir Romeo se prepara, y como un relámpago funesto mil muertos aportará. Pero os acusa en el airado cielo tanta sangre derramada en vano; y sobre vosotros recaiga la sangre que a la patria costará. CAPULETO, TEBALDO ¡Guerra a muerte, guerra atroz! CAPULETOS Para, audaz; sólo Dios podrá juzgarnos, sí, podrá juzgarnos. ROMEO ¡Obstinados! CAPULETO, TEBALDO, CAPULETOS ¡Que cada uno con una voz a vosotros va gritando guerra ¡Guerra! ¡Guerra! ¡Guerra! ROMEO ¡Obstinados Así será! La tremenda y asesina espada, etc. CAPULETO, TEBALDO, CAPULETOS Para, audaz... ROMEO Pero os acusa... TEBALDO Vuelve al campo. ROMEO ...tanta sangre derramada en vano. CAPULETO, CAPULETOS ... solamente Dios podrá juzgarnos, sí, juzgarnos, etc. ROMEO ...pero sobre vosotros recaiga la sangre que a la patria costará; pero sobre vosotros, etc. CAPULETO, TEBALDO, CAPULETOS ...sí, sobre nosotros podrá, etc.

Escena Segunda (Gabinete en las habitaciones de Julieta.) Recitativo JULIETA Aquí estoy vestida de blanco... Aquí estoy adornada... como víctima del altar. ¡Oh, si al menos como víctima pudiera caer a los pies del altar! Oh antorchas nupciales, tan aborrecidas, tan fatales, sed, ¡ah! sed para mi faces fatales. Ardo... un ardor, un fuego toda me oprime. (Se asoma a la ventana y regresa.) Un refresco pido en vano a los vientos. ¿Donde estás tu, Romeo? ¿En qué lugares vagas? ¿A dónde, dónde, enviarte mis suspiros? Aria ¡Oh, cuantas veces, oh cuantas le pido al cielo llorando! ¡Con qué ardor te espero, y engaño a mi deseo! Rayos de tu rostro ¡ah! me parece el brillar del día: ¡ah! el aire que sopla en torno mío me parece un suspiro tuyo, ¡ah! el aire que sopla, etc. (Se sienta afectadísima. Lorenzo entra.) Recitativo LORENZO La hora es propicia. Para no esperadas nuevas se prepare este alma. ¡Julieta! (Julieta se lanza a sus brazos.) JULIETA ¡Lorenzo! LORENZO (sosteniéndola)

Vamos, cálmate. JULIETA Estar tranquila en un momento, del todo tranquila. Poco a poco yo me extravío, lentamente me consumo... ¡Ah! si por una vez volviera a ver a Romeo... Romeo podría parar a mi alma que se pierde. LORENZO Ten valor, Julieta... ...él está en Verona. JULIETA ¡Oh Cielos! ¿Y no lo traes aquí? LORENZO ¿A la imprevista alegría resistirás? JULIETA Más que a la angustia. LORENZO Pues prepárate para verlo: te lo traeré por ese secreto y sólo por nosotros conocido túnel. (Abre una puerta secreta y aparece Romeo.) Recitativo ROMEO (corriendo a los brazos de Julieta) ¡Ah, mi Julieta! JULIETA ¡Ah!... ¡Romeo! LORENZO Hablad bajo. (Lorenzo sale.) JULIETA (con tierna alegría) ¡Vuelvo a verte, oh alegría! ¡Sí, al fin te vuelvo a ver! ROMEO ¡Oh Julieta mía! ¡Al fin nos volvemos a encontrar! JULIETA Sin esperanzas, enferma, desfallecida, ¿lo ves?, y próxima a morir. ¿Y tú qué dices?

ROMEO Infeliz como tu, y cansado al fin de esta vida atormentada y obscura, nunca consolada por una sonrisa tuya, vengo, vengo decidido a morir, o a raptarte por siempre de tus enemigos. Debes huir conmigo. JULIETA ¿Huir? ¿Qué dices? Dúo

ROMEO Sí, huir: no nos queda otro remedio en ningún caso, sí, ningún otro remedio en ningún caso. Mejor patria tendremos que esta, mejor cielo donde quiera que vayamos: de cualquier bien que el corazón desee más tarde el amor nos traerá, de cualquier bien, etc.

