Está en la página 1de 4

Ciudades Virtuales Latinas - CIVILA.com y Educar.

org (c) 1996 - 2006


Jack el Destripador comenzó su carrera probablemente el 31 de agosto de 1888.
Aunque no hay certeza absoluta, ya que se duda si el asesinato de una mujer,
también prostituta, el 6 de agosto de ese mismo año, y que respondía al nombre de
Martha Tabram, fue también obra suya. En todo caso la policía no dio en su
momento publicidad a este caso. Martha fue asesinada por un "largo y afilado
cuchillo" entre las 2 y las 3 y media de la madrugada. De todas maneras el hecho
de haber sido sorprendida en el mismo barrio de Whitechapel en un pub que
todavía existe (El Ángel y la Corona), da motivos a la sospecha.
El primer crimen oficial, y el que reconocen todas las crónicas, es el del 31 de
agosto de 1888, Mary Ann Nicholls (alias Polly), prostituta y alcohólica, que muere
violentamente. Según el atestado forense "Las heridas infligidas a la víctima han
sido hechas por persona experta, que hizo los cortes con absoluta precisión y
limpieza".
El segundo crimen de la serie sucede el 8 de septiembre del mismo año. Annie
Chapman (prostituta y alcohólica, como las demás) es asesinada de idéntica
forma.
Justo en ese mes, el 27 de septiembre, la policía recibió la primera carta firmada por
“Jack el destripador". Enviada a la Central News Agency, de Fleet Street y escrita
con tinta roja (un detalle de humor negro), en ella se escribía: "No cejaré en mi
tarea de destripar putas. Y lo seguiré haciendo hasta que me atrapen. El último
trabajo salió bordado (...) Retengan esta carta, sin hacerla pública, hasta mi
próximo trabajo (...) No les importe llamarme por mi nombre artístico".
Después de una larga lista de asesinatos, mutilaciones y crímenes, el 30 de
septiembre, la policía recibe la segunda carta de Jack el destripador: "Mi querido
jefe: ...Gracias por haber retenido mi carta anterior hasta este momento, en que de
nuevo me he echado a la calle para trabajar"
El 9 de noviembre de 1888 Jack el Destripador se despide con el descuartizamiento
de Marie Kelly, también prostituta y alcohólica. Fue muerta en su habitación que
alquilaba en la calle Miller's Court nº 13 de Whitchapel. La mujer fue encontrada
tendida de espaldas sobre su lecho, desnuda, con las orejas, la nariz y los senos
arrancados. Analizando las fotos de la época se observó claramente escrito en una
pared las iniciales "FM", estas letras encajaban perfectamente con las iniciales de la
"fucking mother (puta madre)", como James Maybrick escribía en su supuesto
diario, Florence Maybrick, supuesta mujer de éste.
En la época existieron muchas sospechas aunque ninguna fue demostrada. La más
peligrosa (para el sistema social) fue la de que JacK no era otro que Edward, el
duque de Clarence, hijo del rey Eduardo VII, que murió, a los 28 años, después de
esta serie de asesinatos .
Sin conocer nunca quien fue el causante, la leyenda tiene asegurada una larga vida.
A finales de 1991 se descubrió el diario de James Maybrick, el supuesto
Destripador, donde se contenía información que sólo conocía la policía.

RESULTA QUE Plomín estaba muy caprichoso y contrera, y cuando todos hacían
una cosa, él hacía otra.
Una mañana en que todos las madres llevaban sus chicos al jardín, la mamá de
Plomín le dijo a la maestra:

- Hoy el nene está un poco caprichoso.

- No se preocupe señora, - dijo la maestra - vamos a tratar de que se porte bien.

Cuando cada chico estuvo sentado en su lugar, la maestra dijo:

- Hoy vamos a dibujar con lápices de colores.

- Yo no quiero dibujar, - dijo Plomín - yo quiero jugar con plastilina.

- Está bien, - dijo la maestra - si querés andá a jugar con plastilina.

Después de eso la maestra dijo:

- Ahora vamos todos a hacer gimnasia.

- Yo no quiero hacer gimnasia, - dijo Plomín - yo quiero dibujar con lápices de colores.

- Pero Plomín - le contestó la maestra - si recién dibujamos con lápices de colores.

