Está en la página 1de 80

PRINCIPIOS QUE RIGEN

EN LA INVESTIGACIÓN

1.- La investigación corresponde a los fiscales.

Los fiscales dirigirán la investigación y podrán


realizar por sí mismos o encomendar a la policía
todas las diligencias de investigación que
consideren conducentes al esclarecimiento de los
hechos. Deben iniciarla dentro de las 24 horas
siguientes a que tomen conocimiento de la
existencia de un hecho que revista características
de delito de acción penal pública (Art. 180).
2.- La investigación se rige por el principio de
objetividad (art. 77).

Los fiscales están obligados a realizar la


investigación con estricta sujeción al principio de
objetividad consagrado en el art. 3 de la Ley
Orgánica Constitucional del Ministerio Público.

Conforme a ello, deben investigar con igual


celo los hechos que funden o agraven la
responsabilidad del imputado, sino también los que
le eximan de ella, la extingan o la atenúen.
3.- Las actuaciones de la investigación son secretas
respecto de terceros (art. 182).

Los registros de la investigación son secretos para


los terceros ajenos al procedimiento, pero no para el
imputado y los demás intervinientes, quienes podrán
examinarlos.

Por excepción el Fiscal puede disponer el secreto


respecto del imputado y demás intervinientes respecto de
determinadas actuaciones cuando a considerare necesario
para la eficacia de la investigación por un plazo no superior
a cuarenta días, decisión que es reclamable ante el juez de
garantía par que ponga término al secreto o que lo limite, en
cuanto a su duración, a las piezas o actuaciones abarcadas
por él, o a las personas a quienes afecte.
… Sin embargo, existen algunas actuaciones
que siempre puede conocer el imputado a su defensa, la
declaración del imputado o cualquier otra actuación en que
hubiere intervenido o tenido derecho a intervenir, las
actuaciones del tribunal, ni los informes evacuados por
peritos.

4.- La investigación está sujeta a control judicial, incluso


cuando es anterior a su formalización. (Art. 186).
Cualquier persona que se considerare
afectada por una investigación que no se hubiere
formalizado judicialmente, podrá pedir al juez de garantía
que le ordene al fiscal informar acerca de los hechos que
fueren objeto de ella. También podrá el juez fijarle un plazo
para que formalice la investigación.
5.- El imputado y de los demás intervinientes
tienen derecho a proponer diligencias (art. 183).

Durante la investigación, podrán solicitar al fiscal


todas aquellas diligencias que consideraren
pertinentes y útiles para el esclarecimiento de los
hechos; pero el fiscal ordenará que se lleven a
efecto solo aquellas que estimare conducentes.
Si la petición es rechazada, se podrá reclamar
ante las autoridades del ministerio público (art. 33
de la ley N° 19.640: deben presentarse por
escrito ante el Fiscal Regional).
6.- El imputado y demás intervinientes tienen
derecho de solicitar que se les permita su
asistencia a las diligencias (art. 184).

Las actuaciones de los fiscales en cuanto a


su ejecución material son secretas y se realizan
unilateralmente, el fiscal podrá permitir su
asistencia a las actuaciones o diligencias, cuando
lo estimare útil.

En todo caso, están


obligados a obedecer sus instrucciones y podrá
excluirlos en cualquier momento.
7.- Por regla general cada delito origina una
investigación (art. 185).

El fiscal podrá investigar


separadamente cada delito pero puede desarrollar
la investigación conjunta de dos o más cuando ello
resulte conveniente. Asimismo, en cualquier
momento podrá separar las investigaciones que se
llevaren en forma conjunta.
Cuando dos o más fiscales investiguen
los mismos hechos y con motivo de esta
circunstancia se afecten los derechos de la defensa
ésta podrá pedir al superior jerárquico o al superior
común, en su caso, que resuelva cuál tendrá a su
cargo el caso.
8.- La investigación deberá registrarse (Art. 227 y
228).

El ministerio público debe dejar


constancia de las actuaciones que realice
utilizando cualquier medio fidedigno y que permita
su acceso a quienes tengan derecho conforme a la
ley.
De la misma forma, la policía levantará
un registro, en el que dejará constancia inmediata
de las diligencias practicadas, en que se dejará
constancia además de otras circunstancias, de las
instrucciones recibidas del fiscal y del juez. En todo
caso, estos registros no podrán reemplazar las
declaraciones de la policía en el juicio oral.
FORMALIZACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

Concepto:

Hasta antes de la formalización de la investigación,


ésta se desarrolla por el fiscal y la policía sin apego
a formalidades. Pero el MP, para realizar
diligencias que puedan afectar los derechos
constitucionales de las personas investigadas,
requiere por regla general de autorización judicial
previa, y para ello es necesaria una actuación
formal, que es la formalización de la investigación,
a partir de la cual se abre el proceso a un mayor
control judicial.
De acuerdo al art. 229, la formalización es la
comunicación que el fiscal efectúa al imputado, en
presencia del juez de garantía, de que desarrolla
actualmente una investigación en su contra
respecto de uno o más delitos determinados.

Es decir, es la manifestación unilateral que


hace el Ministerio Público acerca de haber iniciado
la persecución penal en contra del imputado por
determinados hechos.
Características
de la formalización de la investigación

1.- No es una decisión judicial.

