Está en la página 1de 3

Ca rta

de un gato
a un perr o
Querido perro:
Lamento que te hayan enviado a la perrera
por la lámpara rota que no rompiste, por el
pececito dorado extraviado que no te
comiste, y por la alfombra húmeda
que no orinaste.
Las cosas en la casa están más calmadas
ahora, y para demostrarte que no hay
resentimientos, te envío esta foto para que
me recuerdes siempre.
Tu amigo,
El gato.
www.iespana.es/aylaweb