P. 1
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETR LEO EN ARGENTINA Y LATINOAMERICA

ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETR LEO EN ARGENTINA Y LATINOAMERICA

4.5

|Views: 2.662|Likes:
Publicado porPRENDE LA LUZ
En 1958, el gobierno del Dr. Frondizi, con la excusa del autoabastecimiento y de la falta de recursos para revertirlo, con el siempre fácil argumento de la ineficiencia de YPF, otorga innumerables contratos de concesión de exploración y explotación al capital privado extranjero.
(Continua...)
En 1958, el gobierno del Dr. Frondizi, con la excusa del autoabastecimiento y de la falta de recursos para revertirlo, con el siempre fácil argumento de la ineficiencia de YPF, otorga innumerables contratos de concesión de exploración y explotación al capital privado extranjero.
(Continua...)

More info:

Published by: PRENDE LA LUZ on Mar 23, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/18/2012

pdf

text

original

ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO EN ARGENTINA Y LATINOAMERICA

LA SITUACIÓN EN EL PETRÓLEO
UN POCO DE HISTORIA El petróleo se conoce desde la época de la conquista española e incluso se explotaba a cielo abierto para su utilización fundamentalmente en calafateo (protección de embarcaciones). En 1880 se intentó su explotación a escala comercial por varios capitalistas nacionales (entre ellos Jorge Newbery) a fin de sustituir el kerosene procedente de Inglaterra. Este intento que si bien tuvo efectiva ejecución quedó trunco cuando los importadores, estrechamente vinculados con los concesionarios ingleses de los ferrocarriles lograron paralizar el proyecto recurriendo a la fijación de fletes diferenciales que hacían muy costoso el transporte del destilado desde Salta al principal centro de consumo que era Buenos Aires. El descubrimiento comercial de 1907 en Comodoro Rivadavia, (sur de Argentina) en forma supuestamente ocasional, provocó que el gobierno conservador de esa fecha decretara la creación de un área poligonal alrededor del pozo descubridor, de manera de impedir la explotación de esa área por el capital privado, reservándose al Estado su participación exclusiva. Es evidente que el gobierno conocía las dificultades que podría acarrearle al país permitir la libre competencia, aún en contra de sus propios principios liberales. Al descubrimiento de C. Rivadavia se sucedieron los de Plaza Huincul (Neuquén), Mendoza y Salta, pero éstos no fueron fortuitos, sino que se debieron a estudios previos llevados a cabo por eminentes profesionales de la Dirección Nacional de Geología y Minería, responsable en ese entonces de la actividad petrolera. A partir del gobierno conservador de facto del General Uriburu, comienzan a hacer su entrada los capitales extranjeros, logrando concesiones, algunas muy importantes, en los entonces territorios nacionales de Chubut y Neuquén, se apropian además indebidamente de los yacimientos salteños, no sin antes lograr el desplazamiento del gobernador que intentó poner límites a las pretensiones de la Standard Oil Co. (SOC), quien de esa forma extendió el yacimiento boliviano de Aguas Blancas al territorio salteño, atravesando la frontera. El gobierno de Perón, si bien no revierte la situación, al menos acota la actividad y se monopoliza la exploración, explotación, transporte, refinación y comercialización del petróleo. La creación de Gas del Estado permite al gobierno extender la utilización del gas y sus licuados a miles de ciudadanos. Debemos rescatar que esa empresa, hoy desaparecida, fue modelo en su género y superó en eficiencia a Gaz de France, la estatal francesa del gas considerada la más importante en su tipo en el mundo y cuyo modelo de organización fue la base para la creación de su similar argentina. El discutido contrato con la California Oil Co en las postrimerías del gobierno peronista (1954) fue un alarmante intento por parte de esta compañía no solo de acceder a los territorios de Santa Cruz y Tierra del Fuego con fines petroleros, sino además de gozar de privilegios de extraterritorialidad, lo que significaba la ocupación lisa y llana de una parte de nuestro territorio por una empresa norteamericana. El Gral. Perón ante la oposición del público anuló las tratativas, no sin antes sufrir el ataque de los propiciadores de este tipo de contratos acusándolo de traidor a la patria. EL COMIENZO DEL DESPOJO En 1958, el gobierno del Dr. Frondizi, con la excusa del autoabastecimiento y de la falta de recursos para revertirlo, con el siempre fácil argumento de la ineficiencia de YPF, otorga innumerables contratos de concesión de exploración y explotación al capital privado extranjero. A través de la explotación indiscriminada a que dio lugar este sistema, los yacimientos de
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 1 de 19

Cañadón Seco en Santa Cruz tuvieron el privilegio de ser los peor explotados del país. Estas compañías no solo no descubrieron ningún yacimiento sino que en varios casos hicieron desaparecer la información técnica obtenida antes de retirarse de la actividad. Por su parte, YPF debió gastar sumas millonarias para reparar en parte el daño sufrido. Se logró el autoabastecimiento pero a un costo muy elevado. Por otra parte, debemos recordar que simultáneamente y por efecto del Plan Larkin,(plan de cierre de ramales ferroviarios que asesoró el equipo de un experto en diseño de transporte ferroviario, que participó de la reconstrucción europea de post guerra, cuyo apellido era Larkin y fue contratado por el gobierno de Frondizi) , se cerraron miles de kilómetros de vías férreas permitiendo de esta forma el acceso al mercado del transporte de empresas automotores y cumplir con las exigencias de la General Motors para radicarse en el país y fabricar motores para camiones y sobre todo ómnibus. En esta misma fecha comienzan a aparecer las llamadas " compañías de servicios" que reemplazan, a costos superiores, a las actividades secundarias que realizaba YPF. A través de jugosos contratos por estas operaciones periféricas, muchos de ellos logrados con la complicidad de funcionarios del gobierno de turno, logran incorporar a su patrimonio importantes sumas con las cuales alimentan diversos negocios, entre ellos los financieros. Durante el último gobierno peronista (1974), el sindicato único del sector,(SUPE), otrora defensor de YPF y de la soberanía nacional a ultranza, se adueña prácticamente de las decisiones internas de la empresa al imponer sin resistencias a los funcionarios del momento, todos ellos sostenidos por la voluntad del líder del sindicato. De esa forma los ingresos indiscriminados de personal se convierten en rutina. Actividades no esenciales pasan a ser prestados directamente por la empresa a costos exorbitantes, favoreciendo además cadenas de corrupción interna y externa. Con la irrupción del gobierno militar en 1976, se inaugura el verdadero proceso de vaciamiento de YPF que culmina con el gobierno que presidía el Dr. Menem. El sistema consistió en implementar, tras sucesivos decretos, la privatización periférica de numerosos servicios, el despido y la persecución de agentes que por sus antecedentes podían ser un obstáculo para el plan. Consecuentemente, se procede a la adjudicación directa de importantes yacimientos en explotación sin compensación alguna. De esta manera, se procede a favorecer los intereses de antiguas compañías de servicios como BRIDAS y PEREZ COMPANC tras la posesión por concesiones que hacia el final del gobierno militar en 1983 sumaban 21. A ellos se agregaban los otorgados durante el gobierno militar de Onganía a estas mismas empresas y el adjudicado a Pan American durante la gestión de Frondizi que representaba el 50 % de la producción de Chubut, además de la excepción total de impuestos internos y externos. En 1980, por ingenuidad, se aceptó comprar a precio internacional todo el petróleo excedente que por encima de una curva básica de producción podían extraer los permisionarios superficiales transformados en poderosas compañías petroleras. Al precio pactado debía agregarse luego el peaje por el uso de sus conductos y variables FOB y CIF( aranceles que se pagan por el transporte marítimo de petróleo; FOB: en puerto de origen y CIF: en puerto de arribo.) según los puntos de entrega, como si se tratara de una verdadera importación de crudo. A éstas de por sí desfavorables condiciones para el Tesoro Nacional, que mientras negaba presupuesto a YPF otorgaba verdaderos privilegios a estas compañías, a lo que se suma el hecho de pagar el precio internacional no solo el excedente sino toda la producción de estas compañías. A pesar de las denuncias efectuadas ante los poderes públicos éstas jamás fueron investigadas e incluso se aceptó renegociar los precios a partir de 1983, por supuesto hacia arriba. A partir de la dictadura militar se hizo frecuente la aparición de los contratos de perforación, terminación y reparación de pozos, a precios muy superiores a los costos que por igual tarea realizaba YPF e incluso con notorias deficiencias técnicas. Los contratos, además, favorecían
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 2 de 19

