Está en la página 1de 1

Mara modelo de las mujeres y las madres

Prof. Eric Skruzny,


El dragn sigue atacando a la mujer y su hijo. La figura de la mujer sigue sitiada. Est siendo
atacada en su ser mujer, madre y virgen como si estos rasgos fueran una suerte de injusticia. Sin
embargo, San uan nos recuerda, en el !"ocali"sis, #ue no debemos deses"erarnos, "or#ue el
acusador, el enemigo verdadero ha sido derrotado.
La misin de $ar%a y de todas las mujeres ha de seguir, a "esar de la ferocidad del ata#ue contra su
ser. Sebemos #ue la &glesia es, "or su naturaleza, misionera. Su misin evangelizadora es en ella un
elemento esencial. El 'aticano && declar #ue todos tenemos muchas o"ortunidades de ejercer el
a"ostolado de la evangelizacin y, al mismo tiem"o, el deber de hacerlo. Para recibir ins"iracin,
alcanza con contem"lar la figura de la bienaventurada 'irgen $ar%a.
La vida de la 'irgen $ar%a cambi de rumbo en un determinado momento. Ese momento fue la
anunciacin, con la cual no slo cambi su vida, sino el curso de la historia. Su res"uesta fue
a"resurarse a visitar a su "rima &sabel y com"artir con ella el gozo de lo #ue le estaba sucediendo.
Ese im"ulso hacia la evangelizacin consiste en el reconocimiento de #ue la (uena )ueva cambia
la "ro"ia vida. $ar%a se confi "or entero a *ios, con la "lena sumisin de su intelecto y de su
voluntad. +on su ,s%, al mensaje del arcngel -abriel, la (uena )ueva, la misma Palabra encarnada
dio comienzo a un tiem"o de gestacin. Su ,s%, se ha transformado en la (uena )ueva "ara toda la
humanidad. -racias a su ,s%, ahora todos "odemos encontrar a esucristo y ver realizadas todas
nuestras as"iraciones ms "rofundas.
Pero lo #ue se cum"li en $ar%a "uede cum"lirse tambi.n en todas las mujeres. Si se le da la
ocasin, toda mujer "uede "ronunciar su ,s%, y concebir dentro de s% la fuente de la vida. /odas, de
alguna manera, "ueden convertirse en la madre de +risto y hacer #ue los ngeles del cielo vuelvan a
decir0 ,'erdaderamente, nada es im"osible "ara *ios,.
La evangelizacin da a las mujeres la o"ortunidad de decir #ue ,s%,. Si el ngel no anuncia, si no
hace su "ro"uesta, no "uede haber una res"uesta, ni un eco. El mandamiento es0 ,Salid hacia el
mundo y "roclamad la (uena )ueva,. La &glesia necesita ngeles dis"uestos a llevar esta
,anunciacin, a las siervas elegidas "or el Se1or.
$ar%a es considerada como modelo "ara mujeres y madres "or#ue, a "esar de los tiem"os dif%ciles
en #ue le toc vivir, su adhesin total y res"onsable a la voluntad de *ios hizo "osible #ue el Se1or
cum"liera en ella lo im"osible.

También podría gustarte