P. 1
CONCEPTOS BÁSICOS DE LA IDENTIDAD PROFESIONAL

CONCEPTOS BÁSICOS DE LA IDENTIDAD PROFESIONAL

|Views: 5.499|Likes:
Publicado pornai86

More info:

Published by: nai86 on Nov 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/20/2013

pdf

text

original

CONCEPTOS BÁSICOS DE LA IDENTIDAD PROFESIONAL

NAIARA CARRASCO GARCÍA Nº 5 2º INTEGRACIÓN SOCIAL ORIENTACIÓN JUAN CARLOS MAYO 2008

ÍNDICE
1- CONCEPTO DE EDUCACIÓN 2- CONCEPTO DE EDUCACIÓN ESPECIALIZADA 3- CONCEPTO DE ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL 4- CONCEPTO DE EDUCACIÓN SOCIAL 5- FIGURA DEL EDUCADOR ESPECIALIZADO 6- FIGURA DEL ANIMADOR SOCIOCULTURAL 7- FIGURA DEL EDUCADOR SOCIAL 8- FIGURA DEL EDUCADOR DE BASE 9- CONCEPTO DE NORMALIDAD 10111213CONCEPTO DE INADAPTACIÓN CONCEPTO DE MARGINACIÓN REFLEXIÓN SOBRE LA FORMACIÓN BIBLIOGRAFRÍA

EDUCACIÓN
La educación es un proceso bidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. No sólo se produce a través de la palabra, sino que está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes. A través de ella, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando, también, otros nuevos. Constituye un importante proceso de socialización formal de las personas dentro de una sociedad. La educación se comparte entre las personas por medio de las ideas, cultura, conocimientos, etc. Tiene como objetivo principal la integración de la persona dentro de un grupo social. Además, incentiva el proceso de estructuración de la personalidad del individuo y favorece el proceso de maduración de la persona. Es un proceso de construcción personal y social de acuerdo padrones referenciales socioculturales que favorece el desarrollo perfeccionamiento de las facultades y habilidades del individuo que finalmente lo conducen a crear cambios en su conducta perfilar su personalidad. a y y y

No siempre se da en la escuela, por eso se pueden diferenciar tres tipos de educación: formal, no formal e informal.

- Formal:
Corresponde al sistema educativo estructurado jerárquicamente, con cursos establecidos por orden cronológico y que empieza en la escuela primaria y se prolonga hasta la universidad.

Informal:
Proceso mediante el cual el individuo asimila actitudes, valores, aptitudes y conocimientos a través de la experiencia cotidiana (familia, amigos, compañeros, medios de

comunicación…), en definitiva, factores que inciden en el entorno de una persona.

No formal:
Consiste en una actividad organizada con fines educativos al margen del sistema oficial establecido, y destinada a un sector especifico en relación a unos objetivos educativos determinados. En definitiva, es el conjunto de procesos, medios e instituciones específicas, diseñadas en función de objetivos de formación e instrucción que no tiene directa vinculación al sistema educativo reglado y oficial. Es en este último tipo de educación donde se situaría nuestra labor como educador@s de base. Para mí, la educación en un proceso transformador, puesto que es algo continuo que modifica a los individuos y a la sociedad a la que pertenecen. En épocas pasadas, sí que podía verse más como un proceso conservador, puesto que la forma en que se impartía la educación, sea del tipo que sea, era algo más estricto, en cambio en la actualidad es un proceso que se realiza de una forma más liberal. Además, antes la educación se veía más como un proceso de adquisición de conceptos y valores, y ahora, además de eso, se ve, también como un proceso de adaptación de los individuos a la sociedad.

EDUCACIÓN ESPECIALIZADA
La educación especializada es aquella que no corresponde a un tipo de educación normalizada, entendiendo como tal, aquella que es para todo el mundo. Es un área de la educación social que interviene en situaciones de marginación e inadaptación social, con el objetivo de cubrir las necesidades que este tipo de situaciones impide cubrir al individuo. Además, intenta prevenir situaciones de riesgo, acompaña al individuo durante su proceso de socialización o inserción dentro de la sociedad, con la finalidad de que éste se adapte completamente al entorno en el que se encuentra. La educación especializada no es lo mismo que la educación especial, ya que ésta hace referencia a las personas (relacionadas con las discapacidades) que tienen dificultades y problemas de aprendizaje. Los objetivos principales de este tipo de educación son: Prevenir situaciones de riesgo social Acompañar a la persona en los procesos de socialización Insertar en la sociedad a individuos y grupos hasta conseguir su adaptación en su entorno social.

En la educación especializada se interviene desde la familia, escuela y en los espacios de la educación no forma y extraescolar, fomentando estilos de vida saludables y atendiendo las situaciones de riesgo social. En definitiva, es en la prevención donde se han de hacerse los mayores esfuerzos e inversiones, con el fin de intervenir desde la propia familia del individuo, la escuela y los espacios de educación no formal del entorno del individuo, promoviendo estilos de vida más saludables y atendiendo las posibles situaciones de riesgo que dificulten al individuo su adaptación a la sociedad.

ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL
“Según la UNESCO (1982), la animación sociocultural (ASC) se puede definir como el conjunto de prácticas sociales que tienen como finalidad estimular la iniciativa y la participación de las comunidades en el proceso de su propio desarrollo y en la dinámica global de la vida sociopolítica en que estén integrados”.1 Los principales objetivos de la ASC son: Promoción de valores Ser un elemento transformador de la sociedad Ser un elemento de participación Constituir como catalizador de las iniciativas populares Promoción de la vida asociativa

La animación sociocultural se encarga de promover la iniciativa y la participación de los colectivos dentro de una sociedad durante el proceso de desarrollo de los individuos que la componen, y en la dinámica global de la vida social en la que están integrados. Les hacen tomar conciencia a las personas de su situación de dificultad social, ayudándoles a ver cuales son sus retos para superar esta situación, participando en la modificación del entorno e intentando crear una situación mejor. Tiene como finalidad promover la participación y dinamización social, desde el proceso de responsabilización de los individuos en la gestión y dirección de sus propios recursos. Se trabaja con grupos desde la educación no formal, el ocio y el tiempo libre, el cual, se dirige a la organización de las personas para la realización de proyectos e iniciativas culturales que favorezcan el desarrollo social. En el origen de la animación sociocultural destacan dos grandes corrientes ideológicas, por una lado la del <<desarrollo comunitario>>,
1

http://es.wikipedia.org/wiki/Animaci%B3n_sociocultural

arraigada a los movimientos de Educación Popular que desde el siglo XIX trataba de llevar la cultura allí por donde más dificultad tenía para llegar; y por otro lado, la corriente social del Estado de Bienestar, que se desarrolla en España y EE.UU., que apoya la <<civilización del ocio>>.

EDUCACIÓN SOCIAL
La educación social es una figura de carácter pedagógico, que construye contextos educativos y acciones mediadoras y formativas. Sus competencias profesionales van dirigidas a la incorporación de los individuos a la diversidad de las redes sociales y a los procesos de socialización. También potencia la promoción cultural y social, ampliando las perspectivas educativas, laborales, de ocio y la participación social. La intervención socioeducativa realizada por la educación social pertenece al tipo de educación no formal (no escolar), puesto que las intervenciones se realizan en asociaciones e instituciones, privadas o públicas, donde no se sigue un currículum reglado, ni está jerarquizada. La figura de la educación social va creándose a raíz del desarrollo de los servicios sociales. Durante la época de la dictadura se desarrollan los servicios sociales con carácter asistencial y benefactor, que además servían para el adoctrinamiento político de masas. Se dio un discreto desarrollo de los servicios sociales en el sector privado, en forma de mutuas que se dedicaban a la ayuda por las contingencias derivadas de los problemas de salud. La intervención social de carácter humanitario tenía una estructura autoritaria pero el medio institucional que mantenía la acción no era impermeable y permitió el cambio. Este cambio queda expresado en la aparición de centros sociales, que eran unidades de animación y participación comunitaria de servicios básicos y generales. Así mismo, se promovieron programas especializados y diversos servicios (guarderías, residencias, comedores…). El principal desarrollo de los servicios sociales durante la época de Franco es el que se dio en el ámbito de la Seguridad Social como un sistema de <<protección total>>, que se aventuraba en el campo de los servicios sociales como una <<apertura de la seguridad social a nuevos campos de promoción social y comunitaria, además de servicios de carácter educativo y social>>. Después de la Segunda Guerra Mundial se crearon centros de menores con gente huérfana, pobre… y ahí trabajaban los entonces