notoriamente a las empresas privadas en caso de conflictos entre partes. De esta forma se sumaron otras compañías a la actividad, en muchos casos verdaderas improvisadas. La excusa para facilitar este tipo de contratos era la falta de equipos para cumplir con los planes de trabajo, otra, y muy frecuentemente utilizada, era la negativa por parte del Departamento de Estado de EE.UU. de conceder permisos de venta de equipos perforadores a YPF. Lo concreto, y esto se comprobó en numerosas oportunidades, era que cuando las compañías necesitaban "hacer caja" para el cumplimiento de sus obligaciones financieras, obligaban a YPF a través de órdenes emanadas de la Secretaría de Energía para agregar planes adicionales de perforación por contrato, sistemas de "llave en mano", pozos intermedios, etc. lo que terminaba trastocando los planes originalmente previstos provocando en YPF un exceso de producción que en muchas oportunidades, por falta de depósitos adecuados se colocaba la producción en tierra con las consecuentes pérdidas por evaporación. Tampoco podía YPF exportar excedentes pues no se le otorgaba el permiso correspondiente. Estos sistemas de producción provocaron la pérdida de energía en muchos yacimientos e incluso la duplicación innecesaria de la extracción. De esta forma surgió otra alternativa, la obligación de YPF de vender crudo subsidiado a las compañías refinadoras privadas a un precio inferior a los costos de producción. En síntesis, el vaciamiento de YPF durante la dictadura militar iniciada en 1976 consistió básicamente en: a) Endeudar externamente a YPF por un monto de 4500 millones de dólares, a cambio de lo cual solo recibió una parte en pesos desvalorizados. b) Obligar a YPF a comprar su propio petróleo a los concesionarios a un precio superior a sus propios costos de extracción. c) Subvencionar a las refinadoras privadas percibiendo por la venta del crudo un precio inferior a sus costos de producción. d) Obligarla a privatizar sectores por los cuales debió afrontar costos muy superiores a los propios. e) Entregar yacimientos en concesión pagando cánones ridículos por los gastos de exploración y explotación e incluso con todo el equipamiento en funcionamiento ( baterías, motores, bombeos, tanques, etc.). f) Obligarla por decreto a no cubrir los puestos técnicos vacantes g) Como contraparte, obligarla a incluir en su planta permanente al personal de empresas cerradas (caso de General Motors ) h) Designar en tareas de alta conducción a empresarios vinculados a compañías de la competencia o ligados a ella. i) Mantener los salarios de sus cuadros técnicos lo más bajos posibles, provocando un verdadero éxodo de profesionales a las empresas privadas emergentes. j) Utilizar los medios de difusión para crear en la opinión pública una imagen de YPF de despilfarro, ineficiencia y privilegios. k) Aumentar permanentemente las retenciones a los subproductos por el fisco. l) Impedirle vender a precios rentables ( precios políticos). m) Impedirle la compra de insumos esenciales obligándola a la contratación de servicios. n) Impedirle por decreto a hacer propaganda de sus productos en aras de la sobriedad que debe demostrar el Estado. ñ) La obligación imperativa a los funcionarios a firmar contratos perjudiciales contra los intereses de la empresa estatal. Esta " política empresaria" como fue definida en su momento, llevó a YPF en las postrimerías de la dictadura militar a un déficit operativo de 400 millones de dólares, con un patrimonio neto negativo.
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 3 de 19

La verdadera intención de privatizar YPF no se llevó a cabo ante las hipótesis de conflicto con Chile e Inglaterra y por la oposición de algunos sectores " nacionalistas" del ejército. 1983: LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO RADICAL Según informes de los funcionarios del gobierno de la democracia, al asumir sus funciones se encontraron con YPF ante una verdadera encrucijada. De repetirse la experiencia del presidente Illia consistente en dejar sin efecto la mayoría de las concesiones, se debería pagar un precio muy alto, tanto económico como político. De mantener el estado financiero en esas condiciones se debería decretar su quiebra o al menos denunciar la cesación de pagos. Las medidas sugeridas por los funcionarios económicos que iniciaron su gestión en 1983 si bien mejoraron en un principio el estado patrimonial no hicieron sino desplazar en el tiempo el problema de fondo. En primer lugar, la voracidad fiscal hizo que las retenciones se elevaran a un 58 % por cada litro de nafta. A ello se agregaban las regalías a las provincias que si bien figuraban en un 12 %, en la práctica oscilaban entre un 8% y un 25%. El margen de ganancia de los expendedores se aumentó y como contrapartida, se mantuvieron las tarifas políticas. Lo mismo sucedió con los contratos, las compañías, en una verdadera actitud lobbista, presionaron al gobierno para su renegociación a precios más favorables. Para ello, fueron bajando paulatinamente la producción, situación que obligó a YPF a aumentar la suya para compensar el déficit apoyándose en contratos que favorecían a los mismos capitales privados. Cabe aclarar que los equipos de perforación y terminación de pozos eran propiedad de las mismas compañías concesionarias (Astrafor, Bridas, Pérez Companc). De más está decir que los precios de esos contratos, en muchos casos, duplicaron los costos por administración y no fueron más altos debido a las intensas negociaciones de que hicieron gala en muchas oportunidades algunos funcionarios de YPF preocupados por esta verdadera transferencia de recursos. Los decretos del Poder Ejecutivo congelando vacantes agravó aún más el problema de los recursos humanos. A ello se agregaron aumentos salariales encubiertos por medio de aumentos masivos de categorías, con lo cual se invirtió la pirámide salarial a tal punto que el personal de maestranza a través del régimen de horas extras superaba el sueldo del personal directivo y de supervisión impedido de acceder a estos beneficios. Pero debe destacarse un punto favorable como fue retirar la deuda externa de la empresa haciéndose cargo de la misma el Tesoro Nacional. Pero en cambio, el dinero destinado a cubrir los saldos negativos que la empresa debió recibir nunca ingresaron a sus arcas, pues la ley del último período de facto nunca se reglamentó. Otro problema a enfrentar a eran las escasas reservas de petróleo (alrededor de 360 millones de m3) que con una producción promedio anual de 27 a 28 millones de m3 colocaban el horizonte de este recurso en su faz más optimista no más allá de 14 años. La negativa de la Secretaría en aplicar impuestos a la exportación de crudo llevó a YPF a desistir de esa política pues era mayor la pérdida que la ganancia. No obstante, YPF debió integrar el directorio de Interpetrol con un 49% de las acciones y exportar a través de ella favoreciendo las operaciones de las otras contratistas principales, Shell y Esso. Paulatinamente, el intento de mejorar a YPF fue reemplazado por una verdadera política de destrucción. La falta de reservas y de nuevos yacimientos llevó a la necesidad de iniciar una tarea de relevamiento de posibles gastos en exploración en especial en aquellas cuencas insuficientemente exploradas. EL PLAN HOUSTON El lobby empresario inserto en YPF y en la propia Secretaría de Energía elaboró planes de exploración totalmente sobredimensionados. como lo dieron a conocer los técnicos de YPF,
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 4 de 19

