P. 1
DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL A LAS SOCIEDADES DEL CONOCIMIENTO, DE LA MAQUINA DE VAPOR A LAS AUTOPISTAS DE LA INFORMACIÓN. ENSAYO RELATORIA

DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL A LAS SOCIEDADES DEL CONOCIMIENTO, DE LA MAQUINA DE VAPOR A LAS AUTOPISTAS DE LA INFORMACIÓN. ENSAYO RELATORIA

|Views: 1.119|Likes:
La sociedad del conocimiento viene presentándose como la revolución más profunda que ha vivido la humanidad, donde lo determinante es el conocimiento y la posibilidad de acceder y utilizar inteligentemente la información.

Pero la sociedad del conocimiento no es un fenómeno que haya surgido de la nada sino que es producto de la continua búsqueda del hombre por mejorar su condición de vida, lucha que comenzó por la transformación de la naturaleza y que se ha desarrollado a puntos tan altos y tan contradictorios que así como crea maravillas es capaz de destruir pueblos y culturas enteras, de pasar por encima de quien se para lograr sus propósitos.
La sociedad del conocimiento viene presentándose como la revolución más profunda que ha vivido la humanidad, donde lo determinante es el conocimiento y la posibilidad de acceder y utilizar inteligentemente la información.

Pero la sociedad del conocimiento no es un fenómeno que haya surgido de la nada sino que es producto de la continua búsqueda del hombre por mejorar su condición de vida, lucha que comenzó por la transformación de la naturaleza y que se ha desarrollado a puntos tan altos y tan contradictorios que así como crea maravillas es capaz de destruir pueblos y culturas enteras, de pasar por encima de quien se para lograr sus propósitos.

More info:

Published by: JORGE ELIECER VILLARREAL FERNANDEZ on Nov 22, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/12/2012

pdf

text

original

DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL A LAS SOCIEDADES DEL CONOCIMIENTO, DE LA MAQUINA DE VAPOR A LAS AUTOPISTAS DE LA INFORMACIÓN.

ENSAYO – RELATORIA Por: Jorge Eliécer Villarreal Fernández La sociedad del conocimiento viene presentándose como la revolución más profunda que ha vivido la humanidad, donde lo determinante es el conocimiento y la posibilidad de acceder y utilizar inteligentemente la información. Pero la sociedad del conocimiento no es un fenómeno que haya surgido de la nada sino que es producto de la continua búsqueda del hombre por mejorar su condición de vida, lucha que comenzó por la transformación de la naturaleza y que se ha desarrollado a puntos tan altos y tan contradictorios que así como crea maravillas es capaz de destruir pueblos y culturas enteras, de pasar por encima de quien se para lograr sus propósitos. Tal vez no se deba hablar ya de un mejoramiento de la calidad de vida sino que este anhelo tan natural ha trascendido a una búsqueda asfixiante y enfermiza por acceder al poder y dominar a otros para lograr así cubrir un poco ese deseo que parece inextinguible y que toma un cariz un tanto crítico. Las cosas no son tan obscuras, la búsqueda de mejores condiciones de vida, del poder y de pisotear a otros también ha traído un nivel de desarrollo que en general permite mejorar la calidad de vida de las personas, aunque por similares condiciones obscuras a las ya planteadas, esto no suceda y en cambio mucha gente viva en condiciones peores a las de los momentos más malos de nuestro planeta. El desarrollo, progreso, avance, o como se le quiera llamar se empieza a dar en gran escala con la aplicación del conocimiento a “las herramientas, procesos y productos que en el momento existían, lo que dio origen a la “Revolución Industrial”. Los inventos aquí registrados se aplicaron en todos los oficios e industrias, viéndoseles de inmediato como una tecnología”1. Pero como rezan los principios de la economía política, una infraestructura económica, el capitalismo, nacía y creaba una superestructura ideológica que la dirigiera, el liberalismo. Promovía las libertades individuales y el límite máximo del poder coactivo de los gobiernos sobre los seres humanos. En un momento donde la necesidad de mano

1

VILLARREAL, Jorge y otros. SOCIEDADES DEL CONOCIMIENTO. Documento presentado en el Curso de Nuevas Sociologías Educativas y Etnografía Escolar.

de obra era urgente, ideologías como esta permitían la movilidad de los obreros y la venta de la fuerza de trabajo sin que existieran limites. Si el mercado interno del país que producía las mercancías se copaba o la mano de obra valía mucho en ese lugar, pues simplemente se buscaba otro país donde existieran mejores condiciones para la “inversión” y se invadía, colocando gobiernos desde el país invasor y manejando territorio, recursos, pueblos y culturas. Esta estrategia de crecimiento de mercados se mantuvo hasta que los mismos países invasores la cambiaban por otra que les produjera un mejor beneficio. Ya para 1880 la producción empieza a crecer nuevamente producto de la aplicación del conocimiento al trabajo, periodo conocido como la “Revolución de la Productividad” y que se alargo hasta la Segunda Guerra Mundial. La libre competencia que tanto propugnaba el liberalismo se fue convirtiendo en monopolios que se apoderaban de los medios de producción y controlaban las fuerzas productivas, por lo que los mercados internos ya no daban abasto y la necesidad de nuevos sitios donde dejar las mercancías se hacía vital. Había aparecido el imperialismo como respuesta a la anarquía de la producción con la necesidad de nuevos territorios para vender sus mercancías y utilizar sus recursos. La rapiña imperialista reflejada en las guerras mundiales que tenían como objetivo el reparto del mundo, dejó como resultado un bloque socialista y el surgimiento de diferentes guerras de liberación nacional, algunas de ellas apoyadas por los mismos imperialistas como parte de la estrategia de controlar mercados, mentes y corazones. Al final de la Segunda Guerra Mundial, con el aparecimiento de la ONU y otros organismos internacionales de control, se culmina con el proceso de formación de lo que se llamara las neo colonias. Surge el Neocolonialismo como una nueva forma de dominación que plantea como esencia el control político y económico de los países manteniendo en ellos la apariencia de independencia. Todo esto también como una forma de controlar el constante crecimiento del bloque socialista, ya que una imagen de “defensores de la democracia”, podía evitar que el incorfomismo creciente se convirtiera en movimiento transformador. Este nuevo orden requería también de una ideología que lo sustentara y una economía que lograra un mayor nivel de desarrollo industrial, militar y científico del que en aquel momento se generaba en el bloque soviético. La inversión en el conocimiento llevó a que este se aplicara al conocimiento mismo, lo que se conoció como la “Revolución de la Administración”. La sociedad de la información había aparecido. Este cambio unido al florecimiento de los ordenadores, la miniaturización, la perdida de fuerza política de los soviéticos hasta su caída, debido a diversas circunstancias llevaron a proclamar el “fin de la historia”, es decir el fin de la modernidad, de los metarelatos, los discursos totalitarios, de la unidad, de los acuerdos, el fin de la razón, culpable, según los terminadores de la