llamados cuidadores (educadores), los cuales descubrieron la importancia de la relación en los procesos educativos. Descubrieron que la vida cotidiana también era muy educativa y que el conflicto era el momento decisivo de la educación. Más tarde se forma la Asociación Internacional de Educadores de Jóvenes Inadaptados (AIEJI); eran jóvenes inadaptados porque los comienzos fueron con ellos, aunque con el paso del tiempo fueron ampliando sus campos de actuación y trataban las áreas de discapacidad, salud mental… En España (años 70), se empezaron a construir centros especializados para atender a personas con problemas de inadaptación y situación de exclusión social. Más tarde, en 1979, con el cierre de los orfanatos, en Navarra, y la aparición de pisos tutelados, diferentes profesionales se unieron para formar una escuela de educación especializada (Bartolomé de Carranza). En esta escuela, la gente se formaba estudiando conocimientos teóricos, pero no obtenían ninguna titulación. En 1980 aparece la titulación de Técnico Especialista en Adaptación Social (FPII). A su vez, desde una organización valenciana que trabajaba con presos, pedía al Ministerio la aplicación de un título profesional que reconociese su labor. Años más tarde, en 1986, el Gobierno de Navarra crea la Escuela de Educadores, gracias a la presión ejercida desde la Fundación de Bartolomé de Carranza. En 1987 se produce en I Congreso Estatal de Educadores Especializados, en Navarra, y aquí se produce la erosión del movimiento de educadores. Aún así seguía existiendo la demanda del título que reconociese la profesión. Es en 1992 cuando se crea el título universitario de Diplomado en Educación Social. Los principales fines que tiene la educación social son: • • • • • Informar a la población en general de las prestaciones y características de los servicios, centros y profesionales que trabajan con los sujetos de la intervención educativa. Observar contextos, actitudes y comportamientos y, detectar sujetos y grupos que se encuentran en situación de riesgo o inadaptación. Contactar con los sujetos de la intervención y recopilar información sobre sus problemas, relaciones, etc., para poder adecuar la intervención a la realidad y momento que los sujetos atraviesan. Planificar, programar e implementar una intervención educativa a fin de promover objetivos que potencien una progresiva maduración, una mayor inserción social, una mejor calidad de vida de los sujetos. Lograr una integración crítica de los sujetos a la realidad social, promoviendo para ello la reflexión, el conocimiento de los límites y posibilidades, el estudio de alternativas y búsqueda de soluciones, compartiendo momentos y actividades con los sujetos de la intervención. Implicar a los contextos sociales que envuelven al sujeto o grupo en el proceso educativo, en las respuestas a las necesidades y problemas que plantean, considerando para ello al sujeto y a la

• • • •

comunidad como agentes activos de cambio, potenciando los recursos de que se dispone Coordinar el trabajo con el de otros profesionales que trabajan directa o indirectamente con los sujetos y con los recursos comunitarios, utilizándolos y participando en la búsqueda de alternativas. Mediar entre los sujetos de la intervención y las instituciones, facilitando el acceso normalizado a los recursos (escolares, sociales, laborales, etc.) Posibilitar alternativas aportando recursos en aquellos aspectos en que el sujeto sea más deficitario Dinamizar las relaciones de convivencia: promoverlas, reforzarlas y potenciar sus aspectos positivos.

El educador social ejercerá su intervención educativa y social, siempre, bajo los criterios del Código Deontológico del Educador Social.

EDUCADOR ESPECIALIZADO
El educador especializado es un trabajador del ámbito social y profesional de la educación, que desempeña su intervención dentro del marco de la educación no formal. Su marco de reflexión es la pedagogía, y su intervención tiene intencionalidad educativa, de atención directa que trabaja en el marco de la vida cotidiana. Trabaja con personas, grupos y comunidades, que por diversas causas se encuentran en situaciones de riesgo y dificultad consigo mismo y con el entorno. Su principal función es potenciar el desarrollo de los recursos de la persona que facilitan su inserción social. El trabajo del educador especializado es un tipo de intervención educativa, donde se potencian las capacidades del sujeto y lo vincula a las instituciones y a los diferentes espacios donde realiza su intervención.

ANIMADOR SOCIOCULTURAL
Es la persona que posee la titulación de Técnico Superior en Animación Socio-cultural. Realiza intervenciones educativas, dentro de la educación no formal, con sujetos, grupos y comunidades, además realiza actividades culturales y las dinamiza, actúa en y sobre la comunidad para conseguir el desarrollo comunitario y cultural de esta, haciendo que la gente participe y tome conciencia de ello. Este profesional diseña, gestiona, desarrolla y evalúa programas o equipamientos socioculturales dirigidos a diversos sectores y ámbitos de la población como centros culturales, centros cívicos, asociaciones, etc. Interviene y es protagonista de la acción social conducente a modificar determinadas situaciones personales y sociales a través de estrategias educativas. Este profesional ha de tener una visión de conjunto del medio físico en el que trabaja, y actuará, en todo caso, bajo la supervisión de un Diplomado o Licenciado universitario. Su trabajo se organiza fundamentalmente entorno a cuatro ámbitos: • Funciones profesionales más próximas al ámbito cultural: elaboración y ejecución de proyectos así como la atención y dinamización de equipamientos culturales.

Funciones profesionales más próximas al ámbito social: dinamización de barriadas o áreas culturales, dinamización de empresas de servicios de carácter social, ejecución de programas de desarrollo local, etc. Funciones profesionales más próximas al ámbito de la participación y el fomento del asociacionismo: dinamización de áreas de juventud, liderazgo de grupos, equipos de trabajo, etc. Funciones profesionales mas próximas al ámbito educativo y de la intervención a nivel personal: intervención educativa en el ocio y tiempo libre (monitores y directores de tiempo libre); intervención en el ámbito de los servicios sociales (en aquellos ámbitos de intervención personal en los que la metodología de la animación sociocultural pueda resultar valiosa); intervención en el ámbito de la educación de adultos (dentro del marco de la educación no formal).