ausentes en todo momento en la concreción de estos estudios. De esta forma, la inversión era muy cuantiosa y justificaba la intervención del capital privado. De allí nace el Plan Houston ( fue dado a conocer en esa ciudad por el entonces presidente Alfonsín) por el cual se licitaba internacionalmente miles de Km2 de superficie de cuencas continentales y marítimas. Las inversiones a cinco años se calculaban en alrededor de 1000 millones de dólares a razón de 200 millones por año. Los adjudicatarios, luego de realizadas las primeras inversiones en exploración podían abandonar el proyecto siendo resarcidos con el 50% de las inversiones realizadas, siempre que hubiesen perforado. De encontrarse petróleo en cantidad comercial podían hacer uso del mismo siempre que el país hubiese satisfecho su necesidad de abastecimiento (libre disponibilidad), eso sí a precio internacional. YPF podía asociarse en proporciones variables en cualquier momento de la producción. De haber sido ciertas las previsiones presupuestarias podía considerarse un plan benévolo, pero hay que recordar que las necesidades estaban sobre dimensionadas y con el agravante de que YPF ya invertía en exploración 250 millones de dólares al año, posición que aun podía mejorarse si se procedía a reestructurar la gerencia de exploración en donde ya algunos de sus directivos actuaban fuertemente influenciados ideológicamente por las operadoras de servicio extranjeras que se verían altamente favorecidas con estos planes. Además, muchas de las regiones a explorar no lo eran tanto pues YPF ya había realizado en muchas de ellas inversiones en sísmica y perforaciones de manera que el famoso riesgo minero para algunas de las compañías no eran tan ciertas. Los contratos exigían que para que las compañías nacionales pudiesen participar del negocio debían hacerlo asociadas a empresas extranjeras favoreciendo de esa manera a las ya conocidas que de otra manera no podían participar sin arriesgar sumas millonarias en dólares, que por otra parte nunca tuvieron intención de invertir. EL AVANCE DE LOS CONTRATISTAS El Plan Houston, aún en ejecución, es fervientemente defendido por sus propulsores quienes lo consideran un éxito. Sin embargo, creemos que no se dice toda la verdad. El plan original, más allá de que no era necesario y de que YPF a través de la cesión de estas superficies debió resignar planes en marcha, sufrió numerosas modificaciones en el transcurso de su confección. estas modificaciones se apartaron en mucho de las propuestas originales y en todo caso siempre mejoraron la participación de los contratistas en desmedro de las operaciones de YPF. Hasta 1997 no se había cubierto la inversión prevista. En el mismo tiempo, y con menores inversiones YPF descubrió varios yacimientos, que si bien no mejoraron ostensiblemente el horizonte de reservas, al menos lo estabilizaron. Las política de refinación tampoco estuvo acorde con la realidad, pues a través de un sistema de cupos o " mesa de crudos" YPF debió soportar una caída en la refinación que la llevó de una ociosidad en planta del 70 al 73% desde 1976 a 1983. La mala política de negociación comercial llevó a YPF a una significativa pérdida del mercado de las naftas, especialmente en las zonas más rentables en favor de Shell y hacerse cargo de la exclusividad de los mercados alejados y de la venta de gasoil mucho menos rentable. A esto debe agregarse los subsidios a las mal llamadas " petroleras" ya que no realizan otra actividad que la venta, pero algunas de ellas como DAPSA son propiedad de la Compañía General de Combustibles (CGC) que sí posee destilería propia, por tanto se subvencionaba indebidamente a las refinadoras. La destrucción de la flota de YPF fue un objetivo claro a partir de la gestión del ministro Terragno. A través del nombramiento de funcionarios con expresas órdenes de actuar en ese sentido se inició una política tendiente a favorecer el contrato con bodegas privadas, no reparar
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 5 de 19

los barcos propios y autorizar gastos excesivos, esta situación fue denunciada en la Cámara de Diputados, sin éxito. A esto debemos agregar la complacencia del gobierno con el Sindicato SUPE que llegó a obtener el privilegio de designar funcionarios en cargos claves, especialmente en las áreas de comercialización y suministros, donde era conocido que este sindicato tenía importantes intereses dando un cuadro de corrupción que creó el clima necesario para que muchos funcionarios abandonaran la empresa. Este sindicato gozó del indebido privilegio del apoyo oficial en las elecciones gremiales e impedimentos extralegales a los intentos de quebrar el monopolio sindical ya sea a través de amenazas o violando explícitamente los derechos sindicales desde el Ministerio de Trabajo o por expresas disposiciones desde la presidencia de la Nación. ¿INEFICIENCIA? A través de los años han aparecido en los medios de difusión diferentes artículos señalando las ineficiencias de YPF, claro que nunca culminaban en una modificación estructural de la empresa, centenares de veces reclamadas por sus técnicos sino que a juicio de sus detractores la solución era su privatización, lo que tiñe como mínimo de sospechosas esas declaraciones. Ante tal falacia, donde el derecho a réplica nunca fue concedido en la misma medida de la importancia del ataque debemos aclarar: Renta petrolera Hacia 1989, la renta petrolera era de 6300 millones de dólares anuales repartidos de esta manera: Al Tesoro Nacional a través de la recaudación impositiva: 50,1% A regalías provinciales: 3,9% Beneficio a expendedores: 4,7% YPF, venta de crudo: 27,5 % Concesiones/crudo : 1% Refinería/crudo: 12,8% y en números: Regalías: 248 millones de dólares Refinadoras: 800 millones de dólares Expendedores: 300 millones de dólares YPF + Contratistas: 1700 millones Impuestos : 3300 millones de dólares YPF en la economía argentina: Aporte al Tesoro en 1982: 1137 millones de dólares Aporte al Tesoro en 1983: 1491 millones de dólares Aporte al Tesoro en 1984: 1900 millones de dólares Aporte al PBI en 1982: 213,5 millones de dólares (2,7%) Aporte al PBI en 1983: 220,5 millones de dólares (2,5%) Ventas en 1983: 3463 millones de dólares Ventas en 1984: 4030 millones de dólares Exportaciones en 1978: 33,8 millones de dólares Exportaciones en 1982: 312,6 millones de dólares Exportaciones en 1983: 156,7 millones de dólares Exportaciones en 1984: 245,3 millones de dólares Resultado hasta 1984 a pesar de las deudas: ALTA RENTABILIDAD
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 6 de 19

En materia de retenciones, con solo haber mantenido el nivel de 1977, los ingresos de YPF en 1988 hubieran alcanzado los 8300 millones de dólares. Si comparamos la deuda a 1984 que era de 5530 millones de dólares no se puede hablar de deficitaria. Pero veamos: Precio de venta de la nafta en Argentina para 1985/86: 0,48 U$S/litro Valor percibido por YPF: 0,12 U$S/l Precio de venta de la nafta en otros países (promediado): 0,41 U$S/l Valor percibido por compañías: 0,22 U$S/l Diferencia contra YPF: - 54 % Venta de crudo a Shell y ESSO; 35 % menos por debajo del costo de producción (sin considerar el costo financiero calculado para la misma época en 30 % mensual). En 1985 el costo de los subproductos se elevó en un 25 % totalizando ventas- impuestos. Pero hay más: Para mayo de 1985 tras el inicio de salvación de YPF por parte del Gobierno: YPF solo recibe el 33,76% del precio de venta de la nafta súper y el 35,12 % por la común. El 65% pasa a Tesorería. El total recaudado por la DGI en 1984 fue de 6573 millones de dólares. El total transferido por venta de combustibles fue de 2247 millones de dólares, es decir el 34%. Compárese con 1977 cuando el total transferido fue de 634 millones sobre una recaudación de 4930 millones, es decir el 13 %. Pero la evasión impositiva para 1985, según el propio gobierno era de 7000 millones de dólares, o sea YPF financiaba el déficit fiscal con sus ingresos como también, aportaba 130 millones de dólares para las obras de El Chocón, 250 millones de dólares a las provincias por regalías, al Fondo Nacional de Autopistas, al Fondo Nacional de Vialidad, al Fondo de la Energía, a los expendedores de combustibles, a las Fuerzas Armadas, a las restantes empresas del estado, a las concesionarias, refinadoras, al ACA, a los organismos públicos y además colaboraba con hospitales, escuelas, clubes, bomberos, ligas de lucha contra todo tipo de enfermedades, vehículos y viviendas para otros organismos, etc. EL FINAL DE YPF Al irrumpir el menemismo al poder, la suerte de YPF estaba echada. De sobra se sabían cuales eran las intenciones de los grandes monopolios nacidos al amparo de la petrolera estatal y de sus jugosos contratos. Era el apoderamiento liso y llano de toda la renta petrolera. El plan ejecutado con rigurosa exactitud por los funcionarios designados se apoyaba en varios documentos del FMI hechos llegar al gobierno Por medio de la Ley 23.696 de Reforma del Estado se procedió por Decreto del PEN a: 1) Continuar con la intervención de YPF y otorgar a los interventores la suma del poder y la posibilidad de usarlo a discreción. 2) Pasar a disponibilidad a numerosos funcionarios y despedir a otros. 3) Convenir con el gremio, a cambio de algunas prebendas, un nuevo convenio colectivo de trabajo en el cual quedan fuera del mismo el personal jerárquico y todo aquel sin distinción de categoría que la empresa CONSIDERARA CONVENIENTE. 4) Iniciar un régimen despidos convenidos y de retiros voluntarios. 5) Pagar indemnizaciones en algunos casos muy por encima de lo establecido por ley (en algunos casos se recontrataba a funcionarios con sueldos muy superiores a los que poseían en
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 7 de 19

