Está en la página 1de 2

OBRERITO

Madre, cuando sea grande


ay, qu mozo el que tendrs!
Te levantar en mis brazos,
como el zonda* al herbazal. OBRERITO
Madre, cuando sea grande
ay, qu mozo el que tendrs!
Te levantar en mis brazos,
como el zonda* al herbazal.
O te acostar en las arvas
o te cargar hasta el mar
o te subir las cuestas
o te de!ar al umbral.
" qu casa ha de hacerte
tu ni#ito, tu titn,
y qu sombra tan amante
sus aleros van a dar!
"o te regar una huerta
y tu $alda he de cansar
con las $rutas y las $rutas
que son mil y que son ms.
O me!or te har taices
con la !uncia de trenzar%
o me!or tendr un molino
que te hable haciendo el an.
&uenta, cuenta las ventanas
y las uertas del casal%
cuenta, cuenta maravillas
si las uedes t' contar...

Nota
* (iento clido de la regi)n del norte.
O te acostar en las arvas
o te cargar hasta el mar
o te subir las cuestas
o te de!ar al umbral.
" qu casa ha de hacerte
tu ni#ito, tu titn,
y qu sombra tan amante
sus aleros van a dar!
"o te regar una huerta
y tu $alda he de cansar
con las $rutas y las $rutas
que son mil y que son ms.
O me!or te har taices
con la !uncia de trenzar%
o me!or tendr un molino
que te hable haciendo el an.
&uenta, cuenta las ventanas
y las uertas del casal%
cuenta, cuenta maravillas
si las uedes t' contar...

Nota
* (iento clido de la regi)n del norte.