EDUCADOR SOCIAL
Profesional que posee la Diplomatura en Educación Social. Éste desarrolla su labor profesional en contextos muy diversos dando respuesta a las demandas de acceso a la cultura, al bienestar y de participación en la vida social de amplios colectivos de población. Es un profesional capacitado para intervenir con sujetos y/o comunidades a los que ayuda a potenciar aquellos factores necesarios para su desarrollo. Antes de que se crease una titulación especifica de educación social, a los profesionales que realizaban este trabajo se les conocía como educadores especializados, animadores socioculturales o educadores de calle. La figura del educador debe poseer: - Un referente teórico que es la pedagogía. Uno de los aspectos que definen esta ciencia, es que se basa, para su desarrollo, en los conocimientos científicos y otros campos de estudio, como la psicología, sociología, historia, economía, etc. Y con base en este se produce el saber científico pedagógico.

- Una función que usa como herramienta importante la relación con el otro. Entendemos que la persona capaz de mantener una relación adecuada con el otro y con el medio, contribuye al bienestar y calidad de vida de sí misma y de las demás. Por todo ello, el educador social constituye un agente que trabaja en el seno de grupos humanos, procurando despertar en ellos las actitudes y valores necesarios para alcanzar determinados fines, además de transmitir los conocimientos que los miembros de las colectividades requieren para convertirse en los gestores de sus propias vidas, individuales y colectivas. - Una intervención en múltiples ámbitos y el medio en que la desarrollamos son los procesos de socialización cotidianos (la calle, la escuela, el hogar, la familia...) Su trabajo tiene dos vertientes muy marcadas; la formativa y la asistencia y de atención a las personas. Los educadores sociales se ocupan de aquellos campos de la educación que no tienen una regulación concreta, en ámbitos de intervención educativa con personas marginadas, con problemas sociales o de adaptación a su entorno. Esta labor socioeducativa se aplica a grupos de edades diferentes y a sectores y problemáticas donde interviene la educación social. La labor del educador social se puede llevar a cabo en ámbitos y contextos diferentes, por lo que el trabajo que realiza el educador puede variar mucho según el puesto que ocupa. El educador social facilita el bienestar del sujeto, entendiendo este bienestar como tener satisfechas sus necesidades sociales y educativas básicas y tener, a su vez, la posibilidad de desarrollar sus propias capacidades personales, participando crítica y activamente en la sociedad en la que vive. El educador social es el mediador entre el educando, la sociedad y la cultura.

EDUCADOR DE BASE (CICLOS FORMATIVOS)
“Se denomina Educador de Base al profesional de la educación no formal que dispone de una titulación formativa de Grado Superior de Intervención Social, como son el Técnico Superior en Integración Social, el Técnico Superior en Animación Sociocultural y el Técnico Superior en Educación Infantil, impartidos en el IES de Adaptación Social de Pamplona (Escuela de Educadores). Aunque cada una de ellas tiene sus propias especificidades, las características generales son: Saber intervenir respetando la dignidad de las personas y cumpliendo los fines de la institución en que desempeñan su labor. Dominar las técnicas educativas de intervención directa, entender la complejidad de las problemáticas sociales y cómo situarse ante las personas que están en ellas. En definitiva, saber establecer una buena comunicación y relación con los individuos y/o grupos. Comprender la importancia y el valor social y educativo de las tareas de cuidado personal a los individuos y, en consecuencia, también disponer de una adecuada formación para colaborar en las mismas. Formarse para este tipo de funciones requiere el desarrollo de una serie de actitudes de respeto hacia las personas, de capacidades para poder cumplir las tareas que se desempeñan y, en definitiva, un tipo de preparación que no es sólo técnica sino que también debe incorporar una adecuada formación práctica e incluso de reflexión personal.” 2

-

“La creación de la figura del Educador de Base va en relación con la figura del Educador Especializado, tras la creación en Francia en 1947 de la Asociación Nacional de Educadores Jóvenes Inadaptados (ANEJI), Asociación que surge de los movimientos escautistas y que posteriormente darían empuje a la Asociación Internacional de Educadores de Jóvenes Inadaptados (AIEJI) y la UNAR (Unión Nacional de Asociaciones Regionales para la Salvaguardia de la Infancia y la Adolescencia), se va definiendo con más claridad la figura del educador especializado. A su vez, se produce Europa en general y en Francia en particular la aparición social de la deficiencia, campo de actuación del Educador Especializado, habitualmente dentro de instituciones especializadas y también en el campo preventivo. Se comienza así a abrir el campo de actuación del Educador Especializado. La formación de educadores se centra en instituciones privadas que posteriormente los contratan.
2

http://pnte.cfnavarra.es/escuela.educadores/materiales.htm (Folleto del IES Adaptación Social).