JULIETA ¡Ah! ¡Romeo! Para mi la tierra está limitada por estas puertas: sí, para mi la tierra, etc. Aquí me liga, aquí me encierra un poder más fuerte que el amor. Sólo, ¡ah! sólo a mi alma acompañarte el cielo me concederá, sólo, ¡ah! sólo a mi alma, etc. ROMEO ¿Pero qué oigo? ¿Y ese poder es mayor para ti que el amor? JULIETA Aquel. ¡ah! aquel del deber, de la ley, del honor, sí, sí del honor. ROMEO ¡Ah, cruel! ¡de honor hablas cuando a mi me eres negada? Esta ley que me opones está desmentida por tu corazón. ¡Ay! ríndete a mis ruegos, si te cuidas de mi vida:

si fiel todavía me eres, ¡ah! no escuches mas que nuestro amor. JULIETA ¡Ah! ¿de mi qué más quieres si te ofrezco corazón y vida? Deja al menos, al menos concede, ¡ah! un solo derecho a mi progenitor. Yo morir si no eres mío, si cualquier esperanza se me roba: mas tu también dame algún sacrificio de tu corazón, ¡ah!... ¡ay!... del corazón... del corazón. ROMEO ¡Ah! cruel, ¡ah! ¡ay! ríndete a mis ruegos, ríndete: si fiel todavía me eres, etc. JULIETA Pero tu sí, pero tu también dame, etc. ¡Ah! que morir si mío no eres, etc. (Se escucha música lejana.) ROMEO ¿Escuchas? El funesto altar ya se adorna, ya te espera. JULIETA Huye, parte. ROMEO No... contigo me quedo. JULIETA ¡Cuidado si mi padre te sorprende! ROMEO Que él me venza, o caiga vencido cerca de ti. JULIETA ¡Ah! ¡Romeo! ROMEO Me ruegas en vano. JULIETA ¡Ah! ¡Romeo! ROMEO No. Me ruegas en vano. JULIETA ¡Ah, de ti, de mi piedad! ROMEO ¡Ah, Julieta mía! Ven, ¡ah! ven, apóyate en mi:

ah, eres mi bien, eres mi esposa; este instante que perdemos para nosotros no volverá. En tu mano está mi suerte, mi vida, mi muerte... Ah no, no me amas como yo te amo, ¡ah! no tienes piedad de mi. JULIETA Cede, ¡ah! cede por un solo momento, cede a mi dolor, a mi terror; estamos perdidos, muertos estamos, si más ciego el amor te hace. ¡Ay! ahorra a este corazón mayores penas, horrores mayores. ¡Ah! si aún está vivo es porque te amo, ¡ah! el amor conmigo morirá. ROMEO No, no, ¡ah! no tienes de mi piedad... ¡Ah! ¡ay! ven. JULIETA ¡Ah Romeo ! ¡cede ah! cede. ROMEO No tienes piedad. JULIETA ¡Ay! cede. ROMEO No... cruel, no tienes piedad. JULIETA ¡Ah! ¡Romeo mío! Cede, ah, cede al menos un momento, etc. ROMEO Ven, ¡ah! ven, etc. (Vencido por los ruegos de Julieta, Romeo se va por la puerta secreta. Ella se aleja temblorosa.)

Escena Tercera (Palacio de Capuleto. Los Capuletos atraviesan el patio) CAPULETOS Bella noche, venturosa a los difíciles días sucede. Acalladas la ira las armas reposan

donde enciende el Himeneo las antorchas: donde Amor una risa desata allí está el júbilo, allí está el placer. Festejemos con danzas y cantos este ilustre y fausto Himeneo: sí, la alegría dentro de poco será compensación a tantas penas: no haya en este umbral ningún turbio pensamiento. Donde Amor una risa desata, etc. (Llegan a las escalinatas y se pierden en la galería. Romeo entra apresurado, seguido de Lorenzo.) Recitativo LORENZO ¡Ay! por piedad, desiste: no te introduzcas más: mal te ocultarás del conjunto de Güelfos. ROMEO ¡Cómo voy a pensar en mi peligro cuando un rival se dispone a llevarse a mi bien! Pero eso no sucederá ciertamente, lo juro. LORENZO ¡Ah, desventurado! Está perdida toda esperanza. ROMEO Una me queda... Escucha. Secretamente y con güelfas ropas envueltos, con la ayuda de la noche, dentro de Verona han venido mil Guibelinos armados. LORENZO ¡Cielos! ROMEO No esperados aparecerán sobre los enemigos, y así interrumpirán la boda. LORENZO ¡Funesta noche! ¿Y a mí de sangre y de estragos me haces cómplice? ¿Yo convertido en traidor de esta familia? ROMEO Pues bien, descúbreme, y salvarás a mi rival...

