Está en la página 1de 6

MÒNICA LOPEZ CORTINA

CIENCIAS PENALES “A”


CRIMINOLOGIA
CRIMINOGENESIS
La criminogénesis es el conjunto de tendencias de origen genético que ante los
estímulos del medio pueden desembocar en una conducta antisocial
dependiendo de la intensidad con que tales tendencias se presentan en cada
individuo.
De acuerdo con el planteamiento de la biología criminal, no todo individuo con
tendencias violentas, irascibles, agresivas, o excitables llega al delito, sino solo
aquellos que no poseen la capacidad para refrenarlas. En ello la estructura de la
personalidad juega un papel de vital importancia.
Este punto de vista resulta de las investigaciones más recientes en el campo de
la genética en relación con el medio. Al respecto señalan López Saiz y Codon
que “el desarrollo de las disposiciones heredadas esta supeditado en gran parte
a la acción de factores ambientales, siendo estas fuerzas del medio que
envuelven al individuo las que dan dirección, energía o freno a las posibilidades
genéticas, las cuales pueden, por la actuación de estas circunstancias
exteriores, no madurar ni llegar a manifestarse”. Afirman estos autores que la
mayoría de las veces las predisposiciones heredadas y el medio se
complementan e influencian recíprocamente pudiendo dar lugar a que se frene
una disposición que se estaba desarrollando o activar otra parecía latente.

Genotipo
Se entiende por tal, el conjunto de las propiedades hereditarias de un individuo.
Es decir, esta representado por la constitución biológica o conjunto de
caracteres genéticos que todo individuo trae consigo al nacer.

Fenotipo
Representa la forma genética heredada de un individuo, la cual esta constituida
por las características psicológicas, como consecuencia o resultado de la
influencia sobre la herencia de los factores internos. Es decir que la forma
diferente en que se presenta el genotipo resultado de los factores externos
(alimentación, temperatura, clima), representan lo fenotipo de cada ser, siendo
el paratipo el resultado de cambios importantes en el genotipo, lo que da origen
a una mutación o a una nueva especie.

La herencia y el delito
Se debe al monje, botánico Gregor Johannes Mendel (1822-1884), nacido en
Heizendorf el merito de haber iniciado las primeras investigaciones sobre la
herencia. En 1865, [[Mendel]experimento en vegetales (guisantes) el fenómeno
de la herencia, y luego hizo cruces con ratones y cobayos, comprobando que
algunos caracteres se trasmiten de forma dominante, manifestándose en las
futuras descendencias o generaciones. Posteriormente Morgan, entre otros
inicio la etapa química de la genética. Estas investigaciones químicas arribaron
al estudio de la cromatina y de ADN en la composición del gen portador de los
cromosomas. En el proceso meiotico, una alteración de la cadena conduciría a
cambios en los caracteres hereditarios. Algunos estudios en este campo han
dado cuenta de la existencia de un cromosoma extra supuestamente causante
de la conducta criminal, el cromosoma 47 (xxy, o xyy). En 1961 de acuerdo con
Glasser, se tuvo la primera noticia sobre su existencia. Un extra cromosoma “y”
fue hallado en un sujeto llegando a relacionarse su conducta delictiva con la
presencia del cromosoma. En 1968, durante la defensa de un caso de asesinato
en Paris, se alego la inocencia del encausado por insanidad, por acusar el patrón
cromosómico “XYY” por lo que un panel de expertos recomendó a la corte la
reducción de la sentencia.
López Saiz y Codon, desde el punto de vista psiquiátrico, el estudio de la
herencia ha conseguido algunos resultados con las investigaciones de los
caracteres psicológicos normales y patológicos heredados en el caso de los
gemelos monoovulares, y los métodos estadísticos puestos en marcha de
manera científica en grupos extensos de sujetos antisociales.

Estudios genéticos en las familias criminales


Según Pinatel, estas investigaciones se basan en la elaboración de tablas de
descendencia, frecuentemente llamadas árbol genealógico, que permite conocer
lo que ha ocurrido a través del tiempo a la descendencia de un individuo
determinado. Se afirma que los estudios genéticos sobre familias criminales se
remotan a los siglos XIX. Uno de ellos referido por Dugdale, en 1877, el cual se
refiere a un sujeto de nombre Juke, alcohólico, residente en New York, quien se
dice tuvo 709 descendientes, 292 prostitutas y mantenidos, 77 delincuentes, y
142 vagabundos siendo la investigación análoga a las otras familias.