El juez no se pronuncia sobre la imputación, ni


tampoco derivan efectos automáticos sobre la
libertad del imputado, por cuanto las medidas
cautelares personales deberán ser discutidas
particularizadamente y con fundamentación
específica para su procedencia.
2.- Es una mera manifestación unilateral del fiscal
que da comienzo a un proceso formal,

con pleno ejercicio de la defensa y con intervención


judicial, que busca dar un conocimiento cierto de la
imputación antes de la discusión de medidas que
afecten derechos constitucionales.
3.- Tiene fines de garantía, en cuanto permite al
imputado un conocimiento cierto de la imputación
que hasta ese momento pudo haber sido
mantenida en reserva por los fiscales y la policía; y
en cuanto comienza en carácter de necesaria la
actividad de la defensa, puesto que debe
designarse un defensor al imputado par que pueda
llevarse a efecto.

4.- El fiscal queda limitado por los derechos


incluidos en los cargos formulados, no pudiendo
ampliarlos en la investigación (art 259 inc. 4°)
Oportunidad de la
formalización de la investigación

Por regla general, y por ser una


decisión estratégica del fiscal, podrá formalizar la
investigación cuando considere oportuno formalizar
el procedimiento por medio de la intervención
judicial (art. 230 inc. 1°).

Para estos efectos deberá evaluar el


estado de avance de la investigación, el hecho de
existir un imputado individualizado, la necesidad de
solicitar medidas que puedan afectar derechos
constitucionales, la necesidad de mantener la
investigación en estado de reserva.
Casos en que el fiscal está obligado
a formalizar la investigación

Por excepción, el Ministerio Público está obligado a


formalizar la investigación en los siguientes casos:
(art. 230 inc. 2°)

a.- Cuando debiere requerir la intervención judicial


para la práctica de determinadas diligencias de
investigación, (de acuerdo al art. 9° siempre debe
requerir autorización judicial previa cuando se trate
de diligencia que afecten derechos
constitucionales).
b.- Para la recepción anticipada de pruebas (art.
191): Los testigos que declaren ante el ministerio
público y estén imposibilitados de asistir al juicio
oral, puede recibirse anticipadamente su
declaración ante el juez de garantía

c.- Para la resolución sobre medidas cautelares.


Sin embargo, el art. 236 establece que
excepcionalmente las diligencias que rigieren de
autorización judicial previa pueden ser solicitadas
por el fiscal aun antes de la formalización de la
investigación, cuando por la naturaleza de la
misma o la gravedad de los hechos la
comunicación al afectado ponga en peligro el éxito
de la diligencia.
Como contrapartida las personas que son
objeto de una investigación criminal no
formalizada pueden recurrir ante el juez de
garantía a solicitar que intervenga ante el
MP a efecto de que este informe de los
hechos sobre los cuales investiga o se le
ponga un plazo razonable para que formalice
la investigación (art. 186).
Procedimiento

El fiscal puede formalizar la investigación en dos


oportunidades (art. 231):

a.- En la primera audiencia judicial del imputado Art 132.


Esto es, cuando se efectúa la audiencia de control de
detención ante el juez de garantía, en que puede formalizar
de inmediato, o pedir que se amplíe el plazo de detención a
tres días con el fin de preparar su presentación.

b.- Fuera del caso anterior, debe presentar al juez de


garantía una solicitud de audiencia en fecha próxima para la
formalización de la investigación. A esta audiencia se citará
al imputado, a su defensor y a los intervinientes en el
procedimiento.
Desarrollo de la audiencia
de formalización de la investigación.

En la audiencia, el juez ofrecerá la


palabra al fiscal para que exponga verbalmente los
cargos que presentare en contra del imputado y las
solicitudes que efectuare al tribunal. Enseguida, el
imputado podrá manifestar lo que estimare
conveniente.

A continuación el juez abrirá debate


sobre las demás peticiones que los intervinientes
plantearen.
Desarrollo de la audiencia
de formalización de la investigación.

El imputado podrá reclamar ante las


autoridades del ministerio publico, según lo
disponga la Ley Orgánica Constitucional
respectiva, de la formalización de la investigación
realizada en su contra, cuando considerare que
ésta hubiere sido arbitraria. (Art. 232).

También, en esta audiencia el juez,


oyendo al ministerio público, puede señalar un
plazo para el cierre de la investigación (art. 234).
Desarrollo de la audiencia
de formalización de la investigación.

Finalmente, también en la audiencia de formalización


se puede pedir por el Fiscal juicio inmediato, es decir, que
se pase directamente a juicio oral, en cuyo caso en la
misma audiencia el fiscal deberá formular verbalmente su
acusación y ofrecer prueba y el imputado podrá realizar la
alegaciones que correspondieren y ofrecer, a su turno,
prueba a menos que el juez le otorgue un plazo no menor
de quince no mayor de treinta días, para plantear sus
solicitudes de prueba. Al término de la audiencia, o del
plazo concedido al imputado, se dicta el auto de apertura
del juicio oral (art. 235).
Efectos de la formalización
de la investigación (art. 233)

La formalización de la investigación produce


los siguientes efectos:

a.- Suspender el curso de la prescripción de la


acción penal;
b.- Comienza a correr el plazo legal de dos años
para declarar el cierre de la investigación (art. 247),
y
c.- El ministerio público pierde la facultad de
archivar provisionalmente el procedimiento.
MEDIDAS CAUTELARES PERSONALES.

