Está en la página 1de 3

LA RIQUEZA DEL CASTELLANO

Un ejemplo de la riqueza del Castellano es el número de aceptaciones de una simple


palabra, como puede ser la muy conocida y frecuentemente utilizada, que hace
referencia a los atributos masculinos: cojones

Si va acompañado de un numeral tiene significados distintos, según el número utilizado.


Así, uno significa caro o costoso (valía un cojón), dos significa valentía (tiene dos
cojones), tres significa desprecio (me importa tres cojones), un número muy grande y
par significa dificultad (lograrlo me costó mil pares de cojones).

El verbo cambia el significado. Tener indica valentía (aquella persona tiene cojones),
aunque en admiración puede indicar sorpresa (¡tiene cojones!), poner expresa un reto,
especialmente si se pone en algunos lugares (puso los cojones encima de la mesa). Se
los utiliza para apostar (me corto los cojones) o para amenazar (te corto los cojones).

El tiempo del verbo utilizado cambia el significado de la frase. Así, el presente indica
molestia o hastío (me toca los cojones), el reflexivo significa vagancia (se toca los
cojones), el imperativo significa sorpresa (!tocate los cojones!), pero con no me toques
los cojones queremos decir que no te burles de mí o no me molestes.

Los prefijos y sufijos modula su significado: a- expresa miedo (acojonado), des-


significa reírse (descojonarse), -udo indica perfección (cojonudo), pero -azo se refiere
a la indolencia o abulia (cojonazos).

Las preposiciones matizan la expresión: de significa cantidad (hace un frio de


cojones), o éxito (me salió de cojones), por con expresa autosugestión para lograr un
objetivo (lo haré por cojones / con dos cojones), hasta expresa le límite de aguante
(estoy hasta los cojones), pero con indica valor (era un hombre con cojones) y sin la
cobardía (era un hombre sin cojones).

El color la forma o la simple textura o tamaño aportan significado. El color violeta


expresa frío (se me quedaron los cojones morados), la forma, el cansancio (tenía los
cojones cuadrados), pero el desgaste implica experiencia (tenía los cojones pelados
de repetirlo). Son importantes el tamaño y la posición (tenía los cojones grandes y
bien plantados), sin embargo hay un tamaño máximo que no puede superarse (tiene los
cojones como el caballo de Espartero), porque entonces indica torpeza o vagancia (le
cuelgan, se los pisa, se sienta sobre ellos e incluso necesita una carretilla para
llevarlos).

La interjección (¡cojones!) significa sorpresa, y cuando uno se haya perplejo los solicita
(¡manda cojones!).En ese lugar reside la voluntad y de allí surgen las órdenes (me sale
de los cojones).

En resumen, será difícil encontrar una palabra en castellano o en otros idiomas con
mayor número de acepciones.

Por cierto, el título de la actividad que tenéis a continuación quiere decir que fue una
experiencia increíble.
ACOJONANTE
Leed el texto Riqueza del castellano y completa con las expresiones en negrita.
Me corto los cojones, acojonante, cojonudo, un cojón, por cojones,
hasta los cojones, no me toques los cojones, me toca los cojones,
tocándose los cojones, necesita una carretilla para llevarlos

- Llevo un año intentando ligarme a Luisa, que no veas cómo está de buena. Pero nada, la
tía se me resiste. No importa, acabaré follando con ella, 1_________________, aunque
me cueste un año más.

- ¿Qué te juegas a que el Valencia gana hoy?


- ¡No me jodas! Juegan en el Bernabéu y el Madrid está muy fuerte con los fichajes
galácticos.
- ¡Venga ya, 2_____________________! Si no gana el Valencia, 3_________________.
- ¿Y tú, Pedro, quién crees que va a ganar?
- Mira, tío, yo paso. A mí el fútbol 4_________________________.

- El Madrid ganaba por 3 a 1 en el minuto 80. Pues en diez minutos el Valencia remontó
y le metió tres golazos al Casillas. Increíble, ¿no?
- Sí, ¡5______________________!

- Valentín no hace el huevo ni en el trabajo ni en casa.


- Sí, siempre está 6__________________________.
- Exacto, los tiene tan grandes que 7_________________________________, fíjate si
será vago el tío. Y claro, tanto su jefe como su familia están
8________________________ de él.

- Me he comprado un ordenador 9______________.


- ¿Cuánto te ha costado?
- ¡Uy, muchísimo! ¡10______________!

Te corto los cojones, puso los cojones encima de la mesa, de cojones (2),
hasta los cojones, descojone, acojonados, tiene un par de cojones,
los cojones morados, me sale de los cojones.

- ¡Joder, qué frío hacía aquella noche! Fíjate lo helado que estaba que llegué con
11____________________________ y, además, como llevábamos 10 horas sin probar
bocado tenía un hambre 12____________________.

- ¿Qué tal el examen, Joaquín?


- 13____________________. Creo que voy a tener sobresaliente.

- Joaquín, como no te estés quieto y callado, 14___________________________.


- ¿Pero por qué, padre?
- ¡Porque 15____________________________! ¡Y no se hable más!

- A los 18 años, Joaquín, que estaba 16_________________ de que su padre le riñera


todos los días, le 17__________________________ y, después de cantarle las cuarenta,
se fue de casa.

- Nadie se atrevía a entrar en la casa abandonada, porque dicen que está enbrujada. Todos
estábamos 18_____________________. Pero Joaquín entró sin pensárselo dos veces.
- Es que Joaquín 19___________________.

- ¿Te acuerdas del chiste que contó ayer Indalecio? Era buenísimo. Nos estuvimos riendo
más de media hora.
- Buenísimo, el mayor 20 ____________________ de mi vida, sí señor.
Soluciones
1. por cojones
2. no me toques los cojones
3. me corto los cojones
4. me toca los cojones
5. acojonante (cojonudo)
6. tocándose los cojones
7. necesita una carretilla para llevarlos
8. hasta los cojones
9. cojonudo (acojonante)
10. un cojón
11. los cojones morados
12. de cojones
13. de cojones
14. te corto los cojones
15. me sale de los cojones
16. hasta los cojones
17. puso los cojones encima de la mesa
18. acojonados
19. tiene un par de cojones
20. descojone