Está en la página 1de 2

ORACIN A LOS CUATRO GRANDES ESPRITUS

Al gran espritu del Norte.


Oh!, Gran Espritu del Norte,
invisible espritu del aire,
y de los frescos y fros vientos.
Oh!, vasto e ilimitado Abuelo del Cielo,
Tu aliento vivo anima a toda la vida.
Tuyo es el poder de la claridad y de la fuerza,
el poder de or los sonidos internos,
de barrer los viejos modelos,
y de traer el cambio y el desafo,
el xtasis del movimiento y la danza.

Oramos para alinearnos contigo
para que tu poder fluya a travs de nosotros,
y sea expresado por nosotros por el bien de este planeta,
y de todas las criaturas que lo habitan.

Al gran espritu del Este.
Oh!, Gran Espritu del Este, radiacin del sol naciente,
espritu de los nuevos comienzos, oh!, Abuelo Fuego,
gran fuerza nuclear del sol,
el poder de la energa de vida, chispa vital,
el poder de ver a lo lejos y de imaginar con valenta,
el poder de purificar nuestros sentidos,
nuestros corazones y nuestras mentes.

Oramos para alinearnos contigo
para que tu poder fluya a travs de nosotros,
y sea expresado por nosotros por el bien de este planeta,
y de todas las criaturas que lo habitan.

Al gran espritu del Sur.
Oh!, Gran Espritu del Sur,
protector de la tierra fructfera,
de todo lo verde que crece,
los nobles rboles y hierbas,
Abuela Tierra, alma de la naturaleza,
el gran poder de lo receptivo,
de la nutricin y la persistencia,
el poder de crecer y producir,
flores del campo, frutos del jardn.

Oramos para alinearnos contigo
para que tu poder fluya a travs de nosotros,
y sea expresado por nosotros por el bien de este planeta,
y de todas las criaturas que lo habitan.

Al gran espritu del Oeste.
Oh!, Gran Espritu del Oeste, de las grandes aguas
de la lluvia, de los ros, lagos y manantiales.
Oh! Abuela Ocano, honda matriz, tero de toda la vida,
el poder de disolver los lmites,
de liberar las ataduras, el poder de saborear y sentir,
de limpiar y sanar; gran oscuridad bendita de la paz.

Oramos para alinearnos contigo
para que tu poder fluya a travs de nosotros,
y sea expresado por nosotros por el bien de este planeta,
y de todas las criaturas que lo habitan.