Concepto:

Son aquellas que el fiscal pide durante la etapa de


investigación y que recae coercitivamente sobre la persona
del imputado, afectando sus derechos fundamentales, en
especial su libertad individual, con el fin de que el proceso
se lleve a efecto y cumpla sus objetivos.

El art. 122 establece el principio que sólo será impuesto


cuando fueren absolutamente indispensables para asegurar
la realización de los fines del procedimiento y sólo durarán
mientras subsistiere la necesidad de su aplicación, así como
la necesidad de que sean decretadas por medio de
resolución judicial fundada.
Características:

a.- Son medidas excepcionales cuya necesidad


debe ser invocada y acreditada por el fiscal. En el
sistema del CPP las medidas cautelares
personales dejan de ser un efecto automático del
auto de procesamiento, que desaparece.

b.- Deben ser siempre posteriores a la


formalización de la investigación, por lo que
siempre se discuten a propósito de una imputación
precisa.
Características:

c.- Para decretarlas el fiscal debe justificar,


generalmente en una audiencia.
Los supuestos que la autorizan (si se trata de
prisión preventiva, en las hipótesis de art. 140 inc,
2°, 3° y final);

Que el caso cumple con ciertos requisitos


materiales que le den plausibilidad (que se
justifique la existencia del delito y que existan
antecedentes que permitan presumir que el
imputado ha tenido participación en el mismo).
1.- CITACIÓN.

Concepto:
Consiste en la orden del tribunal al imputado cuando
fuere necesaria su presencia (Art. 123).

Casos en que procede únicamente la citación:


No se podrán ordenar medidas cautelares que recaigan
sobre la libertad del imputado, salvo la citación, en su caso,
el arresto por falta de comparecencia, de acuerdo con lo
dispuesto en el art. 33, en los siguientes casos:
a.- Cuando la imputación se refiere a faltas.
b.- Delitos que la ley no sancione con penas privativas ni
restrictivas de libertad.
(art. 124).
Excepción: detención flagrante de amenazas falta (494 N°4)
lesiones leves (494 N°5), y fraudes del 494 N°19.(124 inc 4)
2.- DETENCIÓN.
Concepto:
Es una medida cautelar personal consistente
en la privación transitoria de libertad de una
persona, con el fin de asegurar su comparecencia
judicial.

Requisitos de la detención establecida en la


Constitución y en el Código:
Siendo una excepción a la garantía
constitucional de la libertad individual. El art. 19 Nº7
letra c) de la Constitución Política de la República
y el art. 125 del CPP señalan sus requisitos de
procedencia:
… 1.- Debe emanar la orden de detención de un funcionario
público expresamente facultado por la ley.

2.- Debe haberse intimado la orden de detención en


forma legal.

Los requisitos anteriores no es necesario


cumplirlos en el caso de delito flagrante,
para el único objeto de ser conducida
ante la autoridad que corresponda
Plazos para poner al detenido a disposición del juez.
1.- Si la detención es por orden judicial el detenido debe ser
conducido inmediatamente ante el juez de garantía que
expida la orden; y si no es posible por no ser hora de
despacho, a la primera audiencia judicial, no pudiendo
exceder de 24 horas. (Art. 131 inciso 1).

2.- Si la detención se produce por la comisión de un delito


flagrante el agente policial que la practique o el encargado
del recinto de detención deberá informar de ella al Ministerio
Público dentro de un plazo máximo de 12 horas. El fiscal
podrá dejar sin efecto la detención u ordenar que el
detenido sea conducido ante el juez dentro de un plazo
máximo de 24 horas, contando desde que la detención se
hubiere practicado. Si el fiscal nada manifiesta, la policía
deberá presentar el detenido ante el juez en el plazo
indicado.
3.- Cuando el fiscal ordene poner al detenido a
disposición del Tribunal, deberá, en el mismo acto,
dar conocimiento de esta situación al abogado del
imputado o, si no tuviere uno de su confianza, a la
Defensoría Penal Pública.

Las 24 horas corren desde la detención hasta que


el imputado es puesto bajo la custodia de
Gendarmería del respectivo Tribunal. (antes se
discutía: se alegaba que el plazo iba desde la
detención al inicio de la audiencia de control de
detención.
Detención Judicial:
1.- El juez de garantía puede ordenar la detención
del imputado cumpliéndose las siguientes
condiciones art. 127:

a.- Solicitud del ministerio público.


b.- Que de otra manera la comparecencia pudiera
verse demorada o dificultada;
c.- Que no se trate de los casos contemplados en
el art.124 (faltas, delitos que no tengan penas
privativas o restrictivas de libertad o que éstas no
excedan de presidio o reclusión menores en su
grado máximo).
Detención Judicial:
2.- También se decretará la detención del imputado cuya
presencia en una audiencia judicial fuere condición de ésta
y que, legalmente citado, no compareciere sin causa
justificada, por ejemplo, a la audiencia de formalización de
la investigación (art. 232); juicio oral (art.284)-(art.127 inc.
2°). Al parecer, esta facultad se puede ejercer de oficio por
el tribunal.

