P. 1
La Crisis del Antiguo Régimen en España

La Crisis del Antiguo Régimen en España

|Views: 5.644|Likes:
Publicado porMariano

More info:

Published by: Mariano on Nov 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/08/2013

pdf

text

original

LA CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN (1788-1814) CARLOS IV Y EL IMPACTO DE LA REVOLUCION FRANCESA

Política interior de Carlos IV: En los primeros años de su reinado Carlos potenció el control de la Corona sobre la sociedad y la Iglesia, y adoptó una política represiva frente a las ideas revolucionarias francesas; en este período su ministro y consejero es Floridablanca. En 1792 le sustituye el Conde de Aranda, pero sólo durante un año, hasta que Godoy ocupa su puesto. Este, apoyado por la reina, se apropia totalmente de la situación política del reino, lo que provoca que tanto la nobleza y la Iglesia, como la burguesía y los grupos más bajos se opongan a él. Numerosos fracasos militares (Derrota española en el cabo de san Vicente 1804, derrota en Trafalgar en 1805, fin de la flota Española) , una importante crisis económica (que provoca una crisis de subsistencias y un endeudamiento del pueblo) y el descontento en general del pueblo, nobleza e Iglesia (e incluso del hijo del rey, Fernando VII) conllevan al deseo de quitarlo del poder. En 1807 surge el proceso de "El Escorial" que fue la primera conspiración para quitar a Godoy de primer ministro por parte del futuro Fernando VII. Al enterarse Godoy de aquel intento en contra de él, intentó trasladar la familia real a Sevilla para embarcarla a América, al huir al sur llegaron a Aranjuez. Allí la gente que apoyaba a Fernando VII mostró su descontento con Godoy, lo que hizo que asaltaran la residencia de la familia real: Godoy fue arrestado y Carlos IV abdicó en favor de su hijo; a este acontecimiento se le llamo Motín de Aranjuez. Fernando VII se reunió poco después con Napoleón en Bayona, quien le obligó a abdicar en su padre, quien abdicó finalmente a favor de Napoleón, que nombró como rey de España a su hermano José Bonaparte, también conocido como José I (Abdicaciones de Bayona). Política exterior de Carlos IV: Carlos IV accede al trono en 1788, y, ante la llegada de la Revolución Francesa un año después, se suprimieron las medidas reformistas ilustradas. También se proclamaron numerosos decretos entre 1789 y 1792 que prohibían la entrada de propaganda y de libros, que los estudiantes españoles se trasladasen a Francia; controlaban las aduanas etc... La Inquisición volvió a ser lo que era y tuvo la orden de censurar libros y propaganda, cerrándose periódicos y censurando prensa. Las malas relaciones con Francia y la incertidumbre para colocar a Godoy en el puesto de primer ministro provocaron la caída de Floridablanca. El gobierno lo asumió al Conde de Aranda como primer ministro, quien durante los nueve meses que duró su gobierno mantuvo a España neutral frente a Francia y también frente a la expansión de Inglaterra en América, en parte porque sabía que nuestro ejercito era débil. Debido a su neutralidad, sus enemigos convencieron al rey para destituirlo y que ocupara su puesto Godoy, que así fue como ascendió a primer ministro. Godoy trató de salvar la vida del rey francés Luis XVI, pero no lo consiguió. Así pues, declaró la guerra contra la Convención francesa. Esta guerra fue apoyada por el clero y los campesinos, criticada por grupos ilustrados y burgueses y un desastre para España: los franceses ocuparon numerosas plazas desde el País Vasco a Cataluña, e incluso zonas del Caribe.