Estudios estadísticos
Una de las más antiguas estadísticas sobre la herencia criminal fue suministrada
por Marro, quien estudió los progenitores vivos de 500 delincuentes,
comparándolos con 500 no delincuentes encontrando el factor alcoholismo en
un 40% de ellos y taras mentales en más de un 42% en los progenitores y
colaterales de los delincuentes, comparado con un 16% de casos de alcoholismo
en los progenitores de los no delincuentes y un 13% de taras en sus
progenitores y colaterales. En la década de los 50 en Francia, Galy, desarrollo
una encuesta sobre 150 hombres y 123 mujeres, las mismas fueron publicadas
en 1951. en ellas se constato el alcoholismo del padre en 18 de las mujeres y en
18 de los hombres alcoholismo de la madre 6 de las mujeres y 11 de los
hombres, tuberculosis de la madre en 10 de las mujeres y 5 de los hombres,
otras afecciones del sistema nervioso en 6 de las mujeres y 28 de los hombres.
Sobre el valor de estos estudios se afirma que efectivamente, desde el punto de
vista psiquiátrico el alcoholismo puede conllevar a las taras hereditarias que
llegan a los ascendientes agrandadas. Tan afirmación es rechazada por otros
científicos para quienes el valor hereditario y la descendencia en los alcohólicos
no puede ser considerada aisladamente sin tomas en cuenta otros elementos
del medio y elementos de tipo afectivo.
En relación con la transmisión de taras y enfermedades mentales, se ha
afirmado que se hereda la predisposición a padecer una enfermedad similar a
los progenitores con mayor o menos intensidad, pero esta predisposición no
implica necesariamente la aparición o desarrollo irremediable de la patología;
sin embargo se ha podido comprobar que la unión de personas con el mismo
tipo de carácter patológico transmite la morbosidad en una enorme intensidad
por lo que resulta peligrosa la confluencia de las familias taradas en la misma
dirección. En cambio los caracteres contrarios pueden a veces anularse, dando
lugar a individuos normales.

Clasificación biotipológica de Kretschmer


Ernest Kretschmer (1888-1964), psiquiatra alemán, después de haber estudiado
y medido un gran número de individuos, elaboro una clasificación del
delincuente tomando en cuenta su estructura morfológica y las relaciono con el
temperamento, construyendo 3 tipos básicos fundamentales: el Leptosamatico o
Asténico, el Atlético o Epileptoide y el Picnico o Ciclotímico, a los cuales sumo
una cuarta categoría representada por grupos mixtos y desproporcionados,
llamándolos Displásticos.

• Leptosomático o Esquizotimico Es el sujeto de aspecto débil, formas


delgadas, aplanadas, de rostro alargado, nariz delgada y puntiaguda, poca
vellosidad corporal. En relación con su psiquis se observa una diversidad
caracterial, pudiendo presentar una mentalidad abstracta,
sentímentalidad, especulativos, inclinados por el arte, de difícil
adaptación, introvertidos, de personalidad retraída y seria, son individuos
de energía serena y gran tenacidad. Se asocia este tipo con el
temperamento esquizotimico, caracterizado por oscilar entre la
hipersensibilidad y la frialdad. La delincuencia en este tipo se caracteriza
por su frecuencia, su precocidad, tendencia extrema y progresiva a
reincidir. No cometen mayores actos de violencia sino de robo,
falsificaciones, abusos de confianza, son obsesivos, no toman conciencia
del riesgo, despreocupados de sí mismo y de sus víctimas.

• El tipo atlético o epilectoide Se caracterizan por poseer un esqueleto bien


formado, como también la musculatura, de líneas alargadas, miembros
bien formados y musculosos, poco desarrollo visceral y de las caderas,
caballera espesa, barba carrada, cuerpo velludo y piel áspera. En cuanto a
los rasgos psíquicos, se destaca su mentalidad tosca, de temperamento
viscoso, oscilando entre la sentimentalidad y el apasionamiento y la
brutalidad, impulsivos, de actitudes perversas, tercos, de movimientos
pausados, tenaces y persistentes en afectos y conductas, perseverantes y
al mismo tiempo poco sensibles y espirituales Su personalidad se asocia
con el temperamento de naturaleza epileptoide. En términos de
delincuencia, se manifiestan salvajes, brutales y encarnizados,
incendiarios y reincidentes.

