NEUROGUERRILLA

Dedicado al beneficio, felicidad, e iluminación de todos los seres sintientes, este libro
está especialmente recomendado para la formación de neuroguerrilleros, espías
psíquicos, agentes de la realidad secreta, poetas-brujos, hombres-medicina, piratas
psiconautas, netwarriors, lanzadores de tarrayas, MC´s, tolstoianos, soldados del amor,
buscadores, renunciantes, devotos de la Tierra, el Mar, y todas sus bestias.






























I

PLÁSTICO BUDA



























LA REBELIÓN BIO-LENTA

No,
no crípticamente,
en ondas de música y dicha perfumada,
salió de su boca el más hermoso no
al inmenso legado de podredumbre heredada a la fuerza,
porque apretaba y hería como zapato monstruoso en su rigidez,
y dividía confundiéndonos, y confundía dividiéndonos.
Tal como se cuenta en los pergaminos por escribir de los orígenes,
Aldo dijo no, y comenzó la rebelión de los simios bio-lentos,
los que se levantan muy tarde señoreando un largo día que dura casi dos,
los que no responden a las llamadas,
templos que ya no están disponibles
ni responden al mercado y sus monedas,
con paso fuerte de elefantes, cuidadosos y poderosos en la no violencia,
paseando un espejo con una pintada a pintalabios que reza:
Tu cara es la cara del Buda.
¡Joder! ¡Joder! No te lo vas a creer.
Alada tinaja del tesoro, nao de consciencia capitana,
del dragón de vida multiforme
clandestina cabeza que en la insurgencia planea,
oculta en la guarida abisal del Mare Tranquilitatis,
diminuto espacio germen de los sin-ley,
fieramente protegida por pulpos dumbo, y gambas con peineta de gorgonias
que curiosean entre el despliegue de fichas en el tablero de la guerra.
Somos los Nagas de todas las aguas como nautilus áureo,
que en el fondo ya no esperan que caigan pollos muertos bien eviscerados,
en el fondo, en el fondo ni se someten ni se humillan,
y con austeridad siembran la práctica del justo vivir que no daña,
bio-lentamente en fuerte cota de malla trenzados los tiernos afines,
vistiendo coraza cocodrílica repasan su arsenal mágico bio-mecánico,




en cada uña un rayo con esporas, hifas en el aliento, y primordios en las heces.

Atentos, bio-lentos, a crecer en la vida dulce y lentamente,
se trata de sorber sin colmillos todo lo que sea flujo y fluya,
o tejer crisálidas cuando te sientas arquitecto de puertas,
más secreto que mirarle el culo a sus amigas,
atentos a la orden que activa la rebelión,
lentamente,
ahora.





















EL ORÁCULO DE TODO A UN EURO

Con semillas de espíritu
más difíciles de plantar que la deuda griega,
urbano el chamán se muere sin “Psychomental complex of the Tungus”,
ni la belleza de la que hablan los gitanos y los navajos,
convertido en ridículo oráculo de la tienda del chino,
vende lo sagrado en cajas de chucherías
aunque suene todo a baratija plástica de producción masiva,
y solloza impotente ante los carteles.
-Prohibida toda sencillez y encender candelas.
-Imposible beber el agua envenenada.
-Vallado el lugar del justo y natural vivir.
-Cada fruta un dueño y cada suelo una escritura.
Aún así después de pagar un euro
nos dirigimos a la estantería,
y le seguimos suplicando algún mensaje práctico
para seis mil millones de corderos saltando de puntillas
sobre la dolorosa parrilla de cuadrículas electrificadas
por estados, fronteras, propietarios, vigilantes, bancos, dinero,
ejércitos, empresas, leyes, ciencia, técnica, religiones,
y mucha propaganda, y mucha información,
para camuflar la grasa que ya rebosa desde el eje podrido
que envenena la Tierra,
y nadie responde porque nosotros también somos seis mil millones
de mercancías coloridas y aturdidas abarrotando los comercios
con vida breve y escaso precio.
-Por favor… ¡Dinos algo, Oráculo de todo a un euro!
-Establécete en el magisterio del fracaso y la renuncia,
practicando el arte pacífico, austero y perezoso, de la derrota,
hasta la aniquilación del nano-ego reptiliano programado con orgullo idiota.
(Sólo en la caja vacía entra el viento,
y la única gran borrachera es la libertad)




Lo que queda atrás no son más que hechizos en verso y pintura,
mudas secas de serpiente en la entrada del bosque,
como céntimos de euro y terrorismo de amor,
sin número ni dirección,
inútil o no disponible,
pluf y zas,
loco adiós,
y ya no estás.
























EL LIBRO DEL BUDA DE PLÁSTICO

Plástico destino,
como adiós y mar,
la psico-fiesta de papel con refresco y yelo,
cosa de perderdores y sin valor,
texto ilegal y sin números,
éste es el libro de las pinturas que me regaló mi novia.
Pásale la mano que lo cubre un polvillo de estrellas
y sierrasemanasantaferiarocíoyplaya,
o flipa tocando las tapas de cuero del gato que se esconde
bajo la sombra o el calor de los coches aparcados.
¡Hostia y coño!
¡Todos arriba y al suelo!
Hablo del Libro del Buda de plástico
y las cincuenta y siete especies de amor alienígena clasificado,
que abierto por la campanilla de datura
te invita a primaveras verdes y flores de naranjo,
a quedarte en esa felicidad íntima y saludable de piso de yonkis,
como mandálico bio-domo en 3 D,
hasta que pase página el viento y desde el chiringuito domines el acantilado,
porque siempre estuvo aquí abandonado el pabellón de té,
humeante plato de carne humana con ajo y jengibre.
En este mirador de las corrientes se barre sola la hojarasca,
y es palacio de nadie entre las nubes si fluye clara la consciencia,




hilo irrompible y maleable pestiño de miel,
humo de agua y olas de cuerdas sin teoría en chorros frescos,
fluxus fluxus, pero no va por la sangre, ni la savia, ni el aire,
ni siquiera por los chispazos del cráneo,
sino por el sueño del mantrika que invade por fuerza
el fuera y el dentro del circuito,
como gafas de sol puestas en el cerebro,
con ese placer en aguadas de color por la escuela de Sólo Mente.
Y ahora cierra el libro,
mientras se mece la hamaca y el bambú sobre el abismo.
No te alteres,
Plástico Buda,
Ya eres otro.

























LI QINGZHAO O EL OFICIO INEVITABLE

Intraducible pero traicionable,
en caños gruesos de ideogramas cae el chaparrón congelado en tinta china
por el bien de todos los que sienten,
hasta que alguien se moje de nuevo
Li Qingzhao siempre estará intoxicada bajo las flores,
y te juro que no es frívolo ese baile de adjetivos,
como ella lo decida quedará escrito y durará más que todos los ejércitos,
gobernando más pechos que ningún emperador o funcionario.
¿Ligeras las nubes y pesadas las brumas?
Sobre el Vacío taconea impaciente el quantum loco
a la espera de tu imputación mágica,
las palabras que amarren en manojos las cosas informes y sin nombre,
como elegantes mangas anchas que quedan perfumadas
al rozarse con las plantas del arriate,
mientras en la almohada del pabellón perdido hay un lío de dudas de jade,
muñeca de adorno, exilio o conspiración,
atractivos los honores, el monacato, la borrachera vagabunda y la rebelión,
entonces llega la sorpresa repentista de lo real que no piensa
y levanta la cortina un viento fuerte y mojado proveniente del Oeste,
borrando todos los atributos postizos,
porque la belleza es conciencia y la conciencia belleza,
imposible ensuciar el antiguo estanque de la naturaleza,
oficio inevitable del melocotonero
si brota lo mejor de los mejores,
gracia y flor del libre,
canción.








EL CONJURO DE SHANTIDEVA
Shantideva le dio la flauta de la Gran Compasión a un mono
y le dijo que uniera sus manos e imitara su soplar.
-Prueba tú ahora esta Neuroguerrilla
del vehículo gigante.
…Pueda yo ser, pueda yo ser…
Acción, corazón, canción y oración.
Prueba sin prisas,
si funciona el conjuro serás
como un mendigo pobre y ciego
que entre montones de basura y excrementos
encuentra la joya que concede todos los deseos,
y de pronto se vuelve el noble protector
de millones de seres indefensos,
en guía para viajeros y emigrantes,
isla, faro, refugio, cama y descanso,
nave y cohete del explorador del conocimiento,
medicina y mantra para todos su aliento,
alivio del dolor y fértil suelo.
Si funciona el conjuro,
tus pies serán las raíces del árbol milagroso
y tu cuerpo la mágica vasija
repleta de semillas y huevas del despertar,
si funciona el conjuro
cualquier tontería que digas o hagas
producirá mutaciones,
puentes y puertas,
maduración de millones,
delicia, libertad.


(Inspirado en las oraciones del "Bodhicaryavatara" de Shantideva)






HERMANO EN VARANASI

A Javier Gago.


Comemos sueños al horno del cerebro, como la vaca tranquila
Shiva shanti hartándose de flores y guirnaldas de muertos
en la sagrada mismidad, aquí o allí,
Ganges o Guadalquivir,
mi hermano en Varanasi,
sobre el suelo lleno de plásticos y cáscaras de viejas propiedades,
mercancía, publicidad, brujería de productos y servicios,
escalinata de todos bajo los palacios,
perfecto el statu quo que canta la vendedora oferta en grito,
pero convoca en secreto al sadhu devoto, guerrero, y chamán,
chamán, chamán, chamán,
vivo post-grado de somnología y demonología,
kunst-lab, atanor, lanzadera o Manikarnika Ghat,
hermano, somos velas navegantes,
puntitos de luz breve en la corriente fangosa
alejándose, empequeñeciéndose
por el curso
de Ganga Ma,
oro.













EL CANTO DE LOS PIGMEOS

A las Voces del Extremo.

"Nosotros, los aka, somos pequeños, muy pequeños, los más pequeños de los pequeños,
pero también somos los hombres, los señores del tiempo, los señores de la tierra, los
señores de todo".

Miro hacia nosotros, y veo que no es cierto que seamos pequeños, no es cierto que
nuestro canto sólo sea un zumbido inútil de abejas en lo profundo de la última selva, no
es cierto, porque somos hombres soberanos, Logos zahorí, flechas del imperativo
categórico desde torres de justicia vigía, por eso seguimos, por eso tenemos que seguir
tejiendo del hechizo una red más gruesa, recitando la fórmula, carmina, mantra, quejío,
con palabras animadas, con la voz cargada, desnudo universo volcado y vertido en el
verso, un canto que mata el desencanto, hasta que sea imposible no derretirse
escuchando el canto de los pigmeos. Ya sé que al principio es apenas un susurro, un
pitido de fondo, creciente vibración primordial, música tamborera de las esferas, pero
luego es savia, mar, sangre que se hace viento de magia en las gargantas de golfos
adamitas, y al fin, por todos lados, esparcidas semillas sinnúmero de la nación antigua
y desprogramada, dueños y siervos sólo de la sencilla aurora, tarareando un delicado
huracán lúcido de palabras-medicinas que lo irisarán todo, y el embrujo sin ninguna
máquina funcionará, ese extraño canto de los pigmeos funcionará...














KAMIKAZE O EL VIENTO DE SER NADIE



Invisible,
del Dharma el vagabundo entre veraneantes
sobre la duna que mira al tómbolo de la derrota,
Basho, Wang-Wei, Li-Bai, Issa Kobayashi,
dulces entran en Madera de shakuhachi,
hablando de alas, luz y hambre,
y con una canción que caza insectos,
ese loco faro extravía navegantes,
si te llama por la caracola
el viento de ser nadie.























SOLEÁ

Como la bóveda negra
y el hueco de las entrañas,
Soleá,
con el fuera y el dentro confundidos,
su voz más fina que la humana,
jura y canta por hojas y olas,
promesas de palacios mágicos,
en bosques y orillas,
y no te vayas que hay más,
además un cetro de rayo y un manto de libertad,
gozos y regalos de su compañía nunca van a faltar…

Sí, sí, si,
hecho,
me la voy a llevar.

Ahora no va a ser fácil explicarlo,
amantes, padres, hijos, hermanos, amigos,
aquí os la traigo,
parece poca cosa,
casi nada,
disculpad,
no tiene pies ni cabeza,
y aunque para vosotros no valga un duro,
ésta es la novia de mi mente,
la reina de mi pecho,
y se llama Soleá.








JURAMENTO JIPI

A Jigui, in memoriam.

Jipi,
completa,
oficialmente jipi,
tomo por oficio el trance y la belleza,
por oficina las arenas del cabo de la victoria,
y me esforzaré por cultivar la adicción al ordenador del eco-sistema
y al videojuego “justo vivir y supervivencia hermosa en el lento ocaso”.
¡Por fin el Ciudadano Nadie se ha levantado del suelo!

-A ver… ¡Los papeles!
-Con paz y más paz le saludo, criatura,
Tengo papeles y estoy limpio.
¿Cuál es el agente, señor problema?
La playa todavía es de todos,
Y como dijo Baba Jigui,
No hay mejor hotel que el de la belle étoile,
Calle del pino sin número.
















