Está en la página 1de 2

Definición de Financiamiento

Se designa con el término de Financiamiento al conjunto
de recursos monetarios financieros que se destinarán a
para llevar a cabo una determinada actividad o proyecto
económico.
La principal particularidad es que estos recursos
financieros son generalmente sumas de dinero que
llegan a manos de las empresas, o bien de algunas
gestiones de gobierno, gracias a un préstamo y sirven
para complementar los recursos propios. En tanto, en el
caso de los gobiernos, una determinada gestión puede
solicitarla ante un organismo financiero internacional para poder hacer frente a un déficit
presupuestario grave.
Como mencioné, el financiamiento puede contratarse dentro del país o fuera de este a
través de créditos, empréstitos u otro tipo de obligación derivada de la suscripción o
emisión de títulos de crédito o cualquier otro documento pagadero a plazo.
Más arriba comentamos que en el caso de los gobiernos las solicitudes de financiamiento
están más que nada ligadas a salir de un déficit presupuestario o bien para terminar algún
tipo de obra que se haya comenzado y no se puede finalizar porque no hay dinero, en
tanto, en el caso de las empresas, el financiamiento suele ser gestionado para adquirir
determinados bienes, como ser maquinarias, que resultan ser indispensables a la hora del
desarrollo de las funciones de la empresa.
Existen varias formas de financiamiento, las cuales se clasifican en: según el plazo de
vencimiento: financiamiento a corto plazo (el vencimiento es inferior a un año, crédito
bancario, línea de descuento, financiación espontánea) y financiamiento a largo plazo (el
vencimiento es superior a un año, ampliaciones de capital, autofinanciación, préstamos
bancarios, emisión de obligaciones); según la procedencia: interna (fondos que la
empresa produce a través de su actividad y que se reinvierten en la propia empresa) o
externa (proceden de inversores, socios o acreedores); según los propietarios: ajenos
(forman parte del pasivo exigible, en algún momento deberán devolverse pues poseen
fecha de vencimiento, créditos, emisión de obligaciones) o propios (no tienen
vencimiento).