P. 1
Tema 5 Dimension Biologica Del Ser Humano

Tema 5 Dimension Biologica Del Ser Humano

|Views: 10.208|Likes:
Publicado porpozointsua

More info:

Published by: pozointsua on Nov 10, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2013

pdf

text

original

La hominización

La antropología biológica define la hominización como el proceso de cambios morfológicos, fisiológicos, psicológicos y sociales que, promovidos por la evolución en el mundo de los animales, han permitido la aparición de la especie humana (homo sapiens) tal y como la conocemos en la actualidad. El análisis de estos cambios sirve para establecer la filogenia de las diversas especies y comprobar la estrecha relación que la especie humana guarda con aquellas con las que comparte un antecesor común. Al mismo tiempo, este análisis sirve para observar las características específicas que diferencian a la especie humana de las demás.

El lugar del hombre en el mundo animal Hace 70 millones de años una serie de convulsiones geológicas facilitaron una enorme expansión de los mamíferos que ocuparon los hábitats de los extinguidos dinosaurios. Como consecuencia, un pequeño mamífero insectívoro se adaptó a vivir en los árboles huyendo de la terrible competencia que se había establecido en el suelo terrestre. Esta adaptación a la vida en los árboles se produjo simultáneamente a la adquisición de tres rasgos diferenciales que tendrían una gran importancia evolutiva. Con estos cambios hace su aparición el orden de los primates: El desarrollo de manos prensiles (capaces de agarrar). La visión tridimensional. El cambio de orientación de la cabeza con respecto al cuerpo. El segundo cambio medioambiental decisivo en el proceso de hominización tuvo lugar hace unos 12 millones de años. En amplias zonas de África avanza la sequía, disminuyendo la superficie arbolada, que es sustituida por la sabana. Algunos primates que habitaban las masas arbóreas desaparecidas se ven obligados a vivir en la sabana, donde evolucionan para dar lugar millones de años más tarde a los homínidos (entre los que nos incluimos los humanos), que poseen una serie de características como el bipedismo que constituyen una ventaja adaptativa al nuevo medio.

De los homínidos se conocen dos géneros: Australopithecus (el más antiguo) y Homo, dentro del cual ha aparecido nuestra especie: el Homo Sapiens. Veamos, ahora, algunas características diferenciales que hacen del Homo Sapiens la singular especie que es: 1. Camina erguido, y, en consecuencia, tiene el organismo adaptado a tal fin: forma de la pelvis y del pie adaptados a esa función, columna vertebral en forma de S, etc. Para explicar la adquisición de la postura erguida hay que recurrir a la combinación de dos factores: Factores medioambientales: La disminución de la superficie arbolada y la aparición de la sabana. Factores genéticos: Algunos primates sufrieron cambios (mutaciones) en su estructura genética (genotipo), cuya manifestación externa (fenotipo) fue la capacidad de adoptar la postura erguida. La postura erguida supuso en ese momento (tras los cambios en su hábitat) una ventaja adaptativa al permitirle otear el horizonte para descubrir a los depredadores enemigos, mantener el contacto visual entre los miembros del grupo o localizar agua y comida. Pero, sobre todo, facilitó la liberación de la mano. 2. Como consecuencia de su bipedismo sus manos quedan libres. Esto es particularmente importante dado que sus manos tienen capacidad prensil (pueden agarrar y transportar objetos), capacidad que se ve reforzada por el hecho de poseer un pulgar oponible al resto de dedos, lo que le permite hacer la “pinza”, con lo que se facilita el desarrollo de movimientos muy precisos en la mano. Pero lo que hace a la mano todavía más ventajosa es que no está diseñada para hacer nada en concreto. No está especializada en una única función, y de esta forma, cada persona puede desarrollar habilidades muy diferentes con su mano, mientras que otros animales sólo pueden realizar funciones muy concretas con sus extremidades superiores. Las habilidades de la mano humana no pueden explicarse al margen de su relación con el cerebro; ya que es el cerebro el que orienta a la mano hacia tareas muy diferentes. Simultáneamente, la posibilidad de manipular la naturaleza hace que un cerebro más inteligente y creativo sea ventajoso. De ese modo se produce una interrelación manocerebro que es, quizá, el elemento más decisivo en la evolución humana; ya que es esta interrelación la que ha permitido a los primeros hombres la fabricación de instrumentos con los que se inicia un primitivo despegue cultural. 3. Posee un cerebro de unos 1350 c.c., con un elevado índice de cerabralización (relación entre el peso del cuerpo y el del cerebro). Más importante que el tamaño del cerebro, resulta su estructura y organización, en la que destaca un gran desarrollo del neocortex, donde se asientan una serie de capacidades (memoria, capacidad de aprendizaje, imaginación creativa, capacidad de razonamiento, etc.) que sobrepasan cualitativa y cuantitativamente las de cualquier especie conocida. La capacidad de pensar creativamente da la especie humana una gran versatilidad y supone una gran ventaja adaptativa. 4. Posee una maduración lenta, con escasa especialización general de órganos e instintos. El ser humano nace singularmente desvalido. El bebé humano es totalmente incapaz de valerse por sí mismo durante un buen número de años., mientras que en la mayoría de las especies pueden hacerlo nada más nacer o en muy poco tiempo. Esta invalidez humana está en relación con su falta general de especialización. Al nacer desvalidos y no especializados en nada, necesitamos imperiosamente la presencia de otros humanos para nuestro cuidado; y por lo tanto se produce una inmersión del bebé en el mundo de la cultura; del lenguaje, de la sociedad... De esta forma el ser humano puede recibir los saberes culturales de otros humanos y puede adaptarse a casi cualquier medio, ya que lo puede modificar.

5. Usa un sofisticado lenguaje que le permite comunicarse y reflexionar mediante el empleo de procesos lógico-simbólicos. La aparición del lenguaje humano vino posibilitada por el desarrollo de un sistema físico fonador apropiado (posee una laringe que funciona como una caja de resonancia), y la evolución de una serie de módulos cerebrales adaptados a tal fin. 6. Es un ser social. Esto es, su vida se desarrolla dentro de un grupo, en relación con los demás miembros de ese grupo. 7. Es un ser cultural. Eso quiere decir que su imaginación creadora y su capacidad de aprendizaje le permiten crear sus propias condiciones de vida al margen de la naturaleza. Con la cultura, el ser humano es capaz de modificar el medio natural y adaptarlo a sus necesidades. 8. Es un ser histórico. Esto es consecuencia de que sea un ser cultural, y que, por lo tanto, su capacidad de cambio no está determinada exclusivamente por los factores naturales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->