el momento de su retiro).Estas anormalidades fueron denunciadas por diputados radicales ante las comisiones respectivas sin éxito. 6) Suspender todo tipo de subvenciones sociales 7) Despedir a todo aquel que se detectara disconforme con la política a implementar. (Nota cursada confidencialmente a todos los gerentes e instrucciones sobre su aplicación) 8) Fijación de cupos de despidos de personal a cada gerencia. 9) Influir sobre el ánimo del personal, cambiándolo continuamente de funciones, haciendo circular rumores, suprimiendo puestos, etc. 10) Mantener los sueldos del personal bajo convenio congelados y duplicar a quienes se hallaban fuera del mismo. 11) Instalar un régimen de pases obligatorios a la Gerencia de capacitación de más de 5000 agentes por año a efectos de su recapacitación para cumplir tareas fuera de la empresa. En este caso, la mayoría de los cursos carecían de toda aplicación práctica. 12) Apoyar la creación de microemprendimientos, asociaciones y cooperativas organizadas por el SUPE. 13) Transferir en comodato parte de los equipos de perforación a una empresa dirigida por el SUPE con contratos de exclusividad por dos años. 14) Transferencia de los 37 aviones de la empresa a cooperativas de pilotos. 15) Transferencia de la Obra Social de la empresa, con equipamientos de primer nivel a cooperativas de médicos que, previamente eran despedidos. 16) Transferencia de las plantas de almacenaje al SUPE en forma de comodatos. 17) Transferencia de laboratorios, vehículos y otros servicios a cooperativas o a terceros organizadas por el SUPE. 18) Cierre de proveedurías, talleres, gamelas y todo de tipo de instalaciones en el interior del país, provocando el abandono de las ciudades- campamentos de Plaza Huincul, Catriel, Vespucio y Río Grande. LA DESREGULACION En materia empresarial el Gobierno anunció la desregulación del sector. Para cumplimentarla elevó el precio del crudo hasta llevarlo a nivel internacional. Esto favoreció indudablemente a quienes YPF les abonaba por debajo del mismo. Pero algunos concesionarios resultaban perjudicados, pues YPF les abonaba por encima de ese valor de acuerdo a términos contractuales. Dadas las circunstancias, el Gobierno propuso el sistema de Reconversión de Contratos que no es otro que aplicar la desregulación en las 28 áreas bajo concesión de modo que el 10 % de la producción fuera de libre disponibilidad, es decir unos 2,7 millones de m3. Como medida complementaria se procedió a licitar las llamadas " áreas marginales o secundarias" (PETROPLAN) calificando así a aquellas que producían 200 m3/día o menos. Estos yacimientos que en total sumaban 150 fueron licitados públicamente. Para tomar posesión de los mismos los adjudicatarios debían abonar un canon por los materiales que YPF poseía en dichos yacimientos. estos fondos debía percibirlos YPF, pero por decisión de Economía fueron a engrosar las arcas del Tesoro. Como novedad, el gobierno ordenó a YPF que resignara el cobro del canon en una verdadera transferencia gratuita del material del Estado a las compañías de siempre. Algunos sectores del radicalismo criticaron duramente este plan por cuanto significaba ir en contra de la posición ideológica histórica de la UCR en cuanto a no aceptar la entrega bajo la forma de concesión de áreas productivas de YPF y que las empresas privadas dispusiesen libremente del crudo. EL GOBIERNO MENEMISTA
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 8 de 19

A la intervención de YPF y las medidas ya comentadas se aplicó a rajatabla la política desregulatoria a través de la Ley 23.697. A las áreas marginales le siguió la licitación de las áreas centrales, es decir, los mejores y más rentables yacimientos del país. Estos cuatro yacimientos: Puesto Hernández en Neuquén, El Tordillo en Chubut, El Huemul en Santa Cruz y Vizcacheras en Mendoza, poseían reservas por 60 millones de m3 y dejaban para YPF una renta de 173 millones de dólares. El precio ofertado por los cuatro fue de 573 millones de dólares y fueron adjudicados a cuatro consorcios diferentes. El sistema de adjudicación consistió en un sistema de asociación con YPF (U.T.E.) en un 50% sin obligación de compra por parte de la estatal del petróleo producido por la parte privada. Posteriormente, y ya en pleno funcionamiento las asociaciones, el Gobierno dicta el Decreto 1727 del 3 de setiembre de 1991, por el cual y luego de intensas negociaciones se modifica el sistema de asociaciones. Al consorcio Pérez Companc - Occidental Petroleum que opera el yacimiento Puesto Hernández se le adjudica un 10 % más. A la empresa Total (estatal francesa) que recibió por su parte el yacimiento El Huemul - Koluel Kaike se le otorga un 20 % adicional. Al consorcio Tecpetrol (del grupo Techint) - Santa Fe Energy, operadoras de El Tordillo un 40% e igual porcentaje para las operadoras del yacimiento Vizcacheras (Astra - Repsol de España). Todo este adicional sumaba 270,2 millones de dólares. Es decir que el gobierno traspasó los cuatro yacimientos a la actividad privada por un monto de 680,7 millones de dólares, que de seguir explotándolos el Estado se habrían obtenido 6000 millones de dólares al precio internacional de 1991. EL PLAN ARGENTINA Este llamado Plan Argentina retrotrae al viejo sistema de concesiones y retira al estado de la actividad. Esta política de transferencia solo tenía como finalidad hacer caja para el Tesoro y retirar YPF del negocio más rentable. A la entrega de las áreas marginales (continuación del Petroplan radical, aunque con diferencias) y de las áreas marginales (Plan Argentina del menemismo) le siguió la venta de la totalidad de los yacimientos e instalaciones de las cuencas Noroeste y Austral. Para tener una idea de lo que significó se rescata un informe de la empresa consultora contratada a sugerencia del Banco Mundial, vieja conocida de las propuestas privatistas, la Mc Kinsey, quien evaluó las reservas recuperables remanentes solo de los principales yacimientos de ambas cuencas en 1400 millones de dólares, si extrapolamos el valor de 700 millones que la consultora Mc Kinsey calculó sobre la base de ofertar solo el 50 % de las reservas.Como ejemplo señalamos que el yacimiento El Mosquito de Santa Cruz el gobierno aceptó un valor de 7 millones cuando las empresas estaban dispuestas a pagar 45 millones. Este procedimiento fue objetado por el propio Ministerio del Interior. Ambas cuencas, recordamos, acumulaban el 43% de las reservas de gas y el 27% de las de petróleo al año 1992. Los argumentos del Gobierno para justificar el Plan Argentina fueron - según apareció en el diario El Economista del 13 de diciembre de 1991- que si bien el Plan Houston del gobierno radical despertó el interés en las licitaciones, por el atractivo de las áreas, paulatinamente los inversores fueron desinteresándose de este programa exploratorio. Esta supuesta pérdida de interés se debería, siempre a juicio del gobierno menemista, a que no podían tener los inversores la libre disponibilidad del crudo, y la incertidumbre de que YPF pudiese hacer o no uso del derecho de asociación. Sin embargo, interés hubo toda vez que desde 1986 en que se firmara el primer contrato por la exploración de la cuenca marina Rawson se firmaron otros hasta totalizar 80 en 1991. El fracaso de la quinta ronda licitatoria en 1989-90 dice el diario se debió a la ineptitud de los
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 9 de 19

