Está en la página 1de 4

LA ECONOMÍA EN LA EMPRESA.

(MÉNDEZ MORALES JOSÉ SILVESTRE)
Economía: un enfoque empresarial.
RESUMEN
Las unidades económicas básicas del sistema capitalista son las empresas, por tanto, los
empresarios modernos deben poseer conocimientos de economía, administración, contaduría e
informática.
La macroeconomía o análisis macroeconómico se ocupa de los indicadores globales de la
economía; por ejemplo, de la producción total, el empleo total y el nivel general de precios. La
macroeconomía es el estudio económico de una región, de un país e incluso del mundo.
Por su parte, la microeconomía o análisis microeconómico es el estudio de la unidad económica,
de la unidad productiva propiamente dicha y del comportamiento del consumidor individual.
Muchos autores llaman a la microeconomía economía de la empresa. La microeconomía estudia
básicamente dos asuntos: la teoría de la empresa y la conducta del consumidor, que permiten el
análisis y la toma de decisiones del empresario y del consumidor.
La empresa es la célula del sistema económico capitalista, es la unidad básica de producción.
Representa un tipo de organización económica que se dedica a cualquiera de las actividades
económicas fundamentales en alguna de las ramas productivas de los sectores económicos.
Como unidades básicas de producción, las empresas se encargan de realizar las actividades
económicas que permiten satisfacer las necesidades humanas.
En el sistema capitalista, la función de los empresarios es muy importante e imprescindible,
siempre y cuando invierta sus capitales en empresas del país.
Algunas de las principales características de los empresarios son:
 Encargarse de la dirección, administración y organización de las actividades productivas.
 Tener “espíritu empresarial”, lo cual implica que corren riesgos incluso en épocas de
incertidumbre y son capaces de aprovechar en forma óptima los recursos.
 Tener autoridad y poder para tomar decisiones en busca de los objetivos de la empresa.
 Responsabilizarse de las consecuencias de la toma de decisiones.
 Responder al objetivo de obtención de ganancias en las mejores condiciones.
El empresario emprendedor es una persona que arriesga y ofrece siempre soluciones creativas y
aplicables en lo inmediato, tanto desde el punto de vista tecnológico como comercial.
Para George Terry, la administración es un proceso distintivo que consiste en la planeación,
organización, ejecución y control, ejecutados para determinar y lograr los objetivos, mediante el
uso de gente y recursos.
La administración es un conjunto de principios, técnicas y prácticas que permiten dirigir cualquier
organización social, estableciendo sistemas racionales de trabajo que permitan alcanzar los
objetivos planteados mediante la división en áreas funcionales controladas por un poder central
que toma decisiones.
La contabilidad es útil para llevar el registro ordenado y sistematizado de las actividades
económico-financieras de las organizaciones y entidades con el objeto de controlar su desarrollo.
La contaduría sistematiza, registra y cuantifica monetariamente todas las actividades económicas
que se efectúan en las unidades económicas.
El extraordinario desarrollo de la sociedad y de las organizaciones hizo necesario el surgimiento de
la informática, que se encarga del registro, clasificación, ordenación y análisis de la información
mediante el uso de computadoras.
En la era de la información y, sobre todo, en la sociedad del conocimiento, las computadoras, el
internet y la informática son recursos muy valiosos para las organizaciones porque permiten el
flujo de información rápida y ordenada, lo cual posibilita la creación de conocimiento y la toma de
decisiones de manera más acertada.
Relación entre administración y economía.
Con el fin de alcanzar los objetivos empresariales, deben combinarse los conocimientos de
microeconomía y administración, para lo cual el empresario contrata personal calificado que
asuma los puestos de dirección de la organización y que aplique sus conocimientos y su habilidad
empresarial.
Por tanto, la relación entre microeconomía y administración es evidente, ya que la primera
permite conocer el funcionamiento de la organización mediante el cual el administrador puede
lograr los objetivos de la empresa a través de una adecuada toma de decisiones.
Relación entre contaduría y economía.
La contaduría se encuentra imbuida totalmente por la economía, ya que representa su expresión
numérica.
La evidente interrelación entre contaduría, macroeconomía y microeconomía, que se expresa en
que:
 Una función primordial de la contaduría es el asesoramiento en materia contable y
financiera.
 La contaduría maneja datos que se refieren a la macroeconomía o a la microeconomía.
 Los recursos económicos deben utilizarse eficientemente dentro de una organización.
En resumen, la interrelación entre la contaduría y los fenómenos macroeconómicos y
microeconómicos es tan fuerte que algunos autores han planteado que la contabilidad es una
rama de la teoría económica aplicada y que sus métodos están muy ligados a los que se manejan
en el análisis económico tradicional.