3.- Todo tribunal, aunque no ejerza jurisdicción en lo


criminal, podrá dictar órdenes de detención contra las
personas que, dentro de la sala de su despacho, cometieren
algún crimen o simple delito (art. 128). Lo cual significa que
debe ser puesto a disposición del juez de garantía
competente dentro de los plazos legales, para que controle
la detención.
Detención en caso de flagrancia:

1º) Concepto de delito flagrante (art. 129 inciso final


y 130).

Son aquellos delitos de acción penal pública,


o ciertos delitos de acción penal pública previa
instancia particular (delitos sexuales), que habilitan
la detención por cualquier persona, cuando se
sorprenda al hechor al momento de su comisión, o
en circunstancias que permitan presumir que acaba
de cometerlo. Se entenderá que se encuentra en
situación de flagrancia:
a.- El que actualmente se encontrare cometiendo el delito;
b.- El que acabare de cometerlo;
c.- El que huyere del lugar de comisión del delito y fuere
designado por el ofendido u otra persona como autor o
cómplice;
d.- El que, en un tiempo inmediato a la perpetración de un
delito fuera encontrado con objetos procedentes de aquel o
con señales, en sí mismo o en sus vestidos, que permitieren
sospechar de su participación en él, o con armas o
instrumentos que hubieren sido empleados para cometerlo,
y
e.- El que las víctimas de un delito que reclamaren auxilio,
señalaren como autor o cómplice de un delito que se
hubiere cometido en un tiempo inmediato: no más de 12
horas entre el hecho y captura del imputado.
2.- Quiénes pueden detener en caso de delito
flagrante (art. 129):
a.- Cualquier persona podrá detener a quien sorprendiere
en delito flagrante, debiendo entregar inmediatamente al
aprehendido a la policía, al ministerio público o a la
autoridad más próxima. En este caso la detención es
facultativa.
b.- Los agentes policiales estarán obligados a detener a
quienes sorprendieren in fraganti en la comisión de un
delito. La policía deberá asimismo detener al sentenciado a
penas privativas de libertad que hubiere quebrantado su
condena, al que se fugare estando detenido o en prisión
preventiva, al que violare flagrantemente las medidas
cautelares impuestas y al que incumpliere una suspensión
condicional del procedimiento en cuanto a la obligación que
se le hubiere impuesto de no acercarse a la víctima o
frecuentar determinados lugares.
3.- Delitos flagrantes que no admite detención (art. 134)

La policía aún cuando sorprenda in fraganti


cometiendo un hecho de los referidos en el artículo 124
(aquellos casos en que sólo es procedente citación), se
limitará a dejarlo citado a la presencia del fiscal, previa
comprobación de su domicilio.
La excepción está dada en aquellos casos señalados
anteriormente, al examinar la citación, en que si alguien era
sorprendido in fraganti cometiendo faltas del artículo 494
N°4, 5 y 19 procedía la detención.
Información de derechos al detenido
(art. 135 - 137)

El funcionario público a cargo del


procedimiento de detención, al momento de
practicarla, deberá informar al afectado
verbalmente o por escrito – si el detenido sabe leer
y está en condiciones de hacerlo- lo siguiente:

a.- El motivo de la detención.


b.- Acerca de los derechos establecidos en el art.
93 letras a), b) y g) y 94 letras f) y g), del CPP
Si por las circunstancias que rodearen la
detención, no fuere posible proporcionar
inmediatamente al detenido la información anterior,
ella será entregada por el encargado de la unidad
policial a la cual fuere conducido, dejándose
constancia en el libro de guardia.
El fiscal y el juez en su caso deben
cerciorarse del cumplimiento de las obligaciones
anteriores, sin perjuicio de dar cuenta a la
autoridad competente.
En todo recinto de detención policial y casa
de detención deberán existir en lugares visibles
carteles con los derechos del detenido y de la
victima.
Control judicial de la detención
(o audiencia de control de detención)

1.- Oportunidad para controlar judicialmente la


detención.

El detenido debe ser puesto a disposición del


juez de garantía inmediatamente o, si no es posible
por no ser hora despacho, dentro de 24 horas
como máximo, sea que la detención sea por orden
judicial o en caso de flagrancia (art. 131). Para tal
efecto, se efectuará una audiencia.
2.- Fines de la Audiencia.

a.- El juez de garantía deberá controlar la


procedencia de la detención, esto es, si se efectuó
en los casos o por autoridad facultada para ello, y
con las formalidades legales. (Art. 95 y 136).

b.- Debe controlar también las condiciones en que


se encuentra el detenido (art. 95 inc. 1).
2.- Fines de la Audiencia.
c.- El fiscal o abogado asistente puede formalizar la
investigación y solicitar medidas cautelares,
siempre que cuente con los antecedentes
necesarios y que se encuentre presente el
defensor del imputado. En el caso contrario, el
fiscal puede solicitar una ampliación de plazo de
detención hasta por tres días. El juez accederá
cuando estime que los antecedentes justifican esa
medida (art. 132 inc. 2°).
d.- Si se formaliza la investigación el juez puede,
de oficio o a petición de los intervinientes, oyendo
al fiscal, fijar un plazo para el cierre de la
investigación inferior al máximo de dos años
establecido en el Art.247 (art.234).
4.- Comparecencia a la audiencia.