funcionarios intervinientes y a la falta de confianza en el gobierno de Menem. Respecto a la falta de libre disponibilidad tampoco sería argumento, pues en las cuatro rondas anteriores tampoco existía ese beneficio y en la fracasada quinta ronda la contemplaba. En realidad, las verdaderas causas de imponer el Plan Argentina en reemplazo del Houston se debía a la necesidad de evitar la facultad del Estado Nacional de compartir con los inversores los beneficios de la explotación anulando los derechos de asociación - exitoso en otras partes del mundo- y reemplazarlo por un modelo de concesión que ha sido abandonado en la mayoría de los países productores. Esta renuncia a compartir los beneficios de la renta petrolera se hizo además con carácter retroactivo pues a través de la Resolución 1054/91 del Ministerio de Economía y publicada el 28/11/91 en el Boletín Oficial, se dan instrucciones a YPF para que decline sus derechos de asociación y canon en los contratos ya firmados, lo que constituye una dilapidación concreta de sus activos y de su patrimonio que alcanzó cifras altamente significativas. De acuerdo a la modalidad de concesión, el Estado no tiene ningún tipo de injerencia ni directa ni indirectamente. El titular del contrato, convertido en concesionario, a partir del descubrimiento, explotará los hidrocarburos - petróleo y gas-, dispondrá libremente de los mismos, y solo retribuirá al país pagando la regalía petrolera que establece la ley vigente 17.319 con un valor comprendido entre el 8 y el 12 % del valor de la producción total. Pagará además los impuestos a las ganancias que impone toda actividad comercial. Si, por ejemplo, se produjera un descubrimiento importante, como el caso de Loma La Lata, descubierto por YPF en Neuquén en 1977 ú otros en diversos países del mundo, la Nación permanecería en pasividad y sin poder compartir los beneficios extraordinarios, lo que constituye una verdadera barbaridad. Es de hacer notar que todos los países, y los citados son solo algunos ejemplos de nuestro propio continente,participan activamente del éxito de los descubrimientos ya sea en forma directa o indirecta. LA LEY DE REFORMA DEL ESTADO Cuando se dictó la Ley de Reforma del Estado su artículo 6 decía que las medidas a aplicar deberían hacerse con sujeción a las leyes vigentes. En ese sentido la Ley de Hidrocarburos, la 17.319 tenía plena vigencia y en su articulado establecía claramente las superficies máximas que podían concederse en concesión. Según el artículo 25, para áreas a explorar el máximo para cada empresa, ya se presente sola o asociada, y sumadas todas las concesiones que pudiera tener con anterioridad, no debe superar los 100 Km2 por unidad y hasta un máximo de 100 unidades en cinco permisos, es decir un total de 50.000 Km2. La TEXACO por el Plan Houston accedió a 12 áreas con un total de 88.960 Km2. ASTRA, por su parte, se le adjudicaron 11 áreas por un total de 60.106 Km2. ´Para áreas en explotación, la ley es más rigurosa, solo concede un máximo de 1250 Km2 con un total de 5 unidades en cinco concesiones. ASTRA, que ya es dueña, por el Código de Minería del extenso yacimiento denominado Km.20 en las afueras de Comodoro Rivadavia, poseía 5 contratos de explotación (Cañadón Seco, Meseta Espinosa, Manantiales Bher, Lindero Atravesado y Río Tunuyán), accede a 5 áreas marginales, y en tres de ellas asociada a la española Repsol. Como ejemplo, en los EE.UU. solo se concede para exploración un máximo de 1000 Km2, excepto en Alaska donde se eleva a 1200 Km2. Pero además se crea una forma contractual que no contempla la Ley de Hidrocarburos al agregar a la concesión de explotación la exploración complementaria y el desarrollo de hidrocarburos. De esta forma se celebraron contratos de exploración sobre zonas con reservas comprobadas sin especificaciones sobre las tareas exploratorias que deben realizar los concesionarios.
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 10 de 19

Asimismo concede a las empresas estabilidad tributaria, violándose la igualdad ante la ley. Por consiguiente se facilita al estado nacional resarcir o subsidiar la actividad, a pesar de estar expresamente prohibido por la propia Ley de Emergencia Económica, en caso de imponérseles aumentos impositivos o en las regalías provinciales. Aún más, puede resarcirlo por las pérdidas que sufrirían si por imperio de la Ley de Hidrocarburos debieran prioritariamente abastecer al mercado interno. LEY SOBRE DESREGULACION DE LA ACTIVIDAD PETROLERA Este verdadero adefesio legislativo obtuvo el voto favorable en el Senado y con quórum estricto en la Cámara de Diputados en 1991. En su primer artículo, transfiere el dominio público de los yacimientos de hidrocarburos del Estado Nacional a las provincias en cuyos territorios se encuentren, incluyendo los situados en el mar adyacente a sus costas hasta una distancia de doce millas marinas medidas desde la línea de base reconocidas por la legislación vigente. Pero exceptúa de lo anterior a lo siguiente: a) Las áreas actualmente asignadas a YPF S.A. para sus actividades de exploración y/o explotación por sí, por terceros o asociadas a terceros. b) Las concesiones de explotación de hidrocarburos otorgadas a empresas privadas de conformidad a las disposiciones de la ley 17.319 (Ley de Hidrocarburos) y 23.696 ( Ley de Reforma del Estado) y los Decretos 1.055/89, 1.212/89, y 1.589/89 vigentes a la fecha de entrada en vigor de la presente ley. c) Los permisos de exploración y concesiones de explotación que se otorguen en el futuro, como consecuencia de la reconversión de contratos celebrados con respecto a áreas asignadas a YPF S.A.. Quedan bajo dominio del Estado Nacional los reservorios que pudieran existir en el subsuelo de la Capital Federal, el Río de La Plata y en el mar territorial a partir del límite exterior del mar continental. Se transforma en concesiones de explotación regidas por el art. 27 y siguientes de la ley 17.319 y sus normas complementarias y reglamentarias, las áreas que YPF S.A. tiene (1991) actualmente en explotación consignadas en el anexo de la ley. TRANSFORMACIÓN EMPRESARIA DE YPF Siguiendo lo dispuesto por el Decreto 2.778 del PEN de fecha 31 de diciembre de 1990 que transformó a YPF Sociedad del Estado en YPF Sociedad Anónima, regida por la Ley 19.550 (texto ordenado de 1984) que tenía como finalidad de ser una empresa de hidrocarburos integrada, económica y financieramente equilibrada, rentable y con una estructura de capital abierto (sic). Mientras la participación del Estado Nacional y de las provincias en el capital social de YPF S.A. sea mayoritaria, no le será aplicable a esta empresa legislación o normativa administrativa alguna, dictada o a dictarse que reglamente la administración, gestión y control de las empresas en LAS QUE EL ESTADO NACIONAL TENGA PARTICIPACIÓN. El capital social de YPF quedará distribuido en acciones según las siguientes categorías: CLASE A : las pertenecientes al Estado nacional equivalentes al 51% del capital social. Las acciones de este tipo que se vendieren al capital prIvado se transforman automáticamente en clase D. CLASE B: las que adquieran las provincias hasta un 39% distribuidas entre ellas, sean o no productoras de hidrocarburos. Igualmente, su venta a privados las transforma en D. CLASE C: las que adquiera el personal de la empresa, hasta el 10 % bajo el régimen de propiedad participada, ley 23,696.
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 11 de 19

