Está en la página 1de 25
25. 114 TEORIA Walter Benjamin La obra de arte en el época de su reproductibilidad técnica WALTER BENJAMIN LA OBRA DE ARTE EN LA ETOCA DISCURSOS Ss INTERRUMPIDOS PLANETA-AGOSTINE «+E um tempo muy dstinta del nuestro, y por Hombres je cater de accion sobre Ins cosas era lasgifiante Comparedo con ef que-nototros porcemor, fueron inet fis uesras Bellas Artes y Sjadoy sus Upos y uion. Pero ‘Tacrecentamiento corprendente de mucsios medio, te fe Siidea y Ta preisin que estos aleanann, las Ideas y cos ios aseguran respecto de cablos prétimos in in-antigua indusria de Yo Bello En todas ay une part fsica que no puede tet fratnda como antano, que no puede sustaerse a in acome. ed Sel concimiinto 7 fuera moderns: Nila ma. anni l capaci, ti et iempo son, desde hace ‘einte ios, Jo que ban venigo tendo desde sempre. Bs preciso fon eon voeancn on rnc rae te "erica de las artes y eperen por tanto sobre ia tnven- as Hegando.guicis hasta, a modifear de Una manera ‘maraviliona Ia nocign misma del ete aut Vast, Pidces sur Fert (ela conqutte _ ‘de Yabiquies). Cuando Marx emprendié cf andlisis de la produccién ‘apitalista estaba ésta en sus comlenzos. Marx orientaba Su empefio de modo que cobrase valor de pronésticd. ‘Se remont6 hasta las relaciones fundamentales de dicha pproduceién y las expuso de tal guisa que resultara de elles Fo que en el futuro pudiera esperarse del capitalismo. ¥ result6 que no s6lo eabla esperar de él una explotacién erecientemente agudizada de los proletarios, sino adem4s cLestablecimiento de condiciones que posibilitan su pro- pia abolicién. "7 CO OOCOOOOOOOOOTEOSDOOHHOOOOCOOOOOOO® La transformacién de Ia superestructura, que ocurte mucho més lentamente que Ia dela Infraestructura, ha ne- cesitado més de medio tiglo para hacer vigente en todos Tos campos de la cultura el cambio de las condiciones de produccién, En qué forma sucedi6, es algo que s6lo hoy puede indicarse, Pero de esas indicaciones debemos re uerir determinados pronésticos. Poco corresponderén a tales requisitos las tesis sobre el arte del proletariado después de su toma del poder; mucho menos todavia algu nnas sobre el de Ia sociedad sin clases; mas en cambio unas tesis acerca de las tendenclas evolutivas del arte bajo las actuales condiciones de produccién. Su dialéctica no es menos perceptible en Ia superestruciura que en la econo: ila, Por esa seria un,error.menospreciar, su yalor com: Dativo. Dickie tesis dejan devlado una serie de'conceptos, jeredaclos (como creacion y genialided, perennidad y mis:} “terio), cuya aplicacién incontrolada, y por el momento di ficilmente controlable, leva ala elsboracion del material [etico en ef sentido fasistarLos conceptos que sequidat {mente introdicimos por-vex primera en fa teorla dal arté fe distinguen’ de los untales en que resultan por comple, io inutiles para los fines del fasesino. Por el contrario fon ullizables para la formacign de exigencies revoucio! arias ena politica artstica.! La obradé Fe ha sido hecho, podia ser imitado. 808 hhan hecho copiat como ejereicio artistic, los maestros fas hacen para difundir las obras, y finalmente copian también terceros ansiosos de ganancias, Fiehte a todo ello; la Feprodaselén técnica de la obra We arte es algo ‘nuevo que se impone.en la historia intermitentemente, a jempre fundamentalmente , 8 | | empeliones muy distantes unos de otros, pexb’ con i fenuidad crecionte! Los gregos solo conoelan. dos proce- diimiontos de reprodbecion teenies: fundiryacuBar. Bron- Sen tcrracois. y monedas eran las tniss. abr Uitias que puditron reproduce en masa. Todas 1s {ante Ear Jeropetbiesy fo se prestaban a reproducclon tdaniedaigona: Lr alogrfia hizo que par primera vee st teprodujice técoicamente el dibujo, mucho tiempo. a” {er do que por medio de fa iareniase-iciese lo miss ‘con:la-escritura. Son conocidas las modificaciones enor- fres que en ia Iteratura provers fa Imprena, esto es, la Feproduclilidad teniea de fa exerture, Pero 9 pesat Eeeuimportanci, no representan ends que un easo espe: tal del fendmene que agul cnsideramos a excala de h forla universal Enel curso de la Edad’ Media se alae den a lo wilografa ef grabado en cobre y el aguatuerte, Sermo le Iografia & combensos del siglo diceinuese Sz iv iograiagta tenica de la reproduce alear- za un Frado Tendamentalmente mocvo El procedimicnto, Trucho' mds precio. que dlstingue Ta transposicion del {bajo sobre una peda de nt ineisign en taco de made fa desu grabado al apuafverte en una planeha de eabre, io pot phlnera vex af ite grifico no slo la postbilidad’. de poner, masivamente (como antes) sus productos Gf where, sino ademés Ia de ponerios en Tiguraciones Sada dia nuevas! La litogatia capaci al dibujo para Stompafar,iustrandol, a vida aria. Comend enton- Ecoraival paso-con la ipprenta, Pero ef estos comin + Sop fue aventajado por la fotopatia pocos decenigs det pus de que se tnventara la inpresion-Htografiea. En el Proceso dela reproduccinplstic, Ia mano se descargs vir eeimeraves de las incumbencias artiticas mas ime Portantes que en adélante van a concernirGnieamente TPojo que mira por el objetivo! El ojo es mis rapido cap- fando que la mano dibujande: por eso se ha apresurado tanuistto el proceso de la reproduceién plastica que 3a tuede ira paso con jn palabra hablada. Al rodar en et ERtio, el operador d6 cine ij las imagenes conta mis 19 4 iq velocidad con Ia.que el sett habla, En la litografie ‘se escondia virtualmente el periédico ilustrado y en la fo- {geste el cine sonoro. La teproduccion teniea del s0- inido fue empresa acometida a finales del siglo pasado. ‘Todos estos esfucyros.convergentes hicieron prevsible tina situacion que anl-Valétyceracteriza con Ta frase Heulenter sigual auc ct aia: € gus ya corvente elec: irfen steven a nucsteas cats, Para servimor, desde lejos Jy por medio de una manipulaciin coi imperceptible, ast Llsmmos también provisios de imagenes y de series de Sonidos que acuden a un pequefiofoque, cas aun signo, J que del mismo modo nos abandonans Hcta 1900 la, Jefduccign ténica habla aleanzado un standard en {us no solo.comensaba 8 converiren tema propio it, Uiidad de ls obras de arte heredadai (sometiendo ade més su funcién a.modificaciones hond{simas), sino que! tambien conguistaba un puestorespecfica entre los pro: cEdimientosaristicos| Neda reslts ms fostructivo Pars el estudio de ese standard que referir dos imanifestatio- fet distintas, Ta reproduccign de_la obra_artatca 9. el ine al arte en su figura trodicional. [tnetuso en la reproduc laut are i existencia ievepe Shean arfugar en-que se cauentta: En dicha exstencla « Bigutan’y en ninguna ola cosa, se realiz6 Ia historia a WEEE Ta estado seroctida en el curso de su perduracion Faslbin cuentan las alteraciones que haya padeeldo en + Gu estructura fisica a lo largo det tiempo, as{ como sus feventuales cambios de propietario® No podemos seguir 7 Pave Va‘tny, Pees sur Fart, Parl, 1934, “ae una obra de arte abarca_ mas ele. 20 el rastro de las primeras més que por medio de andlisis fisicos 0 quimicos impracticables sobre una reproduc. ign; el de los segundos es tema de una tradiciOn cuya bbisqueda ha de partir del lugar de origen de Ia obra, (El agit 9 ahora del original constituye el concepto de iu autenticidad. Los andlisis qulmicos de la patina de un bronee favorecerdn que te fife si es auténtico; correspon- Gientemente, ia compruvacion de que ws determina manuscrito medieval procede de un archivo del siglo X ro dela autenticidad se sustrac a la reproductibilidad técnica —y. desde Iuego que no s6lo a la técnica—", Cara anual, que normalmente es-cataloga como or oridad mienlra® que no oouire lo mismo cara a la repro- Guccién técnica. La.razén es doble.