(Se escucha dentro gran tumulto; suenan las trompas, se oyen gritos y se ven por las galerías a todos los convidados en desorden correr por aquí y por allá.) LORENZO ¡Qué tumulto! CAPULETOS (desde dentro) ¡Los Montescos! ROMEO ¡Oh alegría suprema! CAPULETOS (desde la galería) ¡A las armas! ¡A las armas! LORENZO Huye... vete... ROMEO ¡Tebaldo! Tiembla; yo ya corro a vengarme. LORENZO Calla, calla; ROMEO Esa trompa... LORENZO gente acude... ROMEO ... es un sonido fatal, sonido de muerte para mi rival... caerá... ¡ah! sí caerá. LORENZO ... calla, calla: de todos lados acude gente... algunos armados... ¡ah! huye... ¡ah! vete... ¡ah! huye por piedad... CAPULETOS ¡Ah! ¡Que alguien nos provea de armas! ¿Quién, cielos, nos socorrerá? ¡A las armas ¡A las armas Quién socorro, etc. (Romeo se aleja velozmente Lorenzo lo sigue. Julieta desciende de la galería.) Cavatina JULIETA Se acalla el fragor...

el silencio reina entre estas puertas... gracias te doy, oh suerte: ¡ah... libre soy todavía. Pero la sangre de todos por mi vertida ahora viene... tal vez traicionado, exangüe yace mi amado bien... tal vez... ¡oh qué frío ¡qué fuego siento recorrerme el corazón ¡Ah Por Romeo os invoco, Cielo, Destino, Amor, ¡ah por Romeo, etc. ... Amor. (Romeo entra.) ROMEO ¡Julieta JULIETA ¡Ay de mi...! ¿qué veo? ROMEO A tu Romeo... tranquilízate. JULIETA ¡Ay desventurada... ¿y te atreves? ROMEO Me río al ponerte a salvo y al hacerte feliz. Sígueme. JULIETA ¡Ay! ¿dónde? ¡ay! ¿cómo?

ROMEO Ven. JULIETA Te perderás junto a mi.

ROMEO ¡Julieta! JULIETA Ah, no. ROMEO ¡Ah ven!. JULIETA ¡Ah! ¿dónde? ROMEO ¡Ah ven! JULIETA

¡Ah, no!, ¡ah no! ROMEO Ven. Te lo pido, en nombre de la jurada fe, ¡ah! te lo pido, etc. CAPULETOS (desde dentro) ¡Muerte a los Montescos ¡Muerte ¡Muerte JULIETA ¡Ah! déjame; gente se nos acerca. ROMEO Te abriré entre los bárbaros con este acero el camino. (Intenta llevarla consigo. Capuleto, Tebaldo, y hombres armados entran por un lado, Lorenzo por el otro.) CAPULETO Para. TEBALDO ¿Qué veo? ¡El pérfido embajador del enemigo! LORENZO (para sí) ¡Cielos! JULIETA ¡Ah...! LORENZO (para sí) Está perdido el miserable. ROMEO ¡Oh rabia! JULIETA ¡Oh qué terror! CAPULETO ¡Armado en estas puertas! TEBALDO ¡Bajo mentiras robas! ¿Esta nueva maldad, impío, querías urdir? Soldados, aquí... JULIETA Detente... padre... señor.... piedad... CAPULETO

Aléjate... JULIETA Piedad... ROMEO ¡Oh, rabia! TEBALDO ¿Y qué pensamiento tiene un mentiroso? CAPULETO ¡Julieta TEBALDO ¿No respondes? ¿Tiemblas? ¿Te confundes? JULIETA ¡Oh Cielos! ¡oh terror! CAPULETO ¿Tiemblas? ¿Te confundes? ROMEO ¡Oh rabia! ¡Oh venganza! TEBALDO (a Romeo) ¡Traidor...! ¿Quién eres? ROMEO Soy tal... JULIETA ¡Ah no te descubras! ROMEO Soy rival tuyo. LORENZO (para sí) ¡Incauto! ROMEO ¡Oh reo martirio! TEBALDO ¡Rival! ¿qué oigo? JULIETA Lorenzo, ayúdame. LORENZO ¡Oh instante tremendo! ROMEO ¡Ay de mi lo he traicionado! JULIETA Socorro, sostén concédele, oh cielo,