Además del detenido, también deberá


concurrir el fiscal o el abogado asistente y su
ausencia dará lugar a la liberación del detenido
(Art. 132 inc. 1°).

En esta audiencia por ser la primera, el imputado


deberá designar un defensor, y si no lo tuviere, se
le designa un Defensor Penal Público (Art. 102).
5.- Derechos del imputado
para hacer cesar la detención.

1.- Presentación voluntaria del imputado. EL imputado


contra quien se hubiere emitido orden de detención por
cualquier autoridad competente podrá ocurrir siempre ante
el juez que corresponda a solicitar un pronunciamiento
sobre su procedencia o la de cualquier otra medida cautelar
(art. 126).
2.- Amparo ante el juez de garantía. El imputado tiene
derecho a ser conducido sin demora ante un juez, con el
objeto de que examine la legalidad de la detención y las
condiciones en que se encuentra. No procede en contra de
la detención judicial (art. 95).
3.- Amparo ante la Corte de Apelaciones: Procede cuando
es por orden judicial (art. 21 de la Constitución y art. 95 inc.
3° del CPP).
6.- Detención en la residencia del imputado.

La detención del que se encontrare


en los casos previstos en el párrafo 2° del N°6 del
art. 10 del Código Penal,
se hará efectiva en su residencia (art. 138).
3.- PRISIÓN PREVENTIVA.

Concepto:

Es una medida de carácter excepcional que priva


temporal y provisoriamente de libertad al imputado,
siempre que se justifiquen las circunstancias que la
hacen procedente, y destinada a asegurar las
finalidades del procedimiento.

Características:
1.- Es excepcional;
2.- No puede ordenarse de oficio por el juez;
3.- Es provisional.
1.- Es excepcional: Porque sólo procede cuando
las demás medidas cautelares personales fueren
insuficientes para asegurar las finalidades del
procedimiento (art. 139 inc. 2°).

2.- No puede ordenarse de oficio por el juez,


porque sólo es ordenada previa petición del
ministerio público o del querellante
(art. 140 inc. 1°).
3.- Es de carácter provisional. Ello es consecuencia de su
excepcionalidad. El Código establece que la
ordenare o la rechazare puede ser modificada de oficio o a
petición de parte; o ser sustituida por otra medida cautelar
personal, o reemplazarse por una caución económica
cuando está destinada a asegurar la comparecencia al juicio
y a la ejecución de la pena. Hecha la petición
de revocación puede el tribunal rechazar la solicitud de
plano. En todo caso, el juez de oficio debe necesariamente
citar a debatir sobre el punto su han transcurrido seis meses
desde el último debate o desde que fue decretada.
Del mismo modo, si hubiese sido rechazada, para
decretarla con posterioridad es necesario que existan otros
antecedentes y debe también citarse a una audiencia (art.
144 - 148). …
… Asimismo, el juez puede decretar su terminación
de oficio o a petición de parte, cuando no
subsistieren los motivos que la hubieren justificado.
En todo caso, debe citarse a una audiencia para
debatir sobre su subsistencia, si la prisión
preventiva alcanza a la mitad de la condena
probable, o de la impuesta si existen recursos
pendientes (art. 152). Finalmente, el juez debe
ponerle término en caso de dictarse sentencia
absolutoria o sobreseimiento, aunque no están
ejecutoriados, y en estos casos, puede decretar
otras medidas cautelares en su reemplazo, si es
necesario par asegurar la presencia del imputado
(art. 153).
Requisitos para ordenar la prisión preventiva.

1.- Que esté formalizada la investigación;

2.- Debe decretarse en audiencia;

3.- Debe justificarse por quien la pide;

4.- No debe tratarse de casos en que es


legalmente improcedente.
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.

1.- Sólo es procedente a partir del momento en que


es formalizada la investigación por el Fiscal. Así lo
establecen el art, 140 inciso 1 y 142 inciso 1 y 2.

Ello se explica por que siendo excepcional


por afectar la garantía constitucional de la libertad
personal, es necesario que el tribunal y el imputado
tengan conocimiento del delito que se imputa y los
hechos en que se funda la imputación, para
calificar su procedencia o rebatir la petición, en su
caso.
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.

2.- Debe ser siempre resuelta en una audiencia.


Ella debe efectuarse en presencia del imputado y
su defensor (requisito de validez), y este último
debe ser oído por el juez antes de resolver. La
solicitud de prisión preventiva podrá plantearse
verbalmente en la audiencia de formalización de la
investigación, en la audiencia de preparación del
juicio oral o en la audiencia del juicio oral y en
cualquier etapa de la investigación, respecto del
imputado contra quien se hubiere formalizado ésta,
(art. 142). La resolución debe dictarse al término de
la audiencia, y debe ser fundada (art.143).
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.
3.- El fiscal o el querellante deben justificar en la
audiencia los requisitos legales que la hacen
procedente (art. 19 N° 7 letra e de la Const. Y 140
del CPP). Corresponde al ministerio público o al
querellante la carga probatoria para convencer al
tribunal sobre la concurrencia de los tres requisitos
que la autorizan:
a.- Que existen antecedentes que justificaren la
existencia del delito que se investigare;
b.- Que existen antecedentes que permitieren
presumir fundadamente que el imputado ha tenido
participación en el delito como autor, cómplice o
encubridor, y
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.
c.- Que existan antecedentes calificados que
permitieren al tribunal considerar que la prisión
preventiva es indispensable para él éxito de
diligencias precisas y determinadas de la
investigación, o que la libertad del imputado es
peligrosa para la seguridad de la sociedad o del
ofendido.
Existe peligro para la seguridad del ofendido
cuando existan antecedentes calificados que
permitan presumir que el imputado realizará
atentados en contra de la víctima, de su familia o
de sus bienes (art. 140 inc. Final).
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.