LA FÁBRICA DEL FLUJO BRUJO

¡Viejo borracho! Ya lo cantaron claro Tao Yuanming y Camarón, si se apaga el Sol,
enciende una vela, y si tienes frío, busca candela, así que en la ruina de la cola del paro,
la cabeza de pescado y que si queda algo de carne para el perro, no digas que la fábrica
del flujo brujo no sigue abierta, con sangre eléctrica y caldos amorosos circulando por
los tubos conscientes, no digas que pobrecito y ciego sólo te quedan la voz y las manos,
cuando la canción de lo real, la mosca, la chicharra, el gorrión, las hojas, con idiomas de
purpurina en el viento, anuncia chaparrones de datos puros y contentos; “mit den ende
von der moderne kunst”, a la antigua alianza vuelto, como un cabrero que en medio del
tardotecnocapitalismo famélico canta flamenco y es atanor de carne, Fluxus Kunst-Lab
andante, por todos lados libando el flujo, la esencia, néctar de flor y ardiente orujo.
¡Coño! “Endless supply” y “free refill” para el que llegue a donnadie, para el misterio
que caza, cosecha o pastorea misterios, y luego cocina y reparte, seguro que suyo será el
tesoro del viejo flujo, y con el gran “erste” arte que enhebra las cuentas de átomos y
cabezas, te alzarás como un bicho que nace del más extraño rebujo, de la misma pasta
que las cosas, un brujo.




















GUERREROS DE AIRE Y ESTRELLA



Te crees guerrero de lo humano, el espíritu y el aire, pero sólo arrojas el gargajo
que escupe metralla de mocos con tabaco, y la que empuñas es la Star de Keats,
la bright, la que quiere brillar como sea.
“Brillante estrella, si yo fuera tan constante como Tú
no en solitario esplendor colgada en la noche”
Como tú, wannabestar completamente colgada, que aunque ya no salgas siempre andas
colgado como un loco post o post-it pegado en la noche, no como el viento de los
dioses que con una feroz tormenta hundió las naves invasoras y regresó en muchachos
con gafas de aviador y un pañuelo amarrado en el cerebro que decía:
«Un piloto, un Zero, una bomba, un portaaviones.»
Aprende de Yukio Seki, el primer kamikaze, que escribió a sus alumnos
“Descended mis pupilos
mis pétalos de flor de cerezo,
como yo descenderé,
sirviendo a nuestro país”
Nuestro país. ¿Entiendes? El nuestro, el de todos los países, el de la Terre des hommes,
no el de Matildas, melocotones gigantes voladores, fábricas maravillosas de chocolate y
todos esos mundos de película del piloto-espía-mujeriego Roald Dhal.
Tienes razón cuando presumes de que el sobrepeso y la lascivia te acercan al niño
mimado de Saint-ex, pero en cuanto a tu borrachera de soledad en los desiertos, sólo
ocurrió porque necesitabas dinero, y si hablamos de tu anarco-primitivista espanto ante
el termitero futuro, ya es presente, y tú has colaborado de lleno en la misma matriz de lo
que sostiene nuestro mundo; primero buscaste petróleo, y después transportaste a los
que lo extraen.
Eres en suma un sinvergüenza que se auto-mitifica como Malraux, que fue a Indochina
para robar arte Khmer y acabó haciendo un discurso contra la expoliación del
patrimonio cultural en su juicio, el mismo que al poco creó un periódico para defender a
los súbditos coloniales humillados y segregados, y así lo imitas en tu constante flipar




porque hasta le cuentas a la gente que vas a hacer una película, como la que hizo aquel
mentiroso-futuro ministro con Max Aub sobre una esperanza más olvidada que Teruel,
cuando ya habían derribado todos los aviones de su escuadrilla de pilotos extranjeros
por la República, y se quedó sin juguetes para disfrutar las catedrales españolas desde el
aire.
¿Otro poeta-piloto-brujo-guerrero?
A mí no me engañas, yo te conozco, a ti y a todos los de tu especie. Quizá César, o
cualquier pretendiente al poder y la gloria, pero ningún guerrero escribe De Bello lo que
sea, sobre la guerra que sea, porque los guerreros no regresan y nadie conoce sus
nombres; tú sólo eres un narciso de plástico que lucha por sí mismo. Ni los amas, ni
sabes nada de los sans-culottes, ni siquiera de los que llevan calzoncillos o bragas de
todo a un euro.
Seguro que nadie te verá por la próxima Huelga General.
Ialgui ada mundura.

Firmado:

Izarra Sakura




















PROPAGANDA AMORIS UND TOTALER KRIEG


Ich frage euch: Wollt ihr den totalen Krieg? Wollt ihr ihn, wenn nötig, totaler und
radikaler, als wir ihn uns heute überhaupt erst vorstellen können?
[…]
Nun, Volk, steh auf und Sturm brich los!

Joseph Goebbels.

Yo te pregunto:
-¿Quieres guerrear por el amor más total?
¿Disparar amor sobre los edificios feos y pasados de moda
de los barrios, los autobuses, los desconocidos,
el periódico gratuito hecho un acordeón en tu culo,
el conductor que se pasa el semáforo e insulta a un anciano
que maldice sobre la acera, y otro anciano,
es que hay muchos, y te esperan por si consigues llegar a anciano,
a tu lado en el bus te mira, y habla muy alto para su edad
sobre más recortes de orejas grandes y peludas de pensionistas
que rabian y entienden de descenso en el P.I.B. , porque su rabia
es ya el único producto interno del bruto que todo lo movió
y ahora es un viejo que se me queja en el autobús?
Sí, la guerrra por el amor más total, tan total que tendrás que amar
hasta las cosas, las paredes, las pantallas de todos los aparatos,
y los suelos sucios, las hojas de los árboles polvorientos,
las niñas embarazadas con pendientes de argollas enormes,
tan grande amor que tendrás que llamar a tus padres y a tus hijos,
aunque hayan muerto o no hayan nacido, y si no, buscar a alguien
y crear una familia, una tribu, o una nueva civilización
en la mierda de perro seca en el arriate cuadrado también seco,
sobre los carteles y folletos que nombran todo en números coma noventa y nueve,




en la firma graffitera ilegible,
chica responsable se ofrece para limpiar por horas,
en tiritas con números de teléfono, liberamos móviles
pero no hay libelos por ningún sitio,
amarillo sobre negro, compro oro, relax, joven universitaria...
¡Tanta letra sin Arcadia!
Los sindicatos dicen que no hay recetas para salir de la crisis,
pero sí para cocinarla,
un pirata que asaltaba bancos con una pistola de bolas y su coche y su botín es...
-Sí, el periódico es malo y gratis, pero es de hoy-
...de más de cuarenta mil boniatos en el mare clausum
de matrículas, cámaras, papeles,
-A ver, los papeles suyos y del coche, y los de ese relato ridículo por triplicado.
-Es para un concurso.
Suerte con sonrisa -dice la imprenta, y también la oficina de correos-, el siguiente,
cuatro turnos se han ido con sus números, certificado urgente,
y un melón fresquito, y tabaco, y pan, pan, pan, pan, al pirata ya lo han cogido,
tantas letras sin poesía en la ciudad, pero amas y son poesía,
porque todo se combate en la guerra del amor total, y entras en todo, y en todos,
no pueden resistirse, los invades, los colonizas,
siempre lo sabes todo sobre los que amas, y torturados por la delicadeza y el cariño
cantan todas sus glorias y miserias,
ahora son transparentes mendigos de un refugio con aire
y espacio acondicionado de una sonrisa, una palabra, un chiste,
un gesto familiar y amable.
-¡Coño! Algo más de combustible por caridad -
los veo que gritan por dentro.

Y yo te pregunto... ¿Si es necesario quieres guerrear con salvaje determinación por
el amor más total y más radical que la humanidad haya podido imaginar?
Ahora, neuroguerreros, levantaos y desatad, como Afrodita pechos fuera o un poeta
que no ha dormido, la tormenta del amor total .











II

EL EXPERIMENTO ESPAÑOL


























A veces se encuentran en el pasado extraños experimentos sociales; abolición del dinero
y la propiedad privada, supresión de todo poder superior al hombre, constitución de las
comunidades en asambleas de democracia directa en estado puro, abolición de la casta
política, el ejército, los jueces y las prisiones, colectivización absoluta de los medios de
producción sin intermediarios, y autogestión de los mismos...
El experimento anarquista español, aunque haya sido camuflado en la memoria
colectiva como un pequeño capítulo de la Guerra Civil, supuso una revolución social
única en la historia, una brecha mucho más profunda, radical y justa que la revolución
rusa, y fue llamada por sus autores y estudiosos de muchas maneras, a saber: la idea, un
mundo nuevo, nosotros, comunismo libertario, el pueblo en armas, vivir de pie, el corto
verano de la libertad...
Yo lo llamo medicina fórmula 1936, breve chispazo de razón y pasión, viaje al
futuro, o restauración de la organización humana vigente durante los cientos de miles de
años previos al neolítico, increíble mapa del tesoro tatuado en el corazón de nuestra
especie, rara ave del paraíso original, el experimento español.








RARA AVIS


No deberían haber dejado voces ni semillas de memoria
esos brotes únicos y extraños de Casas Viejas y Asturias
bien enterrados y aplastados bajo la cal viva,
pero creo que regresaron volando por el aire caliente
como semillas de diente de león leonés
en pelusas de razón con corazón,
columna de hierro de la buena ventura,
como hoja helicóptera de sicomoro posándose para reproducirse,
rápida, alegremente por el corto verano
de obreros almorzando en el Ritz de Barcelona,
e imparable la pandemia de la moral sin ley,
primero Cataluña, después Aragón,
suave y corto verano de la libertad,
-nadie por encima del hombre-
brillaba escrito sobre cada pluma del ave del paraíso
que molesta a todos los pájaros,
Stalin, Hitler, democracias de Occidente,
todos quieren que muera,
incluso prefieren perder esa escaramuza antes que verla
volar de nuevo, así que es importante que nadie recuerde
aquello que ahora se pudre lentamente patitas arriba
en la nieve junto al torpe “tiznao” de la cuneta,
y sea leyenda de autogobierno,
canción miliciana, criptozoología.











LA MANO NEGRA DE “SEISDEDOS”


Aletea la mariposa sobre el humo blanco,
crepitan las castañuelas del techo
mientras arde la choza del carbonero “Seisdedos”,
y empieza a calentarse lentamente el horno alquímico de la rebelión,
su mano negra achicharrada es la misma que inventaron en Jerez,
bravía la chumbera andaluza,
indemne queda el rosal del corralón,
Casas Viejas,
hombres del futuro,
o de un vuelo olvidado,
diminuta anomalía,
nace el huracán de lo imposible.





















PAN, TABACO, Y MANDARINAS.


Pan, tabaco, y mandarinas,
me repito la lista con miedo a olvidar,
antes recordaba sin esfuerzo
listas de comprobaciones larguísimas,
poemas en lenguas vivas y muertas,
pan, tabaco, y mandarinas,
me desvío porque me llaman desde la plaza,
sí,
yo soy el fanático del viento y la llovizna,
y veo a Hércules sobre una columna,
tan fuerte con su as de bastos,
mientras yo me disuelvo;
virtud y fortuna del donnadie.
Bastan unos segundos y ya me recompongo
porque hablamos de una misión,
pan, tabaco, y mandarinas,
me explico claro y me entienden,
la china de la tienda me sonríe,
sabe que podría engañarme fácilmente
y a veces lo hace,
pan, tabaco, y mandarinas,
cada vez necesitamos menos
y pienso que podríamos plantar todo eso,
pero tenemos muchos dueños y no somos dueños de nada,
pan, tabaco, y mandarinas,
la piel del león,
pan, tabaco, y mandarinas,
lo traigo todo, cariño,
pan, tabaco, y mandarinas.





LA COLUMNA DE NOSOTROS


De arte
huge unexpected income
Alabama brains blues de la depresión
que será económica porque nosotros estamos de muy buen humor
estudiando el atasco de la cultura simbólica
maravillados con el diseño del hacha monofaz de Achel
triunfo de un millón de años
con todas sus estaciones de vidas cortas pero hermosas
y nosotros desencantados de todas las victorias prometidas
desde Zacarías hasta Patmos
ni columna de hierro que libera y colectiviza a su paso
desde el desierto con miel y pieles de animales salvajes
ahora sí
ahora sí
la voz que clama en el desierto de los dueños de nada
¡A ésta es!
Príncipe mesiánico neuromilitar
nosotros
















NUESTRA TIERRA CUADRADA


Os echo de menos a todos
deberíamos plantar tabaco y maíz
en la arena que hay al pie de los árboles
donde los perros orinan
y en ese cuadrado pequeño
fundar una república
un campamento indio
un lugar para estar juntos
sobre la Tierra libre



















EL MITO DEL PERRO GRIEGO AMOTINADO



A Kanellos, Loukanikos y sus amigos.



Está ladrando fuerte el perro del color de la canela:-¿Quién debe qué? ¿Quién debe
a quién?- Frente a la policia, junto a los amotinados, salta y juguetea entre gases de
lágrimas, piedras y palmeras de fuego. Ahora están ardiendo los hombres con más brillo
que el archipiélago de Hölderlin, porque los prudentes atenienses no pueden decidir
nada en la asamblea de la plaza sin consultar a los mercaderes y sus criados.
¡Cuánto hacía que el dios del vino no se escapaba para burlar y enloquecer al rey
Penteo!
Ladra, aunque sea con aromas de canela, ladra...















SIEMPRE HUBO MORAS PARA TODOS


A mis padres y sus árboles, con profunda gratitud.


