P. 1
02-Ejemplo de agotamiento de nivel freático en edificaciones

02-Ejemplo de agotamiento de nivel freático en edificaciones

|Views: 2.246|Likes:
Publicado porapi-3705651

More info:

Published by: api-3705651 on Dec 04, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

Clase 15.

2

Pág. 1 de 10

15.2. EJEMPLO DE AGOTAMIENTO DEL NIVEL FREÁTICO EN EDIFICACIONES

15.2.1.

Diseño de sistemas de agotamiento por pozos del nivel freático en excavaciones

Toda la metodología empleada en estas técnicas se basa en la teoría general del flujo radial en acuíferos y en el principio de superposición e interferencia entre captaciones. Las variaciones que en cada caso se aplicarán se basan principalmente en: A) El carácter libre o confinado del acuífero. B) La existencia o no de una fuente lineal de recarga lateral del acuífero a una distancia efectiva.

15.2.2.

Conceptos teóricos que justifican el agotamiento

Este párrafo amplia los conocimientos, ver el Tema 2 y el Tema 5. En el caso de un acuífero confinado, con un solo pozo vertical totalmente penetrante bombeando un caudal Q constante, se producirá un descenso del agua en el propio pozo y progresivamente en el nivel piezométrico del acuífero con una forma cónica. El flujo en cualquier punto del acuífero confinado hacia el pozo será horizontal hasta que el nivel piezométrico no descienda bajo la cota superior del acuífero. En esta situación, a mayor distancia del pozo, el descenso disminuye hasta ser inapreciable. Esta distancia horizontal es el radio de influencia del acuífero (R) y por tanto, dentro de la envolvente generada por este radio, se considera que el flujo proviene de una fuente circular localizada. Si ello es cierto, las ecuaciones que controlan el caudal de extracción y el nivel del agua en un punto determinado de 1 pozo en régimen permanente, bombeando a caudal constante son:

Clase 15.2

Pág. 2 de 10

Q =

2 * π * k * b * (h 1 − h 0 ) Q y h = h1 − * ln R ln ( r ) 2*π*k *b

()
r1 R

ya definidas en el Tema 5. Pero normalmente, en un sistema de agotamiento se emplea no sólo un pozo sino un grupo de captaciones, dispuestos en una geometría determinada, muchas veces no sólo condicionada por criterios hidrológicos, sino también constructivos. El criterio general de diseño de este tipo de dispositivos se basa en asegurar un nivel piezométrico mínimo en la zona más alejada del campo de bombeo, con lo que se pretende asegurar un nivel inferior en el resto de los puntos del lugar a excavar, de modo similar a lo que se presenta en la figura 15.2.1.

n n R  R  2  QQ  2 h22 = h00 2 – (Q/phi*k)*ΣnI Ln (R/ri) = h2  ∑ ln =1 h = ho− −  ⋅ k  ⋅ ∑ ln   π   πk  i =1 riri  i=1

Q ho

Q

f.s hs n.d n.d

Figura 15.2.1. Corte transversal de una excavación con agotamiento perimetral del nivel freático. Donde: F.s: factor de seguridad. n.d: nivel dinámico en el pozo/s. Q: caudal/es, ho: nivel inicial. hs: nivel en el punto más desfavorable del solar.

La disposición ideal de los pozos debe tender a ser igualmente repartida en el perímetro exterior de la excavación. Del mismo modo, en el caso de un terreno con igual permeabilidad en toda su extensión, para pozos de iguales

Clase 15.2

Pág. 3 de 10

características y bombas de igual rendimiento y posición interna de la bomba, se cumple que los caudales de extracción son muy similares, con iguales radios de influencia. Con estas premisas las ecuaciones que controlan el nivel del agua en cualquier punto de la excavación son:
 Q n R h1 = h 0 −   ∑ ln     2πkb i =1  ri 