Existe peligro para la investigación en los


casos en que se estime por el juez que la privación
de libertad del imputado es indispensable para su
éxito cuando exista sospecha grave y fundada de
que éste pudiera obstaculizar la investigación
mediante la destrucción, modificación, ocultación o
falsificación de elementos de prueba, o cuando
pudiere inducir a coimputados, testigos, peritos o
terceros para que informen falsamente o se
comporten de manera desleal o reticente
(art. 140 inciso 2).
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.

Finalmente, para determinar si existe peligro


para la seguridad de la sociedad el tribunal deberá
considerar especialmente algunas de las siguientes
circunstancias: la gravedad de la pena asignada al
delito; el número de delitos que se le imputare y el
carácter de los mismos; la existencia de procesos
pendientes y el hecho de haber actuado en grupo o
pandilla.
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.

Cuando los delitos imputados tengan asignada


pena de crimen, cuando el imputado hubiere sido
condenado con anterioridad por delito de igual o
mayor pena, sea que la hubiere cumplido o no; el
hecho de encontrarse sujeto a alguna medida
cautelar personal, en libertad condicional o
gozando algunos de los beneficios alternativos a la
ejecución de las penas privativas de libertad
contemplados en la ley; (art.140 inc, 3°).
Análisis particular
de los requisitos de la prisión preventiva.

Debe tenerse presente, sin embargo, que la presentación


de los antecedentes o elementos que fundamenten las
peticiones de prisión preventiva (como en general cualquier
petición en una audiencia) no significa que tales
antecedentes deban ser presentados formalmente y de
acuerdo a las reglas que rigen la producción de la prueba
en el juicio oral, sino desformalizadamente. Ellos sólo tienen
por fin demostrar la seriedad y plausibilidad de las
peticiones peor no entrar a debatir sobre el fondo del
asunto, lo que es propio del juicio oral. Si los antecedentes
referidos no son presentados o son insuficientes para el fin
anterior, no debe accederse a la petición por el juez.
4.- Que no se trate de casos en que es
improcedente la prisión preventiva (art. 141).

En general, no procede en los casos en que


resulta desproporcionada en relación con la
gravedad del delito, las circunstancias de la
comisión y la sanción.
Además de esta regla, se establece que, en
todo caso, nunca procede:
a.- Si el delito imputado estuviere sancionado
únicamente con penas pecuniarias o privativas de
derechos.
b.- Cuando se tratare de un delito acción privada, y
c.- Cuando el imputado se encontrare cumpliendo
efectivamente una pena privativa de libertad. Si por
cualquier motivo fuere a cesar el cumplimiento
efectivo de la pena y el fiscal o querellante estimaren
necesaria la prisión preventiva o alguna otra medida
cautelar personal, pueden solicitarla anticipadamente,
a fin de que inicie la medida cautelar en forma
inmediata al término de la pena que cumple.
Sin embargo, aún en presencia de los
casos anteriores puede decretarse la prisión
preventiva cuando el imputado no cumpla con alguna
de las medidas cautelares personales del art. 155; si
el tribunal considere que aquél pudiere incumplir su
obligación de comparecer al juicio y a la ejecución del
fallo, y respecto del que no hubiere asistido a la
audiencia del juicio oral.
Prohibición de comunicaciones
(incomunicación)

El tribunal podrá a petición del fiscal,


restringir o prohibir las comunicaciones del detenido o
preso hasta por un máximo de diez días, cuando
considerare que ello resulta necesario para el exitoso
desarrollo de la investigación. En todo caso esta
facultad no podrá restringir el acceso del imputado a
su abogado en los términos del art. 94 letra f), ni al
propio tribunal. Tampoco se podrá restringir su
acceso a una apropiada atención médica (art. 151).
Ejecución de la medida de prisión preventiva

Corresponde a supervisar su ejecución al tribunal


que la ordenare. En su ejecución existen una serie de
garantías y derechos a favor del imputado preso.

1.- Separación respecto de los condenados,


2.- Tratamiento de inocente,
3.- No consideración de la prisión preventiva
como una pena,
4.- Protección de la integridad del imputado,
5.- Separación de los jóvenes y no reincidentes,
6.- Posibilidad de que el tribunal autorice permiso de
salida diaria,
7.- Facultad del tribunal para dejar sin efecto las
restricciones impuestas por la autoridad penitenciaria que
sean ilegales o abusivas (art. 150).
Recursos contra la resolución que se pronuncia sobre
la medida de prisión preventiva.

1.- Apelación. La resolución que ordenare


mantuviere, negare lugar o revocare la prisión
preventiva es apelable, siempre que hubiere sido
dictada en una audiencia.

