Está en la página 1de 1
AGENDA |” waw.abe.ce/agenes NECROLOGICAS JOSE COMAS — Periodista La pasion por informar Su sana irreverencia al poder laaplicé también ala terrible fuerza de la enfermedad que le surgié cuando se aprestaba a pasar quizas la fase mas feliz de su vida con su mujer Ana a la que conocié paradjicamente en el sitio en el que peor lo pasaba: la redaccién en Madrid _ | HERMANN TERTSCH ‘Nada mas saber ol stbado por Jnmanana que Jose Comas na- bia sido veneido fmalmente ‘por ol eaneer insiaioso quo 10 ‘comenz0 a persezuir hace ya ‘cinco anos, me puse a buscar su libro «Polonia y Solidari- cad que, prologado por Mane- lo Azcarate, eomenté yo en las fechas de su presentacion enel Giario E1Paisalla por 1990. No To he encontrado aunque sé {que esta, A Pepe Comas no le Nahria pasado, Porque con La Vitalidad indomitadeun potro _asturcéri —que demostro has- ta e| final en circunstancias ‘que habrian quebrado ala ma- yoria,consufurlosa honest ad. su incorruptible veluntad osaber ysuperfecta incapacl- (dad para Ja subeultura del el rnismo tan extendida en mues ‘a profusion, José Comas, co- rrosponsal ¥ reportero hasta eltmal de sus fas, muerto en Berlin a Jos 64 athos, combina ‘ba tm amor por ol orden que era mas teuton que los alema nesa los que entendio comopo- cos ¥ cuvyos avatares desde los anlossetentaexplicd alos espa- ‘oles en miles de crénicas. Desdeque cambié laensenian- za alld on el Lago Constanza or Ta informacisn periodisti- ca,primeroenel equipo funda- clonal de Diario 16 y despues en su inverostmil oficina /nieho en el Pressehaus (Casa dela prensa) aorillas del Rin en la otrora capital deta Repit- biica Foderal de Alemania, donde yo lesucodicomo corres. onsen 1985,Comassepaseo or medio mundo como repor- jl José Comas ane toro odsostonade por Informar do Ios hochos, por ol testimo. mio ypor el Valor de a palabra, ‘Desde Mexico y Buenos Atres paso quince anos transmitien- do su intores, su eapaciaad do sorpresa y de mdigneeton y su ‘magotable curtosidadaloslee ‘toresde su periodicoal que, cu- rantedécadas,quuisoconadora- ‘clon yal querepresenté con or- gullo Era irascible yno le importa- ‘ba demostrarlo, ante cotezas, funcionarios o poltticos. Sien ‘México era casi temide por la ira que Te producian parsime- nia, indiferencia y corrup- ‘ion, en Polonia el portavozde ‘rogimen durante Ia Ley Mar- celal, Jerzy Urban —uno de los grandes cinicos de la historia dola posguerra controeuropea segnn sus compatriotas—, se exaspocaba ante la impertinen. cla del correspansal espatil. Comas se habla prosomtado en ‘Varsovia on diclombre de 1981 con una camtoneta de viverss que conducian 41 y un compa Ror brasilono cuando ningun poriodista podis senarcon un visaco. ¥ alliestuvo, sin una cede cinismo, con inteligencia y honestidad, relatanco lo vis to ¥ oldo, sm hacer concesto: nesaaquellosque, desde la ter minal receptera ‘en Madrid, eran poco comprensivos hacia los polacos en rebelion contra el comunismo. Comas era Io miésalejadoal sectarioque.car ga énfasis segiin convenien. la. Poco lo refleja tan bien co: mou pasion por el ftbol que Ie emocicnaba como juego en Si, sin Zorofismo salvo para su. calidad. Su sana irreverencia a] poder la aplicd tamblona 1a torrible euerza de La engorme. dad quo Io sureio cuando so prostaba a pasar