Relación entre informática y economía.
En la actualidad un recurso indispensable en toda empresa moderna es la información que puede
proporcionarse a través de la informática.
Las principales relaciones concretas de la informática con la economía son:
 La informática maneja datos en forma electrónica, que pueden referirse a fenómenos
macroeconómicos o microeconómicos.
 La informática utiliza equipos, sistemas y procedimientos que generan información útil
para la adecuada toma de decisiones económicas o administrativas.
 Por medio de la informática, pueden mejorarse los procesos productivos de las
organizaciones económicas.
 La informática permite maximizar beneficios o minimizar costos.
La empresa y la estructura de la producción.
En términos generales, la estructura económica está integrada por la combinación dinámica de las
fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción.
La estructura económica de la sociedad también puede explicarse como el conjunto de actividades
económicas que se realizan en las unidades productivas para satisfacer necesidades humanas.
La empresa y el problema económico.
Las unidades económicas se enfrentan los problemas económicos básicos de toda sociedad: qué
producir, cuánto producir, cómo producir, para quién producir y dónde producir.
Los dos primeros problemas, qué y cuánto producir, se ubican en el plano económico debido a su
relación directa con el mecanismo del precio que se da en el mercado.
El siguiente problema económico, cómo producir, se ubica en el plano tecnológico, ya que,
precisamente, la tecnología aporta los métodos y el procedimiento para hacer las cosas.
El problema de para quién producir se ubica en el plano social, pues su resolución depende del
funcionamiento de toda la sociedad, aunque al decir qué, cómo y cuánto producir, el empresario
está decidiendo para quién producir.
Debido a los problemas ecológicos, en la actualidad se habla de un quinto problema: ¿dónde
producir?, el cual se ubica en el nivel espacial.
La estructura de producción y la empresa.
La estructura productiva de la sociedad consiste en la preparación técnica de la función de
producción mediante la combinación adecuada de trabajo productivo y medios de producción en
las empresas, lo cual implica:
 Fijar las funciones de producción de las empresas de acuerdo con los objetivos planteados.
 Establecer las funciones de costos según la situación de la empresa.
 Planear toda la actividad empresarial en función de los aspectos económicos, técnicos y
sociales con el objeto de obtener el máximo rendimiento y, por tanto, el mayor beneficio
posible.
El riesgo y la incertidumbre en la toma de decisiones.
Actividad empresarial y beneficio.
Desde el punto de vista de los accionistas o de los dueños de las empresas, el objetivo principal de
las organizaciones económicas es la obtención de la máxima ganancia para lo cual deben
mantenerse en la competencia con otras empresas e introducir las innovaciones tecnológicas
necesarias para mantener o aumentar su competitividad.
Se entiende por ganancia, al ingreso que recibe el capitalista por su inversión de capital y que
forma parte del producto excedente creado en la sociedad capitalista. Algunos autores llaman
beneficio a la ganancia y la definen como el saldo positivo entre los ingresos y los gastos de
cualquier capitalista.
Racionalidad y toma de decisiones.
Los directivos de las empresas deben ayudar a conseguir los objetivos de las organizaciones en las
que prestan sus servicios, para lo cual deben actuar en forma racional tomando decisiones
respecto de muchos aspectos, entre los que destacan:
 Fijar los niveles de producción.
 Autorizar la compra de maquinaria y equipo.
 Decidir sobre los precios de venta.
 Organizar el lanzamiento de nuevos productos y modelos.
 Dirigir y controlar el departamento de recursos humanos.
 Autorizar la emisión de títulos de valor.
 Administrar el financiamiento de la empresa.
 Controlar el volumen de existencias y artículos en proceso, etcétera.
En la época actual y dado el grado de desarrollo de la información, de la tecnología y del
conocimiento, el proceso de toma de decisiones se efectúa por medio de computadoras, por lo
cual los profesionistas en informática con conocimientos en administración desempeñan, ahora y
en el futuro, una función trascendente en las organizaciones.
Riesgo e incertidumbre.
En la toma de decisiones, los empresarios y cualquier persona que tome decisiones se enfrenta a
tres situaciones:
 Certeza es cuando se sabe con seguridad el resultado de las acciones que se toman.
 Riesgo es la posibilidad de que ocurra un determinado acontecimiento que signifique un
peligro, un contratiempo o un daño que perjudique la buena marcha de la organización.
 Incertidumbre es la perplejidad o la duda en torno de la manera como se van a
desenvolver los acontecimientos en el tiempo y que pueden afectar positiva o
negativamente el desarrollo empresarial.
Es muy importante que, al estudiar la microeconomía, se tenga un enfoque gerencial, ya que
se ha detectado que en nuestro país muchos empresarios y administradores carecen de una
cultura gerencial o corporativa que les permita desempeñar mejor sus funciones.