P. 1
Producción en cadena

Producción en cadena

|Views: 4.981|Likes:
Publicado porleoiceman

More info:

Published by: leoiceman on Nov 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2015

pdf

text

original

Produccion en cadena es un trabajo colaborativo donde, a partir de una retícula tridimensional, se genera una propuesta de paisaje que rescata

elementos tradicionales de la ilustración y el naturalismo por medio de la acuarela. Replicando la variada geografía Chilena, la retícula compuesta por cubos encierra dentro de cada uno, espacios y situaciones propias del ecosistema local: Las cadenas montañosas, costas, desiertos, flora, fauna y sus procesos productivos asociados, surgen de la experiencia de habitar un territorio como el nuestro, y refieren a la relación del hombre contemporáneo con su entorno. En la obra, cada uno de los paisajes modulares que componen la acuarela parece estar aislado dentro de un cubo. Sin embargo, estos se relacionan con el resto de los módulos bajo conceptos de energía sustentable, medio ambiente y esparcimiento; Así, algunos de los cubos encierran maquinarias ficticias que producen energía a partir de las materias primas contenidas en otros, mientras los paisajes solitarios y animales aislados enfatizan la necesidad de una relación armónica entre los elementos que pueblan este ecosistema, donde la suma de pequeños acontecimientos ambientales, sociales o personales tienen tienen por efecto la creación de un territorio. La interrelación entre los diferentes componentes de la obra, también alude a su mecanismo de producción: el trabajo colaborativo entre Cristóbal Cea y Patricia Domínguez plantea la conciliación de dos perspectivas diferentes de paisaje (ligadas respectivamente a lo técnico y la naturaleza) que, conviviendo dentro de un mismo plano gráfico, resultan en un paisaje inusitado, suma de sus inquietudes y búsquedas personales

Producción en cadena
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

Ford T La producción en cadena fue un proceso revolucionario en la producción industrial cuya base es la cadena de montaje; una forma de organización de la producción que delega a cada trabajador una función específica y especializada en máquinas también más desarrolladas. Su idea teórica nace con el taylorismo, pero madura en el siglo XX con Henry Ford. A finales del siglo XX es superada por una nueva forma de organización industrial llamada toyotismo que se ha profundizado en el siglo XXI. La disciplina del trabajo y la búsqueda del control de los tiempos de producción del obrero tenían un límite objetivo en el siglo XIX. Este era que el día tiene 24 horas y la forma en que el obrero trabajaba tenía una velocidad determinada aún en gran parte por el tiempo dedicado a fabricar algún objeto. La división del trabajo no bastó para aumentar la velocidad en la producción por lo que Frederick Taylor trabajó la idea de cronómetro con el objetivo de eliminar ese "tiempo inútil" o malgastado en el proceso productivo. La organización del trabajo taylorista redujo efectivamente los costos de las fábricas pero se desentendió del salario de los obreros. Eso dio inicio a numerosas huelgas y descontento generalizado del proletariado con el modelo, cosa que Henry Ford corrigió y con esto logró también una visible transformación social. La evolución de este modelo productivo se continuaría en el toyotismo.

La producción en cadena o fordismo
Destacan en estas notas biográficas, el énfasis de que la producción en serie o en cadena es un método administrativo desarrollado por Ford. Fué un paso más, determinante, en el proceso de división del trabajo ya examinado sistemáticamente por primera vez por Adam Smith. La biografía de wikipedia puede verse completa en: http://es.wikipedia.org/wiki/Henry_Ford E inicia de esta manera:

Henry Ford (Dearborn, Michigan, 30 de julio de 1863 - 7 de abril de 1947) fue un industrial estadounidense, fundador de la compañía Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa. La introducción del Ford T en el mercado automovilístico prolífico que llegó al número de 161 patentes registradas en ese país. Como único propietario de la compañía Ford, se convirtió en una de las personas conocidas más ricas del mundo. "A él se le atribuye el Fordismo, sistema que se desarrolló entre fines de la década del 30 y principios de los 70 y que creó mediante la fabricación de un gran número de automóviles de bajo coste mediante la producción en cadena. Este sistema llevaba aparejada la utilización de maquinaria especializada y un número elevado de trabajadores en plantilla con salarios elevados. Si bien Ford tenía una educación bastante pobre, tenía una visión global, con el consumismo como llave de la paz. Su intenso compromiso de reducción de costos llevó a una gran cantidad de inventos técnicos y de negocio, incluyendo un sistema de franquicias que estableció un concesionario en cada ciudad de Norte América y en las principales ciudades de seis continentes. Ford legó gran parte de su inmensa fortuna a la Fundación Ford, pero también se aseguró de que su familia controlase la compañía permanentemente." (...) ------------Encontramos también una serie de citas que reflejan el pensamiento filosóficosocial-administrativo, si vale usar estas palabras unificadas, algunas de las cuales reproducimos, debido a su función orientadora en economía y empresa. Han sido extraídas de: http://www.proverbia.net/citasautor.asp?autor=370&page=1 Dice Ford: El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos. El secreto de mi éxito está en pagar como si fuera pródigo y en vender como si estuviera en quiebra. Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio. No encuentres la falta, encuentra el remedio. El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito. La adulación en un amigo verdadero es una cosa monstruosa. El mejor automovilista es aquel que conduce con imaginación... imagina que su familia va con él en el auto. ---------Otra nota biográfica de Henry Ford con una explicación simplificada de la producción y la demanda en masa. Puntualiza el contexto en que Ford desarrolló