-En primer lugar, la roproductién técnica se acredita como més independien- te que la manual respecto del original. En la fotografia, por ejemplo, pueden resaltar aspectos del original accesi- bles unicamente a una lente manejada a propio antojo con el fin de seleccionar diversos puntos de vista, inacce: sibles en cambio para el ojo humano, O con ayuda de jertos procedimientos, como la ampliacién o el retarda- dor, retendra imagenes que se le escapan sin més a la Sptica humana. Ademés, puede poner la copia del orig nal en situaciones inasequibles para éste. Sobre todo le ‘menfos Ta historia de Mons Liss, por cjemplo, abarea et to J'mimero'de coplas que se han hecho de ells ‘en Tos siglo die. Ualete, dieciocna 7 dlecinueve. ‘peclsmente porave fa autenlicidad no es susceptible de que se in teprodutea, determinddos procedimientos reproduc Sos, tenon por clerts, hen permitde ll falltrarseintensamente, Uitrenciar y'eraduar ia aulencidad misma, Blsborar esas ds. finclones hs sdo una fencion importante del comerco del arte. FPodefamor deci que el invento do Ta nlorafinatacd en sural In cualdad de To utenti, antes desde luego de que hublese Sesrpllado su tito eeplendor. La imagen de una Virgen Ine ‘iewal no era auféntica en ef tempo en que fue hechay To foe Siendo en el curso. Tos slglossiglentes, y mas exhuberante- ‘ente que nunca en e siglo pasado a cign de su auitenticidad. El Ambito ente- 7 CHOOCOCOCOOOCOOOOOOOCCOOOEOOEOOOOOO® 4 posiblta salir areneieneo aE HT Acie, Tea de forapralla.o eivls de seo grarntnico’La ca {edral deja su ciplazamiento para encontrar acogide en tlestudio de un aficionado al arte; Ia obra coral, que fue tjecutada en una sala‘ al aie libre, puede escucharse envuna habitacion. Tas efrcunstanclas en,que se ponga al producto de Ja reproduccien de una obra de ate, quizis dejenintac- ta Ta consstencia de sta, pero en evalquier caso depre: clan su ago y ahora. Aunque en modo alguno valga €st0 Solo para una obra sisi, sino que parejamente vale tamblen, por ejemplo, para un palsaje queen el cine transcuree ante. el espestador | Sin einbargor el” procesy, Rubia ey al objeto de ate Gna medals sensiblsima que! eto natal posce'en grado lan vulierable: Se tendcidad-de uina-eosa est Iptifig de-tod0 1s que desde el orien puede transmit Seen ella desde su duracion"material Masta su testifica’ tion historia ‘Como esta iti se furida en la-primer, five a su verse le cacapa al Hombre en Ia reproduecion’ for eso se:tambalea-en ata Ia tcufincion historiearde Ia'cova: Claro. qe so cla, ero Tu qu se tambalea st suet ea propitnuaraa "fiesujiendo todas estas deficiencias en ef conceptp | ae age) podremos deci en la época de ln ceproduecich | téenea de la obre de arte lo. que se,atrofia es el aura de tsta: El proces eslsintsfdtios su signifeacion seal por encima del ARbito artistic. Conforme a una formu! Ezidn getial: Ia técnica reproduetiva desvincula To ve proddeita del smbTte de Ia teiitén, a la ones pone su presencia maifva ex el Tog ‘ina pretencia irepetible.¥-confiére-aetualidad a 10" re Ta representacion de Fausto més provinciana y pobretons avenfojad siempre a uns pelicula sobre fa mama obra, poral fn cualquier cazo le hace Ia competencla Ideal al -streno en Gletnar, Tota. ststancla tradiconsl que not recuecdan las Enndicias (qué en Melisteles se etconde Johann Henrich Merch: un sinigo de Juventud de Gocthe, y olfas cosas pares (se) revolts Intl en a pantal ” 2 produide'al perttiee salir, desde su stuscin respect Fe cTrencuentro de cada destinatario. Armbor proceso, donduten a una fuerte conmocién de lo transmitido, af tina conmocion,deslattadicion, queves'el reveysa de Ia sclual erste y de la Tetovatlon de To humantdad! Estin Sdemds en estrecha relacién con les tnovimientos de gnasgs de nuesiror elas, Su agente més poderoso es el Eine! La importancia social de cste no es imaginable in faso en su forma inde positiva, y precisamente en lla, Sin este otro lado suyo destructive, eatartco: fa lguida ign del valor de la teadieion én Ta herencia. Cultural Este Tenoimeno es sabre todo pereepuble-ct Tar grandes peliculas historias. Es éste un terreno en cl que constan Temente toma posiciones, ¥ cuando Abel Gance proclam6 fon entusiasnio. en, 1927: «Shakespeare, Rembrandt, Decthoven, hardn cine... Todas las leyenda, toda a ito. fogia y todos los mitos, todos los fundadores de religio. rey todas ls teligiones incluso. eeperan su Tesuree: ln luminosa, y los héroce se apclotonan, para entrar, fnte nuestras’pueriase#, nos estaba Invitando, sin 58. betlo 2 una liquidacion general. Dentro“de; grandes’ espacio WistTICSS de tiempo sé fiGditican, junto com toda-laexistencia-de la colectivida-/ des humanas, el iiodo'y. manera de su pereepeién sensox ial’ Dicho#'modo y manera en que esa perceperon st 0 en el que accntecen, estin-condicionadoy irbaros, en €l cual ‘surgicron la in- ‘aitistica del Bajo Linperia y el Génests de Viena,” x Gance,aLe ternps de Vimage est venus (Lert cinéma: tograprique, It, Parts 1D. TE Wiener Genesis es tina gloss pottica del Gérese bbc, ‘compuesta par on monje austriaco hace 1010 (N. del F. a trajo Consigo ademés de un arte distinto del antiguo wna percepcion también distinta. Lor ervditos de Ta escuala Mleneto, Ricgel y Wickhoff, hostles al peso de la tradicin Tlsica que sepulté aquel arte, son los primeros en dar on la ocurrencia de sacar de él conclusiones acerea de fe organizacion de la percepeign en el tiempo en que tovo Vigeneia. Por sobresalientes que fueran sus conocimien Tos, su limitacion estuvo en que nuestros investigadores, se contentaron con indicar la signatura formal propia de is percepeign en la epoca del Bajo Imperio, No ntentaron (qujeds Pi siquiera:podlan espero) poner-de-manifEto slas teansformacionés soclales|que Hallaron expresion en’ ‘ibs cambios de-la-senaibllidad? En la actualidad on Inés Tavorables las condiciones para un atisbo correspon dente. ¥ si las modificaciones en el meio de la percen Cin son susceptibles de que nosotros, us coetincos, 18s Entendamos como desmoronamiento del au, sf que po- {remos poner de bulto sus condicionarnlentoy sociales Convicis iustrar el concepto de aura,-que mis ari ‘ba hemos propuesto para temas hist@ricoz, en el concep. to de un aura de. objetos, naturales. Definiremos esta Sita Corio la.mapifestacion Irrepetble- dens {por céreana que pueda ter de verano y seguir con Ia mirada wna cordillers en ct Forizonte o wna rama que arroja su sombra sobre el que Feposa cso es aspirar el aura de esas montafias, de e2a Tama. De Ja mano de esta descripein es facil hacer una ociales_del actual des joronarjeno del as Eas queca.su ver dependen de la importancia erecieté yp de lax?masasden.la vida de hoy. A,saber: [acezear espa’ dal y hurrfnamente las cosas e8 una ‘aspitatonsde Jas fnasas aclugles" tan apasionada como su tendencia af + TAeerear las cotas humanamente a las masas. puede sign ticar que se hace caso omiso de su fargion roca. Rada garam {isa que un tetratsta acton, af pintar 3 un cirujano’célebre {teajunando en sl cleulo familie” ater su func socal 209 seopeepretson ae tun pintr del siglo dieeseis que expone al bicolor medicor de tempo feprsentativamenter tl ¥ m as eapelon de superar ta singularidad deals, dato: negelondo sue frducrong Cada la cobrs” ung vgeneia’ mas irre ble la necesidad de adueftarse dé los objelos €H la més proxima de las cercans, en la jmagen,-mas-bien-en Td fopia, en la reproduccion, Ya Feproduccién, al y como Ia apidstan los priodicos Mustrados y Tos notliatios, se distingue inequivocamente de Ia imagen. En ésta la sin- retin estin tmbricadas una en otra ‘quill laf ‘gacidad y la posible repeticién.(Quitatle’suvenvoltura a, ‘ada objelo, titurar gu purazes fasignatura de una: per? cepcién cuyo-sentidd para‘lo igual “en.el vinundo ha cre” filo tanto que inchso, por: medio. de la’ repreduccién, fe gana terreno alo irrepaible: Se dcnota ast en el am: bite plistice To que ene Smita de Ia teorfa advertimos como,un aumento dela importancia de la estadistica, a ¢ ‘orieniacién de la realidad a las mssas y,de.