En 1958 emerge un discurso alternativo que señala la importancia de un trabajo con menores en lo que se denominará medio natural, entendiendo por tal el entorno social habitual. En 1971, se plantea la apertura de los centros al exterior y de los educadores hacia las funciones de prevención y el medio social normal. A la vez que se amplían los campos de actuación, se perfila el tipo de relación educativa que el Educador Especializado establece con el sujeto… convivencia afectiva, que le proporcione seguridad, que compense carencias, gratificadora, etc. El hecho de ampliar el campo de actuación obliga a los educadores a tener un conocimiento más profundo de las poblaciones consideradas como focos de inadaptación. Se marca asimismo la importancia de educar para evitar el crecimiento de desigualdades e injusticias sociales… se advierte la búsqueda de una capacidad técnica de este profesional y de una delimitación de las tareas para poder probar su eficacia. En Navarra se crea en 1979 la Escuela de Educadores Especializados “Fundación Bartolomé de Carranza”, que tiene como objetivo la formación de las personas que trabajan en el campo de la Educación Especializada, no es reconocida por el Ministerio de Educación y Ciencia pero es subvencionada por el Gobierno de Navarra. En 1981 aparece en Barcelona la Escuela de Educadores Especializados del Patronato Flor de Maig que se organiza con la Fundación Bartolomé de Carranza hasta 1987. Entre 1980 y 1982 se reglaron los estudios de los Educadores especializados y surgió la diplomatura del Educador Social, hasta entonces dichos estudios no habían sido aprobados oficialmente. Entre estos años los profesionales que existían consiguieron que se les proporcionaran títulos oficiales y se creo un Colegio profesional en Cataluña. En 1986 el Gobierno de Navarra incorpora y reconoce oficialmente la Escuela de Educadores especializados, incluyéndolo dentro de la formación profesional de segundo grado de técnico especialista en adaptación social. En 1986 se reconoce oficialmente la Escuela Fundación de Carranza, y que cerraría un año más tarde. Debido al movimiento asociativo de los educadores se da un paso muy importante en la evolución de esta figura que culmina con el Primer Congreso Estatal del Educador Especializado en Pamplona, en Diciembre de 1987. En ese congreso se alcanzan por primera vez, conclusiones comunes a la identidad profesional tanto institucionalmente como socialmente y que supusieron la asimilación por parte de la Universidad, de esta nueva figura académica, creándose los estudios universitarios con la diplomatura en Educación Social. Desde 1989 la Escuela de Educadores de Pamplona se ha dedicado a la formación de profesionales de la intervención socioeducativa.

Anteriormente dentro de la FPII con la formación de Técnico Especialista en Adaptación Social y actualmente, ya en la nueva formación profesional, con los ciclos formativos de nivel superior de Técnico Superior en Integración social, Técnico Superior en Animación Sociocultural y Técnico Superior en Educación Infantil.”3 Estos profesionales tienen en común que su trabajo es en contacto directo con personas, ayudándoles en su desarrollo personal, cultural y de inserción social. Realizan su función en muy diversas instituciones, junto a otro tipo de profesionales, y por eso genéricamente se les llama Educador de Base ya que, en muchos casos, son quienes intervienen de forma más cercana a las personas. La nueva estructura de los ciclos formativos de nivel superior, ofrece una formación teórico-práctica que posibilita formar, e incluso ayudar al reciclaje, de los/as profesionales que este sector profesional está demandando. Con carácter general, la formación supone un primer curso en el que se desarrolla en gran medida la parte más teórica, aunque también se realizan unas horas de prácticas o de iniciación al mundo profesional. En el segundo curso es donde se desarrolla el módulo de formación en centros de trabajo, que supone la inserción profesional en una institución del sector, aunque también se acude algunas horas a la escuela como apoyo a esa experiencia de prácticas. A continuación, se definen cada figura:

TÉCNICO EN INTEGRACIÓN SOCIAL
“Es una figura profesional que atiende un variado repertorio de funciones que se caracterizan de intervención directa socio-educativa o lo que es lo mismo se ubican en el terreno de la atención directa a personas y grupos. El énfasis fundamental en su formación es la atención socioeducativa a los individuos, por lo que se diferenciará de otras figuras como la del T.S. en Animación Sociocultural que se centra más en la dinamización de grupos. Trabaja con personas y grupos, en ámbitos de la vida cotidiana (en la calle, en un local, en el hogar, etc.) ayuda y acompaña en procesos de crecimiento personal, de incorporación social, laboral,.... Su trabajo suele ser organizar actividades y/o acompañar en ellas, atender tareas de cuidado personal, relacionarse con el entorno de la persona (familia, escuela, trabajo, amistades,....).
3

Información obtenida de. “Actas del I Congreso Estatal del Educador Social”. Murcia, 1995. FEAPES (Federación Estatal de Asociaciones Profesionales de Educadores Sociales”.

