Está en la página 1de 1

El impostor

Mi hermano se volvió el centro de atención esta noche, como siempre. Todos quieren escuchar lo
que tiene que decir, siempre es el más gracioso y el que cuenta las mejores historias. Yo me quedo
solo viendo como todos se reúnen alrededor de él. Pero no se quien sea esa persona con la que
están hablando, qué clase de demonio sea eso porque ese no puede ser mi hermano, porque yo
ayer lo maté.
Siempre me critica que no soy como él y estoy seguro que todos concuerdan. ¿Y por qué tengo
que ser como él? Yo estoy bien como soy, pero él no me deja en paz.
Ayer vino a visitarme en la noche y me estuvo contando sus siempre gloriosas historias de su
grandeza. Empezó a decir porque no hago las cosas como él, se empezó a burlar como soy,
entonces mientras reía tomé un cuchillo y lo maté. No supe cuántas veces lo apuñale pero todavía
estaba bastante reconocible. No sabía qué hacer. Lo tuve que esconder, lo saqué y muy cerca lo
llevé a una casa muy grande cuyos dueños estaban de vacaciones, había una entrada al sótano
desde afuera y lo aventé.
Pero ahora lo estoy viendo como si nada hubiera pasado. No le he dirigido la palabra y ni nos
hemos volteado a ver. Esa cosa que está ahí no puede él, me niego a creer que sea él.
Tengo que saber. No creo que esté loco, yo sé lo que hice, tengo que regresar a ese lugar para
averiguarlo. Nadie me presta atención por esa cosa que pretende ser él.
Llegó al lugar y abro la puerta para bajar las escaleras, prendo una luz y lo veo en el suelo con
mucha sangre a su alrededor, entonces me voltea a ver.




.