éstas a lay’ fealidad ex wn proceso de aleanceiiitala tanto” pata / 1 pensamiento como para ia contemplacin. ieidad. dela obra. de arte se-idenific con gu iteilamients en-cl conte de J teadicin. Esa, Gicidn es desde luego algo muy vivo, alg extraordina- Tlamente cambiante: Una estatua antigua de Venus, por ‘Jemplo, estaba en sn contexto tradicional entre los gr fgos: que hactan de ella objeto de cullo, y en otro entre fos clerigos medievales que Ia miraban como un fdolo maleic. Pero-a unos y a-otros se les enfrentaba de igual tnodo si. umicidad, 0 dicho con otro-término:. su ars) LE indole original del ensamblamiento dea obra de arte Gamo Wo hace, por ejemplo, Rembrandt en Le lecclon de ona ‘ont, 25 COCCCHOCOOCOOOOOOOOOOOOCO OOO OOO OOEOOE el(@ulto) Las obras artisticas més antiguas sabemor qiue sutgiefon al servicio de un ritual primero mégico, luego religioso, Es dé décisiva impértancia que el modo auré- tico de existencia de Ja obra de arte jamés se desligue de Ta funcién ritual’. Con otras palabras: el-valor nico en cages ‘dela tradicién enconte6 su expresion en Me zz obra artistca se funda'en el ritual en el ie tuvo. su primer’ y orginal valor Gul /Dicha fur Aifpentacin estard tots fo mediadn que asiero, pero incluso en is formas mas protanas del servicio a Table: 2h resulta percepible en evanto ritual secularinada. Este Servicio profane, que se form6 en el Renacimiento pare Segue vigente por ties sigon, ha permitio, al transeu Tit ese plano ya la primera conmocion grave que Tea: Canvars,reconecte con fda clardad tale fundumentos. Menge primer media de rproduclin de ere FEvaluclonario, a saber Ia fotograffs (a un tiempo on, el SESpunte del sociliomo), ef arte sintg fa proximidad de ia tisis (que despues de otros clen aos feulta once he. renecion6 con la tore de start pour Tarts, exe 5 coh una tcologia del svterDE els procédé ulterior. mente ni mis fvenos Que una teologia negativayen’ figura de fa ides'de um arte spiro» que reehara no slo cualquier funcién social, sino ademés toda determina: 7 7 no. fepresenty Sir in ga ormsacon two cat det br {istics en chegorias de percepeen espacialiemporal. Leania ee fo contrarjo que cercani’ Le caencalmente lejano es To iapror aking Westin sete Rech ne chateind eng de fa imagen Cultal. Por’ propia natursiers sigue slendowajeta, por cer Sha gue pucds ears, Una vee aparecn conser su Tejas, Sis cual Gn nada perjudia Ip cerconla que pueda loprase de {Arimedis que se(Secuanga 3 valor cultua de Ia imagen nos: represen staal Gon-mayorindclerminacton at sustate de? BE singutaraad Ca-singultilad empiriea del seisia 8 de su 26 > , sable para una cavilacién que tiene que habérselas con In obra de arte en la época de su reproducci6n téenica {sos hechos preparan un atisbo decisivo en nuestro tema: por primera vez en fa historia universal, Ia. reproduetibi Tidal ecica mandi agra artista de ou exten: X iia parasitaria en un ritual. La obra de arte-reproducida Se converte, en medida sieripre creciente, en reprodyé Sionde una obra artistica dispuesta para ser reproduc. Ga’, De la placa. fotogrsfica, por ejemplo, son, posibles Shuchas coplass pregustarse por Ia copia auténtica no , tela sentido alguna Bar a el ism instante cue Is norma de Ia: autentieldad fracasa en la produccién ar- aed ssa dean ca ez In mene eae Sora he singulaided dean morifestciones que Sageran 6 9ersgen cetol, Claro que munct enterament el coneepto de/ SutcatBidad fomde deja te onder a ser mas. que wna adfoa SEES to N(cs dale pone cnelalente en claro on el ‘Slee uc siempre tere sig de sdorador de fetches y Se Sor plcsdn de la obra, arte pariipa de su wri ous) Perba pesr de lode Is tancign dl concepto de To outer sie slue end ernest en ia feoia et nye con a eek {Sate "em utimo te Suna ne sent 8 ad cn) suave a var eat Clpcnalopsfas is posed’ de rear: cin Udenica‘del producto N62, como por ejemplo en tat obrat ee ere se deeae un condicion excsera desu aosion tas Yasue fond de manera meta en In emia re edi. Esta no alo yotita srectomes le iusn seed Be ls police: sin aue ms bien Ta enpone oh me MiNagnes que por in fuse Y's impone poraue Tn proguccén Te Teepe cs tan cara que wn partctor que, pongsmos serine peda pect el ojo den cuadro, no podrs en TEnsispemmiae el de una pelesa.{En a7 se eal ae Sh pelle de fargo metraje Para sez TUnlable, tenia que con BEE Fm publics de moore vanes de personas.jlen cs ver se Pine sonora trajocomig, por Ge BTEMo- Un. mov, Mien de setocaion-Supiblice. qiedaba. Hada, por Tag TRugiras‘ngtltege io cua. ccarrin a. tisma impo” tit (HSS Riayats ow ineresez nacionans Pero ms impor {Grie"aue segura este retocer, stenoaco por fo demds con eMschigjcaterd que‘ nos perentemor de su conenén con el {Eko rar {chomenos Son simon Se apyan Gase"Teontmica, Las minmar peterboctones gory ar hn iin SEafomellinaron o nsioe mantener com piblcn volenia n ‘stiea, ZeFTstornd lal fuincién iniegra del arte, En lugar, de su ffidaiontacion en-us’ ritual aparece su fundamen: taéion-en una prasis ‘stint, a saber en la pot _| La FeEepiali dé las obfas.de arte sucede bajé diver, set aeznios entre Tos eyales hay-dos que: destacan por, su Folaridad, Uno de esos acentos reside en,ef"yalor cult. ELotro eh el valor exhibitive. de a-obra.artst produccidn artistica comicnea’conthechuras que estén al Fervicio.del-culloe Presumimos. que. c3.mds importante ins condiciones erstntes de Ia propiedad haw tlevago también ania cncnstogati, ated psc alee fos" preparativos del tine sonora, La Introduccion de. peielas ‘aay cause sgutde um avo femoral Yn 219 poraie Telueln'ue'mucvo'a ie. marts 8 iv a cin, sino ademas poraue Meoucpate in sodardad de eapiates nucvorprocedentes de To Sdastra eletrca ‘Considerada desde fuera, ef cine sonore ha favorecido inte rags macionsles, pero contierado,devde denro, ha inlernaclo Flirago tis que antes ia produccion cinematogrdtis Pe palatidad no, cobrars Jamas su derecho eh el Iden tismo, tayo. coneepto de ballets Incuye.a. esta por principio Come indviss (y Por consigutente fz exclaye en tanto que a SeiRda Con todo se anne em Hegel tan laramente como fe Tits fnselnable en las Barrrse det ideatimo, Ea las Lectones Se Biovofa de ts Historia te dice ats lmapenes tenfamos des ence areata ‘eda ‘cet en uy $e rosea dos Govociones, pero no presisabs de imdgenes be Paste tn este eavo eran incluso perurbadocas. En una ime fer Sella‘hay también um elemento exterior presente, pero” en Fees que es bells su esprita habla af hombre! y en Ta devovion ‘evoncal Ia relaeign para con una cosa, ya ave ee Wata no Sa"gue' ue" un enmoberimicnto del imma. El arte bello ha Tutsdo en fa Ipesinss aunque. el arte proceda del principio Saree" (Grote. Friganton Witreue ect, Werke, Berlin y Lelpegs 19% vol 1X: pag. 414) Un pasae en fas Leceiones sobre Butite indica que Hegel rareed aqul un problema: «Estamos 2 ‘que dichas hechuras estén peesentes_y menos que, sean ibias El alee que el hombre de la Edad de Piedra di buja'en las paredes de su cucva es un instrumento mé ico. Claro que lo exbibe ante sus congéneres; pero est fobre todo destinado a fos espiritus. Hoy nos parece que l valor cultsal empuja a fa obra de arte a mantenerse fcultar clertas estatuas de dioses slo son aceesibles a fos sacerdotes en a ecellas, Ciertas imégenes de Virgenes permanecen cosi todo et afo eneubicrtas,y deerminadss fsculturas de etedrales mediovales no son vsibles para el espectador que pisa el santo suelo,\A medida que las / tjercitaciones aristieas,se,emanelpan del reguad ital SUimentant1s8Vocasionestac¥exhibicion de aus prodhictos. Litcapacidad exhibiiva’de vn retrato de'medio cuerpo fave puede envlarse de aqu:para all, es mayor que la de./ {i estatuade"un-dios?euyo puesto Ajotes el interior del templo, ¥ st quizés In capacidad exhibitiva de una misa or ences de rendie wn euto diving a tas obras de arte de over sdorortas: a impresiin que nos