Está en la página 1de 2

Viaje a Liverpool corporativo

Cuan dura es la cara de los relamidos, cuanta miseria en un metro cuadrado


de superficie, en un elevador el viejo pregunta, como si le importase en realidad
el destino de mi persona o su justificacin junto a l. Dioses imaginados, en
otros tiempos esa pregunta ameritaba una golpiza, un duelo, una bofetada, pero
en el corporativo de Liverpool, en camino a un trabajo aburrido y tedioso de
interpretacin simultnea, es imposible, el dinero cuesta ms de lo que me
haban platicado. Lo dejo pasar como a tantas cosas el hombre moderno deja
pasar. Me siento sobre una silla frente a revistas de negocios, en una de ellas
con el gavacho ttulo de Security Now leo; (traducido gratuitamente Seguridad
Actual) SBC Suicide by Cop, (Suicidio a manos de Polica) me abstendr de
escribir aqu el texto que no vale mucho, pero en sntesis, se trata de una nueva
clasificacin para que los policas no sientan el peso de haber asesinado a
nadie, estiman que hay degenerados que en realidad slo quieren que un polica
les dispare, me ahorrar el anlisis de la estupidez descrita sin pies ni cabeza,
un suicidio a manos de polica es suficiente evidencia, ms adelante dicen algo
de un suicidio fallido. Por la ventana veo a todos los ejecutivos, cuento alrededor
de veinte, tres grupos de tres personas, varios grupos de dos personas sentadas
en unas mesas de fumadores justo afuera del comedor, y unos seis ejecutivos


hablando por el celular, nadie slo, llega un hombre y me pregunta con la
arrogancia infantil de gente corporativista,

-que hace usted aqu?
sentado leyendo una revista de anlisis financieros, usted?-

Su cara molesta y su pelo cortado para no levantar sospechas, quedan
inmviles por la exactitud de mi respuesta,

-no le pregunt eso, quiero saber que hace aqu en el corporativo de Liverpool
-no s si le interese demasiado pero creo que ya le he respondido-.
-no es para que se ponga as seor, soy el encargado de seguridad-.
-justo a quien quera llamar, un seor en elevador viejo de canas algo feo, quiso
que me bajara en el primer piso cuando l bien saba que me bajaba en el
segundo, l mismo me pregunt-.
-no se haga usted el gracioso, le hice una pregunta.-
-es el traductor, viene a trabajar aqu.

Una secretaria vestida para matar a su jefe nos interrumpe, y yo me levanto.