Ajena al recorte del presupuesto para los más débiles
la relación de los mirlos con las moras del árbol
la fiesta del dulzor ácido y la abundancia
ellos trabajan arriba y yo abajo
nuestra alegre relación
de vuelos y frutos robados















SOBERANO, EL SUEÑO DEL ÚLTIMO MONO.

Era tan tarde que era muy temprano, y el último mono se quedó dormido en el sofá
abrazado a una novela de política-ficción abierta sobre el pecho, “Historia del Derecho
Constitucional”. Desde la pantalla del ordenador, “El pueblo en armas”, una vieja
película fantástica en blanco y negro, proyectaba luces extrañas sobre su cara. Se había
perdido el final; los últimos columnistas, supervivientes de todos los combates internos
y externos, entregaban las armas al cruzar la frontera y eran enviados a campos de
concentración. Era mejor así, porque en sueños sonreía escuchando una frase dulcísima:
“De nuestro poder y consentimiento emana todo poder político”. Nada más despertarse
contempló serenamente todos y cada uno de los barrotes de su jaula, estaba sometido
por una multitud de acuerdos, por un inmenso y complejo conglomerado de sinrazón e
iniquidad heredada, propiedad, dinero, fronteras que dividen nuestra especie y
compartimentan la tierra toda, ejércitos en guerras lejanas... Antes nunca lo había visto,
pero su pijama de presidiario tenía dibujadas las infinitas rayas de administraciones
locales, regionales, nacionales, supranacionales, pactos militares, empresas más
poderosas que los estados, estados que dominaban a otros, mercaderes globales
pastoreando multitudes con la magia y belleza de la propaganda... Entonces el último
mono miro hacia el suelo, siempre el mismo suelo sin fisuras, empedrado con el
monolito del mercado, perfecto engaño que funciona desde el Neolítico. El mono
empezó a sudar rabia y desesperación, hasta que alguien llamado K lo tranquilizó:
- Tienes poder, tú tienes poder, lo que ocurre es que tu poder se expresa periódicamente
a través de un sistema electoral tamizado por reglas y fórmulas matemáticas que
combinan territorialidad y representatividad, controlado por partidos políticos y una
casta infame con privilegios económicos, legales y fiscales, pero aún así todo poder
emana de tu voluntad y consentimiento.
El último mono contestó con una pregunta -¿Puedo reclamar que me lo devuelvan? ¿Y
podemos, si somos más de uno, disentir de todo lo anterior y reclamar todo nuestro
Poder?
-No creo...Déjame pensar...Bueno, se me ocurre una posibilidad; algunos estados en un
chispazo de lucidez comprendieron, reconocieron y concedieron a los antiguos nativos
de su territorio, a los aborígenes, el derecho a disfrutar de una reserva, un territorio
autónomo- dijo K, con clara y esforzada intención de consolar.




- Es posible entonces, desde el innato derecho a la libertad y a la búsqueda de la
felicidad, proclamarnos indios, nativos, o aborígenes, y desde abajo, comunidad,
asamblea, barrio, tribu o cantón, construir y constituir el autogobierno´, cantando
nuestro sagrado derecho a hacer el indio, a romper todos los pactos anteriores y firmar
un tratado de paz que incluya las lindes de nuestra reserva, la reserva del aborigen
soberano, soberano, soberano...-no paraba de repetir esa palabra, el nombre de una
antigua bebida, cuando despertaron de su borrachera al último mono.






























UNA CANCIÓN PARA FERNANDO VENTURA,
ÚLTIMO APOSTOL DE LA IDEA.

"La vida del agente secreto es demasiado estresante para mí. No quiero volver a saber
nada de uniformes extraños, hoteles de lujo, langostas, extraterrestres, agentes de la
CIA muertos, nazis, pirámides en valles perdidos, porotos...Me vuelvo a España, a
trabajar en los albañiles.
Tendrán que volver a empezar a leer el libro. Ni dios, ni amo."

Fragmento de la novela de Fernando Ventura. Vida accidental de un
anarquista. Ediciones del Grillo Libertario. Cornellá de Llobregat. 2009.

El hombre que insiste en ser libre
es un oso gigante higienista de la mente
que baila frente a los funcionarios
los doctores
la policía y la familia
y con las normas de la estulticia
puede tejerte una corona de soberano
hablo de alguien que le pone chile al rancho de los asambleístas
y escucha en sus tripas a todos los magos
que nos monitorizan desde sus naves sonajeros
por eso tose orden o tose caos
con melancolía del futuro
hasta que el gargajo de la Idea vea la luz
derritiendo los conceptos que nos separan
como rayo que rompe el círculo



















III

AKELARRES
















Llegan de lejos sin saber quién los llama
de día entra el pájaro y de noche el gato
la casa de los vientos está abierta
y los nobles acuden naturalmente
como cuentas saltarina
para que la Madre enhebre sus calaveras




















EL PALMAR INSALVABLE



A Pepe Barea, "Pepino".


Bóvedas de castañuelas trenzadas cubrían las bóvedas del chiringuito pre-romano, las
vidrieras mezclaban estrellas y luciérnagas de plancton fosforescente. El Palmar era
insalvable, aunque hubiéramos compartido ritualmente la mortadela de plástico con pan
del alemán de Conil, suma totémica de cerdo, grano, y brujas. Todos sabíamos que El
Palmar era insalvable, pero convertimos el velatorio en fiesta, y sobre la plataforma, el
niño Jezú de Jerez y el Doctor Guasa pinchaban fanfarrias de alegre olvido para los
gitanos de Sepia-Labari. Al otro lado del ventanal abierto, donde estaban el Pepino y el
Fontanero adivino, sólo había ladrillos volando con chanclas, bravos astroquímicos
descuartizados, quimionautas derivando, psicopompos perdidos y neuroguerreros
derrotados en caída libre, como caballos con ojos blancos cabalgando Ketolar 2000 mg.
lejos de sus intestinos expuestos al aire , porque el rayo del sol negro había derribado la
torre vigía, Zigurat de Bab-Ilu, y ciao, puerta y escalera celeste, y por mucho que la
buscaras la mente sólo era lluvia de colores, porque todo lo construido por el empeño
desaparece y el buscador muere. Ahora sólo queda despedirse, toma una manta, nos
vemos en el suelo natural sin orden, en el fondo que todo lo recibe, escombrera
devorada por malezas, paseo marítimo de arena, casa rota, dios…











LA AZOTEA DE LOS NIÑOS SANTOS


Abrí la fiambrerita rosa y celebramos el sacrificio de los niños santos,
Bajo el Sol, tercer planeta a la izquierda, naturaleza muerta de ángulos blancos,
antenas, cables, platos de satélite, mi hermano Antonio es risa blanca y grande
bailando con la etiquetita de la menta-poleo y con la mente pelea,
azoteas, skyline de arquitectura aculturada,
de clases medias cada vez más bajas, Elisa cumple veinte y ocho, si guarda las velas en
números rojos, luego ochenta y dos. La cumpleañera ya no es nadie,
en la cuna del suelo la cerda de diamante se transforma en gozo líquido,
como vino bueno derramado.
Venida de lejos Paloma es paz delicada pero su nervio vibra y prepara guerras.
Unidos, nuestra conciencia crece despreocupada, protegida y gigante.
Desde aquí podría ser cualquier ciudad del sur de Europa,
y los vecinos recogen la ropa o la tienden con pudor al ser observados
en trabajos antiguos.
Una fiesta en zonas comunes genera problemas legales
y sufrimiento para los miserables, pero como dijo Hölderlin:
¿Quién pudo prohibir la alegría?
Y menos ahora que el dios de las viñas,
olvidando el déficit y la quiebra del estado griego,
archipiélago de los inmortales endeudados,
convoca la selección celeste de las ménades.
Estad tranquilos, la feroz mami chamánica vigila,
Mientras mastica en cuclillas filetes adobados, porque ya es hora,
tengo que alejarme del baile, las risas, los néctares y los cariños,
para leer mapas estelares en los líquenes secos,
y dejar que los dedos hablen con las colonias de vida latente en el suelo,
tengo que recogerme, vuelvo en seguida, sólo es un momento.
El “Niño Atún” pincha y me envía la música como bandos de sardinas plateadas
que aterrizan en mis sienes, pero me llama,




me llama el señor que se ve dentro, y entro en el silencio de las piernas cruzadas,
pétalos, tentáculos, lianas, filigranas de la gloria, la flor del pecho,
templo en el corazón…
Todo cumple años girando alrededor de una estrella caliente,
te aseguro que fue un larguísimo viaje hasta aquí, este tiempo de líquenes secos,
cuerpos, mapas…































REGINA SUB UMBRA

.
…Mmmmm
Ya brota y verdea la enterrada raíz de amor
que nadie puede ver ni arrancar
y resucita en flor el juramento fósil del devoto
que tejido con fuerza es mimbre del río ensueño
al grabar y ahondar con punzón psíquico
la orografía del sacro tobogán
desde la cima del cinturón de brazos
hasta el tierno y breve valle del talle
…mmmmm
como pez abisal con farolillo diogénico que busca al hombre como presa
pero sólo consigue que se le acerque ese fracasado desnudo con lentitud de tortuga
que se viste con cenizas y se peina con los dedos
presumiendo de rico porque conserva un viejo pase para Dakini Land
y en su escudilla de cráneo transmuta en elixir con concentración
hechizos y signos
los venenos
las facturas
la humana carne podrida
los folletos publicitarios
los plásticos quemados del vertedero
las moras silvestres
y sin techo habita la cruel carcajada urbana toreando lo deseado
lo frío y lo terrible de los días absurdos
hasta que llega el día del deber y la instrucción
obediencia al zumbido de la abeja reina y toda la atención
se precisa para penetrar la sombra sin palabras
cuando los labios-pétalos-párpados inframundanos
recitan el evangelio del ojo negro umbilical
y se abre la puerta del bastón enjoyado y secreto




que secreta los secretos gozosos
no hay otro camino
Shiva sin Shakti igual a shava
o sin la candela santa el yogui es un cadáver
¡Un divé, Om Devi y Undebel!
Siempre se cumple sin esfuerzo el viejo ritual
porque vale un dedo para la transmisión sin escándalo
y sabiendo sin saber aprieta jugando el botón de la fusión
la umbelífera Regina sub umbra


¡Tú!
¡Loco juramentado!
Neuroguerrillero por las infinitas madres
ahora no te distraigas
practicante flojo
Avadhuta y Tchödpa que reinas sobre las nadas
renuncias y noes
tu forma es fugaz y la suya también
constante
serena
firmemente apunta
estabiliza y dispara
hasta que perfores la diana y la dama se aflamenque
como flor bailando en remolinos
gambito para gloria del saltar al abismo y caer en suelo blando
solve et coagula de la disolución para una reconstrucción lujosa
cristaliza
purifica y elimina todo lo no transparente
hasta que llueva por dentro el néctar del espíritu que intoxica
y derrite las cañerías del cuerpo palaciego
alejado o en Yab-Yum
entonces soplará un viento de abundante poder




y todo será fuga por brechas enormes de luz e inteligencia viva
como un hijo gigante que revienta las caderas
como yerbas
hongos y cactus soltando crías con belleza invasora
despreocupado amor inundándolo todo
mmmmm…
























LANZADERA TRAFALGAR


No sé porqué pusimos allí la lanzadera, quizá por la nostalgia del olor de las antiguas
piscinas de salazón de tripas de caballas con sus esquinas blancas y redondeadas, o por
un templo de Juno enterrado en la arena que aún era auspicioso para las bodas. Pero la
verdad es que se dormía bien en el cabo de todas las ruinas y todas las derrotas con ese
audio-track de tambor chamánico de la rompiente que no descansa. Además nos
protegía con poesía la ley de costas y la constitución, cantando que aquí el pueblo es
dominus y cualquier desnudo, señor, omnium y res publicae todo lo que alcanza la vista,
o sea, nuestras, nuestras todas las riberas de arroyos, ríos y mares, no hay pues ningún
agente, señor problema.
(Barbateña reptiliana, no olvides traerme nectarinas.)
Me he distraído. Decía que desde la caravana, que según el registro de la propiedad es
de un alemán, (el mismo que en un momento vendrá a pedirme que le ayude a poner
otra valla) Santoka-white-trash-primera línea de playa había convocado a los inmortales
chinos bajo cualquier disfraz caballeresco de cochina o cochino ibéricos y pre-romanos,
tunantes rinconeros y cortadillos de Serva la bella, y a cualquier mutantón de sus vastos
territorios ultramarinos para la gran asamblea-despegue anual del círculo de los
desnudos sin marcas en el que los perros son iguales a los brahmines. Pero ahora tenía
que poner fecha, hora y lugar para la salida, porque los contratos, tickets, y flyers de
raves sin estos detallitos son nulos, aunque quede elegante ese toque atemporal y
museístico. Era un milagro presupuestario pero las naves estaban preparadas, gracias al
armador Octavio, y había que zarpar swiftly en el swift shuttle aprovechando la cola del
cometa Swift-Tuttle (calcular su errática órbita nos ha jodido varias veces los
ordenadores de a bordo) con la ya tradicional tarea de esquivar ese picante enjambre de
meteoros, famosos y turistas en el chiringuito. En resumen, in short y en shorts, que por
miríadas de razones técnicas tales como suelo de arena para la fricción de pies sagrados,
ofrendas de música, combustibles toscos para la castas bajas, equidistancia aproximada
del punto de no retorno entre el radiofaro galáctico y el campo de los palmitos de fosas
sépticas rebosantes, y más blablás que si te tocara al lado un high parlanchín del Doctor
Guassa calentándote la oreja, había decidido, previo acuerdo asambleario con todos los




linajes de brujos, yoguis y lamas, y con los dos cientos bandoleros de su cerebro, que el
lugar sería el chiringuito que se llama padre en sánscrito, uno que tiene medio mandala
pavorrealista de colores cambiantes y chillones detrás de la barra (la shakti es ordinaria,
aseguran los textos de lo sagrados tantras).

