Está en la página 1de 1

EL METEORITO QUE CHOCÓ CON LA NAVE X- 42

En un pequeño asteroide llamado x- 42 vivía un extraterrestre


llamado 42-X que quería ir a la tierra. El extraterrestre era feo
con tres ojos, cinco manos, tres pies y sus manos eran como
pulpos. La nave era grande, ¡y era más rápida que una bala!
Y de repente cayó una lluvia de meteoritos y uno de ellos chocó con la
nave y le rompió un cable que sujetaba la nave y se cayó directa
para la tierra. Cayó en un bosque. Cuando salió y le afectó la luz del
sol, porque en el espacio no hacía ni sol ni calor. Un niño pasaba por
aquel bosque, de repente se hizo un eclipse de luna y se hizo de
noche. El extraterrestre salió y el niño al ver ese extraño ser con tres
ojos, cinco manos, tres pies y en las manos pulpos. El niño echó a
correr del susto que se llevó.

Óscar Noriega Celis