En muchas ocasiones su trabajo se desarrolla con personas en situación de marginación y/o riesgo de exclusión social (minorías étnicas, delincuentes, drogodependientes, personas con discapacidades, personas con SIDA o enfermedades crónicas, enfermos mentales, ancianos, mujeres maltratadas,....). Por eso una parte importante es su capacidad para escuchar y acoger a esas personas, saber establecer una correcta comunicación con ellas, mostrar una actitud de respeto a su dignidad como personas, tolerancia y/o firmeza ante sus conductas. Con carácter general sus campos prioritarios son las acciones educativas con sectores en dificultad social (infancia-juventud en riesgo, drogodependencias, delincuencia, etc.) y lo que se denomina ámbito sociosanitario, donde se combina el trabajo educativo y los cuidados personales y de atención sanitaria básica (tercera edad, discapacidades, etc.)

TÉCNICO EN ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL
El Técnico Superior en Animación Sociocultural es un profesional que interviene y es protagonista de la acción social conducente a modificar determinadas situaciones personales y sociales a través de estrategias educativas. Lo concebimos como un agente de cambio social, como un dinamizador de los grupos sociales a través de la acción educativa. Esta figura profesional comparte algunos aspectos con la figura del T.S. en Integración Social ya que atiende un variado repertorio de funciones que básicamente se caracteriza de intervención directa socioeducativa y, por tanto, también se ubica en el terreno de la atención directa a las personas, no obstante el núcleo central de sus funciones es la atención y dinamización de grupos. Su trabajo se organiza fundamentalmente en torno a cuatro ámbitos: • Funciones profesionales más próximas al ámbito cultural: elaboración y ejecución de proyectos así como la atención y dinamización de equipamientos culturales. Funciones profesionales más próximas al ámbito social: dinamización de barriadas o áreas culturales, dinamización de empresas de servicios de carácter social, ejecución de programas de desarrollo local, etc. Funciones profesionales más próximas al ámbito de la participación y el fomento del asociacionismo: dinamización de áreas de juventud, liderazgo de grupos, equipos de trabajo, etc.

Funciones profesionales mas próximas al ámbito educativo y de la intervención a nivel personal: intervención educativa en el ocio y tiempo libre (monitores y directores de tiempo libre); intervención en el ámbito de los servicios sociales (en aquellos ámbitos de intervención personal en los que la metodología de la animación sociocultural pueda resultar valiosa); intervención en el ámbito de la educación de adultos (dentro del marco de la educación no formal). Interviene en los mismos campos ya indicados para el T.S. en integración social, aunque obviamente en aquellos casos en que se precisa más de un profesional que atienda la dinamización de los grupos más que la atención individualizada TÉCNICO EN EDUCACIÓN INFANTIL Trabaja con niños y niñas de 0 a 6 años, una de las etapas más importantes de la vida.

Promoviendo las actividades propias para esa edad: facilitando el juego, la creatividad, la participación, el desarrollo de la afectividad, psicomotricidad, autonomía personal, sociabilidad,..... En definitiva el desarrollo integral de los niños y niñas de esa edad…
Escucha, observa y atiende a las distintas y sutiles señales a través de la cuales expresan los niños y niñas pequeños sus necesidades, intereses, deseos, dificultades, etc. Considera y atiende las actividades de la vida cotidiana y básico: alimentación, higiene y aseo corporal, atención seguridad, salud, juego,.... como mediación educativa, como comunicación, de afectividad, de desarrollo de la personal,.... de cuidado al sueño, espacio de autonomía

Igualmente realiza una observación y seguimiento individualizado de los niños y niñas, de tal forma que se relacionará y colaborará con las familias: informando y orientando sobre el desarrollo de los mismos e incorporando a su acción las particularidades educativas que cada familia plantea. - Interviene en centros de educación y/o escuelas infantiles, ciclo de 03 años - Igualmente puede intervenir en la etapa 3-6 años dentro de centros escolares en calidad de figura auxiliar, de apoyo a personas con necesidades educativas especiales, de integración social, comedor, actividades extraescolares, etc. - En el ámbito de los Servicios Sociales, se encuadrará en instituciones y programas específicos de trabajo con menores en situación de riesgo o descompensación social, de forma plena, o en medios de

apoyo familiar según las directrices de otros encargándose de casos específicos.

