Está en la página 1de 1

A LA CASA DE JAIRO

1
A la casa de Jairo iba Jess,
Y una gran multitud iba tras l;
Y una pobre mujer, llena de fe,
No mir la multitud, fue y le toc.

coro
Has t, cual la mujer, que fue y toc
El borde del vestido del Seor;
Virtud sali de l y ella san,
Y si le tocas t, sanas tambin.

2
Yo fui quien te toc, mi buen Seor,
Mi mal, ningn doctor pudo sanar;
Tu fama lleg a m y vine a Ti,
Y ya sanada estoy, perdname.

3
De aquella multitud que le segua,
Una parte crea en el Seor;
Mas, la otra, enemiga y curiosa,
Hoy la vemos vivir an peor.