-Sí, hombre, donde antes alquilaban tablas de surf unos franceses.
- Vale... ¿Pero cuándo?
Volvió a repasar sus cálculos y anotaciones sobre el perihelio, porque la memoria es un
serio problema para los inmortales.
- Hoy, esta noche, y mañana también durante el día.
-¿Habemus Stargate?
-Sí, polvito de estrellas en su mismo jugo, ahora sólo queda rezar la oración del
navegante y dejar que el viento haga su trabajo y vacíe las playas.
















MUTA, MUTA, ALMA PUTA.

Gate, gate, paragate, parasamgate, bodhi svaha.
El Sutra del Corazón.

MUTA, MUTA, ALMA PUTA, que un viento de levante te lleve y te lleven todos los
demonios a las tierras de belleza, a las tierras de pureza, estrechos pensamientos,
estrechos sentimientos, que todo arda, que todo arda, que circule alegre el corazón que
emborracha por el carril coño de la Bernarda, tu pecho desnudo frente al ancho estrecho,
extraño a nada, familia de todos, amante que pasa, licor de espacio dulce hemos
destilado, sobre una patera enterrada recibimos a los invitados, y para los que no se
hayan enterado, la rompiente se echará un cante viejo y salado, SI TIENES
HAMBRE,CRUZA LA FRONTERA, SI TIENES HAMBRE, SUBE A LA PATERA,
mira las aves que migran, la ley las protege, ellas no peligran, SI TIENES
HAMBRE,CRUZA LA FRONTERA, SI TIENES HAMBRE, SUBE A LA PATERA,
primero hay que comer, despues hay que amar, y al fin, de gozo en pozo y de pozo en
gozo, tienes que mutar, Alma Puta, tu abrirás todas las rutas, por mares y montes, por
ciudades y países vayas donde vayas siempre hay vallas, pero se levantan los vientos del
espíritu y hasta con un lastre de dos mil kilos de arena aproa al mar la patera, cabalga el
corazón que emborracha por el carril coño de la Bernarda, Alma Puta, rumbo a las
tierras de pureza. ¿Con quien no comerás, con quién no beberás, a quién no podrás
amar? Si sólo hay un hombre, si sólo hay una mujer, si sólo hay un mundo, y unas
tierras de pureza para arder y disfrutar, ¡Oh, Alma Puta!, aborda la patera enterrada,
abierta la sombrilla,la vela está izada, y dejaremos que nos sorprenda la marea más viva,
más allá de la playa regada de calaveras, más allá de todas las vanas hogueras, arder en
el frescor de la espuma y el turquesa, y agrandaremos el círculo, echaremos más arroz a
las costillas, y más costillas al cous cous, y alrededor de esta candela no habrá
diferencia entre los perros y los brahmines. ¡Baila, Alma Puta!, que un viento de
tinieblas te lleve, y SI TIENES HAMBRE, CRUZA LA FRONTERA, SI TIENES
HAMBRE, SUBE A LA PATERA, y ya varado en la última playa, tu nombre no será
hombre, sólo belleza en tierras de belleza, sólo pureza en tierras de pureza, MUTA,
MUTA, ALMA PUTA, MUTA, MUTA, ALMA PUTA.






IV
LA NAVE TIERRA
















En la feria de alarmas y luces rojas
forzoso es aterrizar del todo
para siempre aterrizar y amerizar con mimo
del loco vuelo que ignora nuestra vida insostenible
porque único es el sostén de lo vivo
frágil la nave de nuestro sustento
y aunque nadie te escuche haz lo que debes
declara que el mañana no puede ser como el ayer
cantando sin distracción la emergencia













KATASTROFA


Más de veinte años sin nosotros y los bigotes del siluro negro se agigantan
ciervos y jabalíes circulan en hora punta y aparcan donde quieren
sentada en las gradas del estadio la bióloga se maravilla
de la victoria del bosque por goleada
mientras las raíces y las ramas abrazan todo edificio estrangulándolo
la lechuza vigila tras la ventana rota de la escuela que la realidad
sea selva
orden natural y jardín romántico bien descuidado
algunas bolsas radiactivas se menean lentamente
como globos perezosos invisibles asustando a los intrusos
a esos monos traviesos que juegan con átomos y genes
y tienen pendiente un sarcófago inmenso por terminar
Chornobi´s´ka katastrofa canta claro
que todo funciona bien y es belleza
sin especies exóticas invasoras
sin la catástrofe de nosotros













NUESTRA HUELLA

Atrás dejamos huellas
de nuestra vida insostenible
carbono
belleza
vertederos
versos
páramos


















UN ENEMIGO DEL PUEBLO

Por fuerza tienes que practicar la magia
si quieres demoler los cimientos de todo
y a la vez no consientes en bajarte del burrito pacífico y amoroso

Por fuerza portarás el estigma de pirata y bandolero
si la banda sigue menguando
y al ejército de la razón apenas le quedan guerreros

Por fuerza sufrirás desprecio y soleá
si en el inmenso fosos del mercado y sus leones
cantas por Tolstoi y por Kropotkin
publicando las víctimas y los vertidos de los campeones

Por fuerza serás un enemigo del pueblo
si harto del hedor pides que se cierre el balneario
“insostenible” y “hay que empezar de nuevo”
son versos que nunca llegarán al telediario








PUEDE QUE SAGRADO Y SIN CABESTRO SEA EL CAMINO

"Libre ya Platero del cabestro, y paciendo entre las castas margaritas del pradecillo,
me he echado yo bajo un pino, he sacado de la alforja moruna un breve libro, y,
abriéndolo por una señal, me he puesto a leer en alta voz:"
J.R.J.

Aunque satélites y radares vigilen las fronteras
puede ser que tiriten los pies descalzos de tus hermanos olvidados
y salten sin cesar sobre esta orilla en la noche secreta
para volver a verte y de camino recoger tus fresas

Ahora que millones viven en deuda con quienes se lo quitan todo
puede ser que en el duro suelo del mercado
caven trincheras de meditación los renunciantes
o en el centro del urbano infierno
con bit sobre bit levanten barricadas emocionales
y se pongan de moda cantares al apoyo mutuo
y de autogobierno romances

Aunque Monsanto no quiera
cada piñón puede ser un pino fuente de idilio y piña
tumba del burro y el perro
sombra y corona tranquila para hombres muertos y por nacer
que se tumban




leen y caminan


Del generoso coño de la poesía
La más antigua y la menos “pop” de todas las artes
puede ser que nazca una poderosa publicidad
y una tierna propaganda que contamine con ética y estética

a los contaminadores de mentes hasta que pacífica alcance
el botón alarma-despertador de galantemente
arriba mis nobles valientes


Ahora que la Tierra se ha convertido en un vertedero
sobre este “nigredo” putrificante que nos nutre y nos transmuta
puede que sagrado y sin cabestro sea el camino
como loto
piña o noctiluca
de un futuro comunal
sencillo y primitivo










LA GARGANTA DEL HOMÍNIDO

Un hombre con cara de mono puede vivir en la Tierra dos millones de años y dejarla
intacta.
Un hombre con cara de mono se establece perfectamente en el atasco simbólico,
sin medios de transmisión o acumulación cultural, sin arte, sin magia, sin fuego, sin
perro,
con toscas herramientas de piedra, compartiendo la comida y cuidando de los ancianos y
niños
en el campamento base, con la única poesía de la supervivencia del grupo.
No hay poema más largo ni más viejo;
lo canta la garganta del homínido,
lo han escrito las piedras y los huesos en los campamentos base de la Garganta de
Olduvai.
¡Ay, Sapiens sapiens!
¿Dónde está tu campamento base?
















V
VICTUS




















“VICTUS” FRENTE A LA ISLA DE ARRAN

Frente a la isla de Arran un guerrero sabe cuando ha sido vencido, y el navegante sabe
cuando se ha perdido, mientras pasea el perro-guía de la consciencia entre charcos
salados de una bajamar oscura y ventosa; se lo ha traído a contracorriente desde las
arenas del cabo de Trafalgar, donde empezaron y acabaron muchas cosas para muchos
(y me gusta que así sea), mientras llegaban por cientos los refugiados térmicos desde el
valle horneado del manso Betis, un frescor se alejaba en el fresquito de un autobús
verde, desde toda Sevilla cerrada por vacaciones, con las maletas hechas y doblando el
pareo naranja, secreto poder del gran Baba que, oceánico, bandolero y sin esfuerzo, es
la misma materia, y como un vacilón inmenso y sin soporte que es amador en partículas,
explota, busca sus trozos, y al no poder distinguir cuáles son los suyos, los recoge todos,
sin saber quién ama ni qué es amado, cerrado para buscar trabajo en la estación de Santa
Justa, fumando junto a una rubia enganchada y de post-guerra que recoge colillas del
cenicero y no muestra interés en el carísimo cartel acristalado que anuncia el musical
"huelga general", contra todas las corrientes, como el que va a Ixtlán alejándose entre
los gritos de los peregrinos, y prosigue hacia Ixtlán al revés, por las antípodas,
bendiciendo en alta velocidad los olivares, Despeñaperros, la aridez moral y quijotesca
de La Mancha, santificando Madrid al cruzarlo por sus tripas, por el camino difícil, el
camino largo, certificado médico para un cuerpo milagrosamente sano y ojo de cíclope
en Gatwick, porque el médico-piloto Colm Killeen ya no está para susurrar "Belfast"o
"Shannon" desde una esquina de su consulta en Dublín, mientras disfrutaba escuchando
cuentos de turbinas que tosen por los desiertos. Te juro que él no es un viajero que se
pierde y roba el último huevo del último Dodó, y siempre pierde la nave, la carga, y a
todos los compañeros, hijos, amantes, y finalmente se pierde él mismo, el que
invariablemente, sin ser adicto a nada, agota todos los créditos de familia y amigos. No,
te juro que él es el viaje mismo, con su sabor de mundo nuevo y muerte de todo lo
conocido, y se despertó gritando la mañana del gran viaje -¡Simbad, Simbad!-, y con
eficacia y precisión se afeita la mente, apaga la alarma y se aprieta el cinturón, y anda,
corre, vuela, lucha, navega, todo para distraerte mil y una noches, hasta que de nuevo
reaparezca como náufrago desnudo y solitario en una orilla extraña frente a la isla de




Arran, entre millares de montoncitos de algas, al lado de las gaviotas que en esas aguas
gélidas no quieren ni mojarse las patas, con la tristeza transparente y amarillenta de una
medusa muerta. Entonces sólo la vieja casa Natura es consuelo de su derrota con unos
dedos de luz que salen de lo gris para rascar la plata del mar y pierden, rascan y pierden,
como los legionarios cuando vinieron por aquí y se retiraron un poco más abajo, con las
alas encogidas y los rayos apagados en sus escudos rojos, tras la muralla que mandó
construir un emperador sevillano, igual que ya no hay ningún León con faldas que sea
Rex Scottorum. Ahora niños rubios de uniforme hacen fila en el aeropuerto de
Prestwick para embarcar camino de otra guerra en el confín de otro Imperio (el sargento
Elvis tuvo más suerte y paró aquí sólo para que su avión repostara y le hicieran algunas
fotos). A veces también hacen escala aviones sin ventanas cargados de secuestrados
encapuchados con barbas. Guárdate del cuento del enemigo bárbaro y lejano que
necesita ser liberado y civilizado. ¡Ah! Y nunca hagas una prueba de vuelo con un
abuelito que sospecha que tú eres su sustituto.

Y si te fijas bien ( la visión es más clara cuando ni siquiera has llegado a mileurista y te
das cuenta de que un curriculum no es comestible por impresionante que sea), delante
de la mole de Arran, hay una islita picuda que se llama Holy, la isla sagrada; creo que
tiene un faro, un castillo, cabras, aves, estupas, y mantras de colores tallados en las
piedras, por si algun día lo pierdes todo y la derrota es completa, por si renuncias a la
gran estafa de los hombres, sus intereses, sus afanes, sus guerras...

A la vuelta por Faro, Simbad va camuflado entre los veraneantes borrachos de cerveza y
tabloides, añorando a contracorriente que hubiera libertad a low-cost y espíritu with the
lowest fares guaranteed, el vencido busca el sentido de trazar una línea inútil en la carta
uniendo las puntas del arco megalítico atlántico de los misteriosos pueblos del mar; todo
se ha perdido, el catálogo de fracasos es enciclopédico y parece un enorme libro de anti-
ayuda, el navegante loco no tiene nao de sueños, y vivo pero "victus", sin el escudo de
los mitos, el legionario se bate en retirada, ahora la libertad es una operación duradera, y
el terror del orden ha sido vencido.







HOMELESS HAIKU

Mirlos ladrones
os haría poemas
si viviera aquí





















HAIKU FLAMENKO

Primer frío en la lluvia de otoño
El corralón flamenco está vacío y mojado
¿Dónde el bandolero que peleaba por su amor?





