hacen es de Indole mls Ercunspecta,y fo que provocea ta novos necesita de una pe Gee ge toaue’sapetior (Crone eimnicn Wiureat Mick, Le. X, pie. 4h rdnsio uel primer modo de eecepcin arttica ab segundo determing el deceso hstico de In reeepetn aristca en SEIgIOWo cbstante podriamos poner Ue bulto ona ceria esl Gdn entre ember ods recaptvos. por principio para cada bra de arte, An por ejemplo, para la Virgen Stang. Desde Ta Ifestigacion de Hubert Grimeng sabemos que oriinalimente fue fineads pata fines. Ge enposicion, Pora rus trabajos le impulsd se" Grimm ia siguiente pregunta: por gue en el primer plano Sef Gundro exe portance dw madera sobre el que se apovan los dos ‘angelotes? geome pudo tn Rafat, sipiid preguntandore Stinand” sdornat ct cielo con un par de portantes? De la iy Vetlgncién rerlté-goe la Virgen Stina Habla sido encatgada cen eth ela capa ardiete publics del Papa Sito, Dichs mecanismof Pirandello fe sido uno de lor primeros en dar on este cambio que los tests imponen al actor. Las advertencias que face a este respecto en su novela Se rueda quedan per- judicadas, pero solo un poco, al limitarse a destacar €L ado negative del asunto. Menos atin les dafia que se fefieran unlcamente al cine rude. Puesto que cl cine Sonoro no ha introducido en este orden ninguna alters thon fundamental. Sigue siendo decisivo representar para Un oparato —o en el caso del cine sonoro para, dos {EL aetor de cines,eseribe Pirandello, «se siente conto en Cleilio. Exilado no s6lo de la eseena, sino de su propia persona, Con un oscuro malestar pereibe el vacfo inexpli- Eable debido a que su cuerpo se convierte en un sintoma TEI cine. da (0 podria dar) fnfrmaciones muy dles por su details sobie acconés humans... No hay mootlvaciones de'cat Hicter to vi interior de as personas Jom et eausa primer list y raray veces eeultndo capi dela accion» (Besour DRFOMT, TALE Ex mplacion por medio eel mecanisma clnematogesicg ef campo sumati & oy tei coreapondem i etraorainaria Falidio lot crcunstancag.ccondmiess. Constantemente et Smuntande ls importancis de las procbas de apitod protein Ba elias fo gue se venila som consecueneios de Ta eeeucion Gel insivduo, Bl rodaje de una pelicula y Toe prugbos de aptitud Drofestone! se desarcllan ante’ un gremio de especialisas. EL preleioran ei esadlo de cine coups oractamente el puesto. el director experimental en Tas prucbes a que nos rferios, 35 de defejencia que se volailisay al que se expolia de su fealidad, de su vida, de #4 yor y de fos ruidos que pro Guce al moverse, ransforméndoge enfonces en una ima fen muda que tiembla en la pantalla un instante y que esaparece enseguida quedamente.. La pequeia méquina Scortzenta ante el publico su sombra, pero él lene que Conrentarse con Fepresentar ante 1a méguina»”. Te agu Primera yeu-=y esto ex-obra del-cine— llega el-hombre if stiseldn de tener que acluar con,toua su persona Siig, pevosrenunciondo a'sutaurar Porque’ elfaurarests i FRE-TS0 equi y ahora. Del aura no hay copia. La que idca'a Macbeth en escona €s inseparable dela que, para tn publica vive, ronda al actor que le representa, Lo Declliar del rodoje en el estudio cinematogrdfico consis: Bevan qué les aparatos ocupan el lugar de! publico. ¥ asi tiene que dessparecer el aura del actor y com ella Ia del personaje que represen ‘No es sorprendente que en su anslisis del cine un dramauurge como Pirandello toque iastintvamente el fone dell, erie que vemos sobrecoge al teatro.\La es ‘Sha’ tenral es de hecho Ta contropartida més redvelta Seepecto de una obra de arte captada integramente por is'reproduccion téentea y que incluso, como el cine, pro- Cadet eng Ast to confirma toda consideracién minima sede oe Stfdscca, Espeetadores perites, como Amiel Tn i952, se han percatado hace tlempo de que en el cine staat siempre se logian los mayores efectos sl se acta istmenos posible... Elgllimiozprogresoconsist@ em: que TATU al agtor,comd,azuriaccrsoFidlescogido caracte ‘SGlcaenenvelal il & colbea en'un Togar sdecuadoe S Loiei Pausoriia, On fourne, eit. por Lem Presse Qui, esigtinticn de cinémte (Wart ‘citmttographique, Tl, Pars, iat, pigs. 1419). Pee Rtas, Film ale Kunst, Bern, 1932, En este con texto tan un nerds redoblado delerminadas parliularidades fee Semente marginaes, que dstancan. sl director de cine Seeenemtica de a escena teste Ast Ta tentative, Je bacee ee ENS renresenten 30 papel sm maullae, como Piro 36 Pero hay otra cosa que tiene con esto estrecha concxién. El aftista que acta en escena’se-transpone en un. papel: Leo cual se le niega-frecuentemente-al-actor de-cine Su, tjecucién no es initaria, sino, que se compone de.miichas {lecucionés! Junto a mitamientos ocasionales por-el pre- ‘cio del alquiler de los estudios, por Ia disponibilidad de Tos colegas, por el decorado, ctc,,son"necesidades ele; méntales dé la maquinaria las que desnie ccién del artista-en tina serie de episodigst gaa realizar en muchas tomas, dsteibuidas a veces en el estudio en horas diversas, la exposicién de un proceso fue en Ta pantalla aparece como un veloz decurso uni {hrio. Para no hablar de montajes mucho més palpables. El salto desde una ventana puede rodarse en forma de salto desde el andamiaje en los estudios y, si se da el caso, la fuga subsiguiente se fomaré semanas més tarde Dreyer, entre nosotros, en su Juana de Arco. Emples meses s6lo fm encpnirar force sires ae cronc jaa cop ‘ite return, Dreyer spice gram esucrna en. eller" pateek dos en"edad, esaturs, sonoma, ete, Si ch actor se convierte fn sczésorio’so\es avo que el accesoro desempene por su Indo itncion de‘ncor. En cosiquier caso no ex Inelto que legue cine 9 eosflar ua papel a acceserio Yn hogar de destacar Flemplos 5 caprcho en cantldadinfinit, noe atendremes a uno lyn foerea de pruchn ex erpecial, Ua reo) en marcha 20 ¢F en’ acena mas que una pertroscién. No puede haber em ete {to Togar para Su papel” que es ch de medir el tempo. Inluso 5 eatin cca el empe atrandmico conc ‘ScSsiones el cine tice In medida de tiempo de un rel). Puede ‘Que en ello re perciba mejor que ef tuchos olrosrasgos cémo SMia"tceesoio adopts » veces en él funciones declsivas. Desa Saul no hay mr que un paro Pasta la efirmactén de Pudowkin Hactuacibn Get sista higada a un obieto, construida sobre él," Sere" iempre une de lor mEtodos mae vigorovos de In igure Sex’ cincmmtogrsfieas (0 Fooowen, Fulmreple wad Flramenus Ari Bel i pg ish ie pr tata Par feria calatore con cl hombre. Eo decir, que puede set un et slots nsirumento de discurso materiists a SOOCOHOHOH OOOOH OOO OOOOH COSOCOOOCOOSE cn exteriores. Por lo demis es fécil construit eas0s mu Chisimo més paradgjicos. Tras una llamada.a la puerta Se exige del actor que se estremezca, Quirés ese sobre- Eslto no ha salido (al y como se desea..El director puede ‘entonees recurrir a Ta estratagema siguiente: cuando cl Sector se encuentre acasionalmente otra vet en él estudio ie disparan, sin que #1 1o sepa, un tiro por Ia espalda. Se filma su susto en ese instante y se monta Iuego en Ta pelicula, Nada pone mds drésticamente de bulto que clare sc ha eseapado del reno del halo de fo bello, tnico tel pens por agp tempo gue pola slesnar lorecimiento. 10 ELERPRATHIEnIo Uel actor fFenie'al mecantime cine miitografica cs de todas todas, tal y.como lo describe Pirandello, de la misma indole que el.que sisnte el-hom bre ante su aparicin en el espejo. Pero:es que ahora es Imogen del espcjo puede despegarse de él, se-ha.hechd transportable. 