su concepción y método de fabricación, colectivamente el capitalismo iniciando la masificación del consumo e individualmente inspirándose en Taylor con los principios de la administración científica del trabajo, que Lenin calificó como forma científica de estrujar el trabajo. Puede leerse completa, con fotografías muy pertinentes, en: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/ford_henry.htm Y dice: Henry Ford Empresario norteamericano (Dearborn, Michigan, 1863-1947). Tras haber recibido sólo una educación elemental, se formó como técnico maquinista en la industria de Detroit. Tan pronto como los alemanes Daimler y Benz empezaron a lanzar al mercado los primeros automóviles (hacia 1885), Ford se interesó por el invento y empezó a construir sus propios prototipos. Sin embargo, sus primeros intentos fracasaron. No alcanzó el éxito hasta su tercer proyecto empresarial, lanzado en 1903: la Ford Motor Company. Consistía en fabricar automóviles sencillos y baratos destinados al consumo masivo de la familia media americana; hasta entonces el automóvil había sido un objeto de fabricación artesanal y de coste prohibitivo, destinado a un público muy limitado. Con su modelo T, Ford puso el automóvil al alcance de las clases medias, introduciéndolo en la era del consumo en masa; con ello contribuyó a alterar drásticamente los hábitos de vida y de trabajo y la fisonomía de las ciudades, haciendo aparecer la «civilización del automóvil» del siglo XX. La clave del éxito de Ford residía en su procedimiento para reducir los costes de fabricación: la producción en serie, conocida también como fordismo. Dicho método, inspirado en el modo de trabajo de los mataderos de Detroit, consistía en instalar una cadena de montaje a base de correas de transmisión y guías de deslizamiento que iban desplazando automáticamente el chasis del automóvil hasta los puestos en donde sucesivos grupos de operarios realizaban en él las tareas encomendadas, hasta que el coche estuviera completamente terminado. El sistema de piezas intercambiables, ensayado desde mucho antes en fábricas americanas de armas y relojes, abarataba la producción y las reparaciones por la vía de la estandarización del producto. La fabricación en cadena, con la que Ford revolucionó la industria automovilística, era una apuesta arriesgada, pues sólo resultaría viable si hallaba una demanda capaz de absorber su masiva producción; las dimensiones del mercado norteamericano ofrecían un marco propicio, pero además Ford evaluó correctamente la capacidad adquisitiva del hombre medio americano a las puertas de la sociedad de consumo. Siempre que existiera esa demanda, la fabricación en cadena permitía ahorrar pérdidas de tiempo de trabajo, al no tener que desplazarse los obreros de un lugar a otro de la fábrica, llevando hasta el extremo las recomendaciones de la

«organización científica del trabajo» de F. W. Taylor. Cada operación quedaba compartimentada en una sucesión de tareas mecánicas y repetitivas, con lo que dejaban de tener valor las cualificaciones técnicas o artesanales de los obreros, y la industria naciente podía aprovechar mejor la mano de obra sin cualificación de los inmigrantes que arribaban masivamente a Estados Unidos cada año. Los costes de adiestramiento de la mano de obra se redujeron, al tiempo que la descualificación de la mano de obra eliminaba la incómoda actividad reivindicativa de los sindicatos de oficio (basados en la cualificación profesional de sus miembros), que eran las únicas organizaciones sindicales que tenían fuerza en aquella época en Estados Unidos. Al mismo tiempo, la dirección de la empresa adquiría un control estricto sobre el ritmo de trabajo de los obreros, regulado por la velocidad que se imprimía a la cadena de montaje. La reducción de los costes permitió, en cambio, a Ford elevar los salarios que ofrecía a sus trabajadores muy por encima de lo que era normal en la industria norteamericana de la época: con su famoso salario de cinco dólares diarios se aseguró una plantilla satisfecha y nada conflictiva, a la que podía imponer normas de conducta estrictas dentro y fuera de la fábrica, vigilando su vida privada a través de un «departamento de sociología».

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->