profesionales

o

- En el ámbito de la Educación no formal (actividades recreativas, de tiempo libre, lúdicas, etc.) podrá acceder a diversos puestos de trabajo, incorporándose en un equipo con otros profesionales para desarrollar programas específicos relacionados con la naturaleza, turismo, ciudad, ocio, cultura, etc., delimitando sus funciones al período de edad comprendido entre 0 y 6 años.”4 En relación a la figura del Educador de Base, cabe destacar que ésta figura se creó con la finalidad de dignificar la profesión, es decir, para denominar de modo adecuado a aquellas personas que realizan intervenciones socioeducativas sin una titulación universitaria. Esto quiere decir, que con la creación de esta figura se eliminaron los conceptos de <<cuidador>>, <<monitor>>…, y estos profesionales en la actulidad se denominan Educadores de Base. Para concluir, destacar que no existe mucha diferencia entre el Educador Social y el Educador de Base, ya que la formación de ambos profesionales tiene un número equiparable de horas lectivas, o créditos, pero el Educador Social tiene una formación de tres años, la mayor parte de ellos son de clases teóricas; mientras el Educador de Base tiene una formación de dos años, en los cuales tiene formación práctica y teórica simultáneamente. Otra diferencia entre ambos profesionales es que el Educador Social tiene la posibilidad de crear Instituciones o Asociaciones en las que el Educador de Base puede desempeñar su trabajo, del mismo modo que el Educador Social puede desarrollar programas de intervención que el Educador de Base tiene la posibilidad de llevar a cabo. Y una de las más importantes diferencias, para mí, es que el Educador Social puede trabajar en ámbitos públicos o privados, mientras que el Educador de Base, generalmente sólo tiene su campo de actuación en el sector privado, es por eso que la figura del Educador de Base, esté “peor pagada” que la del Educador Social, porque en el sector privado los salarios suelen ser más bajos que en sector público, donde el sueldo depende de la Administración.

4

http://pnte.cfnavarra.es/escuela.educadores/materiales.htm (Folleto del IES Adaptación Social).

NORMALIDAD
El término normalidad puede tener varios significados, pero el significado más acertado puede ser definido como <<lo que está dentro de la norma>>, por lo que el término antagonismo sería “anormalidad”, es decir, aquella cualidad o capacidad que se sale de la norma. El normalizar muchas veces supone la realización de etiquetas o la formación de categorías. En el caso de encontrar algo que no se tiene etiquetado, o que no se puede clasificar, se tiende a apartarlo, a alejarlo. Eso mismo ocurre en la sociedad, es decir, cuando una persona es diferente a un colectivo, se toma como algo extraño, algo <<anormal>> al resto, por lo que se rechaza y se excluye del colectivo social, produciéndose una marginación hacia esa persona.

Hay que tener en cuenta de que no se pueden establecer límites de normalidad, sino es realizando estadísticas. No se puede etiquetar a personas diferentes como algo <<anormal>>, porque por esa regla de tres, todos podemos tener esa etiqueta de <<anormalidad>>. Para poder establecer algo como <<normal>> es necesario realizar estudios a grupos de personas, fichas técnicas que nos aporten datos que estudiar para poder realizar una escala estadística. Los datos que más se repitan será la moda, el punto más alto de la escala, que estará entre dos límites, y todo lo que está dentro de éstos es lo que se considera como <<normal>>. Por el contrario, lo que se salga de los límites se considera como <<anormal>>. En conclusión, el término de normalidad o anormalidad no se puede utilizar para etiquetar aquello que es igual o diferente a lo que existe dentro de un colectivo, si no lo determina un estudio.

INADAPTACION
Los fenómenos de inadaptación social se deben interpretar en el medio en el que se relaciona el sujeto, además de cómo son las relaciones que se establecen con ese medio. La inadaptación debe ser entendida como un proceso, algo que se construye en la historia individual o grupal. La adaptación es entendida como un fenómeno por el cual un individuo se relaciona con el medio y para el ser humano es esencialmente la adaptación a un medio humano. Para comprender adecuadamente el concepto de inadaptación se han de tener en cuenta lo siguiente: • • Relaciones no adecuadas entre el sujeto y el entorno. Permanencia o duración prolongada de unas relaciones defectuosas o inadecuadas. La desadaptación no tiene los rasgos de duración, intensidad y dureza que caracterizan a la inadaptación. Se habla de: Desadaptación circunstancial, crítica y superadora. Inadecuada vivencia y/o utilización de los recursos subjetivos del mundo circundante: la inadaptación y la marginación han de verse como procesos en los que el individuo carece de recursos personales y sociales para enfrentarse al mundo histórico que le ha tocado vivir y que, lejos de transformarlo, lo sufre. Consideración negativa y desgraciada de la situación que vive el sujeto, tanto en aspectos objetivables como en su dimensión subjetiva. A la larga la inadaptación produce efectos psicológicos, falta de recursos, cauces de comunicación inadecuada... Interacción entre vivencia personal de falta de valía y percepción social despreciativa y consecuente imposibilidad de desempeño de un papel valioso en la sociedad. Falta de participación activa y constructiva, como sujeto social y portador de proyectos, en el grupo social. Dificultades para vivir en sociedad. Pertenencia frecuente y participación de un grupo que tenga finalidades alejadas de los patrones intelectuales, afectivos, relacionales o comportamentales y que no se posean alternativas constructivas en relación a la sociedad y a sí mismos. Ausencia frecuente de elementos materiales o inmateriales que son necesarios para una participación social aceptable.