Caso de un acuífero libre: En este caso, se debe considerar que, cualquier intento por hacer una excavación bajo el nivel freático en este tipo de acuífero traerá, en mayor o menor magnitud, filtraciones de agua hacia la zona de excavación, los cuales no sólo dañarán las condiciones de trabajo en la excavación sino que también la filtración asociada comprometerá la estabilidad de los taludes. En el caso de un acuífero libre se debe de tener en cuenta que el valor de la conductividad hidráulica del mismo está controlada por la posición del nivel freático de forma diferente que en el caso de un acuífero cautivo, por lo que la ecuación que gobierna en este caso la posición vertical del nivel freático en un punto difiere de la anterior, y es:
 Q n R 2 2 h 1 = h 0 −   ∑ ln     πk i =1  ri 

15.2.3.

Aspectos aplicados del agotamiento

Desde un punto de vista aplicado, el agotamiento mediante pozos consiste en construir un sistema de captaciones generalmente perimetrales, para bombear por ellas, con el objeto de deprimir el agua freática en una zona determinada por la interferencia o superposición de sus conos de bombeo. Dicho sistema presenta numerosas ventajas frente al agotamiento del agua desde dentro de la excavación. Se evitan sifonamientos de la base, se excava en seco y se estabilizan o conservan mejor los taludes o se reducen las presiones sobre tablestacas o pantallas.

Clase 15.2

Pág. 4 de 10

En general, el agotamiento mediante estos sistemas se puede realizar en cualquier terreno. De todas formas, en la práctica, los mejores rendimientos se consiguen en materiales arenosos o en mezclas de arenas con una cierta (baja), proporción de limos. Una granulometría más gruesa implica mayor caudal a extraer, y por tanto, una construcción de pozos más potentes y por tanto, más costosos. Por el contrario, una granulometría más fina implica generalmente un mayor tiempo en la generación de la superficie de bombeo y , por tanto, una mayor lentitud del agotamiento, que puede llegar a hacerlo inviable. En muchos casos, la construcción y puesta en marcha de los pozos es secuencial, lo que provoca que el agotamiento vaya progresivamente incrementando su caudal de extracción y su velocidad de descenso del nivel. Ello debe tenerse en cuenta en el momento de atribuir una previsión del tiempo de alcance de la cota del agua objetivo.

15.2.4.

Tipos de dispositivos de agotamiento

Existen fundamentalmente dos grandes grupos de sistemas: el uso de los pozos convencionales y el uso de los well points o, traducido, lanzas de drenaje. La elección de uno u otro sistema depende básicamente de los siguientes factores: -Magnitud del rebajamiento a realizar (profundidad a alcanzar y perímetro necesario para dejar en seco). - Extensión del solar (área). - Caudal a extraer. - Litología o granulometría del sector del acuífero a agotar. - Parámetros hidrogeológicos del acuífero. - Disponibilidad real de uno u otro dispositivo, tiempo de ejecución del proyecto, costes comparados de cada alternativa. - Experiencia previa del técnico responsable del proyecto. - Diseño constructivo de la obra. El sistema de pozos convencionales pasa por la construcción de una serie de captaciones con un diámetro tal que permita la introducción de una bomba en cada uno de los sondeos.

Clase 15.2

Pág. 5 de 10

En el sistema de well points, se hincan en el terreno un número considerable de tubos delgados, entre 50 a 80 mm de diámetro, todos ellos conectados a una sola bomba o grupo. En este caso, el agotamiento se produce por aspiración, por lo que en principio una de sus limitaciones es su profundidad efectiva de agotamiento, lo cual puede suplirse hasta una cierta profundidad mediante un sistema de escalones de lanzas de drenaje. Otra limitación en la práctica es su uso en solares de grandes dimensiones, siempre que no se pretenda agotar éstos por módulos. En pequeños agotamientos o perímetros, las lanzas de drenaje permiten mantener un perfil del nivel freático más horizontal y estable que un sistema de pozos convencionales. Por el contrario, para grandes perímetros, caudales y profundidad de agotamiento es, a priori, más recomendable el pozo convencional. Existen diversos métodos orientativos para la elección del sistema de agotamiento. Se basan en distintos parámetros del terreno como la permeabilidad y/o la relación granulometría-profundidad de excavación. En general, el rango de drenaje por pozos (well points o pozos individuales) se suele aplicar a terrenos con permeabilidades entre 10-1 y 10-4 cm/s. Del mismo modo, en agotamientos inferiores a 6 metros, con un solo escalón y granulometrías entre limo grueso y arena media, se suele aplicar con éxito el well point, mientras que otros sistemas de drenaje más superficiales, como las zanjas abiertas, no suelen superar los 2 metros de agotamiento.