LO QUE SENTÍA BAI JUYI AL MIRAR LA LUNA

自河南經亂關內阻飢兄弟离散各在一處…
符离及下邽弟妹

時難年飢世業空
弟兄羈旅各西東
田園寥落干戈后
骨肉流离道路中
吊影分為千里雁
辭根散作九秋蓬
共看明月應垂淚
一夜鄉心五處同



A David Pielfort, en su cumpleaños, el duende del que todos los flamencos hablan
pero que nadie ha visto nunca. (Una traducción libérrima)

Son tiempos duros; un año de crisis ha vaciado casi todas las cuentas,
Mis hermanos viven lejos esparcidos por el Este y por el Oeste,
apenas se ven ya jardines y huertos después de la victoria del cemento y el mercado.
Los que son de mi misma sangre vagan por lejanas carreteras,
Unidos a su sombra como patos salvajes separados por diez mil li,
o raíces arrancadas y expuestas al mismo aire de septiembre,
así contemplamos juntos la brillante luna y entonces se nos debería caer alguna lágrima,
pero esta noche nuestro corazón brujo hará de distintos lugares una sola casa.











EL BRUJO QUE ES BOCA
VI
























Según el Mahavairocana-sutra, la realidad última se encuentra en todo habla, y la
raíz del habla es el alma del universo, o como lo explica Ryuichi Abé, "Kukai
comprendió la escritura como tecnología, pero no como una herramienta de creación
artística o artesana, sino como una tecnología sagrada para crear y mantener el orden
cósmico".
(De la Introducción a la poesía de Kukai, Ron Green)




Verde, verde, uniendo la colina y las nubes.
Shhh, shhhh, (viento, viento, 瑟瑟) la voz del pino al
anochecer
Kukai (Kobo Daishi)

















EL APOFENISTA Y LA TEORÍA DE LAS MUJERES SUPERCUERDAS

En un charco sobre los adoquines pruebo a lanzar la tarraya y…
¡Te tengo!
La veo, la veo, la patrona más emprendedora, Eureka del bicho eucariota, creo verlo,
el patrón de todo en todo, la buena nuez del nano-amor loco,
el gran pegamento de la base sin base en hilillos dulces de cidra y cabello de bruja,
Eureka a tu lado y camuflo caricias en serios pellizcos. Así felizmente me disgrego por
los colores del aceite mineral que no se mezclan, y me da igual la forma y los atributos
que me llovieron,
(Capitán, la verdad es que había pedido ir de capitán)
El trajecito que me han puesto en esta eterna comunión.
Soy el ridículo espantapájaros que sin remedio sonríe en equis cosida,
y mira en equis zurcidas sobre los campos de gluones pegajosos que el viento mece,
saco a bailar las partículas en espirales borrachas,
me abusan, las abuso,
nos fundimos y al día siguiente, serenamente, trenzo hilos
acordándome de ti.
(Se va pudiendo, pero cuesta un huevo y un acelerador
meter las buenas vibras del jipi y el rastafari en ecuaciones cuerdas)
Cuerdas, cuerdas mujeres, mujeres supercuerdas,
coronas de margaritas fotónicas para el carnaval donde pierdo la masa,
cambio el color desgajado en docenas de dimensiones,
fabricando membranas y pompas,
branas y ranas en muñecas rusas y remolinos de rosas
en intersección, en explosión.
Pongo la mano bajo las patas delanteras moguereñas
y siento el big bang en el diafragma de un burrito que respira,
hasta que llegas demasiado lejos




y no sigues sin zanahoria a la muñeca rota
tras la frontera barriobajera del alba,
camino de la taberna de los camelleros y el librito amargo,
enseñando medio culo que hipnotiza al que la sigue a pedal
por el verde carril vicio,
infernal y sin frutas en el frigorífico
el temblor de dientes, escozor de insectos de gigantes,
y dejas de hacerte el Ulises y vuelves al palacio del desgobierno,
pero regresar significa más turismo por los mundos paralelos
de todo a la vez, y echar de menos a Circe, el hedor de las pocilgas,
hasta sentir nostalgia del regusto doloroso Menons Klagen um Diotima.
Esta vez me llevo un agujero negro de bolsillo para acariciarlo,
aunque apeste como los corales muertos fuera del agua,
mientras tranquilo paseo mi paraguas oscuro de materia anti-todo
para abrirlo despacio como en una película francesa
de amor desgraciado e imposible,
abrazarte a traición,
esquineramente quincallero,
y cuando te acerco a mi aliento de dragón viejo lo lío,
lo lío, lo lío y florece el vacío.
Causa magia el efecto en un sedal de energía enredada,
tú, yo, aquí, allí, antes, después,
lo que sí, lo que no,
amor y nada,
amor sin vasija,
amor,
gazpacho de tiempo y amor.
¿Fue? ¿Es? ¿Será?
Tienes novio o tengo novia,
Es imposible la verdad en el subatómico cachondeo;
asegura la ciencia que la materia está colocada
pero disimula al salir a la calle macroscópica.
(Aunque ni siquiera un camaleón cuántico puede engañar




a una cajera del super o a una señora con laca)

SOY EL APOFENISTA

Vente conmigo
soy el apofenista
que viendo la maravilla
se caga en la tristeza psicótica de Pizarnik
soy el más anarquista
hasta en las asambleas y motines de mi cerebro
acaban expulsándome
el caos es mi hogar y está aquí al lado
espero que no te importe
mis padres están de visita…
Esculpo la ley sobre estrellas que se fugan y facturas
escribo paz y orden en la tormenta
regalo marcos de puertas pero no te cruzo
santifico a un yonqui gitano al retratarlo
sobre el cartón limpio de media caja de pizza
sólo para que interceda por mí
y dejo mi pene a rotulador gordo
sobre la silla apuntillada del corralón flamenco
mi bañera es un laboratorio de algas
en mi salón las pelusas pasan rodando y botando
como gigantescas matas de aulaga en un western
al estilo de Hui Neng por el cosmos sobre un junco
cabalgando mi cyber-sofá endeudado
todo lo navego y todo lo naufrago
porque soy el océano
el navegante y la nave

Y su hija repetía desesperada:
-¿Pero de qué, de qué vive mi padre?







ONO NO KOMACHI LO SABÍA



Ono no Komachi sabía que soñar o pensar sin cesar
en alguien no es nada comparado con una simple mirada;
una vez sentí una explosión en el pecho sólo porque,
confundido por unos segundos, había creído verte.


夢ぢには
あしもやすめず
かよへども
うつつにひとめ
見しごとはあらず















LOS INMORTALES




"...y caminaré sobre las olas
en un mar de relojes
que no dan la hora."

Mi hija Irene


Ser inmortal no es ser gran cosa,
desde luego no es ser más que el polvo de las calles,
no más que estar hambriento y recoger bayas
con bandas que disfrutan la primavera de glaciares recién derretidos,
o escribir con una caña en el barro sobre la pelea de un rey y un salvaje,
sobre la pelea que los hizo amigos más allá de la muerte.
Os aseguro que es igual que dorarse frívolamente con la avena loca
sobre los campos de antiguos combates,
igual que convertirse en gotas diamantinas de una vida desmenuzada
mientras la lluvia de una máquina lavacoches
recita el Sutra del Diamante repicando en las ventanas.
Sí, como los camellos que venden relojes
que sólo dan la hora del Despertar,
como niños en motos de colores alegres que se comen
los papelitos del Gran Código confundiéndolos con golosinas.
Así son los inmortales, aunque a veces se paseen incrédulos




con nuevos y sutiles amigos, por el carril separador y no transitado
de las adelfas nevadas después de un accidente múltiple en la autopista.

ESPUMA DE CERVEZA CUÁNTICA


De cerca todo es infinito y pare sin control
como muñeco Mandelbrot o monstruoso copito de nieve Von Koch,
como las costas y los besos, mareo agradable
y espuma de cerveza cuántica
nublando al medidor...



















EL SÍ DE CUMMINGS



love is a
place
&
through
this place
of
love move
(with
brightness
of peace)
all places

yes is a
world
& in this
world of
yes live
(skilfully
curled)
all worlds

edward
estlin
cummings







Intento tragarme la realidad y desencajo las mandíbulas para que entre entera,





no hay nada más difícil, pero sé que no hay otro camino,
un sagrado decir sí me cantaba Zarathustra en el colegio,
la práctica secreta de la no dualidad vino después para confundir al yogui
que creía haber alcanzado la pureza,
y los poetas, y los brujos, y los borrachos, con su enorme y contagioso apetito,
con ese amor que no distingue ni desprecia nada...
- Que sí, abre la boca, sí a todo, con todo lo que va dentro.

Me daré un paseo, va a ser una digestión pesada.






















EL ADORADOR DE CUALQUIER DÍA


Te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra
Leopoldo María Panero



Cualquier día me levantaré y será cualquier día,
un día de romper la baraja y dar un volantazo,
de tirar la toalla, comprarse un mulo y no pagar la hipoteca.
Ese día no venderé ni compraré nada,
no me regalarán lágrimas negras,
las uvas de la parra no estarán altas,
y me sentaré a mirar remolinos de hojas y bolsas de plástico,
como un emperador de la nada, dueño de vientos y de brillos.

Cualquier día me levantaré y cualquier día será como cualquier día,
al despertar no estarás allí dormida con semen seco en tu lomo,
me afeitaré adormilado, ducharé este pellejo,
y mientras me aprieto el cuello y el alma con una corbata,
haré un esfuerzo para seguir siendo
el adorador de cualquier día,
cualquier día...








HAIKU ANTISISTEMA


Como un niño anti-sistema
la poesía hace arder al hombre
que se ha convertido en contenedor de basura






















UR-BAN HAIKU




Con ese brillito en los adoquines mojados
recíbeme al menos
¡Oh, vieja cruel! Ciudad de Ur...




















EL BRUJO QUE ES BOCA

Llueve preciosa sin saber lo que dice
tamborera la tormenta
como el brujo que es boca
de lejos hasta el suelo
manto de agua y rayos de lejos
aquí por un momento



















EL CORREO DEL ALBA


Haré un poema de la pura nada...
Guillermo de Aquitania


Se acerca el alba y no pienso hablar ni de mí, ni de ti,
nada hay que celebrar y la cabeza busca sin poesía la almohada,
pero el traje transparente del sueño, la barandilla sobre la orilla mansa,
la gente feliz en los bares de la calle nocturna y clara
cuando el codo fuera de la ventana del autobús se enfriaba,
un sabor sin lengua, un correo con electrónicas legañas, lejanas,
mmmm, amor de lonh tan delicado y cortés que no espera nada,
alba que despierta adormilada, el gusto de nadie,
silencio con bostezos de tráfico, al final habrá que festejarlo...
¡Noticias frescas de la pura nada!

















EL DIAMANTE CORTADOR



Tiene su gracia que el primer libro impreso conocido (año 868, traducción china del
Vajracchedika Prajna Paramita o Sutra del Diamante) afirmara que la verdad no puede
ser contenida ni expresada con palabras, y que además es imposible la retención o
fijación de ningún estado mental pasado, presente, o futuro. Bellísimo anti-libro.





















EL HAIKU DEL ENEMIGO FABRICADO


La multiculturalidad ha fracasado.
Angela Merkel.

Tengo miedo,
mira, tengo todos los papeles,
y aún así me asusta Europa.




















HAIKU DE LA PÉRDIDA MASIVA






Mientras acaricio la caracola rota
que cuelga de mi chaleco de fontanero
supongo que el mar sigue allí



















EL DIOS L O NO SE SABE




Aquel que es noble
sabe de dónde proviene su nobleza.

Chilam Balam de Chumayel

No se sabe si el dios maya sin nombre y conocido como dios L, también llamado el
viejo o el fumador, es un dios del inframundo infra-realista, tan, tan, tan bravo, que
quiso conocer la vejez y la miseria en pellejo humano y con el hígado de Bolaño, o un
viejo sacerdote que por pura tozudez arañó a ratos lo divino, y quiso santificar al menos
las paredes de un cuartito con tabaco o versos, no se sabe.

No se sabe si el dios L era delicado como un brujo con abrigo de jaguar negro que
extrae corazones y sacrifica virgencitas, tan delicado que aunque el mundo le apretara el
alma "con usura" sólo respondía con una libra de rabia tan bien pesada y cantada como
sólo Ezra lo haría, o era cruel como un colibrí Eliot, fijo en el banco, chupando rosas y
disparando por un tubo conjuros del fétido y limitado amor de los hombres, no se sabe.

En realidad ni siquiera se sabe si fumaba tranquilamente su enorme sikar o chilum
pacífico de barro, o tocaba uno de esos espeluznantes aérofonos, artefactos de ruido,
pasión infernal y dolor, para invocar a seres terribles hambrientos de sangre humana, no
se sabe.

No se sabe si anoche Txarly Montero, o el dios L, hechiceramente tocaba la flauta de
multiversos traveseros, la gaita de codo en Connemara, la cabra bereber con plástico en




Adrar entubada, o a Itimad embrujaba en el corralón flamenco de Sevilla, e Imperio
Sevilla, o morcilla, escuchando a Olga la torera, dejaba su espectro clavado en estela
sobre la cáscara metálica de un transformador, o en el recibidor de la Pirámide de la
Cruz, no se sabe.

No se sabe si alguien, con ciencia, canto, budismo, trampa rasayana, alquimista, caldo
de Yoni, viento, humo o brujería, rompió alguna vez el dique del cerebro artaudiano o
humano, y le arrancó la boca estrechísima y consciente al embudo, y después de una
inundación de cuatrocientos mil millones de bits por segundo, borracho y loco de gloria,
de sinestesias de tubos-pinceles con volutas de humo en musicolor, y riadas de
información Juan Ramón moguereño niñodiós meándose encima de risa y bailando,
pudiera sostener una flauta, un nombre, o al menos una letra, L o cualquier otra, vivo o
muerto, hombre o dios para contarlo, no se sabe.