En los demás casos no será


susceptible de recurso alguno. Las apelaciones de
las resoluciones que se pronuncien sobre la prisión
preventiva deben concederse en el solo efecto
devolutivo (art. 355).
Recursos contra la resolución que se pronuncia sobre la
medida de prisión preventiva.

… Para proceder a la vista del recurso, debe


efectuarse su agregación extraordinaria, el mismo día de
recibidos los antecedentes, o a más tardar al día siguiente (art.
69 del Código Orgánico de Tribunales). No es susceptible de
reposición, aunque se resuelva en audiencia, por cuanto en
ésta siempre se abrirá debate sobre su procedencia (art.142
inc. Final y 144 inc. 2°); y si es precedida de debate, el recurso
de reposición es inadmisible (art. 363). Si es rechazada de
plano su revocación, tampoco es admisible la reposición,
conforme a la regla del art. 149.
APELACIÓN EN AUDIENCIA.

• TRATANDOSE DE LOS DELITOS DE SECUESTRO, SUSTRACCIÓN DE


MENORES, VIOLACIÓN DEL ART. 361 Y 362, ABUSO SEXUAL DEL 365 BIS
(USO DE OBJETOS), HOMICIDIO, PARRICIDIO, HOMICIDIO CALIFICADO, ROBO
CON VIOLENCIA O INTIMIDACIÓN, ROBO POR SORPRESA, ROBO
CALIFICADO, ROBO EN LUGAR HABITADO O DESTINADO A LA HABITACIÓN,
FIGURAS DE LA LEY 20.000 QUE TENGAN PENA DE CRIMEN, EL FISCAL
PODRÁ APELAR EN AUDIENCIA.
• EN ESTOS CASOS LA RESOLUCIÓN QUE NEGARE O REVOCARE LA PRISIÓN
PREVENTIVA, SALVO EL CASO QUE EL IMPUTADO NO HAYA SIDO PUESTO
EN CALIDAD DE DETENIDO (por ej. fue notificado para audiencia de
formalización y llega al tribunal), IMPEDIRÁ QUE EL IMPUTADO SEA PUESTO
EN LIBERTAD, SINO HASTA QUE QUEDE EFECUTORIADA LA RESOLUCIÓN
QUE CONFIRMARE LA RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL QUE LA DISPUSO.
• EL RECURSO GOZA DE PREFERENCIA PARA SU VISTA Y FALLO, DEBIENDO
VERSE EL MISMO DÍA EN LA CORTE O AL DÍA SIGUIENTE A MÁS TARDAR.
Recursos contra la resolución que se pronuncia sobre la
medida de prisión preventiva.

2.- Amparo. Es procedente conforme a la regla del inciso final


del art. 95, que deja siempre a salvo el recurso de amparo
establecido en el art. 21 de la Constitución Política de la
República. Cuando la privación de libertad se ordene por
resolución judicial, que es el caso de la prisión preventiva.

Si la ley procesal penal adopta toda clase de


resguardos respecto de las garantías del imputado para
decretar la prisión preventiva (en audiencia pública con
presencia obligada del defensor que debe ser oído, etc.), por
ser la libertad personal un derecho constitucional protegido por
un recurso específico en la Carta Fundamental, siempre queda
a salvo el derecho para impugnar la prisión preventiva por esta
vía.
Requisitos formales de
la orden de prisión preventiva y de detención

Toda orden de prisión preventiva o de detención será


expedida por escrito por el tribunal y contendrá:
a.- El nombre y apellidos de la persona que
debiere ser detenida o aprehendida o, en su defecto,
las circunstancias que la individualizaren;
b.- El motivo de la prisión o detención, y
c.- La indicación de ser conducido de inmediato
ante el tribunal, al establecimiento penitenciario o
lugar público de prisión o detención que determinará,
o de permanecer en su residencia según
correspondiere (art.154).
MEDIDAS CAUTELARES
PERSONALES ALTERNATIVAS
A LA PRISIÓN PREVENTIVA

Concepto:
Son aquellas medidas cautelares que
deben ser usadas con preferencia a la prisión
preventiva, cuando el objetivo de garantizar el éxito
de la investigación, proteger al ofendido o asegurar la
comparecencia del imputado a los actos del
procedimiento o ejecución de la sentencia, puede ser
logrado con restricciones a la libertad, sin necesidad
de la privación de la misma.
(art. 139 inc. 2° y 155 inc. 1°)
Enumeración de las medidas cautelares personales
distintas de la prisión
(art. 155 inc. 1°)

a.- La privación de libertad, total o parcial, en su casa


o en la que el propio imputado señalare, si aquella se
encontrare fuera de la ciudad asiento del tribunal.

b.- La sujeción a la vigilancia de una persona o


institución determinada, las que informarán
periódicamente al juez;

c.- La obligación de presentarse periódicamente ante


el juez o ante la autoridad que él designare;
d.- La prohibición de salir del país, de la localidad en la cual
residiere o del ámbito territorial que fijare el tribunal;
e.- La prohibición de asistir a determinadas regiones, recintos
o espectáculos públicos, o de visitar determinados lugares;
f.- La prohibición de comunicarse con personas determinadas,
siempre que no se afectare el derecho a defensa, y
g.- La prohibición de aproximarse al ofendido o su familia y, en
su caso, la obligación de abandonar el hogar que compartiere
con aquél.