2Y adénde se la transporta? Ante el pa biico™, Nun solo instante abandona al actor de cine 1a 7 También cn te politica ex pereepible is modificacién ave constaignes tae conuigo la téenien eprodutiva on el modo, 2 Cm cris setual de Tat democracas Durgvesss in SiRDne crits Ue las conacfones dterminantes de como deben presentase tas democracias presenta 310 Farlamenta ex a plbiicol ‘Con nisms de transmistn, que permit ave Grane #0. dseurso. por un numero, * ; deramte Spr sea visto por wn numero, tombidn Hinitade BW eiecGadores, se conviete'en primordial ta preentacion det Sembee poitiee note exoe aparatos. Los Parlamentos quedan seers? eal como fos teateoe La radio y el cine n0 2610 mod tradot sea excuchado 8 consciencia de ello? Mientras est frente a la chmmara sabe ; {gue en ltima instancia es con el piblico con quien tiene’ Gue habérselas: con el piblico de consumidores que for- ‘man el mercado, Este mercado, al que va no s6lo con urfueraa de trabajo, sino con su plel, con sus entrafias todas, fe resulta, en cl mismo instante en que determina Stactuacion para tan poco asible como lo es para cual ‘Quer arifeulo. que se hace en una fabrics. ¢No tendré farte esta crcunstaneta en Ia congoja, en esa angustia uc. segin Pirandello, sobrecoge al actor ante el aparato? is atrona del aura cine responde con una constr ign artificial de la personality fuera de fos est ‘clto.a las eestrellas», fomentado por el capital cinemato’ tric conserva. aquella magia de la personalidad, pero Rrduelda, desde hace ya Uempo, a la magia averiada de 5 eardcier de mercanela. Micniras sca el capital quien Se em el el tono, no podrs adjudiedrecle al cine actual otro mérito revoluctonario que el de apoyar una critica fevalveionaria de Tae concepetones que hemos heredado Tabre clare, Claro que no discutimos que en ciertos ca Sos pueda hoy el cive apoyar ademés una critica revolu- ‘onarin de les condiciones sociales, incluso del orden de In propiedad. Pero no es éste ol centro de gravedad de {a presente investigaion (nt lo es teropoco de ln produc Cin cinematografea de Europa occidental. TEs propio de Ta técnica del eine, igual que de la del deporte, ue cada quisque ssista a sus exhibiciones como trPimedio especialsta, Bastaria con haber escuchado dis uu oe resultados de una carrera cilia a un grupo de fepartidores de:periédicos,recostados sobre sus bicicle- Tican ta funckin del actor profesional, sino que cambian tambidh Th Sulenee torpo los wobernantcs, se presenta ante sos Soatbeln: Sin perjullo de lor divertor cometidos especiieos de Aitefsibn de dicho camblo es In misma en To ave res Bente actor de ine y al gobermant, Aira, bajo determinadas/ Besdiioncs sociales” @ exhib nur sctuaciones de manera mls. SSrprobsble c-incluso made esummble. De fo. cunt resulta Usa See iced, una sslccion snte eros aparatos,y-de cla =. Fen vencedores el dictador y Ta estrella oe cine » tas, para entender semejante estado de Ia cussion. Los Sledres"de periodicos no han organizado en balde com. ‘disor de carreras entre sus fovenes repartidores. ¥ por Glento que despiertan. gran interés en los participantes. Elvencédor tiene la posibilidad de ascender de repartidor Ee Ginrios a corvedor de carreras. Los noticaris, por ‘Sfemplo, abren para todos Ia perspectiva de ascender de Geneamtes a comparsas en i pamaia, De exie we focds on cletos casos hasta verse incluido en une obra Bevarie —recordemos Tres canciones sobre Lenin de Viertolf 0 Borinage de Ivens. Cualguier hombre aspirars hoy ® partiefpar en un rodaje/ Nada ilustrard mejor esta pevitation que ona cala ena situacton histriea de Ts Iteratura actual 3 os las cosas estaban ast cn Ja literatura a un egcaso nimero de escritores se enfrentaba un nt: dnero de lectores mil veces mayorPero afines del siglo reese ce introdujo un cambio, Gon a creciente expan ‘a pressa, que proporcionaba al pbc lector * nucyad degaos plltcosreligisos, centiico, profeso- pales jflecales, un parte cada ver mayor de esos lectores Tse AoFPAS pronto “ocaslonalmente;-delelado: de os que‘“eseriben. La cosa empez6 al abrirles su buedn Ta Sree diarla: hoy ocurre que apenas hay un europeo en Eh de trabajo que no haya encontrado alguna ver oca ‘dn de publiear una experienela Tabora, una queja, un ‘0 algo parecido, Lajdistinci6n, entre autor, y sts por tanto a puntovde:perder su eardeter sis Pandlica: Se comviere en,lunclonaly dscurre de'dstints manera en distintas circunstancias. El lector est4 siempre” lps paar trun ie, Eo canta prt oe srpien ov para mal en perito tiene que acabar en un Proceso faboral sumarmente especializado, si bien su pe Prgje lo sera sélo de una funcién minima), aleanza acceso Sl eae: de autor. En la Unién Sovieica es el trabajo Sno el que toma la palabra. Y-su exposicion verbal Taatttuye una parte dea eapacidad que es requlsto para so esas competeicin Ieraria ja Hose funda cn 0 10 politéenica, Se hace ast tuna educacién especializada, patrimanio coman™.” ‘Todo ello puede transponerse sin més al cine, donde clertas remocfones, que en la literatura han reclamado Siglos, se realizan en el curso de un decenio, En la praxis cinematografica —sobre todo en Ia rusa— se ha consu mado ya esa remocién esporddicamente. Una parte de los actores que encontramos en el eine ruso no son aciores {n nuestro sentido, sino gentes que desempefian su propio papel, sobre todo en su actividad laboral. En Europa oc- Eidental Ia explotacién capitalista del cine prohibe aten- ‘der la legitime aspiracidn del hombre actual a ser repro- ‘ducido. En fates circunstancias la industria cinematogré fica tiene gran interés en aguijonear esa participacién de las masas por medio de representaciones jlusorias y es peculaciones ambivalentes. 7 Se perde ast el carder privlegiado de ls wenleas corres rpondintcs Aldous Hunley escribe: sLos progsesos tecnicos han Eenducide:."a a vulgatacion. Las (ences reproductivas ‘er estatinad cn fn press han pouiilitado na multiplication i previsble del ererto'y dela Imagen, La instrucion escolar €& _Pevalizeda Tos salaion relaivemenie altos han creado uO Pk lice muy ‘grande capar ae leer y de. procurarse material de festora 9 de tmgenes, Para tene? cst a punto, Se Ba cons {ado dna inontn ingot. Abor Bln, loto Iico'es muy rarer de elite wigue...que en todo tlempo y tga USS parte preponderante de la produceién aistien ha sho mt urvbiente” Pere hoy. eh porcentaje de desechos en ef conjunto eta produccian artstien es {Ea una simple evettion de adden, Ent eirso sian soni oie eo point daemal El material de leetura y de imagenes calla, que Reveveido por To menos en una proporcién de a2 y tal tee 2"100 St ana poblacion dex lines ene tae ma pobleton ee mines tended (et tos avtisticor La stuselon puede resin a Por cada pagina que hace ci afos se fublicaba I Fresa\con cscrturt € imagenes, se publican hoy vent, $i no Elen Por otro Tada, si hace un sigh exlstfa un talento artic, Exisien hoy dos Cancedo que, en consecuencla de fa fastrucsion SEeSat gederalizadar gran mimero de talento virtuale, que no FESS Pesce icgoaS s deanerolir aus tes. pueden oy ho a El rodaje de una pelicula, y especialmente de una pe lela Sonova, ofrece aspectos que eran antes completa mente inconecbibles. Represents un proceso en el qu es imposible ordener wna sola perspectiva sin que todo un trecanismo (aparatos de lluminacion, evadro de ayudar {es, ele), que de suyo mo pertenece a la eseena filmada, intesfera en el compo visual del expectador (a no ser que In disposicion de su popila coined con In de Ta edmara). Esta eivcunstancia hace, mis que cusiquier otf, que Tos Scmnejansag, que en clei modo se dan entre una cseena estado nmstograc yon sala, een Pevficiales y de_poca monta, El,teatro,conoce:porgnrin: pigil cmplacamiento desde ef queer cedar an fs mgs que que. sucede,es- sion yEnc rodaje Ge una escenncinematogréfieasnozenisteteresemlo7a~ fniento. La naturalera de su ilusion es Ue-segundo grado; Gr um resultado: delrmontaje: Lo.cual signiea,enel. fda de cine GPiRweahiSiHo ha penetrads fan hondamen? Sei patucsns, Sapontamos rac. gut apn oy rg in lise Gastro tlentoraristizos por tno que Rabla antes. No ror So dela de ser Indulable que'el consume de material de lec ata Se endgenes ha superada.con mucho Ia predcigh a tural dc excrtoreey albujates dotados. con el material sno fo'pass fo