Está en la página 1de 1

Zarco, por

Carlos Francisco Changmarn


El cielo suda los cachetes
y cae a la tierra el agua.
Los pericos rojos y verdes
chillan desde las barandas.
Las ruedas de los carros
(rpidos
fabrican cortinas blancas.
Una nia piensa y suspira
un amor en la ventana.
Y va cayendo de albahaca,
cayendo a la tierra el agua.