CLASE D: las acciones que el Estado nacional y las provincias vendan al capital privado. Mientras las acciones CLASE A representen un mínimo de 20 % del capital social, se requerirá ineludiblemente su voto afirmativo para decidir su fusión con otra u otras sociedades. Aceptar el copamiento accionario por parte de adquirentes en bolsa del 51 % de las acciones. Lo mismo sucede si existiere posibilidad de transferir a terceros la totalidad de los derechos de explotación concedidos en el marco de la ley 17.319 de modo que ello determinare el cese total de la actividad exploratoria y de explotación de YPF. La disolución voluntaria de la empresa. El Estado Nacional se hace cargo de todas las deudas que no figuren en los estados contables a la fecha, debiendo mantener indemne a YPF de todo reclamo que se realice por estas cuestiones. No obstante, YPF deberá absorber los estados contables negativos 1990 y 1991. En el Anexo 1 de la ley se dispone la privatización de activos físicos de la empresa por medio de asociación y venta. Entre ellos se incluyen las destilerías de San Lorenzo, Dock Sud y Campo Durán, tres oleoductos, la venta de 36 barcos petroleros y embarcaciones menores, la totalidad de las plantas de almacenaje, las 6 aeroplantas, los servicios de sísmica y perforación, los hospitales de la empresa, el Centro de Investigaciones de Fcio. Varela y la totalidad de las acciones de YPF en Interpetrol (49%). Este verdadero despojo que figura en el proyecto de ley enviado al Poder Legislativo figuran las firmas de los siguientes funcionarios: Carlos S. Menem, Avelino Porto, León Arslanián, Antonio E. González, Guido Di Tella, Domingo Cavallo y Antonio Salonia, es decir todo el gabinete nacional en 1991. Los principales efectos de la transformación de YPF fueron: De los 345 millones de m3 de reservas de crudo, YPF retuvo solo 142 millones, es decir perdió el 44 %. De 74.000 m3 diarios de producción retuvo 36.000 m3. (51% de reducción) Las provincias que tenían pendientes deudas por regalías de petróleo y gas recibieron bonos de consolidación que podrían utilizar para comparar acciones de YPF. YPF quedará con los pasivos. El Estado tomará parte de las decisiones estratégicas (cierre de la empresa o venta total de las acciones ) mientras mantenga el 20 % de las acciones. Para lograr la aprobación del proyecto de ley el Gobierno llevó a cabo un abanico de presiones. Una de las más importantes se realizó ante los gobernadores de las provincias petroleras integrantes de la OPHEPI (Organización Federal de Estados Petroleros ), algo así como la OPEP local. Esta reunión, presidida por el Ministro del Interior, José L. Manzano permitió comprobar la ansiedad de algunos mandatarios para acelerar el proceso de privatización y de esa forma cobrar los 150 millones de dólares que el Estado Nacional giraría a las provincias. Luego de dos intentonas fallidas por falta de quórum finalmente se pudo aprobar en Diputados en una forma bastante confusa. Los diputados de extracción sindical (cinco en total) se opusieron en un principio al proyecto privatizador. Incluso el SUPE decidió presentar un proyecto alternativo que no cambiaba mayormente el fondo de la cuestión, pero finalmente acataron las presiones del ejecutivo. En materia petrolífera, antes de 1989 YPF tenía el monopolio de la extracción y refinación del crudo, sea por explotación propia, sea por contratos. En resumen, YPF producía en forma propia el 62.2 % del petróleo extraído y las privadas, en forma atomizada, producían el resto. Después de la desregulación de YPF, en 1992, la producción se redujo para ésta al 41,7%, mientras las privadas crecieron al 58,3% del total. A ello hay que sumar que las compañías
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 12 de 19

transnacionales petrolíferas duplicaron su participación, ya que del 17,8% pasaron al 34,5% de la producción. En definitiva, si utilizamos valores constantes, tomando como base para ello el dólar de 1990, la renta petrolera para el año 1988 (antes de la desregulación) ascendió a 5.949 millones de U$S, de los cuales el 53,8 % quedó en manos del Estado. Después de la desregulación, para el año 1992, la renta ha sido estimada en 9.946 millones de U$S, quedando sólo para YPF el 48,3 %. YPF AHORA ES DE REPSOL A fines de 1996, EL Rey Juan Carlos I de España, y el entonces jefe del gobierno Felipe González, le comunicaron a Presidente argentino el interés del Estado español en unir los destinos de las petroleras Repsol S.A. e YPF S.A. Las Gestiones continuaron durante la administración de José María Aznar. El 29 de junio de 1999, REPSOL terminó de pagar a todos los accionistas de YPF y concentró el 98,23% del paquete accionario de la compañía. El proceso que llevó a la venta final, estuvo rodeado de alternativas que fueron denunciadas por la FeTERA, y que enunciamos a modo de resumen: a. La ausencia de tasación oficial previa, tal como lo exigía la Ley de Reforma del Estado y la actuación de los tasadores privados First Boston y Merryl Lynch en el proceso inmediato posterior, mediante la administración del stock de intervención de las acciones, que en pocos días aumentaron su cotización de U$S 19 a U$S 23, equivalente al 21%; es oportuno recordar que en esos momentos las tasaciones mas serias indicaban valores unitarios que oscilaban entre los U$S 30 y los U$S 34. b. Siendo las reservas, el principal activo de YPF S.E, el gobierno, en el prospecto oficial de venta, declaró que tenia incertidumbre sobre el volumen de las mismas, pero igualmente las vendió. c. Teniendo presente que la YPF actual no es mas eficiente, ni tiene consecionadas mayores reservas que la estatal; se reactualiza la cuestión de la valuación. Es el gobierno quien debe explicar el 136% de incremento de los valores unitarios, que surge de la diferencia entre los anteriores U$S 19 y los U$S 44,78 pagados por Repsol. d. La mas que dudosa forma de obtener el quórum para sancionar la ley de venta. Las anomalías en la certificación de los balances de los dos últimos ejercicios de la empresa, donde faltaba el informe de los síndicos. REPSOL : DESCRIPCIÓN DE UN MONOPOLIO

ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO…

Página 13 de 19

Pero ¿es Repsol solamente una empresa petrolera más? Si se analiza sus actividades en detalle veremos con claridad la conformacion del mas grande monopolio privado de la argentina La petrolera española, además de controlar el 98,2% de YPF, es dueña del 66% de la petrolera Astra de Argentina, del 45,2% de Gas Natural de España ( La Caixa, controla a su vez el resto de ésta). A través de Astra se hace propietaria de Refinor, Algas, Poligas y las estaciones de expendio de combustibles de EG3, además de las acciones que posee ésta en la Central Dock Sud, el 21% de las acciones de Metrogas y la totalidad de la petrolera Pluspetrol (con importantes intereses en la extracción de gas y petróleo en la Argentina) y de la Refinería de petróleo de San Lorenzo.
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 14 de 19