En 1795 se firma la paz de Basilea, que supuso la entrega a Francia de la isla de Santo Domingo y una serie de acuerdos positivos para el comercio francés. A nivel interno se produjo la ruina política y fiscal del estado. En 1796, debido a los enfrentamientos contra Inglaterra y Portugal, se firma el primer tratado de San Ildefonso. España se alía con Francia y se enfrenta a Inglaterra, terminando con la derrota del cabo de San Vicente, la cual hace que España pierda la isla de la Trinidad y que se paralice el comercio con América. Después del golpe de estado de Napoleón, la presión francesa consiguió que el gobierno español firmase el segundo tratado de San Ildefonso en 1800. Posteriormente se declaró la guerra a Portugal por haber violado el bloqueo continental que había decretado Napoleón contra Inglaterra. En 1801 sse produjo la Guerra de las Naranjas fue un breve conflicto militar que enfrentó a Portugal contra Francia y España. Se firma la paz de Badajoz por la que Portugal, además de pagar una fuerte indemnización a Francia, cede a España la plaza de Olivenza y se compromete a respetar el bloqueo. En 1803 una nueva guerra contra Inglaterra terminó con la derrota de las armadas española y francesa en Trafalgar en 1805. Como consecuencias de esta derrota se producen la destrucción de la armada española, interrupción del comercio con América y crisis económica y de hacienda. Se produce una crisis de la monarquía española debido al Tratado de Fontainebleau (1807) que permite la entrada de tropas francesas para ocupar Portugal ; los enfrentamientos en la familia real debido al Motín de Aranjuez (con la Caída de Godoy y la abdicación de Carlos IV) y las abdicaciones de Bayona suponen la llegada al trono de José Bonaparte: un rey extranjero es ya más de lo que pueden resistir los españoles.

LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA (1808-1814)
El 2 de mayo de 1808 el resto de la familia real partió hacia Bayona, donde ya estaban Carlos IV y Fernando VII. El pueblo madrileño se congregó en el Palacio Real con la intención de no dejar que se fueran, y la revuelta fue duramente reprimida por las tropas del general Murat (levantamiento del 2 de mayo). Mientras el pueblo lucha oponiendo resistencia a los franceses, la mayor parte de los soldados españoles y la nobleza permanecen pasivos y confusos. Murat manda fusilar a todo español que posea armas de cualquier tipo (fusilamientos de la Moncloa). Así pues, el levantamiento fracasó, pero el resto de España tomó ejemplo y se se sublevó, dando comienzo así la Guerra de la Independencia. Ante el rechazo del pueblo español hacia el nuevo rey Bonaparte se crean las Juntas Provinciales con el objetivo de llenar ese "vacío" de poder. El 19 de julio de 1808 los soldados franceses son derrotados por primera vez en la batalla de Bilén cuando intentan llegar a Cádiz. Ésto intimida a José Bonaparte, que decide enviar sus tropas hacia Ebro. La ciudad de Zaragoza es sitiada, y sus habitantes se lanzan a la batalla. Aquí surge el personaje de Agustina de Aragón, cuando todos los hombres caen. En septiembre las Juntas deciden mandar representantes a Aranjuez y forman la Junta Suprema Central, que gobernaría mientras el rey Fernando VII permaneciera cautivo. Viendo la situación en España, Napoleón decide entrar en escena con 250.000 hombres (la Gran Armée). Éstos se abren paso con gran rapidez hacia Madrid, lo que provoca que la Junta Suprema Central se vea obligada a retirarse a Sevilla. Así pues. ya en 1809, parte de estos soldados sitian Zaragoza y Gerona, que ocupan. El pueblo se defendía y resistía mediante guerrillas, pequeños grupos de entre 30 y 50 miembros de clase social humilde (labradores, artesanos, estudiantes...) a los

que dirigían personas más experimentadas (militares generalmente). Actuaban por sorpresa, asaltando las instalaciones y cortando su avance, mediante una técnica de presión y desgaste. Los ingleses deciden intervenir en la península (Peninsular war). Su primer intento de llegar a Madrid, a comienzos de 1809, fracasa. En 1810, esta vez a manos del general Wellington, consiguen entrar en España. Durante este año las tropas francesas consiguen entrar en Sevilla y la Junta Suprema Central se traslada a Cádiz, ciudad que más tarde también es sitiada, aunque con ayuda de los ingleses consigue resistir. La Junta Central nombra un Consejo de Regencia. En 1812 la guerra dio un giro debido a que Napoleón retiró parte de sus tropas a Rusia. Las Cortes promulgan una Constitución. En julio,los guerrilleros y el general Wellington vencen a los franceses en la batalla de Arapiles que se desarrolla cerca de Salamanca. Consiguen entrar a Madrid, obligando a José Bonaparte a huir de la ciudad, y es derrotado de nuevo en la batalla de Vitoria. Ante esta situación, Napoleón decide poner fin a la guerra y devolver el trono a Fernando VII mediante el Tratado de Valençay. A finales de 1813 las tropas francesas empezaron a abandonar España. Con la guerra se establecieron dos bandos en la población: unos apoyaban la monarquía de José I. A éstos se les llamó afrancesados. Otros, de una ideología mas patriótica, se opusieron a su mandato. Los afrancesados eran todos funcionarios, nobles e intelectuales que defendías las ideas ilustradas. José Bonaparte proponía unas series de reformas que podía hacer que España se modernizara y alcanzara al resto de Europa. Al final de la guerra Fernando VII les persiguió, por lo que muchos tuvieron que huir. Dentro del grupo de se oponía a la invasión nos encontramos con tres grupos políticos: • El clero y la mayoría de los nobles deseaban la vuelta de Fernando VII debido a que éste impondría de nuevo una monarquía absoluta que les beneficiaría. • Algunos ilustrados pensaban que cuando Fernando VII volviese promulgaría reformas para modernizar el país. • Los liberales vieron la guerra como una oportunidad de implantar un gobierno liberal.