mismo. La prosperiad, el gaimbfono yin radio han find vide 2 un pubites,cuyo consumo de material sonoro esti {ora de tous proporcdn con sl eccimicnto de la peblacin Resulte por tanto gue. tanta. bablando en” riminos,sbsolvtos Comoe terminos felauven tg produecion de desechos es SINE Ge sete mayor aus cosets yas tepuird send mans Ioa"fontes Cominicn con su consume dasproporeigrade de rs teyi de Kestara, de imagenes y aonoror (Aur HUXLEY, Cro Sire dhiger en amare Cale, Yari, 18, Semone a teen Ia realidad que el aspecto puro de ésta, libre de todo Cuerpo extrafio, ¢5 decir téenico, noes ins que el rest. fado de un procédimiento especial, a saber el de la tom portmedio de un aparato fotogrificg dispitesto. a este Propésito y st'montaje con otras torniss de: igual, indole. Degpojadardertodo-aparato, la realidad es en este caso Pobrémancéa artificial, y en el pals de la técnica Ta visi6n’ Geta realidad inmediata ee ha convertido en una flor im- posible Este estado de la cuestién, tan diferente del propio del teatro, es susceptible de una confrontacién muy ins tuctiva con el que se da en Ia pintura. Es preciso que hos preguntemos ahora por Ja Felacién que hay entre C1 opetador y el pintor. Nos permitiremos una construc ign auxiliar apoyada en el concepts de operador usual Gon cirugia, El cirujano representa cl polo de un orden Euyo polo opucsto ocupa el mago, La actitud del mago, gue cura. al enfermo imponiéndote Tas manos, es dis: Tinta de la del cirajano que realiza una intervencién. Elmago mantiene la distancia natural entre 6 mismo Su paciente. Dicho més exactamente: 1a aminora sélo un face por virtud de la imposicién de sus manos, pero a erecienta mucho por virtud de su autoridad. El eiruja- hho procede al revés: aminora mucho Ia distancia para Con'el paciente al penetrar dentro de él, pero la aumenta Sélo un poco por la cautela con que suis manos se mue Sen entee sus organos. En una palabra: a diferencia del imago (y siempre hay uno en el médico de cabecera) el Cinujano renuneia en el instante decisivo a colocarse fren fea su cafermo como hombre frente a hombre; més bien se adentra en él operativamente. Mago y cirujano se com Sortan uno Fespecto del otro como cl pintor y.el cSmara Ef primero observa en su trabajo: una distancia natural jpara con su dato: el cdmara por el contraria se adentra Fondo en Ia textura de los datos. Las imgenes que con: 7 tas audacios de cémara pueden de hecho comparats a lax de! elas, En vn eafiogo de destreras coo, een es espe feelers Seen gests, eouncia: Lc Duala Tae que sn “8 _ siguen ambos son enormemente diversas/Ui del piitor es {olaly Inde canara miltiple, (roceada en partes que Se juan sein ina ley. nueva: La representacén ‘cing Ratopedtica de la realldad-es para el hombre actual ts, , Colparablemente mds impartane-puesto que garantza’ | por rantn:de, chpancircion con el aparat, Targsbele ob la Fealidad denpojodo de todo aparato qué See doctor ens on dere Gc eight Ge ix ulna oe weet 2 / «ba Feproductibitidad técnica deta obra atistica ino Aiea Ja relacion. de larmasa para con el arte~De retrs: 4. geadarfrente a'un'Pi $ progresiva, por.ejemplo cara aun Chaplin. Este compor- Tamento progresivo se earacteriza porque el gusto por Inirar y_ por vivir se vincula en él intima © inmediata- mente con la actitud del que opina come perito. Esta Winculgeion es un indicio social importante, A saber, cua, inuye Ia importancia social de uin‘arte, tanto” {has se disdclan eh el publico-lactitud critieay la fri {iva.cDe o-convencional’se"distruta sin eriticatlo, y se critica con aversion lo verdaderamente nuevo. En el i bitico del cine coinciden Ta actitud ertiea y ia fruitiva files son imprescndbles en cia. eae tam heme um nt de earns ie re Fes roedlandnto que se tama perspectinsendonesal 6 teas que he de era's cabo ia rue woe i devaie una ages aes Gacas ols cape pre «Sab Meise cera ale tafe, Bel ane See taiec reparto salar ef cuerpo, humana ae reglere en snscte ha au gutobacia mowcla. Baste om pemar En Heuer carat. en le que el acete lcha por ail de eel chides tion en as imprtansinas interven eset Ieper abdominal partons 4 s20'por ejemplo, seitransforma én / Y¥ desde luego que la circunstancia decsiva ex ésta: Has reacclones de cada uno, cya suima consitaye la reaceién imasiva del public, jamds han estado como en el cine {an condicionadas de antemano por su inmedlat, tami nente masifeaign, Y en cuanto se manifestan, se contro. Tan, La comparacion con la pintura sigue slcndo prove- Chota Un eundeo ha tenido siempre a aspracion einen in simultanes de cundros por parte de un gran publica, {al y como se gencraliza eel sig xin, e¢ un sintoma temprano de ia crisis de In pintars, que en modo algune diate omen I fotograia sin gue on relat i lependencia de Esta fue provocada por Ia pretension por parte dela obra de arc de legar a las masa. ‘Ocurce que In pintura no estéen stuacion de ofrecer objeto a ana recepelin simulténen y colectiva, Desde Slampre fo estuve en cambio la arauiteturs, como fstuvo antafo el epee y To est hoy el cine. De suyo ne fay por que sacar de tste hecho conclusiones sobre el pare socal dels pintura, aunque sf pese sobre ella como Perjulclo grave cuando, por eireunstancles especiales Extontra\de su natureicia, ha de confrontarse con lt Shases de una manera inmediata. En las iglesias y mo- masterios de In Edad Media, y en Ins cortesprincipeseas hasta casifinates del siglo diccocho, la recepcincolect- ta de pinturas no tivo lugar simlneament, sno por Inediacion de multiples prodos jerdrquicos. Al suceder 4s otro modo, cobra expresién el expecial conficto en in pintare se ha enreuado » causs de la reproduct- fa técnica de Ia imagen. Por macho que se ha inte {ado presentaria sla mata eo muscosy eh exposiciones, ‘no ec ha dado con el-camino para que cras malas puc’ {in organizar y controlar su recepeién* Y asi el mitmo Basta manera de ver las cosas parecerd quisis burda; pero ‘como muestra el ran tedrico que foe Leonardo, las opitones 4s COSCOOOOOCHOHOOOHOOOCOHOHOOOOOOOOOOEOS piblico que es retrégrado frente al surrealismo, reae- Eionard progresivamente ante una pelfcula cémica 1B - igi’ or Ig manera’ come!” ombiezseepresenta. ante el aparats, sino" ademis DoF Cuimo con ayuda de 6c se representa el mundo en torné.? Una ojeada a la psicologia del rendimiento nos Hustraré sobre la capacidad del aparato para hacer tess, Otra ojes Ga al psiceandlisis naz ilustrara sobre lo misma bajo ‘tro aspecto. Elcine ha enriquecido nuestro mundo per Cxptivo con métodos que de hecho se explicarfan por fos Geta (corfa freudiana: Un lapsus cn la conversacion pa- Saba hace cincuenta afios més o menos desapercibido, Resultaba excepcional que de repente abriese perspectt fas profundas en esa conversacién que parcela antes Uiscurrir superficalmente. Pero todo ha cambiado desde la Puicopatologla de fa vida cotidia, Esta ha aislado co: Sas (y las ha hecho anaffzbles), que antes nadaba ‘ertidas en fa ancha corziente de fo percibido, Tanto en ely Tnutido éptico, como en el scistico el cine ha traldo con! igo-Una profafdzacion similar de nuestra apercepcion? [Pero esta StdSEi6n lene un revérso: los jecuciones que/ Expone el:cine son pasibles de andlisis mucho mas exact6 J mas Fico en. puntos de vista que cl que se Mevaria/s abo s0bF€ las que se representan en la pintura o en la / yes "que se volta en, cuanto surge, va 18 290 Be ie yinrn’ que, con"el uso. del Sarnia se. ha hecho eterna (Cie? Rete Suter compare tbe, WS: Dk 46 ‘yor susceptibilidad de andlisii“frenie a la piniifa; tes-r Peto dela.escena, dicha capacidad esti condicionada Porgue.en.el cine hay también mAs elementos suscepti Eies de ser aislados, Tal circunstancia tiende a favorecer Ay de abi su capital importancia— la interpenctracion Fetiproca de ciencia y arte. En realidad, apenas puede sefalarse si un comportamiento limpiamente dispucsto dentro de una situacién determinada (como un.mosculo Geran cuerpo) atrae mas por su valor artistico o por Ja Uilidad cientiiea que rendiris. Usa dé las funciones re Wolucionarids ‘del eine,consistirs’ eri hacer, que se reco- / Noscatque: la tilizacién cientfica de la. fotografia: y sur ‘liliaactén afisticd son idéntleas.