No se sabe, te lo juro, no se sabe.






















FÓLLAME COMO SI NO HUBIERA MAÑANA

Fóllame como si no hubiera mañana,
congela el tiempo y allana la yerba
para hacer un nido de gorilas,
sólo por unas horas, y en esta comunión
resucitaremos un presente pegajoso y subterráneo
que no hay quién mate del todo,
y ahora fóllame,
fóllame como si no hubiera mañana.




















EL HAIKU DE UNA SOLA PATA

Una sola pata
y salta y canta y halla migas
¡Maestro gorrión!
























ARENAS GRISES

Igual que un astronauta añora
las grises arenas de la luna, admito que me faltas,
demonio frío...
¿Cómo sembraste en mi cerebro tu piel de lichi?





















LA PALABRA DE PIEDRA


Teléfono cortado, internet robado,
la sonrisa negra del semáforo te suena los mocos,
el mosto de noviembre viene bueno este año,
la rumana del super o el tabaco;
veo virtud y ofertas, hombres y fantasmas, por toda la ciudad,
pero no es eso,
lo que yo busco es la palabra de piedra...



















TE CONOZCO


Admites avergonzada que lo único que tienes hacer mañana
es un ridículo curso online, rodeada de idiotas que no tienen ni para cerveza
te ocultas en un abrigo viejo bajo pelos
revueltos, pero yo conozco esa
sonrisa borracha en los ojos, eres la
flor de beleño en las ruinas del molino, la higuera gigante en el meandro seco.























SEFARAD





A Tamar Ilana Adams, que con su voz
devolvió intacto un viejo romance a su lugar de nacimiento.


Paraíso portátil sin techo
empapado bajo la lluvia del caos,
como romance que sobrevive siglos lejos de Sefarad,
callejón, caca, obelisco, gracia errante,
regresa el expulsado.













SOBRES DE SEMILLAS

Cuando paseo por Sevilla recién llegado de cualquier viaje
siempre me meto en esa librería que hicieron en un antiguo teatro,
hojeo algún libro delicado de poetas chinos o japoneses, y me voy sin comprarlo,
(ya he comprado los mismos muchas veces y no sé donde están)
después me quedo mirando las fotos de sobres de semillas de plantas, de flores y
verduras,
en una floristería de al lado que tiene un stand en la calle,
y pienso que hay un mundo dentro del papel que no puedo sembrar en ningún sitio.
Al final siempre acabo en la plaza de la Alfalfa o del Salvador tomándome
una copita de manzanilla,
y me vuelvo fuego y olvido,
carreta del gitaneo infinito,
Wang Wei, Issa Kobayashi, sobres de semillas...












SU PERVIVENCIA

De luz
el niño endeble
que no quiere salir a la calle
porque siempre le pegan
con mimo intento su pervivencia urbana
jaramago en las grietas del cemento
la supervivencia de la vivencia super
sin tropos ciceronianos ornatos o metaplasmos
amamanto el animal del abismo que en el pecho se acurruca
su tozuda ilusión de omnisciencia cariñosa y sin persona
que no cabe ni en el antiverso ni el multiverso
pero el trono debe salir y mostrarse
ser carroza de flores cristalinas y rayos
y se escapa el merkaba enjaulado en las costillas
anómala ecuación del todo con zapatos
asombro y gusto que mata todas las codicias
si sobrevive y vive super
el poeta











POESÍA, COMBATE MORTAL
Conmemorando diez años de los encuentros poéticos de “Voces del Extremo”.
Últimos días del segundo milenio, la guerra fría ha terminado, los sueños, de error o
virtud, acaban en el mismo cementerio de un nuevo orden plutocrático mundial.
Antonio Orihuela es Toro Sentado convocando a las naciones indias para la batalla del
pequeño gran cuerno, el lugar es Moguer, el pueblo-sueño que Juan Ramón se llevó a
las Antillas lejos de la violencia de los minihitlers y ministalins, menos torremarfileño
ahora en la derrota de la última belleza natural, en un mundo imposible para pinos y
burros, cerca de la Huelva lejana, pestosa, química y rosa; van llegando desde todos los
extremos, nuevas sienes sensitivas, feístas, toscas, puras, narrativas, antipoéticas,
primitivas, rebeldes, y aún así, los padres constituyentes del viejo estado de antes de
todos los estados, el estado poético, los feroces que reunió un coño azul isleño, los
editores independientes de la punta sombría y creadora que penetra sin auctoritas en el
mar de las voces en papel, se prepara POETRY MORTAL COMBAT, van llegando los
guerreros de las palabras floridas que extraen corazones en medio del
tardotecnocapitalismo miserable que atonta y mata toda ilusión, David Asturias limpia
sobre limpio como las mujeres de mi pueblo, su canto de pájaro que estuvo enjaulado
tiene el ornato de la dictio de ningún ornato de la dictio, Antonio Mallorca transmuta
transmisiones y grasa de taller mecánico en tropos de delicadeza, Jorge Madrid avisa
que ya no podemos seguir escribiendo hoy el día está gris, me duele un dedo, Manuel
Zaragoza sueña con vampiros de amor gigante pero llega al centro urbano, se come una
palmera y regresa agotado, Antonio Sahara es el poema objeto de sabiduría con barbas
hasta las ojeras, Uberto Valencia choquera es un gestor cultural con futuro que despierta
a los mejores de su generación, Francis Huelva vende aires acondicionados y les regala
libritos amargos del apocalipsis a putas y borrachos, Eladio Isla Canela crea una exótica
isla biodomo editorial de arenas y retamas poéticas entre los bloques de la codicia y la
fealdad, y se convierte en el último numantino, el único que no acepta maletines de
dinero-caca (no se puede comerciar con Artaud, la Tierra, o un indio Hopi), David
Sanlúcar pasea doscientos negros por el laberinto kafkiano de los millones de normas,
los concejales, los puticlubs, un mueble bar con espejos y cadenita o las tabernas de los
inéditos borrachos sin encontrar por ningún sitio al hombre diogénico, Isabel Málaga




mete en libros de poesía la penuria desclasada y nunca cantada de los barrios obreros
feos y pasados de moda, Luis Felipe Béjar sonríe desde su vejez patriarcal y compasiva
que apadrina suicidios literarios y niños africanos, corazones arcaicos, arcaicos
corazones, Caraoscura Jerez cante de la nación del carro, vieja candela de antes de todo
lo que conocemos, ya vienen, con el zumbido boscoso de abejas, el canto de los
pigmeos no domesticados, Mara México, Fathi y Mohamed Marruecos, Josu e Idoia
basucoi, Tiago Lisboa, Quique Valencia marcha con millones y añade ceros al número
de voces extremosas y despiertas, Eva Huelva y sangre y fármacos, Miriam Caracas,
van llegando, nunca acaba, diez años y sigue, ya sin fundamento en la Fundación Juan
Ramón, nomadea, se escapa a Béjar, es expulsada, se autopaga, se autogestiona, invita
a un anciano de la CNT que viene desde el futuro, se fuga a la Rioja de Begoña, pertinaz
como la vieja prensa de Cumpián Málaga que imprime a Jesús agua de Benarés, hablo
de una candela antigua, un fuego que pasa de mano en mano y de pecho en pecho, voces
y aullidos del extremo que no descansan, periferia ninguneada que es el centro, eran
nobles donnadies resistiendo en un mundo innoble, mortal el combate de la poesía y
perdimos, perdimos, pero estuvimos juntos, yo lo vi.














PASTCARD 1


Como en una acuarela china se levanta inmensa sobre las nubes y el mar
la cima del volcán de la vecina isla de Bali. Y en este amanecer gris de
frescor dulce en la orilla, con las horas cambiadas y el murmullo de
palmeras empujándome de vuelta hacia el sueño, no consigo encontrar la
palabra para anotar esa majestad, esa belleza orgullosa. Voy corriendo a
la cabaña para contártelo y, entre besos adormilados y cariños desnudos
bajo la mosquitera, me dices la palabra justa:
- ¿A que sí? ¿A que está chula la cima del volcán?
















PASTCARDS 2




Todos los botecitos de especias bailaban en su estante sin caerse
milagrosamente
un solo animal de dos cuerpos en envoltini embestía la pared
sobre el mármol enharinado
la pasta hervía unos minutos más de lo debido y ningún cliente se extrañaba
de que hubiera terremotos en la cocina
allí era tan natural como el plato del día















PASTCARDS 3



Aprieto el machete tontamente porque el mono aullador me parece jaguar
la habitación del Señor de Xunantunich está destechada
me tapo con un plástico
y con estrellas que atraviesan los párpados
el suelo es duro pero la mente es cristal
sueño ligero
mecido por el girar de la Tierra
















PASTCARDS 4



Cuando las nubes hacen un bocadillo con la bóveda de la selva maya y alguien
es la loncha de fiambre cada vez más apretada en el interior, buscando
el claro de la pista de Gallon Jug en un mar verde, sin GPS, con
brújula y reloj, como un marino de hace trescientos años, pero con el
combustible agotándose, con el avión peligrosamente sobrecargado, rodeado por
coliflores gigantescas en un cielo negro plagado de rayos que
convierten a la nave en semilla voladora de sicomoro, en el caballito de un tiovivo
brutal…Traga, si la saliva sigue espesa y aún tiemblan las piernas, alguien lo contará.
















HAMBRE DE NADAS


Piedra, potencia, cetro y aire,
rayo, hueso, ojo y nave,
flamenco, entraña, faro y roce,
no, no me basta,
tengo hambre de nadas,
quiero conocer la inteligencia
que ansía su fin.















EL TIEMPO SIN ALBA



Ella no sabe que soy el rey del tiempo
y puedo respirar bajo el chorro de arena y beberme las clepsidras,
a veces he esperado vidas enteras,
silbando,
como un pescador, tan tranquilo...

esperar

verte

vale
...
..
.
.









UN EURO CON DIEZ (SMS)




Lo mires por donde lo mires
un euro con diez es un euro con diez
no me esperes
estoy viviendo intensamente mi ruina

te llamaré













HAIKUS DE DOMINGO SOLEADO
El cementerio social
huele a ovejas esquiladas en calma
a caca de casta política y financiera perfumada

Todo lo fuerte pica al entrar y pica al salir,
amor, droga, mundo,
chula existencia.

Aviones de papel
un poema
la tarjeta del Inem

Estoy flamenco, casi Marrakech,
ya tú sabes,
con hambre de vivir.

Por el placer
de diseñar
el plan del placer

Domingo azul y limpia la piel
saco a pasear
el perro de la consciencia





CRÁNEO DE DELFÍN

Hay cosas importantes que tengo que hacer,
recuperar el cráneo de delfín que escondí en unas retamas cerca del faro,
aparearme antes de que nadie quiera acercarse a un mendigo loco
oliendo a orín seco, antes de convertirme en el fantasma de la playa de Mangueta,
antes de descubrir la palabra de piedra que encandela el pecho,
antes de que sea mía y me silencie, antes de eso,
una vez más ver a mis hijos, y aprovisionarme bien de piñones,
antes de enloquecer escuchando los vientos atado a un mástil,
antes...

















MAR ROJA
Y DESIERTOS
VII
















MAR ROJA

A Mar
Roma ardía y Olot humeaba por la boca de un cañón. Ella era pelirroja. Roma era amor
adolescente al revés por no sé qué puerco que escapaba el sacrificio como Nerón
tranquilo con lira en su balcón, o César blindado que baja la escalera sin temor al abrazo
navajero de su hijo más bruto. El senado, todos los senados, se habían vuelto invisibles
por el humo fiestero bunga-bunga, mudos ante las carcajadas del augusto ladrón ídolo
de todos los mercaderes. El hombre vitruviano de Leonardo estaba encarcelado por
estrellas euro-navideñas en una moneda. En Olot nadie había querido molestar a los
culpables hasta que un hombre enfadado hizo la guerra civil en solitario sin pararse a
pensar como terminó la última. Nosotros también ardíamos en el más gitano lugar del
sol, en el más romano Solucar, bajo la manta de Balam Balam, un jaguar de dos cabezas
antes congelado beso junto al río vallado que un mirlo gordo, nieto de Ziryab, vigila. No
es fácil explicar como el color de la candela se transparenta a través de una piel muy
blanca, como la mar se vuelve roja en la oficina del paro cuando le recitan a una
pelirroja el verso más global :-Ud. no tiene derecho a nada-. Imposible el recuento de
las ruinas, y la mar de besos, o concebir a todos mis hermanos panarras del consejo
supremo de la Sociedad Neuroguerrillera Psiconautica Triptolemos cantando y
celebrando que aún podemos vernos y celebrar cantando cuando una nave negra entra
en la mar, y la dicha arde, en el invierno miserable y electrónico, mar, mar, mar, rizada
y encandelada, pelirroja parada de sonrisa inexplicable, abrázame hasta hacerme daño
con amor romaní, aráñame como si no tuviera sangre, porque amar es riqueza y crimen
carmesí, marea roja, victoria.