Por ser dueña de YPF controla la totalidad de YPF Gas (multada recientemente por ejercicio monopólico de la actividad) y de la italiana AGIP. Gas Natural de España, ejerce a su vez, el control de Gas Natural Ban junto Iberdrola de España. Repsol, por su parte, le vendió el 4,5% de sus acciones a Endesa, el monopolio multinacional de la energía, que además de sus intereses en Chile es dueña de la Central Costanera, parte de EDESUR y la principal accionista de EDENOR. El Banco Bilbao-Vizcaya posee además, el 9,8% de las acciones de Repsol y La Caixa el 8,4%, a eso puede sumarse el 7% de Iberia que posee el Banco BB-Vizcaya y su representante en la Argentina el Banco BBV-Francés es la dueña absoluta de la AFJP Consolidar. De esta manera, Repsol ha pasado a ser la empresa más importante de la Argentina controlando el 51% de la producción de petróleo y el 44 % del gas y aún desprendiéndose de parte de los activos de la comercialización mantendrá una posición dominante en ese rubro pues refina el 56% de las naftas y el 61% del gasoil. También tiene el monopolio del gas licuado y de varios productos petroquímicos. A través de sus vinculaciones con Iberdrola y Endesa domina gran parte del negocio energético nacional (gas y electricidad). Esta última, si concreta la compra de su similar chilena será dueña de El Chocón. Asimismo, el Banco Bilbao Bizcaya, o lo que es lo mismo, el Banco Francés y La Caixa española son los principales acreedores de los 15 mil millones que adelantó Repsol para comprar las acciones de YPF. De lo expuesto, no caben dudas que más que un negocio petrolero de fusión o absorción de empresas, la compra de YPF aparece como una operación financiera de envergadura destinada a posicionar a la banca española en forma más dinámica en el mundo de las finanzas internacionales. Pero, ¿de quienes son las acciones que compró Repsol ? Además de aquellas que pertenecen a los gobiernos provinciales, existen 140.000 tenedores repartidos por todo el mundo, pero en los Estados Unidos se destacan algunos fondos de inversión como Templeton, Merril Lynch y otros. Todos ellos se apresuraron a dar el sí a la operación. Esto refuerza la idea de una operación financiera de repercusión internacional. LOS EFECTOS DE LA PÉRDIDA DE YPF En primer lugar, las posibilidades de que un futuro gobierno pueda planificar el futuro energético para beneficio de un país que desea crecer son nulas. Salvo por supuesto, que anule lo actuado con los consiguientes costos financieros y políticos, entre otros. Las industrias y comercios que supongan que se podrían bajar los costos fijos a través de un cambio de la política de precios en materia de energía pecan de ingenuidad. El bajo horizonte de reservas que poseemos hará que Repsol obtenga el máximo beneficio en el menor tiempo posible, es decir extraer y vender mientras se mantenga el alto precio del crudo. No debemos olvidar que más allá de todo los 15 mil millones que adelantaron los bancos citados para efectivizar la compra Repsol debe ir devolviéndolos con sus intereses. Dicho de otro modo, la posibilidad de regular la extracción, aplicar técnicas de conservación de la energía y llevar adelante planes de exploración agresiva son como mínimo dudosas. Por otra parte, Repsol posee intereses petrolíferos en el norte de Africa, y según expresaron sus directivos, Argentina es como una sucursal más. Esto quiere decir que pueden priorizar sus intereses allí utilizando las ganancias que obtengan de los desprevenidos argentinos. El poder monopólico de Repsol se va a manifestar en los dos sectores claves de la energía, el gas y la electricidad. Gran parte del parque de generación térmica de nuestro país utiliza gas o
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 15 de 19

gasoil, recursos que monopoliza Repsol. Por consiguiente, la composición de precios de la electricidad estará en manos del monopolio español. Los sufridos usuarios, además de ser clientes cautivos, deberán abonar lo que Repsol desee en función de los vaivenes financieros o de costos internos y externos. Si esto no es perder soberanía, no sabemos que otro nombre deberíamos adjudicarle. Los trabajadores de la energía deberían pensar seriamente en formar un sólido bloque de unión regional, pues como dijimos, esta multinacional apunta a penetrar en el Mercosur a través de su ingreso en la Argentina. Pero consolidar la unión exige desprenderse de aquellos que traicionaron permanentemente con su silencio, complacencias e inversiones a los compañeros que decían representar. Además debemos llevar al seno de la sociedad el peligro ya instalado en el país. No podemos esperar que otros lo hagan pues más allá de las declaraciones en contra de la venta de YPF por parte de la oposición, no adelantaron ninguna idea sobre que harán en el futuro, salvo la remanida idea de potenciar los controles de los entes reguladores. Nos preguntamos; que control podrán ejercer sobre un mercado prácticamente monopolizado ? La idea ya adelantada por parte de Repsol de vender hasta el 4% de sus acciones o el intercambio de estaciones de servicio en Argentina por otras en Brasil a efectos de hacer "buena letra" en la Argentina y evitar críticas que le impidieran la penetración en otros países americanos no despeja el peligro. Sirvió eso sí, para que políticos de la oposición vinculados a la industria petrolera se aferraran a la idea para salvar algún prestigio. Solo nos queda una última reflexión: la Argentina necesita crecer para ir terminando con la peor lacra de un pueblo como es la desocupación, eso exige planificar cuidadosamente las acciones a seguir en el futuro, pero planificar significa tener las manos libres para hacerlo, es decir ser soberano en las decisiones. Un Estado que no ejerce plenamente su soberanía es solo una colonia. En mayo de 1810 y en julio de 1816 decidimos dejar de serlo, tendremos que volver a pasar por lo mismo ?

EL TEMA DEL GAS

La explotación del gas se presenta en la Argentina, al igual que en la mayoría de los países, como una consecuencia, no necesariamente buscada, de la producción de petróleo. dada la vinculación genética de ambos fluídos. La Argentina posee una larga trayectoria en la utilización de gases combustibles, ya que han transcurridos 140 años desde el inicio de la distribución de gas por redes en la ciudad de Buenos Aires (1856). Ello ocurría al habilitarse la primera fábrica de gas en la zona de Retiro, servicio que luego se extendiera a La Plata, Bernal, San Nicolás, Bahía Blanca y Rosario. Conjuntamente con el petróleo extraído en C.Rivadavia, a partir de 1913 se da inicio a la utilización del gas como combustible industrial y doméstico en la zona de C. Rivadavia, prosiguiendo luego el desarrollo de las cuencas Neuquina y Cuyana al producirse el descubrimiento en esas zonas. YPF había sido el heredero de la nacionalización, en 1944, de la compañía que distribuía gas manufacturado. Pero en 1946 se creó la Dirección Nacional de Gas del Estado, origen de la empresa Gas del Estado, determinando así una división institucional del manejo del petróleo y el gas, hecho éste cuya justificación fue muy discutida, pues para muchos pecaba de artificial. El consumo intensivo de gas aparece en la década del 50, con la construcción y puesta en marcha del primer gasoducto de Comodoro Rivadavia a Buenos Aires de 10 pulgadas de diámetro y un millón de m3 diarios de capacidad de transporte. La producción y consumo de gas se incrementa fuertemente con la puesta en marcha del gasoducto de Campo Durán (Salta)
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 16 de 19

