Está en la página 1de 1

INSOMNIOPTEROS

(segunda parte)
Sandra Luz Cruz Santillana 2 A
Antes de que todos cerraran los
ojos, estas criaturas
aprovechaban cada momento del
dia para poder llenar sus
pequeos cuerpos de lectura.
Mientras esto sucediera unos
insomniopteros adultos muy
astutos se ocultaban en la luz de
la lampara de lectura esperando
saborear las frases de novela.
Los mas pequeos se escondian
en la alcoba de los nios
buscando aquellas frases de
princesas y guerreros que caian
de los cuentos que todas las
noches les eran contados.
Las insomniopteras por otro lado, preferian aguardar en la cosina escuchando
danzon mientras se sentaban en las tasas de t casi vacias pero tibias.
Una vez en puerta el invierno; durante las maanas frias y sin sol, ellos
guardaban cautela y solo salian cuando un rayito de luz hiciera su aparicion. Poco
a poco las lecturas fueron escaceando y los insomniopteros adelgasando teniendo
que buscar otro sitio del cual alimentarse.
Se decidieron por emigrar, unos buscaron en bares, otros en parques pero
ninguno estuvo a gusto, encontraron bibliotecas, cines y escuelas en donde pronto
hicieron una gran barriga de las mas dulces lecturas y canciones. Pero pobre de
aquel que no leea o escuche cancion alguna cuando hay un insomnioptero cerca
porque este los seguira a todas partes sin dejarlos bostesar ni dormir buscando
unicamente llenarse de palabras, novelas o versos.