- Sí, ya sé. Pero recién yo quería jugar con plastilina.

- Está bien, - dijo la maestra - quedate dibujando mientras nosotros hacemos gimnasia.

Después de hacer gimnasia, la maestra dijo:

- Ahora vamos a ir a comer.

- Yo no quiero comer, yo quiero dormir la siesta - dijo Plomín.

- Me parece que hoy estás un poco caprichoso - respondió la maestra.

- No estoy caprichoso.

- Bueno, no estás caprichoso.

- ¡Sí estoy caprichoso!

- Bueno, estás caprichoso.

- ¡No estoy!

- Bueno.

- ¡No me diga bueno!. ¡No estoy bueno! ¡Estoy Malo! ¡Y quiero dormir la siesta! - gritó
Plomín, y se puso a llorar, patalear y revolcarse por el piso.

La maestra no dijo nada y lo dejó dormir la siesta mientras los demás comían.
Cuando terminaron de comer todos durmieron la siesta, menos Plomín que quiso hacer
gimnasia. Después de la siesta todos se pusieron a jugar con plastilina, y Plomín le dijo
a la maestra:
- Yo no quiero jugar con plastilina, señorita. ¿Qué puedo hacer?

Entonces la maestra se puso a pensar, y le contestó:

- Ahora vamos a comer galletitas, y después vamos a ir a la clase de música.

- Yo me voy a la clase de música - refunfuñó Plomín.

- Pero mirá que después no van a quedar galletitas.

Plomín se quedó pensando que después de todo, era mejor hacer lo mismo que
hacían todos, y dejó de estar caprichoso y contrera.

SINOPSIS: Creen los naturales de Francia que el encuentro de Fierabrás y


Carlomagno tuvo lugar en la margen derecha del Tajo, y al sitio "Hoyo de
Plaza", denominándose "Vado del Ciervo" el lugar por donde Ontiveros
atravesó el río en su ligero corcel. Era señor del castillo Fierabrás, Rey de
Alejandría, que disputaba a Carlomagno el imperio del mundo. Fierabrás
estaba locamente enamorado de su hermana la sin par Floripes, Princesa que
no correspondía a los fraternales galanteos por haber entregado su corazón a
Guido de Borgoña, famoso paladín del ejército cristiano.
Tras una sangrienta y descomunal batalla, cayeron Guido y otros caballeros
prisioneros del muslín, el que, percatándose de los amores de su hermana y el
cristiano, encerró a sus prisioneros en las mazmorras del castillo, bajo la
custodia del feroz alcaide Brutamonte, que era fiel al agareno. Pero Floripes
no se resigna a vivir sin la presencia de su amado, y seguida de tres camaristas
se ausenta de los reales de su hermano, logrando indagar el lugar donde se
encontraba su amado, y una noche llegan al pie del castillo. Llaman, y al
quién vive del centinela, repóndele que son mujeres. Baja en persona
Brutamonte, tiende el rastrillo, abre la poterna y se pasma de asombro al ver
de aquella guisa a la hermana de su señor, Floripes, veloz como el rayo se
lanza sobre el alcaide, clavándole un puñal en el corazón. Muerto el alcaide,
se apodera de las llaves, abre cerrojos y candados y pone en libertad a Guido y
sus compañeros.
Al darse cuenta Fierabrás de la ausencia de la agarena, presume lo ocurrido y
se larga a marchas forzadas al Tajo, encontrándose muerto a su fiel servidor;
reconoce el puñal de su hermana y se da cuenta de que ésta y los caballeros
están dentro de la fortaleza. Jurando hacer ejemplar su castigo, puso sitio a la
fortaleza para rendirlos de hambre.

CLAVES-COMENTARIO: El origen de esta leyenda fue una crónica de Turpin,


Arzobispo de Reins en el siglo XVII, y la comedia de Calderón intitulada Puente
Mantible, y así como en la citada obra figuran un río caudaloso, un puente y un castillo,
y estas tres cosas se encuentran reunidas en el sitio que ocupó el pueblo de Alconétar, el
vulgo creyó que fueron estos los parajes teatro de las hazañas de Roldán, Ontiveros y
demás caballeros de la Orden de los Doce Pares de Francia