El tribunal no podrá imponer una o más


de estas medidas según resultare adecuado al caso
y ordenará las actuaciones y comunicaciones necesarias para
garantizar su cumplimiento (art. 155 inciso 2).
Procedencia, duración, impugnación y ejecución.

Se regirán por las disposiciones aplicables a la


prisión preventiva, en cuanto no se opusieren a lo
previsto en los art. 155 y 156 (art. 155 inc. 3°).
Por consiguiente, rigen las siguientes reglas de la
prisión preventiva.
1.- Se aplican los requisitos del art. 140, para
decretarlas además del art. 155 inc. 1°; que existan
antecedentes que justifiquen la existencia del delito y
de la participación, y de que son indispensables para
la investigación o para proteger al ofendido, o
asegurar la comparecencia del imputado;
2.- Debe estar formalizada la investigación (art. 122,
140 inc. 1° y 155 inc. 1°).
Procedencia, duración, impugnación y ejecución.

3.- Pueden pedirse y solicitarse en las audiencias de


formalización, de preparación del juicio oral y en la
audiencia de éste; pero si se piden en una
oportunidad diversa, debe citarse a una audiencia a
los intervinientes (art, 142).
4.- Pueden modificarse o revocarse, de oficio o a
petición de parte, en cualquier estado del
procedimiento, o reemplazarse por una caución
económica (art.144 y 146).
5.- Son apelables cuando se resuelven en audiencia
(art. 149).
Suspensión temporal

El tribunal podrá dejar temporalmente sin efecto


las medidas cautelares personales del art. 155:

1.- A petición del afectado por ellas,


2.- Oyendo al fiscal y previa citación de los demás
intervinientes que hubieren participado en la
audiencia en que se decretaron,
3.- Cuando estimare que ello no pone en peligro los
objetivos que se tuvieron en vista al imponerlas. Para
efectos, el juez podrá admitir las cauciones previstas
en el art. 146. (Art. 156).
MEDIDAS CAUTELARES REALES

Concepto:

Son aquellas medidas precautorias que tienen


por objeto asegurar el resultado de las acciones
civiles derivadas del hecho punible y ejercidas en el
procedimiento penal.

En qué consisten estas medidas:

Son las autorizadas en el Título V del Libro II


del Código de Procedimiento Civil (art. 157 inciso 1 y
art. 290 del CPC).
MEDIDAS CAUTELARES REALES

Titular de la solicitud
de medidas cautelares reales:

Sólo pueden ser pedidas por la víctima o


por el ministerio público (art.157 inciso 1).
Oportunidad para solicitarlas

1.- Durante la investigación. Tienen el carácter de


prejudiciales. En este caso, la demanda debe presentarse
hasta 15 días antes de la fecha fijada par la audiencia de
preparación del juicio oral (Art. 157 inc. 1°, 60 y 261). Por
consiguiente, el plazo para interponer la demanda es distinto
al establecido en el art.280 inc. 1° del CPC; Pero la no
presentación de la demanda dentro del plazo tiene la misma
sanción del inc. 2 del mismo Art.: caduca la medida concedida
y se responde por los perjuicios causados.

2.- Al deducirse la demanda civil. Son precautorias


propiamente tales. Debe presentarse la petición desde la
dictación de la acusación y hasta 15 días antes de la fecha
fijada para la realización del juicio oral (art. 157 inc. 2°).
Requisitos de procedencia
de las medidas cautelares reales
(art. 157)

1.- Deben pedirse por escrito al juez de garantía;

2.- Deben cumplirse los requisitos propios de las


medidas prejudiciales o precautorias del CPC.
En general, si se piden en la investigación por
tratarse de prejudiciales precautorias,

a.- Que se determine el monto de los bienes sobre


que recaen,

b.- Que se rinda fianza,

c.- Que se indique la acción que se propone deducir y


sus fundamentos,

d.- Que se invoquen comprobantes que constituyan


presunción grave del derecho que se reclama.
…Y si se trata de aquellas no
expresamente autorizadas por la ley, el tribunal
puede exigir caución, además de que se presente la
demanda oportunamente. Si se piden junto con la
demanda, sólo es necesario que se invoquen
comprobantes que constituyan presunción grave del
derecho que se reclama, y si se trata de aquellas no
expresamente autorizadas por la ley, el tribunal
puede exigir caución.

En una u otra oportunidad, deberá además


cumplirse los requisitos específicos de la medida
solicitada que decrete respecto del imputado, una o
más de las medidas precautorias.
Tramitación de las medidas cautelares reales.

1.- Cuando se pidan durante la investigación, las solicitudes


respectivas se substanciarán y regirán de acuerdo a lo
previsto en el Título IV del CPC (como prejudiciales). Con
todo, concedida la medida, el plazo para presentar la demanda
se extenderá hasta la oportunidad prevista en el art. 60. (Art.
157 inc.1°).
2.- Si se solicitan al momento de interponer la demanda civil,
se tramitan como precautorias (art. 157 inc. 2°).

Recursos

Serán apelables las resoluciones que negaren o dieren lugar a


las medidas previstas en este Título. (Art. 158 inc. 2°).