15.2.5.

Diseño de dispositivos de agotamiento

En la práctica, el proyecto de diseño del dispositivo de rebajamiento del nivel freático es un proceso iterativo. Actualmente, la combinación de los métodos analíticos y el uso correcto de modelos de simulación matemática, operados por especialistas y nutrido de un número suficiente de datos representativos, es una herramienta que permite disminuir el tiempo de tanteo, testando un número más elevado de escenarios. La Figura 15.2.2, sintetiza el proceso de tanteo de un dispositivo de agotamiento tipo.

Clase 15.2

Pág. 6 de 10

Cálculo de la R equivalente del solar. (tamaño excavación)

Cálculo del Q del pozo equivalente

Aproximación al nº de pozos Determinación Del Q unitario (de cada pozo)

b

NO
¿ Cumple las Prop Hidrod Pozo?

Análisis geométrico

SI

a
Descenso en un pozo

Punto + desfavorable

¿Cumple? SI

NO

Figura 15.2.2. Diagrama de flujo para la metodología de diseño de agotamientos.

Clase 15.2

Pág. 7 de 10

Se pueden desglosar 2 fases de diseño; el anteproyecto y el proyecto propiamente dicho. En el primer caso, el objetivo es enmarcar el problema, ver la posible utilidad de cada una de las técnicas y estimar, el coste energético, un rango de caudales a extraer, un prediseño de las captaciones, así como sus posibles efectos sobre la unidad acuífera. Para la realización de estas primeras estimaciones es posible emplear un número relativamente elevado de soluciones empíricas, que pueden hallarse en Jiménez Salas (1980) o Berry y Reid (1993), entre otros. En el segundo caso, como mínimo, se debe de perfilar con más detalle la geometría del dispositivo, los caudales a extraer en cada pozo, el diseño adecuado al terreno y al caudal de los pozos o las lanzas de drenaje implicadas, el tiempo previsto de agotamiento y la red de control piezométrico del mismo. El control del agotamiento debe contemplar la ejecución de piezómetros de medida del nivel freático. Asimismo, es recomendable la realización de aforos periódicos de los pozos responsables del agotamiento, conjuntamente con la respectiva medida de su nivel dinámico. Los piezómetros suelen situarse en las zonas más desfavorables de la excavación, es decir, en el caso de un dispositivo perimetral, en el eje central longitudinal del solar. Es recomendable, además, el uso de algún piezómetro externo al perímetro de agotamiento, con el objeto de testar el efecto del mismo fuera de la excavación, para prever afecciones a obras vecinas, etc. En este sentido, los vértices del solar, son puntos apropiados de control externo. Una aproximación más ajustada del dispositivo de agotamiento se puede obtener, siempre que se disponga de suficientes datos representativos, aprovechando la capacidad de análisis y de cálculo de los actuales modelos matemáticos. En principio, es suficiente la realización de un modelo de flujo, aunque en casos en que se suponga que el bombeo puede afectar a la calidad del agua del acuífero, es recomendable ampliar la información mediante el modelo de transporte complementario.

Clase 15.2

Pág. 8 de 10

El uso de modelos permite, en este caso: A) Estimar la evolución temporal de agotamiento B) Con los datos disponibles, incorporar variaciones espaciales de la permeabilidad en los cálculos. C) Poder incorporar el tiempo real de inicio de bombeo y el caudal en cada caso. D) Poder realizar el seguimiento de agotamiento, mejorando el análisis con nuevos datos, procedentes de puntos de control del nivel y simular futuras acciones en la zona.

