P. 1
UNIPOLARIDAD (GLOBALIZACIÒN) Y MULTIPOLARIDAD (VARIAS ALTERNATIVAS)

UNIPOLARIDAD (GLOBALIZACIÒN) Y MULTIPOLARIDAD (VARIAS ALTERNATIVAS)

4.86

|Views: 13.174|Likes:
Publicado porismael
globalizaciòn frete al socialismo del siglo xxi
globalizaciòn frete al socialismo del siglo xxi

More info:

Published by: ismael on Mar 23, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/08/2013

pdf

text

original

Estimado Colegas y Facilitador Virtual: Los integrantes del equipo Nro.

2, nos dirigimos a ustedes, a objeto de participar en este foro de discusión sobre los elementos Preguntar sobre pregustas, relacionados con el tema de la Globalización o Unipolaridad vs. la Multipolaridad, a continuación se expresa el siguiente resumen analítico: RESUMEN ANALÍTICO (GLOBALIZACIÓN) A LA ALTERNATIVAS). DE LA UNIPOLARIDAD MULTIPOLARIDAD (VARIAS

AUTORES: Jorge Fidel Molina Bracho, C.I. 5.967.259, Francisco Ramírez, Teresa Rondón, Ismael Arellano y José Antonio López.

INTRODUCCIÒN: La economía mundial, desde el colapso de la Unión Soviética hasta el día de hoy, ha estado dominada sin contrapeso por el capitalismo financiero-especulativo sionista con sede en Wall Street, lo que ha venido generando una creciente desigualdad tanto entre los países ricos y pobres como dentro de ellos y ha llevado a la humanidad a las puertas del colapso social y ecológico. La emergencia de potentes economías capitalistas de distinto signo, ligadas a la explotación del petróleo, la industria armamentista y el manejo autónomo de sus recursos naturales, como Rusia, Irán y Venezuela, amenazan la hegemonía del capitalismo especulativo sionista, el que se juega hoy una importante carta de sobrevivencia con una nueva aventura bélica proyectada en el Medio Oriente, cuyo blanco principal lo constituyen Irán, Siria y Palestina. En este sentido, nos podemos formular la primera pregunta: 1. ¿El hecho de que Venezuela estreche relaciones con Iran, dificulta el escenario individualista, imperialista a USA en búsqueda de la Unipolaridad? Bien conocido como el “eje del mal”. 2. ¿La crisis global por el que atraviesan los mercados financieros capitalistas, marcados por dos patrones centrales: Petróleo y guerra en Medio Oriente. Petróleo es guerra, y guerra es petróleo, si hay guerra va escasear y a subir el petróleo, y si sube el petróleo (si traspone la barrera de los US$100) se agigantan las probabilidades de que estalle una recesión mundial generalizada?

El actual tablero de desarrollo de la economía mundial capitalista, que derrama ganancia y concentración de riqueza en pocas manos (con su contrapartida de pobreza y exclusión social masiva), tiene como sus motores centrales: A) El efecto agro-energético minero exportador (países emergentes, con América Latina a la cabeza), el efecto industrial importador (países asiáticos con China e India a la cabeza ), y C) el efecto especulativo financiero-inmobiliario (EEUU y países centrales), producido por la descomunal transferencia de ganancias y recursos desde los países emergentes a los países imperialistas dominantes. Todo este proceso se posibilitó por sistema de economía de enclave de las trasnacionales que terminó con los controles de los estados nacionales, dividió el planeta entre productores de materias primas (países emergentes) y fábricas globales con mano de obra barata (China y Asia) , que terminó socializando la producción pero el no reparto, creando super-concentración de riqueza, fortunas personales y activos empresariales en pocas manos, que fueron reciclados en el gran supernegocio del capital-especulativo inmobiliario, concentrado ganancias siderales en las bolsas y fondos de inversión de los países centrales (la "burbuja"). 3. ¿En este escenario el petróleo es el elemento clave y para mantener una ecuación equilibrada del "modelo" de explotación capitalista vigente que tiene en el boom de las exportaciones de materias primas controlado por las trasnacionales en los países emergentes (pagando salarios africanos y eludiendo impuestos), y en el boom industrialista de los mercados asiáticos controlado por las trasnacionales (pagando salarios africanos y eludiendo impuestos) y en la "burbuja financiera" controlada por los grandes consorcios financieros sionistas (desde la Reserva Federal y los bancos centrales europeos y asiáticos), sus motores de crecimiento y expansión a escala global?. 4. ¿Si hubiese una guerra en Medio Oriente, se paraliza el estrecho Ormuz, y si se paraliza el estrecho de Ormuz, se paraliza transporte del 40% de la producción mundial del crudo, elevando precio a escalas astronómicas (US$150 el barril, según cálculos boga)? de el su en