LAS CORTES DE CÁDIZ
Se conoce como las Cortes de Cádiz a una asamblea que se organizó durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) por la Junta Suprema Central para defenderse de los ataques y la invasión francesa y para gobernar, debido a que se rechazaba a José I, hermano de Napoleón Bonaparte, como figura de poder en España. Se inauguró en San Fernando el 24 de Septiembre de 1810, pero posteriormente fue trasladada a Cádiz hasta 1814. Ambas eran ciudades sitiadas. Las Cortes de Cádiz estaban dominadas por militares, funcionarios, miembros del alto clero y profesores. La labor que desempeñaron fue crear unas leyes liberales que acabaran con el orden estamental de la sociedad española que hasta entonces siempre había existido. Entre los miembros que formaban las Cortes existían diferentes ideas que clasificaban a los delegados en tres grupos: • Los absolutistas: defendían el mantenimiento del Antiguo Régimen, apoyando la monarquía absoluta, la sociedad estamental y el regreso de lo Borbones. Este grupo era el menos numeroso dentro de la asamblea.

Los jovellanistas: siguiendo el pensamiento de Gaspar Melchor de Jovellanos, defendían los ideales de la ilustración, buscando así las reformas, pero sin carácter revolucionario. Al final de la guerra muchos tuvieron que huir de España por las persecuciones de Fernando VII. Los liberales: también defendían el progreso y las reformas, pero éstos se basaban en ideas más revolucionarias, inspirándose en la Revolución Francesa.

Como resultado se obtuvo la Constitución de 1812, primera constitución de España, también llamada La Pepa porque se promulga el día de San José. Las rasgos más importantes de la constitución fueron: • Creación de la soberanía nacional, es decir, el poder estaba en el pueblo, al contrario que en las monarquías absolutas. • Se produjo una división de poderes: 1) Poder legislativo: recaía sobre las Cortes. 2) Poder judicial: correspondía a los tribunales de justicia. 3) Poder ejecutivo: referido al Rey, pero el cual tenía limitaciones. • Monarquía hereditaria pero constitucional, lo cual implica que el Rey debe jurar y cumplir la Constitución. • Derechos individuales, los cuales son considerados legítimos y naturales. Algunos ejemplos son el derecho a la propiedad, a la educación, libertad de expresión, igualdad ante la ley etc. • Sufragio universal masculino indirecto; quiere decir que los hombre por primera vez, fueran de cualquier clase social, mientras fueran mayores de 25 años, elegían a los diputados. • Derecho de representación, es decir, la nación ejerce su poder mediante representantes de las Cortes. • Igualdad entre ciudadanos: se acaban los privilegios estamentales y todos son iguales ante la ley. • Milicia nacional: cuerpo de voluntarios que se ocupa de defender la Constitución. • El catolicismo como única religión permitida. Ésto sucede porque se necesitaba la ayuda del clero para combatir contra los franceses, por este este último punto es el que puede chocar porque es el único con ideas del régimen antiguo. • Ligera desamortización de algunos bienes de la Iglesia.Se suprime la Inquisición. • Se produjo una organización territorial en comarcas y provincias, donde había instituciones como Diputaciones y Ayuntamientos, en las que regía alguien nombrado por el rey La labor legislativa de las Cortes no se limitó a la Constitución. Una ley importante a destacar es la supresión de señoríos en 1811, lo que supone un golpe mortal al Antiguo Régimen.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->