-Antes iban generalmen- te cada una por su lado”. endo pritneros planos de nuestro inventario, sub; rajaido" detallesescondidos de nuestros enseres, mas’ « corrientes, explorando entornos trviales bajo la gula ge-/ Sal del objetivo, el cine aummenta por tn lado los atte thosanch curso, iresistible por cl que s@°rige nuestra Bistencla, pero,por otro lado nos asegura un émbito de’ Sceion insogpectado, enorme. Parecia que nuestros bares, Tues oftinas, noestras viviendas amucblndas, net timz estaclones 9 fabricas nos apisionaban sin esperanza, Entonicesvino el eine y'con la dinamita de sus, deimas GE Segundo hizo saltar-ese mundo carcelariof W/ ahora Emprendeimos entre: sus dispersos escombros wiajes de 2°51 buscamos una stuacin andlogs,s2 nos ofr como 1y muy. ostructivement Is pitura dei Renacimiento, Nos. en- Yom en ela com un acte cuyo auge incomparable ¥ cuya [eMsetancla consist en gram parte en que Integran un nme. imporiattige muctas 0 Ge Gaver nuevos de Ta clencia. Tiene Fretesiones sobre Ia atatoma yu perspective, lat maiemdth Yaies Tbda dy wits ajena & nosotros que ln sorprendeate Neatcign de um Leonardo, para ef cual Ia pintora era una meta cress y in sume, demostraciin del conorimicnto, puesto, que SEPT tacido de que exigia Ta cleneta universal, ¥ et misno sete ia ante on aniis teorco, cuya precisiin y_ hor BRerTaon desconcirta hays (Pau Vawey, Paces sur Fart) Fats, 1938 pie BD. a ayenturas. Con el primer plano se ensancha el espacio J bajo el retardador se alarga el: movimiento. En una AmpliacioA fio s6lo se trata de aclarar lo que de otra Iarigra,rio.se_verla claro, sino-que més bien aparecen hella formaciones estructurales del todo nuevas. ¥ tari- [poco el retardador se limita a aportar temas conocidos “Gel movimiento, sino que en éstos descubre otros entera, mente desconocidos que sen absoluto operan como iemi Reaciones de movimlentos m&é répidds, sino propiamen- te en cuanto movimientos deslisantes, flotantes, suprate- rrenalese "As! es como Fesulta perceptible que fa natura- Ieza que habla a Ia edmara no es la misma que la que Ihabla a1 Ojo. sobre todo distinta porgue en lugar de tun espacio que trama el hombre con su consciencia pre: ‘Senta otro (ramado Inconscientemente. Es corriente que pueda alguien darse cuenta, aunque no sea més que a Brandes rosgos, de Ia manera de andar de las gentes, pero desde luego que nada sabe de su actitud en esa fraccién {de segundo en que comienzan a alargar el paso. Nos resul- ta mas 0 menos familiar el gesto que hacemos al coger el encendedor 0 la cuchara, pero apenas si sabemos algo {de lo que ocurre entre Ia mano y el metal, cuanto menos de sus oscilaciones segin los diversos estados de énimo fen que nos encontremos. Y aqul es donde interviene la edmara con sus medior auxiliares, sus subidas y sus ba Jadas, sus cortes y su capacidad aislativa, sus di hes y arrezagemientos de un decurso, sus ampliaciones ‘isminuciones. Por su virlud experimentamos el incon iente-optico, igual que por medio del psicoanslisis nos tnteramos del inconselente pulsional TS Rm Answers, ey pl 2 a “ Desde siempre ha venido siendo-uno de los cometidos ras importantes del arte provocar una demanda cuando Todavia no ha sonado In hora de su satisfaccidn plena. lm historia de toda forma artistica pasa por tiempos ert ticos en Tos que tiende a urgir efectos que se darian sin esfuerso alguno en un tenor téenico modilicado, esto es, fen una forma artistica nueva, ast. las-extravagancias y ‘crudezis del arte, que se producen sobre todo en os Hl, Frados,tiempos-decadentes, provienen en realidad de su’ centro virtual hisiorico més rico, Ultimamente el dadats: ‘mo ha rebosado de semejantes barbaridades. Sdlo ahora fentendemos su impulso: el dadafsmo intentabs, con los tmedios de la pintura (o de la literatura respectivamente), producir los efectos que el publico busca hoy en el cine. “André Breton dice que sla obra de arte solo tene valor cuando tiembls de selejos del fro Ea resided (oda forma Stittlea Caborada se-encventra en el eruce de res Tinea de Eroluelén A saber, Ia téeneateabajafor_de_ pronto en favor/ ‘Scns deterninada forma de arteantes de que lease cine fula"conderaon de fotn cays imdaenes,» ane de ple, betta pasar ante la wsta a In velociged del rayo una lucha bogeo'o una partida de tenis: en fos bazares habla juguctes aulo- ‘elie en tos ue la gucesion de inspunes ef provocnda. Por, pro. de_una ‘manivela Em segundo Tuga, formas artaticas ‘fadicioneléstrabajan esforeademente en lertor miveles de au Garvllo por'coneepuir efectos que mas tarde aleanzaré con {ods cspontancidad la forma artistica nueva/Antes de que el cine Seeeiceeen lens fos dadaatas procureban con sus tanifes: {Sciones Introducer ef publico um movimiento que un Chaplin provocaria,despate de manera inis natural/Entcrect 1a FrodicactGnes sociales con frecuencia nada aparentes taba Ghrorden a un cambio en la recepcign ae 010 favorect SES forma asain’ Antes Ge que el sve empeease 9 fort ° SCoSeeeeeeeeseoeeeeeseccecece ‘Toda. provocactén de_demandas fundamentalmente nuevas, de esas que abren eaminos, se dispara por encima ¢ de su propia metaAst To hace el dadalsmo en la medida &% que sacrifes. valores del mereado, tan propios del Cine en favor de tntenciones ms importantes delas qué, tal y como aqut fas describimos, no es desde luego cons! lente, Los dadalstas dieron menos importancia ala tl Gad mereantl de-sus obras de arterque a su inutilidad” como objetos de"inmersion contemplativa’ Yen. buena parte procuraron alcansar esa inutlidad por medio. de Una degeadacién sistematica de sv material. Sus poemas son sensaladas de palabras» que contienen giros obsce- nos y todo detritus verbo! imaginable. E igual pasa con tus quads, sabre fos que montaban botores o billetes de tren o de metro o de tania. Lo que consiguen dey festa manera es tna destruceiin sin mirarmientos del aura’ de sus ereaciones’ Con fos medios de produceion impr ian en ellas cl estigma das reproducciones. Ante un uadeo-de Arp un posma de August Stamm cs impest tie emplear un tiempo en recogerse 9 formar un juico, fal y como lo hatiimos ante un euadro de Derain 0 un oc de Rilke. Hara una’ burgucsia degenciada el reco limiento sé cSnvirts en una esevcln de conducta asbeal,” Su plblico: hubo Imdgenes en el Panorama imperial (imagenes te'ya hoblan dejodo de ser exttieas) para cuya recepcion = Rial um_ publica, Se encontraba este anie un blombo en Gee cxibor sisiades estercoscoplon, cada une de tow cuales Salta cod sisiantes Ane ee estereoeopios aparecion| Sutomdticamente imagenes que se detenlan apenas y Uejaba igo su‘sitio a otras Con: mciios parecidas twee que trabajar [Edlon coondo, antes de que re comectese fa paral ye po edimienio dela proyecelan, peso. In primers banda fimada Shte un pegueio publice que’ mirabs exlupafacto un aparato eh at gua’sd dscnratovan ios vnagotes. Tor cle quc to i fosln det Panorama imperis ce expres muy elramente oma UGlneeiea det desarrollo, Poco anterde gue et cine consiticee en oletiva Ia vision Ue Smagenes, cobra esta vigeneia en forma I Uiduailada ante tor enercoscopoe se. aque! establecimiento promteaaticuad con fs misma fuerza que anti ters en 1a Mtge Ta wsidn de Is imagen Us lor igres por parte del scerdore 50 43.4 se le enfenta ahora Ia distraceon como una varie LEGS csportrlento sos AL hacer de Ia obra de SESE Sint de cattndao,lag manifestaione daaistas si Stasban enrestdad ura distraction my vherente Fab sobre todo que dar saifscion a una eugene, Provecar escandalo pico, De ser una aparenca aractiva o una hechura 000 ra Chinente ra