• • •

En resumen, la inadaptación es algo visto de la perspectiva del individuo. Cuando se tiene una característica que al interaccionar con la sociedad hace tener más dificultades para convivir dentro de ella.

MARGINACIÓN
En ciencias sociales, se denomina marginación o exclusión a una situación social de desventaja económica, profesional, estatutaria o política, producida por la dificultad que una persona o grupo tiene para integrarse a algunos de los sistemas de funcionamiento social (integración social). La marginación consiste en la separación efectiva de una persona, una comunidad, o un sector de la sociedad, respecto al trato social. El proceso puede mostrar diferentes grados y mecanismos, desde la indiferencia hasta la represión y reclusión geográfica, y con frecuencia trae aparejada la desconexión territorial. Su carácter definitorio, sin embargo, no es el aspecto geográfico, sino el aislamiento social. Se margina en toda sociedad y en cualquier época histórica, ya que es una manera de construir la cohesión social que todas las personas buscan. Esto facilita pertenecer a una sociedad, por lo que el marginar podría ser una manera de que las personas construyan su propia identidad. Nuestra función educativa como educador@s, para evitar la marginación, sería intentar cambiar los elementos de identidad de nuestros usuarios que no cohesionan con los que su entorno demanda para que con ello, puedan lograr su integración dentro de la sociedad.

REFLEXIÓN SOBRE MI FORMACIÓN
Al estar finalizando mi proceso formativo, y tras terminar este trabajo, me he dado cuenta de que he aprendido muchas cosas importantes para mi futura profesión como educadora. Quizás me hubiese gustado aprender mucho más de lo aprendido, sobre todo en relación a mis prácticas de este curso en el Hospital San Juan de Dios. En relación a éstas, me he dado cuenta de que lo que he aprendido en estos dos años no he podido llevarlo del todo a la práctica, porque no veo la figura del educador en este tipo de institución. Las prácticas en esta institución corresponderían más al ámbito sanitario, y no tanto al social, ya que las actividades realizadas en las mismas, son muy parecidas a las que realicé en el Grado Medio de Auxiliar de Enfermería. En las diferentes entrevistas de prácticas di la posibilidad de que me dejasen realizar pequeñas terapias ocupacionales para los usuarios, para que de este modo pudiese diferenciar mi figura a la del resto de mis compañeros, porque me he dado cuenta de que con las actividades que realizo en estas prácticas puedo pasar tranquilamente por auxiliar, enfermera, fisioterapeuta…porque todos realizan las mismas funciones. Yo tenía otra idea de estas prácticas, y me hubiese gustado más desempeñar la figura del integrador social y no tanto la de auxiliar. Las prácticas no han estado mal, me han gustado mucho y he estado muy contenta, pero no era lo que esperaba. Por eso, creo que lo que he desarrollado en la escuela no me ha servido de mucho para estas prácticas, en cambio me sirvió más para las prácticas del curso pasado. Las principales lagunas que he encontrado van dirigidas a ciertos aspectos de la salud, o más bien de la rehabilitación. Igual no ha sido para tanto, porque ya tenía ciertos conocimientos anteriores, pero llego a la conclusión de que si otra persona que no tiene estos conocimientos previos, puede andar muy perdida en este tipo de prácticas. La mejor forma de abordarse sería tratando más estos temas sanitarios desde la formación en la escuela, o llegando al acuerdo con la institución de implantar otra serie de funciones al personal de prácticas de integración social o de animación sociocultural. Incluso, vería más acertado realizar las prácticas dentro del servicio de atención al paciente, que en el servicio de rehabilitación, a no ser que se implantasen en éste las funciones idóneas para realizar las prácticas como educador. Las cuestiones más importantes que se me plantean después de esta experiencia es que me he podido equivocar de prácticas, porque es

como si hubiese retrocedido años atrás, a mis prácticas de auxiliar, y la verdad que yo no era eso lo que quería, porque no he estado dos años de formación como integradora social para no desarrollar las funciones propias de esta figura. Además, en teoría, estas prácticas pertenecen al área de Salud, pero estarían mejor ubicadas en el de Tercera Edad. En definitiva, me apena mucho el haber tenido una idea previa a la que no es en realidad, y haberme llevado una pequeña desilusión, y no haber podido ejercer más mi figura profesional como educadora de base. Pero aun así, he aprendido cosas nuevas que han sido importantes, pero todo va en relación a la salud, y no tanto a mi figura de integradora social.

BIBLIOGRAFÍA
Los datos utilizados para este trabajo han sido aportados de las siguientes direcciones electrónicas, además de los diferentes apuntes de la formación, tanto de este curso como del curso pasado. http://usuarios.lycos.es/marccioni/n_social.htm http://www.laboris.net/static/ca_profesion_educador-social.aspx http://es.wikipedia.org http://www.edumexico.net http://www.aunaocio.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->