historia, de todas las muertes que se habían presentado durante el siglo que comenzaba, el sí, a apagarse, y el triunfo de la democracia liberal como se conocía hasta ese momento. La posmodernidad entra con fuerza a plantearse un universo de mundos posibles donde cada persona era un mundo diferente, el acuerdo no existe y el consenso gobierna las posibilidades de convergencia, pocas veces en las ideas, mejor en como realizar las tareas que el nuevo metarelato estaba planteando. Con la caída de la Unión Soviética caía también el modelo que los pueblos del mundo tenían como ideal de transformación por lo que ya no había necesidad de aparentar, había que terminar con los estados proteccionistas, disminuir el tamaño de los estados a su mínima expresión, privatizar las empresas públicas para que entraran al vaivén del mercado, el neoliberalismo aparece como la “creencia ciega en unos dogmas que, por fuerza, han de llevar a la sociedad por el buen camino”2. La unidad entre el neoliberalismo y la posmodernidad pueden dar una idea del surgimiento de la llamada Globalización, el imperialismo profundizando su dominación pero con un cambio en los discursos y manejando un tipo de economía que se cubre también bajo el manto de renombrar discursos, reencauchar modas, formas de pensar y cubrir con un velo de falsedad el desarrollo de la historia. Creando necesidades de cosas innecesarias y a la vez abriendo las posibilidades de interrelación entre las culturas, es la ambigüedad de la sin razón. Las fronteras se dicen caer y la aldea global aparecer pero al contrario de lo que se dice las fronteras se acrecientan esta vez por las diferencias en el conocimiento, entre los que crean conocimiento y aquellos que sólo lo aplican. Pero las comunicaciones si empiezan a romper fronteras, tal vez en la única parte donde se observa esto, y permite que nos acerquemos a nuevas culturas y mundos antes desconocidos que hoy la Web nos los pone a la distancia de un clic. Respuestas a todo este maremagno de sucesos ha habido siempre, una de ellas la propuesta latinoamericana de los capitalistas nacionales de estos países, el llamado Neoestructuralismo que aboga por un desarrollo “desde dentro”, proponiendo “orientar la industrialización hacia determinados mercados internos y externos, aprovechando ventajas dinámicas para garantizar la inserción como competitividad autentica en el mercado mundial”3. Esta propuesta adolece como la liberal de la integración en sus estrategias “el sentido humanista de la acción social y estatal”4.
2

DOCUMENTO SOBRE EL NEOLIBERALISMO. Documento presentado en el Curso de Nuevas Sociologías Educativas y Etnografía Escolar. 3 DOCUMENTO SOBRE NEOESTRUCTURALISMO. Documento presentado en el Curso de Nuevas Sociologías Educativas y Etnografía Escolar. 4 Idem.

Viendo todo esto, la sociedad del conocimiento se presenta como un paso más de este continuo, no lineal, de acontecimientos, ideas y propuestas. Paso este que tiene, como todos, ventajas y desventajas para los intereses de países como los de América Latina. Es la oportunidad de que se alejen de lo que los ha hecho considerar como subdesarrollados, pero también pone un reto tan grande que el no lograrlo puede llevar a un mayor nivel de dependencia y opresión. Ya se empieza a observar como las ex colonias construyen y expresan una identidad propia, “expresar su “otredad” frente a los colonizadores” 5 de otros tiempos, como la multiculturalidad y la interculturalidad se ponen a la orden del día, la inclusión, etc., son expresiones sobre las “nuevas necesidades del hombre, siempre en constante devenir”6. No ha sido siempre lo mismo, las cosas cambian y se desarrollan hacia un lado o hacía el otro, de manera lineal unas veces y a saltos en otras, las perspectivas que se nos plantean hoy requieren que se comprenda el papel que tienen los sujetos en esta sociedad. No ya el sujeto obediente de la primera fase, ni el sujeto productivo de la segunda, sino un sujeto más complejo que se pueda enfrentar a los retos que se presentan y que sea capaz de utilizar la infinita información que lo rodea en el desarrollo de nuevos conocimientos que lancen el planeta a una nueva era de colaboración, desarrollo y progreso para todos.

5

DOCUMENTO SOBRE EL POSTCOLONIALISMO. Documento presentado en el Curso de Nuevas Sociologías Educativas y Etnografía Escolar. 6 DOCUMENTO SOBRE MULTICULTURALIDAD, INTERCULTURALIDAD Y PARADOJAS DE LA GLOBALIZACIÓN. Documento presentado en el Curso de Nuevas Sociologías Educativas y Etnografía Escolar.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->