Está en la página 1de 2

RESUMEN DEL CAPITULO 2 Y 3

LA ECONOMÍA ANTERIOR AL SISTEMA DE MERCADO.

La organización económica en la antigüedad
Aunque entre las civilizaciones antiguas había una gran diferencia en la política, la
cultura, las creencias religiosas y el arte había una gran similitud en la estructura
económica. Sabemos que la humanidad siempre ha vivido de la tierra, y lo seguirá
haciendo, es así como la agricultura adquiere el primer sector económico
La vida económica en la ciudad era muchos más activa que en el campo, las
sociedades de mercado de la antigüedad y la contemporánea se diferencian al
menos en dos aspectos básicos.
-El alcance limitado de la función de mercado en la ciudad.
-La marcada dependencia al trabajo de los esclavos.
El excedente social es el plus obtenido por la fuerza y se logra por el sobre
esfuerzo de trabajo.
En las civilizaciones antiguas la riqueza era casi siempre la recompensa para el
poder o la condición política militar o religiosa, mas no por la actividad económica.
Aristóteles escribió en su Política: "en las ciudades mejor gobernadas...los
ciudadanos no deben llevar la vida de un artesano ni de un comerciante, ya que
esta vida está privada de nobleza y resulta hostil para la perfección del carácter".
La "economía" y la justicia social en la antigüedad. A pesar del hecho que la
religión se ocupaba de la riqueza y la pobreza, y por tanto del problema de la
distribución en la economía, la antigüedad presencio pocas discusiones sobre el
sistema social que producía ricos y pobres. La sociedad económica en la edad
media estuvo marcada por el surgimiento de una organización política a gran
escala llamada el feudalismo, el cual presentó en su historia una irregularidad en
su desarrollo.
La caída de roma trae con sigo una serie de crisis entre las cuales el caos político
toma un primer lugar haciendo que la vida que se llevaba en las grandes ciudades
se tornara imposible.
La relación que existía entre el señor feudal y el siervo era el centro de la vida
económica. Al carecer de un gobierno central unificado y poderoso, incluso el
ejercicio de la autoridad es relativamente débil, y el desarrollo económico fue muy
lento durante los primeros años de la época medieval.

Un núcleo importante de vida económica activa fue la feria. Ésta era una especie
de mercado ambulante que se establecía en lugares y fechas determinadas,
donde los mercaderes de toda Europa llevaban a cabo un verdadero intercambio
internacional. Los Gremios Eran asociaciones formadas por los maestros,
jornaleros, y aprendices de un mismo oficio. Regulaban la actividad laboral, la
formación y aprendizaje de sus asociados, estableciendo sus propios estatutos y
reglamento interno.

En la sociedad medieval, la economía era un aspecto reducido de la vida, y no uno
dominante. Como es conocido, tanto en los asuntos económicos como en muchas
de las facetas de la vida medieval, el ideal principal era el religioso. El ideal era
que quien vendiera un artículo lo vendiera por lo que valía, sin generar utilidad. No
obstante, si bien la costumbre de cobrar precios justos no tuvo éxito para reducir la
ambición de los hombres, si pudo contener su entusiasmo.
El surgimiento de la sociedad de mercado
El surgimiento del Mercado en las sociedades puede empezar a documentarse
aproximadamente en el siglo XI y XII, época donde el feudalismo abarcaba toda
Europa como sistema fundamental en todos los aspectos de la sociedad,
denominada la Edad Media. Económicamente, esta era centralizo todo el poder y
riqueza en la nobleza acumulando capital; con esto se dio inicio a la formación de
mercaderes ambulantes que viajando entre pueblos negociaban sus mercancías,
llevando así una nueva interacción comercial entre los las poblaciones europeas
que habían manifestado auto mantenimiento y dejando a un lado el comercio.
De esta manera se desarrollaron los burgos, quienes fueron independientes de los
feudos, ganando de esta manera poder en las sociedades al poseer capital. Estos
al unificar los mercados y proporcionando a las monarquías dinero para reinar,
erradicaron los pequeños feudos y unificaron monedas y leyes, ayudando al
desarrollo del comercio, y directamente de la industria.
Los Feudos iniciaron los sistemas de cobro en moneda en lugar de especies, con
esto se dio la desaparición de los feudos, pues la nobleza no podía competir con
los mercaderes; además de dar un valor monetario al trabajo realizado por el
campesino. Con la creación del concepto de renta, la tierra cambio su significado
para los trabajadores y se implantaron nuevos sistemas, donde la tierra, el capital
y el trabajo se convirtieron en factores de producción, y podían comercializarse y
venderse en el mercado.
De aquí en adelante podemos ver una sistematización respecto al estudio de la
Economía, pues aparece de manera formal con Adam Smith, formulando nuevos
estudios respecto al crecimiento de la industrialización y el capitalismo; creando
una pauta para marcar el inicio de la modernidad.