hazme a mi sola fruto de sus furores. ROMEO Socorro, sostén concédele, oh cielo, hazme a mi sólo fruto de sus furores. CAPULETO, TEBALDO Oh noche, espesa las tinieblas en el cielo, cubre con un velo nuestra vergüenza. LORENZO ¡Oh noche...! ¡Oh noche...! un velo de horror, un velo de horror... JULIETA Concédele, oh cielo socorro, sostén, etc. ... oh cielos. ROMEO Concédele, oh cielo socorro, sostén, etc. ... oh cielos. TEBALDO Noche, espesa, etc. CAPULETO Con un velo, oh noche, espesa un velo de horror, etc. LORENZO ¡Oh noche! ¡Oh noche! por las venas me corre un hielo de horror. Oh noche, noche de un velo de horror, etc. (Se escucha estrépito de armas.) MONTESCOS (desde dentro) ¡Acudamos...! ¡Romeo! ¡Romeo! CAPULETO, TEBALDO ¡Qué gritos! ROMEO ¡Mis fieles! JULIETA ¡Oh alegría! ¡oh alegría! MONTESCOS (apareciendo) Es él, es él. Para salvarte algún dios nos guía:

ven, Romeo, ven, Romeo, tus fieles están preparados. CAPULETO ¿Tu, Romeo? ¿Y no podré matarte? TEBALDO ¿Y de mi te escapas?... ¿y vivirás? ROMEO Sangre, oh bárbaros, deseáis, y la sangre manará... JULIETA, LORENZO Justo cielo, tu detendrás esa batalla tan funesta; desvela en ellos una palabra de arrepentimiento y de piedad. ROMEO, CAPULETO, TEBALDO, CORO Al furor que se despierta, al estrago que se prepara, como agitada por un terremoto toda Italia temblará. JULIETA, ROMEO Si cualquier esperanza nos han robado de volvernos a ver nunca con vida, este adiós no será el último, ¡ah nos veremos al menos en el cielo, este adiós, etc. .. al menos en el cielo. TEBALDO, CAPULETO, CORO Sí, ¡ah! bajo el furor que se despierta, bajo el estrago que se prepara dentro de poco, oh sol, resplandece y aclara a las sombras el velo, ¡ah! bajo el estrago, etc. LORENZO Sí, ¡ah! bajo el furor que se despierta, bajo el estrago que se prepara oculta, oh noche, al cielo la disputa y el espectáculo cruel. ¡Ah! bajo el estrago, etc. Justo cielo, etc. CAPULETO, TEBALDO, CORO ¡Ah el furor se despierta, etc. ROMEO ¡Ah, Julieta! JULIETA ¡Ah, Romeo!

ROMEO ¡Adiós te pierdo! JULIETA ¡Ah, Romeo mío! JULIETA, ROMEO Si cualquier esperanza, etc. CAPULETO, TEBALDO, CORO Sí, ¡ah! bajo el furor que se despierta... LORENZO Sí, ¡ah! bajo el furor que se despierta, etc. ... ¡ah desvela en ellos alguna palabra de piedad!

ACTO SEGUNDO
Escena primera (Atrio interno en el palacio de Capuleto Julieta sola.) Recitativo JULIETA ¡Ninguno regresa!... ¡Cruel, dolorosa incertidumbre! El ruido de las armas se perdió... Sólo de vez en cuando una luz, inciertos murmullos lejos se escuchan, como el viento al terminar la tempestad. ¡Qué sucede, ay de mi! ¿quién venció? ¿a quién llorar primero?... ¡Ni salir puedo!... ¡E ignorante de mi suerte aquí me encuentro! (Lorenzo aparece.) ¡Lorenzo! ¿y bien? LORENZO Romeo está a salvo. JULIETA Respiro. LORENZO En la vecina fortaleza