GAMBITO DE DAMA ROJA

Mmmmm...
Yab-yum y oxímoron de piel,
gambito de dama roja y desapareces
en nuestro combate de la espada envainada que mata los tiempos difíciles,
pero aparto las llamas rizadas y puedo ver tu cara de gloria,
(tus tres espíritus auxiliares rugen y bailan dibujando el remolino del gozo)
mar, bruja, dakini, serpiente fueguina del espinazo, orgasmo y banshee
que sabe actuar dulce con los perdedores y triunfadores más perdidos,
cultivar el huerto futuro y libre,
ordeñar austeras cabras para hacer el queso de la autosuficiencia,
contar cuentos de apoyo mutuo y autogobierno, leer las estrellas...
lo mismo te vistes sólo con mi rosario de huesos
que te veo despegar una vieja foto de milicianas que enrollas con cuidado,
y sé que podremos luchar y caer juntos
en la guerra más asimétrica jamás conocida,
como pétalos rojos o higos chumbos de tripas púrpuras,
el chaparrón sangriento de jerónimos quijotes y piratas kamikazes
que teñirá la ciudad con la alegre violencia del color de tus cabellos.













MOTOR SECRETO




Imposible un mar que arde, el huerto de un rey moro en mitad de la ciudad, la filtración
séptica del poder en los periódicos, un rebelde anónimo que es legión en la alboreá del
día de la pólvora; todo sistema tiene anomalías que no encajan en la ecuación del todo,
criaturas luminosas de un paraíso paralelo que no deja de crecer y hace temblar las
puntillas del marco, ternura, las cosas que tú me haces, pleamar cálida, motor secreto...


















HELIOTROPO SIN SALIDA



Contemplando la virtud de las encarnaciones previas al despertar, como aquella en la
que el wannabe Buda troceó su propio cuerpo para alimentar a fieras hambrientas, me
regocijo. Como decía mi Guru, cuando tengo tiempo me regocijo, y así voy sumando
puntos. Sigo aprendiendo, y te observo comprando comida en el chino para el Polifemo
del bar (con gruta en un garaje), consolando a la que mata y muere enloquecida por ti
aunque venga a vernos con cuchillos y pistolas, invitando a la cena de fin de año a todos
los expatriados y poetas wolof del fin del mundo, a los que como yo no esperábamos
nada y de pronto lo encuentran todo en un mar que hierve de vida alegre y mece a sus
seres en las olas del bien, como trozos de mar o pétalos, como tu calle, heliotropo sin
salida.
















CALLE FERIA


En vapor de santo fuego
intoxicados
y el tiempo es una caricia
por la calle decorada
con nuestra feria de amor


















NUX POETRIAE


Antes de acabar el año
ya he quebrado el tiempo
sacrificando para ti la flor y el fruto del granado ,
con la pertinaz delicadeza que talla montañas,
viento, boca, caricia, espíritu,
bajo esta cáscara
la nuez que cabalga la ola,
nux poetriae.

















MAR DE LA EXTINCIÓN



En la mar con Mar, hablando del mar y la muerte, de la extinción, de vidas y formas
breves, de paraísos, recogemos conchas mientras dejamos que la perrita Anubis se
vuelva loca. Y digo estar casi seguro, convencido, vivir es siempre morir un millón de
veces. Esas casas abandonadas de cal seca albergaron a multitud de seres que nadie
recordará, como versos viejos o caracolas lejos de aquí que ni siquiera después de unos
días podrán hacernos revivir este mar de hoy.
-Mira -digo señalando el mar- si morir fuera nirvana o arena, resucitar en un mar
luminoso sin forma y sin nombre como éste, en tus labios pintados o en los hematomas
de tu culo estrellado, si desaparecer fuera bañarse en este olvido brillante sobre el tapiz
crujiente de esqueletos de chocos, navajas y almejas, o disolverse sobre esta orilla de
abrazo y madre rompiente, sería errado, ridículo, cualquier sufrir.













EL OMBLIGO DE LA LEONA



Morder atravesando significa unión.
I Ching

Centro, túnel, cicatriz, nudo y señal de una vieja puerta, no en Delfos, ni en la encina
parlante de Dodona, ni siquiera en Eleusis, Montesión, Meccah o Varanasi, en ningún
arbol Bodhi de ribera india y mansa, sino en tu ombligo, centro del mundo y la fe
verdadera que yo merodeo y circunvalo, como corcho que tapona el abismo te
descorcho, o cola de langosta que muerdo atravesando en la mesa de mi indigencia, yo
te penetro, te macheteo y te lo bachateo devotamente, ὀμφαλός y stargate, punta de
helecho enrollada o micro-punto abarrotado de galaxias comprimidas, yo te despierto el
big-bang, te tengo que despertar reconociendo en tus ronquidos a una leona, y todo
surge de allí y se anuda y se sella en la confusión de caldos y olores de amor, café,
naranja, ajos y rugidos, hasta que un laguito de sudor repose en tu ombligo y todo lo
oculto se haga manifiesto en su reflejo.












LA RISA DE LAS GAVIOTAS



En la taberna del puerto el marinero no es nadie en el trance de mosto
y rebusca entre lo que se ve y lo poco que recuerda
algo que sea verdaderamente suyo...
¿El sol de invierno que se deja mirar a la cara?
¿La lonja con carril de peces muertos y subasta electrónica a la baja?
¿La barca solar de Ra y las puertas de Nínive en cartón piedra para la cabalgata?
Y de pronto llegan ellas,
carroñeras y gigantes, oscureciendo la tarde con siluetas,
con su baile violento de larguísimas alas abiertas,
el hambre libre que ignora a los hombres y sus números,
gritan enfadadas porque adornas y coronas con sus plumas tu cabeza,
tumba de mi corazón borracho,
mar, mujer, nave,
ahora nos reímos
porque supimos robarles a las gaviotas
el secreto de su risa salvaje.












EL PARAGUAS ROTO DE LA RES PUBLICA


Llueve con fuerza y se nos aparece un paraguas blanco,
enorme, perfecto para dos, y sólo tiene una varilla rota.
Sin excusa para no pasear seguimos en el abrazo que camina cálido.
Gracias a tus pistas encuentro el pajarito firma que se esconde
bajo las llamas del infierno en la iglesia del Cristo de Burgos,
un poco más adelante los sintecho lo encuentran
en los soportales de la Encarnación,
y levantamos la mirada, intentando descifrar
frente a una obra faraónica de setas gigantes
qué cosa es la cosa pública y a qué publico representa,
y comprendemos el escaso poder de nuestra magia,
capaz de crear de la nada un paraguas,
pero un paraguas que sólo sirve para dos.









NO VELA

Sin artificio su fuego
sin ropa ni nombre
pero
purpura el manto
y profunda la calma
del que construyendo el paraíso
para sí y para muchos
no vela
nunca vela...















NUNCA VELA



...Decía que no vela, nunca vela sin sentido,
hasta su distracción es el rumbo del animal único
de miríadas de ojos,
su combustible y su aliento el amor asesino
que desintegra ejércitos de clónicos yoes,
nunca vela el Afortunado sin el runrún del molinillo
relleno de vísceras y versos enrollados,
sin el viento que esparce la suprema intención escrita en banderitas:
-pueda yo ser, pueda yo ser
casa, nave, alimento y medicina,
puerta, llave, sexo, cuchillo y mar,
humus lombricero pudriendo tumbas,
semilla feroz que explota en los pechos,
despertar...












FLOR DE TABACO

...Despertar, despertar contigo y descubrir
que aunque hay muchísimas cárceles,
de las peores pude librarme,
pero tú apareciste como duende o cante,
mar brava del sentir,
más carcelera que el humo del tabaco en flor.



















BOCADILLO &...



Te encuentre donde te encuentre
te recogeré
y te comeré.
Nammalvar


Pienso meter en un bocadillo
la cara que pusiste hoy al conocer en persona
al maestro gorrión,
(ese que saltaba en el haiku de una sola pata)
emparedar allí,
mi tierra y mi aire en el mar de tu bondad inconcebible,
igual que lomo de atún en manteca de cerdo
o aves libres confitadas en un curry loco de Madrás;
y una vez que aprenda bien seremos dos rebanadas
cobijando a todos los seres que sienten,
placer y alivio inmediato de todo el que ansía,
relleno de palabras y delicatessen
en un bocadillo enorme de dicha y paz.









ULTRAMARINOS

Para Iván y su Editorial Ultramarina Cartonera & Digital.

Largo tiempo fuimos ultramarinos, gitanos, pelusas de diente de león que
vagabundean sin tocar el suelo, pero convertidos en leones decidimos pisar fuerte y
tierno, embellecer con restos de huesos y afectos una pequeña matricaria, igualito que
príncipes chichimecas venidos de lejos, hartos del migrar absurdo, horadamos en una
plazuela cualquiera un nuevo ombligo del mundo.

















FLOR DE ALMENDRO
A mi hermano Fernando
Tengo un hermano que aparece en una tienda de ultramarinos
con ramas de almendro en flor
tengo un hermano que es la primera flor de mi invierno
tengo un hermano.



















LA TIENDA AZUL


Mar, pintar el cielo en una mesa,
mosto y amigos,
helechos y banderitas de oración,
por todas partes signos de ultramarino azul,
pleamar y mareo de gracia y bendiciones,
paz...

















EL NIDO DE LAS CIGÜEÑAS
A veces un poeta ensarta metáforas, y construye una alegoría que le parece graciosa, y
puede que hasta hable de un nido de cigüeñas sobre una vieja espadaña; pero cuando en
la tarde distraído recibe la visión de seres que en lo alto anidan, no para protegerse de
nosotros, sino para protegernos a todos, comprende que es posible vivir en la tierra,
hacerla habitable, anidar.



















PUREZA DE TRAFALGAR
Aunque te llames Mar
la rompiente te derriba y te arrastra vestida,
desnudo te vigila el hombre-loto empachado de turquesas
...Habrá que hacer algo mientras se seca tu vestido de flores,
recortable crucificado sobre los filetes finos de roca arenisca
junto a unas bragas de oro,
algo que complete y selle toda esta pureza.


















LA MAR QUE EN LA PIEL SE LLEVA
Por todos los navegantes del pasado, del presente, y del futuro, que te llevo, Mar, en la
piel y en las entrañas que por los ojos se asoman a las cosas, igual que llevamos todos
nuestros borrachos sintecho de testigos a una separación mañanera que es una boda,
Sevilla, Lisboa, océano, Toronto, y nos saludan serenamente en nuestra parada del café,
porque estar siempre ebrios y haberlo perdido todo también es sobria claridad de amor
que no espera nada, como una perrilla nerviosa y dorada que baila entre dos leones que
se besan y contienen el llanto con ese temblor infantil de los labios que amenazan
pucheros enormes de mucho caldo, y así es de alquímica, loca e invertida nuestra boda,
cuando el taxi nos busca en la iglesia de San Marcos para acercarnos con miles de
espacios y distancias, Sevilla, Lisboa, Toronto, karma loco del rey-navegante que deja a
su reina, y los campos de la bellota y el cerdo tranquilo, y en Lisboa se atraganta de
océanos por teléfono, Mar, Mar, Mar, este desierto de azul celeste, atlántico y marino
que atravieso y trago con gusto eres tú, mi piel de fuera y tu sonrisa hacia dentro,
nuestras retratos desnudos en un bar cerrado por la autoridad, una mujer que abre la
persiana de una tienda azul y ondea con su viento banderitas de oración con los cinco
colores de la mente compasiva que colorean el mundo gracias a tu ombligo en nuestro
ombligo de Montesión, bocadillo para un pajarito metadono, tomate aliñado para un
viejo gitano de oro, copa alta para un orfebre sin pan de oro, la mar que en la piel se
lleva, ancla y fondeadero, templo de dos leones, suya la sombra del almez de la paz, el
nido y los pollos de cigüeña, la espadaña desgastada, y todo lo azul que no acaba ni
arriba ni abajo, suya toda pureza sin lenguaje, Sevilla, Lisboa, mar océana, Toronto
entero, tirititraun tran trero, y la piel, toda la piel de este cachorro navegante entrego.









DRAGONA ES LA MAR
Boca, volcán, alma...
Mar Herrera Díaz

Como quilla de drakkar orgulloso silbando en la orilla de mi segunda tierra en la tierra
dragona es la mar que resopla en amor furioso y rellena los ojos de los puentes
del endeble y negro río Liffey con la rizada pleamar del gran moco de vida primigenia
el turbio turquesa
o embute de magma las cavernas del corazón
hasta que Dannyboy lluvia y viento en la cara
comprende lo triste de la victoria que no se ha construido sobre montones de fracasos
de la nave varada que no se ha subido al tiovivo de las tormentas

y así apila muebles y sacos terreros entre las columnas de la oficina de correos
dispuesto para el sacrificio
o se baña en el mar celta y bravo con los viejos que bajan los peldaños tallados
en las frías rocas de fourty foot
quiero decir que tienes que ser mar en el mar y saliva con sangre
pureza sin artificio para que ella te deje atravesar sus escamas
vivir en su cueva y dormir en su vientre
tienes que ser hada-trébol-arpa-rebelión
un monstruo con cabeza de Becket-boca de Joyce-corazón de Yeats
un bicho mítico de ternura y valor
dragón
tienes que ser dragón













EL SICOMORO DE ZURICH
A mar
a mar huele el lago
donde una pluma de cisne navega junto a reflejos de cumbres nevadas
pero solo puedo llevarte piñas enanas
los quesitos que robo en el hotel
seis litros de sangre
y el plan más antiguo
la perfecta inteligencia de una semilla con alas
que he metido en mi cartera
































SPANISH REVOLUTION HAIKUS


TODA RAZÓN AMABLE, TODA NAVE MADURA,
ACABA VIRANDO
HACIA EL FARO DEL AUTO-GOBIERNO


SIMIENTE ALADA QUE ATRAVIESA EL TIEMPO
Y ATERRIZA EN EL PRESENTE
NOBODY EXPECTED THE SPANISH REVOLUTION


-dijo don Quijote- Favorecer y ayudar a los menesterosos y desvalidos.
REPITA ESTE MANTRA CINCO MLLONES DE VECES
O APRIETE EL BOTÓN DEL CORAZÓN


¿Y si el sol tuviera una puerta y el autogobierno un faro,
si se pudiera acampar con hermanos en el duro suelo del mercado,
o caminar desde el kilómetro cero solo con pasos humanos?
