a Buenos Aires, con una capacidad de transporte diario de 9,5 millones de m3. Ampliado posteriormente a 14 millones de m3. Los usos del gas natural no se limitan al sector industrial, a la generación eléctrica y al consumo doméstico. A partir de 1985 dio comienzo a la utilización del gas natural comprimido (GNC) como combustible automotor, respondiendo a un plan cuyo objetivo era es el paulatino reemplazo del combustible líquido (nafta en la primera etapa y gas oil en la segunda) por gas. Esta empresa, modelo en la Argentina, realizó un importante esfuerzo en proveer de este combustible al 50% de los pobladores partiendo de cero. No obstante, y como fue tónica frecuente en los gobiernos que se sucedieron desde 1955 le fueron retiradas paulatinamente actividades que le eran propias. La primera consistió en desregular el gas envasado,lo que provocó un aumento importante del precio de este producto esencial para los sectores más carenciados. Posteriormente fue obligada a tercerizar las instalaciones domiciliarias Vendía el gas muy barato frente al costo de los combustibles alternativos, lo que hacía muy atractiva la utilización del gas como combustible para la industria, generación de energía eléctrica, automotores y por supuesto para uso residencial. Hacia 1992 las reservas de gas representaban el 0,83% del total mundial , siendo la producción diaria de 17.709 Mm3 a través de los miles de kilómetros de gasoductos construidos a través de los años. A ello deben agregarse los 400 millones de litros/año de gasolina cuyo único adquirente era YPF. . Este accionar llevó a que la Argentina fuera uno de los países que más gas consume en el mundo: el 35 % del balance energético descansaba en 1992 sobre el consumo de gas. Además poseía la estructura de transporte y distribución más importante del continente. Era una empresa con muy poco personal, apenas 9.500 empleados en todo el país. Superó en perfomance largamente, en experiencia y en resultados concretos a países como México y Venezuela en este rubro. La empresa estatal tuvo resultados económicos más que aceptables. Los resultados consolidados entre 1987 y 1992 indican que la empresa tuvo ganancias leves aún después de pagar todos sus gastos operativos y la depreciación de sus instalaciones. En este aspecto sus balances eran mejores que los de muchas importantes empresas privadas argentinas. Cuando tuvo resultados económicos adversos se debieron siempre a razones ajenas a su ámbito de decisión (por ejemplo, la compra de gas a Bolivia a precios muy superiores a los del mercado interno, congelamiento de tarifas impuestas por razones de política económica, etc.). Todas estas consideraciones hacen pensar que el sistema no podía ser cambiado sin una campaña de prensa (como sucedió con YPF haciéndola aparecer ante la opinión pública como ineficiente y haciendo hincapié en los cortes que tuvieron lugar durante el gobierno de Alfonsín que en realidad se debieron a causas no inherentes a la empresa o a la baja presión registrada en las horas pico invernales). Los cambios introducidos a partir de la desregulación del gas fueron: El desmembramiento de Gas del Estado en suministro, transporte y distribución regidas por una ley especial, en cambio la producción de gas, que es realizada en los yacimientos por las empresas petroleras y privadas (37,8% corresponden a YPF S.A.) se rige por la Ley de Hidrocarburos 17.319. La ley aprobada permite la plena libertad para efectuar la importación y exportación de gas natural por cualquier particular, dejando lo dispuesto en el art.6 de la Ley de Hidrocarburos. La exportación de gas, a diferencia del petróleo, que puede ser ocasional, se realizan por contrato de larga duración (ejemplo: 20 años). La decisión de exportar o no es estratégica para cualquier estado, pues el volumen involucra gran cantidad de reservas y puede comprometer el futuro energético del país. La ley establece además, que" el transporte y la distribución solo podrán ser realizadas por personas jurídicas privadas". Debe esta forma queda amputada legalmente la facultad del
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 17 de 19

estado para construir infraestructura. Aún cuando el Estado demostrara que él podría darlo a menor precio, queda invalidado para hacerlo. En ningún momento se ha comprobado que la desintegración de un servicio evitaría los oligopolios o que fuera más barato. La distribución de la actividad en 20 0 30 empresas infló los costos y provocó el aumento de personal. etc. En cuanto a las tarifas para los privados la ley contempla una ganancia igual al de otras actividades de riesgo similar (sic). ¿Cuál es la actividad similar, cuál la ganancia compatible con los costos, 20%, 30 %? Para tener una idea cuando se les preguntó a los posibles interesados de cual debería ser la ganancia,respondieron que no menor al 50%. A pesar que los miembros de la Unión Industrial Argentina insistían en que sus facturas reflejasen un monto similar al de Estados Unidos, los empresarios del gas se oponían firmemente escudándose en el bajo nivel de precios en ese país. Finalmente, y luego de una tumultuosa sesión, los diputados menemistas dieron quórum estricto utilizando como diputado una persona ajena a la Cámara. Esta actitud hubiese sido suficiente para anular la ley. Pero más allá de esto, la empresa estatal fue repartida a dos transportadoras por un valor del 70% del activo de la ex- Gas del Estado, la zona norte recayó en Pérez Companc y el Citibank, y la sur en Techint, Soldatti y el Banco Morgan. La distribución y por tanto la facturación domiciliaria recayó en 8 empresas con porcentajes de entre el 70 y el 90 % y en donde sobresalen los Grupos Macri, Bemberg ,Tractebel, Italgas, British Gas, Camuzzi, Bunge y Born, etc. No hay duda que se favorecieron a estos grupos por parte del gobierno, ya que las reglas de la entrega fue la venta de activos y no la concesión, dejado entonces de lado a federaciones y cooperativas ya existentes e integradas por usuarios. Cabe aclarar que en la Ley de Reforma del estado (Ley Dromi) se explicitaba que sería facilitada la acción cooperativa. La intención manifiesta, como en el caso de YPF y otras era privilegiar el sistema "de caja" ya que por la venta de los activos el Gobierno recibió 680 millones de dólares en efectivo y 1700 millones en títulos. Eso sí, repartió a cambio entre 10 empresas una " torta " de 1000 millones de facturación hacia 1992 y 4.255.000 clientes. El tema de la libre exportación de gas merece un comentario adicional: en primer lugar los gasoductos a Chile ya construidos permiten una exportación de alrededor de 1,69 MM millones de m3 diarios. Pero a ellos se agregarán los dos que conducirán el gas al norte de Chile que implicarían cuando estén terminados otros 16 millones de m3 día. Existe un proyecto, aún no definido, de exportar gas a Brasil hasta un máximo de 32 millones de m3/día. Si consideramos que las reservas de gas actuales remanentes solo alcanzarían (a los consumos actuales) para no más allá de los 20 años, solo queda esperar que las predicciones de la Secretaría de Energía respecto a nuevas incorporaciones de reservas podrían duplicar ese horizonte. Sin embargo, el informe de la Secretaría es muy difuso técnicamente pues no explica como las empresas petroleras pueden ser incentivadas a perforar para explorar teniendo en cuenta que el bajo precio del crudo que se extrae con el gas se encuentra desde hace varios años en un punto muy bajo. Indicarle, a YPF, a punto de perder la mayoría accionaria del estado a manos de la española Repsol o a otras empresas privadas, que en materia de gas no superan las ocho en total puedan perforar solo para hallar gas, cosa técnicamente muy difícil desde el punto de vista geológico,al menos para la Argentina. Las reservas remanentes de gas alcanzan a los 683.796 MMm3 (1997), a ellas se suman 1.020,49 MMm3 probables y posibles. La producción de gas durante el año 1997 fue de 38.000 MMm3. Un informe publicado por el Consejo Empresario Argentino en 1991 señalaba que había que incorporar un billón de metros cúbicos de reservas para sostener y satisfacer el consumo creciente. Esta cifra se ha cumplido, pero solo la mitad están comprobadas, con el agravante de las exportaciones a los países limítrofes como hemos señalado.
ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO… Página 18 de 19

Las reservas comprobadas de gas para 1997 alcanzaron prácticamente a las de 1987, luego de la fuerte caída producida entre los años 1990 a 1993 a raíz del traspaso de yacimientos a manos privadas. Las ventas registraron un notable incremento a partir de 1980 con una tasa de crecimiento entre 1980-87 del 6,2 % y hasta 1995 del 5,4% A partir de ese año, el aumento de la producción lleva la tasa a casi un 10 % hasta 1998. En 1997 se registró una exportación de gas a Chile de 682,50 MMm3 y en 1998 de 1.691 MMm3 al mismo país. El pronóstico que elaboró Gas del Estado en 1987 sobre la demanda de gas y que fue considerado como muy aceptable establecía un consumo de 31.738 millones de m3, lo que fue superado ya en este año en 6 millones más. Por consiguiente, entre producción y demanda existe una muy baja relación que solo puede cubrirse con descubrimientos importantes. De no ser así, debería suspenderse todo plan futuro de exportación de este producto debido al bajo horizonte de reservas, que entre 1996 y 1997 descendió un 0,3 %. Fuente: http://www.sindluzyfuerzamdp.org.ar/FeTERA_presentacion/10d_informe_petroleo.html

ORIGEN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO…

Página 19 de 19

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->