quizas laf se mas feluz de su vida eon su iljor Ana a la que conoct0 pa: radojicamente en el sitio en el que peor 10 pasaba: 1a reds clon en Madrid. La titima vez que nos vimos en Berlin, esta ba desalojando Ia oficina —mas oficina quela queyo he: rede de el en Bonn hace 23 atios— Se Hevaba a su casa la coleccidn de Der Spiegel. Era en visperas del enésimo inter: to de acahar con el efncer que acababa con él. Se Hevaha suv propia historia a casa. «Por si me muro de verdad esta vez» Nofue entonees Pordesgracia noha tardadomucho en serio. ALEJO GARCIA __Pericdista ENHORABUENA, ALEJO [MANUEL MARTIN FERRAND. Alejo Jestis Garela Ortega (Malaga, 1997-2008) es, por si fuera necesario demostrarto, una prueba irrefutable de (que la memoria sentimental aos entra por ¢] ofdo. En él, ‘quizas ene] laberinto —y eso expllearia muchas cosas—, se fraguan los recuerdos que, ‘pasado el tlempo, nos emocto. nan. Algjo Garela deseansa ya on el comontorie de san Gaudoneto, on Alnaurin el Grande, en la Malaga de sual- ma; pero su Yoz sigue en el ‘eter, como decian los clasieos de la radio, para evocarnos un tlempo pasado, cronoldgi- camente cereano y, a todos los efectos restantes, tan lela nocomoeldeRecaredooel de Recesvinto. Alejo Garcia hizo mucha y buena radio en RNE, on la CO- PB y en la Cadena Ibérica de Eugenio Font4n; pero, lo que somlascosas, enaras dea sin ‘esiscon la que cursan los sen- ‘timientos, Io que permanece- 1rd de 6] es el haber sido el. pe rrodista que, un Viernes San- 10, €1 de 1977, dio Ia noticia de Ia legalizacién del PCE, lo que Iedaria normalidad y credibi- Lidad poltticas a las primeras elecelones democratieas, las 01 15-J, quo cuajaron 1s tran- slelom. Tambien nos quedara de Alejo Gareta el naber esta. locido 1a Lntervenelon de los oyontes, de viva voz, en los programas y como parte fun- damental de ellos. Recuerde- sesu «Directo, directo». Enes- 10 altimo, democraticamente incuestionable v obviamente participativo, no sé muy bien si para engrandecer el medio opara empobrecerto. Sea como fuere, cada ver que olgamos, como tantas —demasiadas— veces oimos, el senhorabuena por su pro- gramam no se nos debe olvi- Alejo Garcia dar. en memoria del muy Lo rado coleza, que la expresion fundacionalfue: «Enhorabue- na por st programa, Alejo». Lo que si merece encomio, ¥ profmdo, es la bonhomia de Ja que siempre hizo gala. Un seflor dela radio, Carlos Pujol Raes Ayer fallee10 en Madrid et pe- riodista y abogado Carlos Pu- Jol Rees, Hijo de Juan Puol Martinez —el hist6rico direc- tor y fundador del diario «lfa- ‘ari com Carlos Pujol des- aparece tambien una parte fundamental de la historia del periodismo cel siglo XX en Es- aia. Stsupadrehabiasido unre ferenteindiscutide, considera. dounodelos grandes periodis- tas espanoles de todos ios tlem- ‘bos, tamblén Carlos Pujol dus- ‘empend wn papel muy relavan- te comoeditorlalistay gerence doa historica cabecera quese ppublico ontre 1930 y1971.euan- doel diario «Madria» tue clan. surad. Padre y abuelo de periodis- tas, recibio en 2005 el homena- Je de la Asociacién de a Pren- sade Madrid. Antes, habia st do condeccrado con Ia Meda- Ila de Sufrimientos por la Pa- ‘ria y Ta Medalla al Merita Ck Vil. Hoy, alas doce y veinte del mediodia, recibiré cristiana sepuitura en el Cementerio de Is Almudena,