de arte paso a ser un proyecdl| 72? Ehoclbason todo destratari. Haba agri une eal dad tactil. Con Io cual favorccié la demanda del cine,. — Jaf iemento de dstracton x ttl en primera lines Ss you comsste en un cambio de ecenarios ¥ do Seats Que’ adentan eel espectador coma un Sloat Comparemos et Hens (panals sobre el que Se seeaMsitata peicls com el hicvo.en sl qu se encwenta* see fleture. Este ultimo invita ai contemplactn: ante” él podemos abandonarnos al fluir de nuestras asociacio- ree teas ¥ on cambio no podtemos hacerlo ante wy ¢°) fis csanatsrdin pene ochenoerepatade ced Me soem a combo. Noce naib fata, Duhamel Media reine y no ha enlends tad de-xa TImportane see te srg bastante de su estructura, anota esta i= ifort det modo siguientes «Ya.no poco pense To ue blero. as tmagents movediassostajen amis pee sUiitntoss De hecho, el curso de las atoctacioncs en la | PRUNE U lem contempla las imagenes queda enseguida Sang ¢ Interrumpudo por el cambio de dstas. Y en ello consiste jh entero de’ chojue eal eine que, como cualquier oto, rc ete graio sua presencia e epi 27 émboce en-un esteticisma de la vida politien. la viola cid de las-masas, que el fascismo impone por la fuerza en el cilto a un eaudillo, corresponde la violacién de todo un mecanisino puesto al servicio de Ia fabricacion de valores cultuales. Todos los esfuerzos por un esteticismo politico culmi- ran en un solo punto. Dicho punto es la guerra. La guc- Fra, y s6lo ella, hace posible dar una meta a rovimicnis dde masas de gran estala, conservando a la ver las condi cones heredadas de Ia propiedad, Asi es como se form fa el estado de la cuestion desde fa politien. Desde la tec nila se formula del modo siguiente: sélo la guerra hace , Posie moviliay todos fos medios ténicos el Wempo Preson, conservando a Is ver ins condiciones de In pro: Piedad, Cloro que In apoteosis de Ia guerra en el fascismo foe srve de estos argamentos, A pesardeTo cuales ins {activo echares una ojeada. En el manifiento de Mar nett sobre Ix guerra colonial de Etipia te llega decir “Desde hace veintsete ation nos estamos alsa 1s fe Ttnistas en contra de que se considere mf guerra abies {Elica Por ello mismo atirmamos: fa guerra es bell ora gracias alas msearas de gas, af terrortico me: along: & los Tanallamas y los tanquetas, funda Tas Eerants del hombre sobre fa maquina subyvgada. La eve Fetes bell, porque inaugura el sueno de Tn metalracion {at euetpo humano, La guerra cs bella, ya.que entiquece ins praderasflorecidas con Int orqutdeas de fuego de los dmctralladoras, La guerra es bella, ya que reine en una Sinfonia los Uioteos, lot cafonatos, Tos altos el fueto, ion perfumes olores dea Gescomposicisn. La gucrra es tends ya que crea arguitecturas nuevas como fa de los Tangvcn ln de las excuadrilas formadas geoméiricamen {'ib de las coprales de humo en is aldeas incendindse ‘muchas otra, PPocss artistas faturstos.-scordaos Ucstos princinios fundamentsles de‘una exttiea de To fluria para que ihiminen vustro combate por una nueva Focal, por unas ares pidsticas neevas's Tia stampa, Turin 36 Este manifiesto tiene la ventaja de ser claro, Merece que el dialéctico adopte su plantenmiento de Ia cuestion. Us estétien de Ta guerra actual se le presenta de I mane. a siguiente: mientras que el orden de la propiedad imp de el aprovechamicnto natural de lax fuerzas product vas, el ereeimiento de los medios tenis, de lor rit de is fuentes de energia, urge un aprovechamiento-an pratural. Y lo encuentra en la ucrra uc. con sus destruc: iones, proporciona la prucba de que Ia sociedad no es taba todavia,lo bastante madura para hacer de la téeni cea gy organo, y de que la téeniea tampace estaba suficien temente'claborada para dominar las fuerzas clementales de la sociedad. La guerra imperialista esta determinada fen sus rasgos atroces por In diserepancia entre los pode Fotos medios de produccisn y s1 aprovechamiento insull clente en el proceso productivo (con otras palabras: por cl paro labora y Ia falta de mereados de consumo). La fgutrra imperialista es un levantainiento de In técnica, fue se cobra en cl materia! iumano Tos exigencias a las ‘Que Ia sociedad ha sustrafdo st material natural. En Tu gat de canalizar rios, diige la corriente humana al lecho ide sur trincheras; en lugar de esparcir grano desde sus Aeroplanos, espace bombas incendiarias sobre las cluda ‘des; y Ia guerra de gases hn encontrado tin medio nuevo para ncabar con el aura sFiat ars, pereat munduse, dice el fascism, y espera dé a guerra, tal y como lo confiesa Marinett, la satisfac cign artistica de la percencion sensorial modificada por Ia’ técnica. Resulta patente que esto es la realizacion aca ‘bade del sarte pour Tart» 'La humanidad, que antafo, ea Homero, era un objeto de espectaculo para los dioses ‘alimpicos, se ha convertide ahora en especticulo de sf ‘misma, Su autoalienacién ha aleanzado un grado que le permite vivie su propia destruccion como wn goce estéti 0 de primer orden. Este es el esicticismo de la politica 1e el fascismo propugna. El comunisie le contesta con Ta politizacién del arte. nota bet TrabucroR” 3, +] “Bn una version sensiblemente abreviada Surabaje, no. en aleman, sino. ens traduccion {Pierre Klonsowskis en ia Zettschrift fur Sozilforschunt te Tose La revista se edlaba.a la saz6n en Paris, En ca 2. GR ashton Horkheimerscacrta en-Parls el 16 de octubre Ge Te)8 lee Benjamin que protonde «(arch una sere = de televiones provisonals-Issigeatura de ta hora fatal Gey ‘srtes Con tales relesiones intentarla sdar a Tas cues. tones tcorieay. del ortecana figura realmente actual: ¥ (dite diay Sed deo, Sid, ode serena Too ei mediada ia politica: También desde Pars, y pocos 7 ae despa ie Eon © cer Stoke ance fate trabajo) muy en seereto, ya que sus ideas son ine CCinparablaments: mas iddneat para el robo que Ta ma. Sone de les mgs. En dielembre del mismo afio coms: 20rn a Weencr Herat. que ha concluido la redaceiéa del fr lerto nests desde cl materialism bistrl- Pfebrero de 1936 le habla a Adorno desi trato son el traductor Klossowski, del que ya antes habia hee ho slabanvas. Fean Sel, que conacio a Benjamin en Ibi Teen i930, nos dice que’ *Klossowski.. sabe de fos esta. Boe e angusta lilosdiea en que pone (Benjamin) a sus ftadgctoress. Poco antes de su muerte, y en busca de Spada ceononiea,redacta Benjamin un curriculum vita Bg Sopa que sene trabajo (La obra, de arte. Procure entender determinadat formas artslicas, se Bigimente al eine, desde el eambio de funciones a que'el Gite cn scneral ésta sometido cn fos titones de Ia evo- eta social : En am prilogo a Ihoninacignes I de Walter Benjamin (Taurus Madrid, 971) he studi a Tas distorsiones que Gtivieron'Tos textos que nuestro autor ilceo a publicar Traut ioe titimes aos de su vida, fos de exilio y de denanis. ska obra de arte.» es Preeisamente uno de e ” tos textos cuya integeidad quirés ni siquiera shora cono cemos. fin fa primera edicion de 1936 quedé suprimido por entero nada menos que el actual prologo (a mas de tras supresiones al parecer s6lo.en parte redimidss en fas actuales ediciones slemanas, de lat cuales la primera data de 1985). Segun Adorno declara en 1968: sLas te haduras que motto Horkheimer en Ia tcoria de Ta re producciin se Feferfan a un uso por parte de Benjamin Ge categorias materialistas que Horkhieimer, con razsn, encontraba ineulicientes» Los benjaminianos de quiet: te reclaman fa publicaisn de Tavern auntie, Se. gin ellot fa entrega fundamental que Benjamin hizo de Su'pensamiento esta en esa versibn. Sobre ella se funda ‘montaria trcamente incluso ska abra dos pasajesn, tambien inedita por ahora (eontr. mi prélugo a Tlumtina Clones 11 de. Walter Benjamin, Taurus, Madrid, 1972) ‘Advirtamos que esla opinion es considerada por los ben. Jaminianos olieiales, fos Higados a fn editorial Suhrkamp Yat equino de Adorno, como slsa y liana insensater o |