sorprendida por los suyos, de Ezzelino él puede esperar socorro... peor tu, ¡desventurada! en breve por Tebaldo a su castillo serás llevada, si en mi no confías, si al peligro extremo con extrema firmeza ahora no te enfrentas. JULIETA ¿Y qué hacer? Habla. LORENZO ¿Tienes valor? JULIETA ¿Y lo preguntas? LORENZO Toma: tal filtro es este y tan poderoso, que un sueño parecido a la muerte produce. A ti, creyéndote muerta sepultura te darán con tus antepasados paternos... JULIETA ¡Oh! ¿pero qué dices? con ellos yace el hermano que Romeo mató... Él mismo ante mi delito regresaría castigador... LORENZO Cuando despiertes estaremos presentes tu amado y yo... no tengas miedo. Dúo ¿Tiemblas?... ¿dudas? JULIETA ¡Oh Dios! A la muerte no le temo, lo sabes, siempre te lo he dicho... sí. Pero nunca probada por mi me hace sentir un terror que a mí espanto, ¡ah! me hace sentir. LORENZO Confía, ¡ay! confía en mi. JULIETA ¡Ah! si del potente licor... LORENZO Sí, dará resultado.

JULIETA ... fallase la virtud... ¡duda cruel! Si en el horror yaciente quedara para siempre... LORENZO Toma, el tiempo corre, tu padre se acerca. JULIETA ¡Mi padre! Ah, dame, sálvame. Morir debería ahora, sí, por ti Romeo se muera, ¡sólo la muerte puede librarme del cruel progenitor! (Bebe.) LORENZO ¡Ya estás salvada, constancia! JULIETA Llévame a otro sitio. (Capuleto entra con otros.) CAPULETO Espera. ¿Todavía estás despierta? Concedo a tu reposo unos instantes todavía. Sal: para seguir a tu esposo prepárate con el alba. Ya has oído. CORO ¡Desventurada! de afán y de pena... gime... apenas si rige. Más bondadoso háblale; la mata tu rigor... (Capuleto vuelve a hacer a Julieta un gesto de que salga.) JULIETA (con voz llorosa) ¡Ay! padre mío, ¡ay padre mío! No puedo partir sin tener tu perdón: estoy que me muero, ¡ah! dame un abrazo al menos. Paz por una vez a la ira... paz para un corazón que muere... Duerma todo tu furor en el seno de mi sepulcro, ¡ah! padre mío, perdona a un corazón que muere. CAPULETO Déjame... ... a tus estancias regresa.

LORENZO (por lo bajo a Julieta) ¡Ah, ven y disimula! CORO ¡Desventurada! De afán, etc. JULIETA ¡Ay padre! LORENZO ¡Oh ven! CAPULETO ¡Vete! JULIETA Perdona. CAPULETO A tus estancias regresa. JULIETA Antes perdóname. CORO Ella se muere, míralo; pon a tu desdén freno, ella se muere, etc. JULIETA Ay! ¡ay! ¡padre mío! ¡Ah! no puedo yo partir, etc. ...perdona a un corazón que muere. LORENZO ¡Ah! ¡ven ay! con tu fiel, ¡ah! ven, etc. CAPULETO Prepárate para el alba, etc. CORO ¡Ay! pon a tu desdén freno, etc. (Julieta parte sostenida por Lorenzo.) Recitativo CAPULETO ¡Qué turbación sufro! ¡Qué desasosiego en el corazón! Calla, oh piedad: ¡sería vileza! A buscar a Tebaldo corra alguno, y los pasos de Lorenzo espiad vosotros: demasiadas sospechas me ha dado. Ni salir ni hablar con nadie se le permita.

(Salen.)

Escena Segunda (En los jardines del palacio. Entra Romeo.) Recitativo ROMEO Desierto está el lugar. En busca de Lorenzo debo ir. ¡Cruel Lorenzo! Incluso él me olvida en la desventura, y conjurado con mi tirano destino, me abandona a mi mismo entre tanto afán. Recitativo Váyase... Alguien se acerca... ¡Cruel obstáculo! TEBALDO ¿Quién eres tu que osas pasear furtivo por estos muros? ¿Es que no oyes? ROMEO No te apresures. Funesto sería conocerme. TEBALDO Te reconozco en el audaz hablar, en la ira extrema que en mi tu despiertas. ROMEO Pues bien, mírame y tiembla. Dúo TEBALDO ¡Loco! con un solo grito mío mil vendrían a castigarte. ¡Insensato! ¡Insensato! Pero tu eres una víctima reservada a este acero. Loco, con un solo grito mío, etc. pero víctima eres tu, etc. ROMEO Ven: te desprecio, te desprecio y te desafío a ti y a tus secuaces, te desprecio, te desprecio: tu gritarás tras de nosotros distanciado por los Alpes y el mar. Ven, ah, ven:

te desprecio, etc. TEBALDO Un dios adverso, una fatalidad, te priva de la razón... ROMEO ¡A las armas! Te ha inspirado entre estos umbrales la muerte su encuentro. TEBALDO ¡A las armas! ROMEO, TEBALDO Un dios adverso, una fatalidad te ha inspirado entre estos umbrales a encontrar la muerte. Un dios adverso, etc. ... ¡A las armas! ¡a las armas! ¡a las armas! (casi batiéndose) TEBALDO Para. ROMEO ¿Qué triste sonido es ese? CORO (dentro del escenario) ¡Ay desventurada! ROMEO ¡Qué voces! ¡Oh Dios! TEBALDO ¡Horrible presentimiento! (Aparece un cortejo fúnebre que desfila a lo largo de la galería) CORO ¡Paz a tu bella alma después de tantos afanes! vive, si no ya entre los hombres, vive, oh Julieta, en el cielo, ¡ah, desventurada! ROMEO ¡Ah! TEBALDO ¡Oh Dios! ROMEO ¡Qué oigo! ¡Julieta! TEBALDO ¡Muerta!

ROMEO ¡Ah bárbaro! TEBALDO Me desciende un velo a los ojos. ROMEO (con incontenible llanto) ¡Oh mi Julieta! ¡te he perdido! (Tebaldo y Romeo permanecen inmóviles algunos momentos. Romeo en primer lugar se mueve y arrojando la espada se precipita desesperado hacia Tebaldo.) Dúo Ella está muerta, oh desgraciado; muerta por ti de dolor. ¡Ah! paga por fin de tu corazón la obstinada crueldad. TEBALDO ¡Ah! más desesperado que tu, más que tu estoy destrozado... ah mi amor como un delito el corazón me recrimina. ROMEO Por ti muerta de dolor. TEBALDO Estoy más desesperado que tu... ah, mi amor, etc. ROMEO Estás pagado al fin. ¡Desangra, ah! ¡desangra a un desesperado... para que hieras el pecho te presento... sumo bien en tal momento ¡ah! el morir para mi será, sumo bien, etc. TEBALDO Vive, ¡ah! vive, oh desgraciado, tu que al menos no tienes remordimientos, ¡ah! si mis días no terminas, ¡ah! el dolor me aniquilará, ¡ah! si mis días no terminas, etc. ¡Ah calla! ROMEO Está muerta. TEBALDO ¡Piedad!

ROMEO Está muerta. TEBALDO ¡Ah! mi amor el corazón me recrimina. ROMEO Al fin estás pagado. TEBALDO ¡Ah, para! ROMEO ¡Desangra, ah! desangra, etc. TEBALDO Vive, ¡ah! vive, etc.

Escena Tercera (La tumba de los Capuletos Romeo entra con sus seguidores.) MONTESCOS Hemos llegado. ¡Ah! el cielo consienta que no te sea funesto el haber venido a este albergue de desolación, ¡ah! el cielo consienta, etc. Recitativo ROMEO Aquí está la tumba... (Romeo se acerca a la losa.) ... todavía cubierta de flores, mojada todavía de llantos. El... mío... recibe... más doloroso, amargo. MONTESCOS Señor, cálmate. ROMEO Otro dentro de poco mayor que llorar, otro holocausto tendréis. MONTESCOS Nada superará tu dolor. ROMEO Oh, profunda obscuridad del sepulcro, cede un instante, cede a la luz del día, y revélame por un momento

tu prenda. (a los suyos) Abridme la urna; que la vea otra vez. (Los Montescos fuerzan la cubierta de la urna y se ve a Julieta acostada. Romeo se acerca a ella, sofocado por los sollozos.) ¡Ah! ¡Julieta! ¡oh Julieta mía! Eres tu... te veo, te encuentro ahora... no estás muerta... tan sólo duermes, y esperas que te despierte tu Romeo. Despierta, bien mío, al sonido de mis suspiros: te llama tu Romeo, despierta, mi bien. MONTESCOS ¡Desventurado! delira. Ven, vayámonos: es peligroso demorarse más. Recitativo ROMEO ¡Por unos instantes dejadme aquí! secretos tiene el dolor que debe él a solas a la tumba confiar. MONTESCOS ¡Dejarte solo y con tanta aflicción! ¡Ah, nos destrozas el corazón! ROMEO Alejaos, lo quiero. MONTESCOS ¡Ah, nos destrozas el corazón! (Se retiran.) Recitativo ROMEO Tu sola, Julieta mía, tu sola me escuchas. ¡Ah! ¡vana esperanza! Está sordo el frío cadáver al sonido de mi voz... Sólo en la tierra, abandonado estoy! Aria ¡Ay! tu bella alma