Picnico o ciclotimico Son sujetos muy corpulentos, de líneas cortas y
redondeadas, vísceras voluminosas y grasientas, extremidades cortas,
rostro redondo, a menudos calvos, poco desarrollo piloso, poco desarrollo
muscular. En cuanto a los caracteres psíquicos, el ciclotímico se distingue
de los otros por poseer un buen intelecto, de carácter risueño y jovial,
temperamento oscilante o circular entre excitado y alegre o decaído y
triste, sintónicos con el medio, de pensamiento retrasado o acelerado en
relación con su estado de ánimo, pudiendo ser pesimistas u optimistas,
prácticos en su actividades pero no constantes. Este tipo representa un
menor porcentaje entre los delincuentes y sus actos antisociales más
frecuentes son de naturaleza tardía y astuta como en la estafa y el fraude.
Llegan al homicidio antes sentimientos irresistibles o depresión
melancólica pudiendo llegar al homicidio colectivo.
• Displástico o displásico Desde el punto de vista morfológico, el displástico
puede presentar deficiencia de los caracteres sexuales secundarios y en
general una estructura somática atípica pudiendo incluso llegar a la
deformidad. En el plano psíquico hay igualmente una mixtura.
Encontrándose entre ellos débiles mentales y esquizoide.
En cuanto al valor de la topología de Kretschmerse señala que a través de
ella se ha podido llegar a relacionar lo psíquico con lo corporal con bases
experimentales y científicas. De allí que la psiquiatría se interese por la
forma corporal de los familiares del sujeto estudiando para comprender su
verdadero temperamento. Así, señala López y Codon” que ”... la presencia
de una esquizofrenia en un tipo corporal leptosomatico acentuado con un
temperamento esquizotimico, será de peor pronostico y más difícil de
modificar por el tratamiento que esta misma enfermedad en otro sujetos
con características morfológicas picnicas y temperamentales ciclotímicas.
En el primer caso todo va a la misma dirección morbosa: cuerpo,
temperamento y enfermedad; en el segundo caso las propiedades
corporales y temperamentales son en cierto modo contrarias a la
enfermedad padecida siendo mucho más fácil apoyarse en ellas al
aconsejar el tratamiento para conseguir la mejoría o la curación”.

TIPOLOGIA DE SHELDON
Los estudios del medico americano William H. Sheldon, profesor de la
universidad de Harvard se basaron en las observaciones de cuatro mil
estudiantes, arribando a 3 tipos básicos en los cuales descubre tres dimensiones
de variación, cada una asociada al desarrollo de un componente primario del
desarrollo embrionario, llamando a los tres tipos Endomorfo o Viscerotonico,
Mesomorfo o Somatotónico y Ectomorfo o Cerebrotonico los cuales se
corresponden con los tres tipo básicos de Kretschmer.
Sheldon, a diferencia Kretshmer, creó un índice Somático a fin de individualizar
cada displástico. A decir de Bize, a cada sujeto se le puede identificar por un
índice de tres números representados la primera el valor asignado al tipo
enomorfo, la segunda el valor asignado al tipo mesomorfo y la tercera el valor
asignado al tipo ectomorfo. Al mismo tiempo elabora una gama de valores que
van del menor valor representado por el número 1 al mayor valor representado
por el número 7, siendo los siente los diferentes valores:
• El valor nº: 1 corresponde a la antítesis del rasgo
• El valor nº: 2 corresponde al rasgo esbozado
• El valor nº: 3 corresponde al rasgo inferior al promedio
• El valor nº: 4 corresponde al rasgo ampliamente inferior al medio
• El valor nº: 5 corresponde al rasgo fuerte
• El valor nº: 6 corresponde al rasgo muy acentuado
• El valor nº: 7 corresponde al rasgo característico.
Al endomorfo correspondería el número 711 por tener el rasgo característico del
tipo y la antítesis del mesomorfo y del endomorfo: al mesomorfo correspondería
el número 171 por presentar la antítesis del rasgo endomorfo el rasgo
característico del mesomorfoy la antítesis del ectomorfo. Al ectomorfo
corresponde el número 117 por tener la antítesis del rasgo endomorfo y
mesomorfo y el rasgo característico del ectomorfo.
Tanto en los estudios de Kretschmer como en los de Sheldon el mayor número
de delincuentes resultó del tipo atlético (mesomorfo).

