P. 1
Leyenda Del Algarrobo

Leyenda Del Algarrobo

|Views: 655|Likes:
Publicado porSermore Mimi

More info:

Published by: Sermore Mimi on Nov 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as XLS, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/26/2011

pdf

text

original

LEYENDA DE LA ESPINA DEL ALGARROBO

Leyenda de origen chileno que cuenta que hace muchos años, en una pequeña comarca de ese país transandino, vivía u

Cuando el padre se enteró de lo ocurrido, según se lo contó su mujer, se enojó de tal manera que golpeó violentamente a

El padre de María al regresar del bosque, se clavó en la planta de un pie una espina de algarrobo que nadie veía, por lo q

María, mientras tanto, se quedó a vivir en el bosque, en una cueva solitaria, adonde diariamente su fiel amigo, el perro, le

En aquella soledad fue creciendo María, hasta que un día , encontrada por un cacique y comprobada su hermosura, la hiz

Cuando el cacique vuelve de la guerra y se entera de la verdad de lo ocurrido, busca desolado a su mujer y jura venganza

marca de ese país transandino, vivía un hombre viudo con una hija de pocos años llamada María. Todas las mañanas, al amanecer, el

al manera que golpeó violentamente a María y arrastrándola se la llevó al bosque, donde la dejó atada a un árbol. Tan fuertes fueron la

a de algarrobo que nadie veía, por lo que no se la podían extraer. Sin embargo tan violento era el dolor que no podía dar ni un paso. P

e diariamente su fiel amigo, el perro, le llevaba algo de comida.

que y comprobada su hermosura, la hizo su esposa. pero cuando la felicidad parecía completa, el cacique tuvo que partir a la guerra de

a desolado a su mujer y jura venganza para los que le han engañado; pero cuando la encuentra María le pide que perdone a todos, y

a. Todas las mañanas, al amanecer, el padre de María tenía que irse al campo a trabajar, quedando sola la niña, con la única compañí

atada a un árbol. Tan fuertes fueron las ligaduras y tales los esfuerzos de la niña para desatarse que sus brazos quedaron cercenado

el dolor que no podía dar ni un paso. Por fin un hechicero le dijo que sólo su hija, cuando le crecieran los brazos, podría sacarle la espi

l cacique tuvo que partir a la guerra dejando a su mujer embarazada. Al enterarse de ello, la madrastra de María, soborna a los criado

María le pide que perdone a todos, y ella busca a su padre para sacarle la espina de algarrobo que hasta entonces lo tenía inmoviliza

ndo sola la niña, con la única compañía de un perro, amigo inseparable, hasta que el padre volvía por la noche. Para evitar este aband

e que sus brazos quedaron cercenados.

eran los brazos, podría sacarle la espina.

drastra de María, soborna a los criados del cacique, consigue interceptar las cartas, y cuando María de a luz le escribe a su marido, di

que hasta entonces lo tenía inmovilizado...

a por la noche. Para evitar este abandono, el padre de María decidió casarse de nuevo, y así lo hizo, pero la mujer que eligió por espo

aría de a luz le escribe a su marido, diciéndole que su mujer ha parido un perro en vez de un niño. Al enterarse el cacique, ordena que

hizo, pero la mujer que eligió por esposa desde el primer día sintió una enorme envidia de su hijastra. Transcurrido algún tiempo, el nu

o. Al enterarse el cacique, ordena que expulsen a María de su casa, y así lo hacen los criados dejándola abandonada con su hijo en e

astra. Transcurrido algún tiempo, el nuevo matrimonio tuvo un hijo, y esto hizo acrecentar la envidia de la madrastra, hasta el extremo

ejándola abandonada con su hijo en el bosque. Por el camino María tiene sed, y al inclinarse a beber en un charco, su hijo que lo lleva

idia de la madrastra, hasta el extremo de acusarla a su padre diariamente, indicándole que maltrataba a su pequeño hermano. Sin em

beber en un charco, su hijo que lo lleva atado a sus espaldas, cae al agua. Ella quiere sacarlo con los dientes, y entonces milagrosame

rataba a su pequeño hermano. Sin embargo el padre , benevolente, no hacía demasiado caso de las acusaciones de su mujer, lo que

n los dientes, y entonces milagrosamente , siente que le crecen los brazos.

e las acusaciones de su mujer, lo que la irritaba cada vez más, hasta que un día llena de rabia, llegó a matar a su hijo, acusando de su

egó a matar a su hijo, acusando de su muerte a María.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->