que al cielo asciendes, vuélvete hacia mi, llévame contigo: así olvidarme, así dejarme, no puedes, bella alma, con mi dolor, no puedes olvidarme, etc. Recitativo Oh tu, mi única esperanza, tóxico fatal, ya nunca de mi separado, ven a mis labios. (Se envenena.) Recoge tú mi último suspiro, tumba de mis enemigos. JULIETA (escuchándose desde la tumba) ¡Ah! ROMEO ¡Un suspiro! JULIETA (con voz floja) ¡Romeo! ROMEO ¡Es su voz!... JULIETA ¡Romeo! ROMEO ¡Me llama! ¡Ya me invita en su seno! (Julieta sale de la tumba.) ¡Cielos! ¿qué veo? JULIETA ¡Romeo! ROMEO ¡Julieta! ¡Oh Dios! JULIETA ¿Eres tu? ROMEO ¿Vives?... JULIETA ¡Ah! para no dejarte nunca me despierto, bien mío... mi muerte fue simulada...

ROMEO ¡Ah! ¿qué dices tu? JULIETA ¿Lo ignoras? ¿no viste a Lorenzo? ROMEO A nadie he visto... sólo yo sabia... ¡ay de mi!... que estabas aquí muerta. Y aquí vine... ¡ah! ¡infeliz! JULIETA Y bien, ¿qué más da? Estoy contigo al fin: cualquier dolor cancela nuestro abrazo... Vamos... ROMEO Aquí me debo quedar eternamente. JULIETA ¿Pero qué dices?... Habla... habla... ¡Ah! ¡Romeo! ROMEO Ya lo sabes todo. (Oculta la cabeza entre las manos.) Dúo JULIETA ¡Ah! ¡cruel! ¿qué has hecho? ROMEO Morir quería junto a ti. JULIETA ¡Ay! que remedio alguno te preparen... ROMEO Déjalo, es en vano... JULIETA ¡Oh! ¡reo destino! ROMEO La cruel muerte yo encierro en el seno... JULIETA Que al menos la encuentre yo contigo... dame un puñal... ROMEO ¡Ah! no, nunca.

JULIETA Un veneno... ROMEO Lo tomé todo. Vive, ¡ah! vive, y ven tu ahora sobre mi tumba a llorar. JULIETA ¡Cruel cielo! ¡ah! antes que él muera mis días debes terminar tu. ROMEO Vive, ¡ah! vive, etc. ¡Julieta! ¡abrázame en tu pecho! ¡Apenas te distingo! JULIETA (llorando) ¡Y yo vuelvo a vivir cuando tu debes morir! ROMEO Basta... el verte apenada acrecienta mi martirio. Ya no te veo... ¡ah! háblame... JULIETA ¡Ah! ¡Romeo mío! ROMEO ... una sola palabra de amor... JULIETA ...no me dejes todavía... ROMEO ... recuerda nuestro amor... JULIETA ... ponte sobre mi corazón... ROMEO ...recuerda nuestro amor... JULIETA ... no me dejes todavía... ROMEO ¡Julieta! ¡ah! me muero... ¡ah! JULIETA Escúchame... ROMEO Adiós... ¡ah! Julie... (Muere.)

JULIETA ¡Él muere... oh, Dios! (Cae sobre el cuerpo de Romeo.) MONTESCOS (entrando) ¡Romeo! ¡Romeo! (Capuleto, Lorenzo y los Capuletos aparecen. Lorenzo se acerca a los cuerpos de Julieta y Romeo.) CAPULETO Se siguieron. LORENZO, MONTESCOS ¡Cielos! LORENZO ¡Muertos los dos! MONTESCOS, CAPULETOS ¡Bárbara fatalidad! LORENZO, MONTESCOS, CAPULETOS Mira. CAPULETO ¡Asesinados! ¿por quién? LORENZO, MONTESCOS Por ti, despiadado. FIN

Traducido y Escaneado por: Josep Francesc Pertusa 1997

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->