5. ¿Si estallan los precios del crudo, estallan los mercados capitalistas (y el "modelo" de explotación vigente) a escala global, y si estallan los mercados capitalistas estalla el planeta con la recesión y los conflictos sociales y gremiales como protagonistas centrales? Y si estallan la recesión y los conflictos sociales (emergentes), se acaba la "fiesta capitalista" a escala global de los bancos y

trasnacionales capitalistas que controlan las economías y gobiernos de los países "emergentes", con "democracia", políticos corruptos y elecciones periódicas. Y si estalla (por exceso de conflictos sociales y gremiales) el "modelo" de explotación capitalista vigente, estallan los problemas para Washington, el Imperio unipolar del capitalismo, en sus enclaves de dominio a escala regional y planetaria. Washington y el "eje del mal" Este es el escenario en el cual Chávez y Ahmadineyad, alimentan sus abrazos y acuerdos estratégicos, en Teherán y en Caracas, mientras Washington destila "preocupación", como acostumbra decir en sus titulares la prensa sionista. Y es que Chávez, tanto como Ahmadineyad, controlan una porción más que importante de la "llave" que más le "preocupa" a Washington y a sus socios del capitalismo sionista central: El petróleo, como ya se dijo, el líquido negro que (con sus oscilaciones en el mercado) le baja o le sube el pulgar a la existencia del actual modelo de explotación capitalista a escala global. En un eventual escenario de guerra desatada en Medio Oriente, con retracción productiva y escalada de los precios del crudo a nivel mundial, la voluntad política de Chávez para mantener o cerrar sus actuales niveles de exportación de petróleo a EEUU, es el factor decisivo del cual depende el Imperio del norte para mantener su economía en movimiento. Con su socio estratégico, Ahmadineyad, en guerra con EEUU. 6. ¿Chávez seguirá proveyendo petróleo venezolano a EEUU? Esa es la pregunta del millón para los analistas, y un problema central de cabecera para Washington y el Departamento de Estado. 7. ¿llegará para Chávez la hora de la "guerra asimétrica" y la ruptura con Washington y sus trasnacionales? 8. ¿En un supuesto caso, podrá sobrevivir Venezuela a la parálisis económica que le produciría un cierre del grifo petrolero a EEUU, su principal comprador? A Washington, que depende en grados substanciales de la llave petrolera de Chávez, los ratones le comen la cabeza con solo pensar lo que puede hacer el presidente venezolano cuando estalle la guerra en Medio Oriente.

La "trilogía petrolera" Ahmadineyad, la carta más representativa del "eje del mal", es el presidente de Irán, la potencia que tiene una llave estratégica para el dominio y control militar de la región del Golfo Pérsico y del llamado "triángulo petrolero" (Mar Negro-Mar Caspio-Golfo Pérsico), por donde pasa más del 40% de la producción petrolera y gasífera mundial, un elemento clave para la supervivencia futura de las potencias capitalistas sionistas. Rusia posee las mayores reservas de gas natural en el mundo a la vez que posee las séptimas reservas petroleras en magnitud y es el actual segundo productor mundial de petróleo. A su vez, sus reservas gasíferas y petroleras de los Urales y Siberia, al igual que las de Venezuela, son las únicas grandes reservas mundiales de hidrocarburos fuera del estratégico triángulo Mar Negro-Mar Caspio-Golfo Pérsico, considerado el pulmón petrolero del mundo. Dispuesto a imponer su condición de gran potencia energética del siglo XXI, el gobierno de Putin ha venido estableciendo acuerdos con otros países para el desarrollo de una red de oleoductos y gasoductos que convertirán a Rusia en el gran árbitro del suministro de petróleo y gas para Europa y los grandes centros económicos y demográficos del Asia oriental (China, India, Japón, Corea del Sur). Putin (quien compite por áreas de influencia con el llamado "Imperio unipolar") ya se posicionó en el mercado de la "carrera armamentista" convirtiéndose en principal proveedor de armamento y tecnología de guerra a los países situados en el "eje del mal", Irán y Venezuela en primer lugar. La naciente "relación estratégica" entre Putin, Chávez y Ahmadineyad se alimenta de petróleo, un recurso vital, cada vez más escaso, de un valor estratégico incalculable para construir poder, y que se cotiza como oro (negro) en los mercados mundiales del sistema capitalista. La industrialización china y su acelerada conversión en "potencia capitalista" (así como la de India, el otro gran motor de demanda energética) está controlada por los bancos y transnacionales capitalistas, con sus centrales situadas EEUU o la Unión Europea, que fabrican y producen barato en la economía de enclave China, y desde ahí hegemonizan el control y el abastecimiento del mercado internacional.

Por un lógico, emergente, esta situación convierte a China y a India en petróleo-dependientes, y los acerca cada vez más al triángulo petrolero del "eje del mal" compuesto por Rusia, Irán y Venezuela. Según las estimaciones de los expertos, la demanda mundial de petróleo pasó de 15 a 82 millones de barriles al día entre 1955 y 2005, un aumento del 450%, mientras que la producción mundial crecía hasta ahora en una cantidad capaz de satisfacer esa demanda. Esto se explica por el crecimiento acelerado de la demanda de las "economías emergentes" (productoras del boom exportador y del boom industrial) que tienen en el petróleo y en el gas sus motores de desarrollo clave. Las proyecciones indican que la demanda mundial (sin guerra y en condiciones "normales") seguirá creciendo en la misma proporción, o más rápido, en los próximos años impulsada en gran medida por el creciente consumo energético de China, India y países emergentes en pujante desarrollo capitalista. En este escenario, y con la energía y el petróleo como herramientas decisivas de poder, el gobierno de Putin consolida su apuesta geopolítica de reposicionamiento de Rusia como potencia mundial disputándole espacios y áreas de influencia a la potencia locomotora del capitalismo y al eje sionista EEUU-Unión Europea.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->