GENERALIDADES FISIOLOGICAS
Las Glándulas endocrinas forman un conjunto de órganos productores de ciertas
secreciones que al ser trasportadas por la sangre excitan, inhiben o regulan la
actividad de otros órganos o sistemas orgánicos y que se denominan
“hormonas”.
• HIPOFISIS: Órgano único ubicado en la parte central de la base del cráneo
en la llamada silla turca (fosa situada en la cara superior del hueso
esfenoides), de color rojizo del tamaño de un guisante y de un peso
aproximado en el adulto de 0.50 centigramos.
Su función consiste en accionar la hormona del crecimiento, y las
hormonas gonadotropinas reguladoras de las funciones de los órganos
sexuales. Además la Hipófisis actúa en la regulación de la actividad
tiroidea y de la corteza de las glándulas suprarrenales teniendo una acción
reguladora del metabolismo general de los azúcares, grasas y líquidos.
• LA TIROIDES: Es un órgano único situado en la región anteroinferior del
cuello, el cual produce la hormona tiroidea cuyo componente más
importante, el yodo, ayuda a regular el proceso de oxidación en el
metabolismo de las grasas y de los líquidos.
• PARATIROIDES: Son pequeños corpúsculos redondeados situados a cada
lado de la tiroides del tamaño de un fríjol cuya secreción, interviene en el
suministro de calcio y fósforo a la sangre, la cual se almacena en los
huesos gracias a la vitamina D siendo suplidos en la sangre según sus
necesidades.
• PANCREAS: Órgano único, alargado, situado transversalmente en la parte
superposterior del abdomen entre el duodeno y el bazo, su secreción, el
jugo pancreático (el cual contiene tres fermentos: la tripsina, la amilasa, y
la lipasa), contribuye en la función digestiva, mientras que la insulina
interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono regulando la
producción de azúcar.
• LA EPIFISIS: Es de color grisáceo, del tamaño de un guisante, situado en el
centro del cerebro medio, su peso es de 25 gramos. Su función parece
estar relacionada con el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios.

ENDOCRIMINOLOGIA Y CRIMINALIDAD
La escuela Biotipológica de padua, representada por Giovanni, Viola y Pende,
fundada en 1880, planteo el criterio de que la disfunción de las glándulas
endocrinas estaba íntimamente relacionada con el comportamiento criminal. Ya
con anterioridad Lombroso se había referido a la hipofunción de la glándula
hipófisis y sobre el cual se basó su tesis sobre el cretinismo. Igualmente
Kretschmer, concedió un gran valor a las glándulas endocrinas en el desarrollo
de su topología por la influencia de estas sobre el crecimiento y la morfología
corporal. Benigno Di Tulio, afirmo que la conducta criminal se debía a la
defunción de las glándulas de secreción interna, llegando a ser considerado
fundador de la Endocrinología Criminal. Jiménez de Asúa, Ruiz Funes y
Quintiliano Saldaña, se ocuparon de estudiar la relación de las glándulas
endocrinas con la delincuencia dándoles una importancia preponderante en la
etiología criminal. Gregorio Marañon llego a afirmar que uno de los aspectos en
que más se extendieron las interpretaciones endocrinas fue sin duda el referido
a su transcendencia en la caracterología, en la psicología, en la actividad social
de los hombres y por consiguiente en sus actos virtuosos o criminales, por lo
que en un tiempo llego a suponerse que cada pecado provenía de una glándula
de secreción interna, al igual que sus hormonas. Luego de un periodo de
sistematización de la Endocrinología Criminal, se inicia una fase reaccionaria en
1937 con Ethianne De Greeff, quien manifiesta una reserva en relación a los
tipos psicológicos de Pende, considerándolos frágiles e insuficientes afirmando,
no obstante, que su merito está en haber dado un lugar de primer plano a la
Endocrinología en relación con el aspecto morfológico.

También podría gustarte