Está en la página 1de 9

LA

DIABLADA
La Diablada punea es una danza que se practica en la
regin Puno y que representa la eterna lucha entre el
bien y el mal, exhibiendo los elementos de la
religiosidad autctona y cristiana.
Esta danza se aprecia fundamentalmente durante la
Festividad de la Candelaria en Puno y algunos
investigadores consideran que esta danza, tiene sus
orgenes en el altiplano andino y que esta tradicin es
producto de un proceso histrica que trasciende
fronteras.
En 1577, los jesuitas se establecieron en Juli (Puno) y durante das donde
haban festividades, realizaban funciones teatrales a los que ya estaban
acostumbrados los aymaras, quienes se presentaban en comedias y autos
sacramentales.
La Danza estuvo siempre vinculada con la fiesta de la Virgen de la
Candelaria desde 1606. sta surge a raz de una leyenda popular. En 1675,
cerca a la mina Lakaikota, el espaol Jos Salcedo mand a destruir las
casas de los mineros, pero desisti porque vieron a la Virgen Mara
luchando contra el diablillo de la mina. Por el fuego observado en la mina,
nace el culto a la Virgen de la Candelaria.
La representacin tuvo muchos cambios desde esas fechas, cambios como
las mscaras que en su tiempo eran de yeso y para los cabellos eran
utilizados los hilos de los costales de bayeta de la poca; todo era
tradicional y pequeo, se presentaba en fechas importantes de la Iglesia
catlica. El personaje incorpor caractersticas del diablo europeo, como
un fauno con cola y tridente.

Actualmente la Diablada ha sufrido
diversas modificaciones, sobre todo
coreogrficas, pues antes se bailaba en
grupo de dos filas, a los acordes de una
banda de msicos. Durante el
desenvolvimiento de la danza los
danzarines se desplazan con bastante
agilidad, dando espectaculares saltos,
movimientos feroces, lanzando sordos
gruidos y carcajadas infernales.
Su vestuario es muy lujoso y lleva
bordados de oro, plata y pedreras.
Destacan los Caporales con vestuarios
que superan los 30 kilos, as como los
diablos menores y las chinas diablas.
Alcanzan su mximo esplendor en la
festividad de la Virgen de la Candelaria y
esencialmente su contenido es la lucha
entre el bien y el mal.