15.2.6.

Efectos no deseados de los agotamientos del nivel freático

Los impactos que un determinado proyecto de depresión del nivel freático puede tener sobre el acuífero se pueden clasificar en dos grandes grupos: A) Consecuencias sobre el balance hídrico y el comportamiento hidráulico del sistema acuífero, al incrementar de forma temporal, aunque prolongada, las extracciones. B) Consecuencias sobre la propia “estructura” del acuífero, entendida como el medio sólido que hace de depósito del agua contenida y que, a partir del agotamiento, va a quedar en seco. Vamos a comentar cada una de ellas: A) Las afecciones clasificadas en este grupo pasan por el efecto sobre la cantidad y la calidad del agua que tiene el cono o en este caso, el prisma de lado el perímetro de bombeo, causado por las extracciones. Es significativo destacar que la magnitud de esta extracción puede ser muy significativa, ya que para agotar hasta una determinada profundidad mínima es necesario extraer y mantener el nivel dinámico de los pozos a una profundidad mucho mayor. La magnitud de este impacto vendrá básicamente controlado, además de por el caudal extraído, por la estructura geológica del acuífero, el tiempo de bombeo y por la permeabilidad. Una simulación de un proceso de agotamiento perimetral, para un determinado caudal y permeabilidad se muestra en la Figura 15.2.3.

Clase 15.2
Figura A-4-c

Pág. 9 de 10

Simulación B1, 1er mes, 16 pozos, permeabilidad 75 m/d. 2000 m3/d

2000.00

1500.00

1000.00

500.00

0.00 0.00

500.00

1000.00

1500.00

2000.00

2500.00

Figura 15.2.3. Simulación, después de pasado un mes desde el inicio de los bombeos, de la geometría del nivel freático, provocada por un agotamiento perimetral en un solar de forma trapezoidal ubicado en un límite de un acuífero, con una permeabilidad media de 30 m/d y una extracción en cada uno de los 16 pozos simulados, de 2000 m3/d.
metros

También en el caso de acuíferos costeros, debe preverse y analizarse la probabilidad de generar o acentuar problemas de intrusión marina. En todo caso, lo deseable sería que paralelamente al dispositivo de agotamiento se diseñase un sistema paralelo de aprovechamiento temporal de la mayor parte del agua extraíble, en el caso que ésta sea aprovechable. B) En este segundo grupo se engloban los fenómenos de asentamientos del terreno, debido a la depresión del nivel freático o si la escala es mayor, y probablemente de origen más complejo, los fenómenos de subsidencia. Un desarrollo mucho más amplio de este grupo de efectos se puede encontrar en los apuntes de la clase 15.3, aunque puede apuntarse ya aquí que los

Clase 15.2

Pág. 10 de 10

principales factores en la predicción de este tipo de efectos son, según Yong et al., (1995): - El entorno geológico y estratigráfico de la zona afectada. - Las características hidrogeológicas de los materiales acuíferos y acuitardos existentes. - Los condicionantes, posición vertical (profundidad) y horizontal (ubicación) de las captaciones y regímenes de explotación de las captaciones.

15.2.7.

Otros problemas relacionados con el funcionamiento del dispositivo

Entre los más usuales cabe destacar la parada de la extracción por causas diversas, requerimientos de la obra, reparaciones, fallo del fluido eléctrico, etc. Ello puede producir, según el tipo de terreno, problemas de estabilidad de los taludes de la excavación, sifonamientos o aflojamiento generalizado del terreno. Otra posibilidad en determinados acuíferos es un ascenso súbito del nivel freático debido a lluvias intensas. Para evitar ello, se debe de disponer de unidades de bombeo de reserva, siendo muy recomendable la construcción de un número de pozos de emergencia adicionales o de lanas hincadas, listas para operar en caso de necesidad.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->