TESELAS
2 de Junio, no he podido llamarte,mi amor, Sevilla, Barcelona, París, tormenta de
arena en Hassi Messaoud, imposible aterrizar y noche en Argel, y por la mañana te
invoco desde las sucias playas de Argel, la vieja república corsaria y berberisca de mi
infancia y mis vidas anteriores, reviviendo como te abrazaba y desde la barandilla
veíamos algo parecido a un mosaico de seres, teselas revueltas y unidas, algo parecido a
una revolución que pide justicia, a un despertar pacífico, y nosotros volvíamos a estar
juntos tras mis vuelos lejanos, juntos para verlo bajo las mismas setas gigantes en las
que yo pensé que algo fallaba en la cosa pública, pero allí y entonces, primavera,
Sevilla, amor, revolución, belleza, todas las teselas encajaban en un mosaico con ganas
de vivir y perdurar. Unos metros más abajo de los jóvenes que acampaban para
embellecer el mundo, el pater de una nueva familia pensó hace dos mil años que con
teselas deberían dibujar dos pájaros que se besaran en el centro de su fresco patio.
Desde entonces ese lugar ha tenido muchos habitantes, muchos nombres, y muchos
dueños, pero igual que llevo tus labios en una servilleta y tu memoria en mi pecho como
Adriano y Alejandro la cabeza de Medusa en el centro de su coraza, uniré
armoniosamente todas las teselas de colores vidriados para que dos pájaros se besen
sobre las ruinas de todo esto otros dos mil años.












LOS DUEÑOS DE LA ARENA
hoy he aterrizado en una pista abandonada del Sahara
todos sus horizontes eran desiertos
barridos por vientos y espíritus de un sabor no humano
y pienso que hasta esa nada tiene dueño
que toda tierra lo tiene
siempre algo parecido a una dictadura militar
o a una democracia controlada por plutócratas
pero nunca los hombres
aunque sean tantos como granos de arena
nunca los hombres que nacen en ella
















HOME AIRPORT, O DONDE TU ME RECOGES.
Amor, desde mi casa de ahora en un contenedor contenida te escribo, con la sola
compañía de una mosca joven que tolero. Aquí mi mayor vuelo no es en nave alguna
sino en tus risas por los auriculares cuando te ataca nuestro cachorro Trini, la gata
lemuriana e infernal, mordiéndote a la manera que yo acostumbro. Tambíén vuelo
montado en las palabras de otros, como esta noche cenando con un piloto holandés que
me ha hablado de las pistas en las montañas de Papúa, leyendo las palabras de un amigo
que me reta a jugar a paletas en la playa al grito de "totaler kriege", o las de Bolaño, que
para mi disfrute inventó un poeta-piloto más loco que yo -escribía con humo versos en
el aire-, y son hermosos todos los vuelos o evasiones, y ligeras todas las obligaciones en
las arenas de fuego, pero siento que solo soy un fantasma hasta el día que aterrize en
nuestro aeropuerto-hogar (que así lo llama mi empresa), sin ficciones, sin adornos, sin
ansia, en la pista viva de la dicha y el presente donde tú me recoges.















Oros, oros, al pisar de la fina arena los suaves oros siempre revive la feliz memoria de la
amistad sin metáforas desnuda, lo sagrado del juego, los castillitos efímeros y la libertad
ociosa, incluso aquí, trabajando en el Sahara, me sale la carta del as de oros, oros, oros,
por fuerza oros en la playa más grande la Tierra.






















rumbo a Arabia en el interior de un corazón de lata
sobre unas bragas de oro duerme una caracolilla desgastada
mar, corazon, esencia,
magia, orilla y vinculo,
o lo que nos une no es diferente de lo que nos separa





















Dando gracias a la muerte pura
por ser magnificado en soledad por millones de cristales,
el viento de fuego desmelena la cresta de las dunas
sobrecogido, al regresar al Rub-al-Khali,
casi lloro.

































¿Sabes, mi amor, que nuestras voces viajan todos los días al espacio, y después de
asomarse a la vieja y negra madre que todo lo envuelve, se enredan, se cruzan, y
vulelven a caer en un desierto feliz y cercano, o en tu cuarto, sobre esa bolita del mundo
donde tú me encuentras rápido?






















Atrapada en la cabina de tripulantes una mosca vuela dentro de otro vuelo, hasta que
aterriza confundida de su abducción extraterrestre cuatrocientas millas más alla. Así, mi
amor, me llevas tú, en un vuelo dentro de tu vuelo, mi ser perdido dentro de tu ser, hacia
un lugar lejano y nuevo que huele a placer y mar.



























B-44, el joven y gafotas ingeniero indio llegó al contenedor de enfrente, el B-44, hace
cuatro días. Parecía feliz y entusiasmado el primer día, y me saludó afectuosamente su
primera noche. Hoy se lo han llevado por carretera; se había vuelto tan loco que a nadie
se le pasó por la cabeza sacarlo de aquí en avión. Las dunas y la nada tienen algo
místico y elegante, pero dicen los beduinos que por esta parte del desierto del Cuarto
Vacío hay muchos genios traviesos remolineando por las arenas.


























La tele-satélite cantaba de fondo en mi casita-contenedor que un tirano se había
escondido en una tubería de desagüe y lo habían matado 42 años después de haber
tomado el poder, que unos encapuchados dejarían de matar 43 años después de haber
empezado, el mismo día me enteré que existe una isla donde los hombres son libres
desde hace sesenta mil años y que nunca podré visitarla, el mismo extraño día...



























Sólo puede ser él, por estos desiertos no hay perros ni gatos, además el es el único que
camina como las modelos, casi sin salirse de la línea, con huellas como versos escritos
en secreto, velozmente. Que el zorrito nos visitara anoche hace mi mañana
extraordinaria; eso y una misteriosa avería eléctrica en el avión que nos ha regalado un
día libre. Extraordinaria, eléctrica, como furtivo zorrito, así la Realidad.


























Alta fortaleza y mirador sereno es nuestro amor en esta nave donde sostengo que el
amor y la budeidad no son cuentos chinos, sino del noble el único camino, la bella
senda igual a su destino, la sonrisa tallada en piedra que nadie puede cambiar, porque
creo que encajan, y rodeados de todo lo que brota y crece, no nos falta ninguna pieza,
ninguna para la construcción de la alegría.



























El trono vacío de mi esterilla, el espejo por el que se entra al mar, el jardín acuático de
un brujo Itzá, el platanito del cubo de plata y la feraz passiflora que se alimenta de ranas
descompuestas, la fotógrafa, el romero en flor, el bambú, el nenúfar y el papiro, el
paraíso, nuestro hogar...



























Una tiburona preñada te miraba desde las aguas del Estrecho y ahora ya sabes porqué,
porque los dragones de escamas irisadas no quieren desaparecer,
porque el amor es templo y nave sobre las aguas del misterio,
porque nosotros somos el viaje.



























Subhuti, si hubiese tantos ríos Ganges como granos de arena hay en el lecho del
Ganges, ¿serían muchos los granos de arena de todos ellos?
Sutra del diamante cortador

Creo que es esa fina antilla, amor, un poco al norte de la península de Qatar siguiendo la
costa de Arabia, ese banco afilado de depósitos de arena sinnúmero, la misma que
Simbad usó como varadero bautizándola como isla cuchillo.
























No distinta de mi nao, amor,
hogar y viaje, corazón y rumbo,
que en un volar tranquilo me acerca lo lejano.









































¿Sabes, amor, que te he visto por los ojos de mi nave, y estabas de pie frente al arrecife
de las sirenas comiendo una manzana verde, vestida solo con el pañuelo con el que los
saudíes se cubren la cabeza?




























La libélula gigante que firma temprano sobre un sol de cobre
el último malva arrinconado por la noche caliente en el oeste
mis pobres presas de hoy en la red del pecho



























una invasión de mariposas ayer
cincuenta y cinco grados hoy
cadáveres de monarcas por el suelo




























Amor, tengo un día libre, libre dentro de una casa-frigorífico. Abro la puerta y veo
cientos de dunas ardiendo en una foto sobreexpuesta que no podré pisar hasta que llegue
el invierno, y un plato enorme con un cablecito por donde espero que entre tu voz desde
el espacio, todo adornado con noticias del dolor del mundo y recuerdos de los animales
y plantas que viven felices y despreocupados gracias a tus mimos en nuestro patio, o de
la ballena que resopló aliviada frente a nosotros en el protegido cabo de gata, y me
siento como un torpe cachorro que tu amamantas, porque no veo la manera de extender
esa paz y esa belleza fuera de nuesto diminuto territorio.
























Now when I drive behind a Diesel-stinking bus/ Ahora cuando conduzco detrás de
On the way to the university/ un autobús que apesta a gasoil camino de la universidad
to teach Stevens and Pound and Mallarmé/ para enseñar Stevens y Pound y Mallarmé
I am homesick for war./ me entra nostalgia de la guerra.

Karl Shapiro
Oliendo el gasoil que queman las turbinas hoy me acorde de Shapiro, porque los
enfermos de ficciones somos legión, ya se trate de exquisita literatura, chismorreo
ingenioso de amigos electrónicos, o televisiones ordinarias, y no debemos olvidar que
sólo son mundos-espejo de una vida real que se nos puede escapar sin siquiera olerla.






















sonreir a 53 grados
con el optimismo patológico
que heredé de mi madre



























te juro que un segundo después de aterrizar cayó un chaparrón con rachas de viento
furioso, sobre el campamento del desierto más marciano y muerto de la Tierra, y el
piloto hacía chistes sobre una flor en el culo, el mismo día que llovió demasiado tarde
para treinta mil niños en el cuerno de Africa, el mismo día que encontraron agua en
Marte, el mismo extraño día...


























No hablo de un polvo contigo en una mañana nublada de verano, sino de tórtolas sobre
las tejas, del perro y el gato durmiendo juntos , la platanera que se cura y un buda azul
en el patio, la velá sobre los barbos del río turbio, lo de más afuera y lo de más adentro,
batido todo en lo jondo, en lo jondo con pomada, porque no hablo de un polvo contigo,
sino de explicar en la farmacia que nuestro amor arranca la piel y duele, porque estamos
intentando sanar un sistema triste y endeudado con un polvo que reinicie el universo.
































La misma noche que cayó Trípoli celebré en mi pecho otro asedio, el ataque final sobre
las formas de violencia más sutiles, la única victoria que acaba con el enemigo.




































Amor, fuera del contenedor hay una tormenta de rayos secos que se aleja, y una calle de
nubes por donde una luna preñada alumbra el desierto, y he sentido un escalofrío en la
noche tórrida, porque la pureza de esta soledad enorme tiene el mismo sabor que nuestra
pasión, y su perfecta muerte es tan alegre y elegante compaña que me recuerda a nuestra
casa plagada de animales, juegos y mimos, y tu amor está aquí, y el desierto allí...
































sin adorno ni atributos surfea la conciencia
en el océano de la muerte absoluta
olas del Rub al Khali


































en su nave el carnero del millón de años
se empacha de espacios y rarezas
allá abajo los lagartos nadan
los hombres agujerean la tierra para sacarle el jugo
y los escarabajos hacen rodar la bola del sol

































atado a una oficina con cielo y arena
el caos que cumple todas las reglas
en las costillas de mi nave
mora tu candela

































en mar de amor hondo
pescarte la perla
ser ofrenda que respira






















STELLA MARIS

Si por tu gracia y guía, estrella fija en el cielo,
atravesara la negrura del espacio poblado de flujos y criaturas,
y aquí, abrazado a tus costillas como si fueran de mi nave las últimas cuadernas,
derivando insomne por tus ronquidos, perdices de las que hablas en sueños, y sudores,
hallara para siempre feliz abrigo y fondeadero,
ya aterrizado en tu sol no habría ser que no pudiéramos sanar y poner de pie,
mar, estrella del mar, " no más grande que la mano de un hombre, una nube sobre el
mar".

Si llegado y varado en tu fuego fuera,
sin nuevo rumbo en el destino, como corazón pequeño parado en el útero
o amor que apenas nacido se esfuma,
sólo podría bendecir una nueva tierra sin dolor, organizar algún festejo, bailar,
Ishtar, stilla y stella maris, porque ahora nuestro respirar juntos
es navegar en reposo,
holgar.












CABO COMORÍN
Frente al cabo Comorín hay dos islotes, en uno está la imagen de Vivekenanda, guru y
educador, en otro el coloso de un viejo poeta tamil.

Al sur del sur dos piedras con lo mejor que podemos ser,
más al sur, más al sur no hay nada,
sólo hielo si quieres seguir hasta el fin.























BODA EN VARANASI

De almas gaseoso el río Ganga
sobre el que te inclinas para incendiar la navecita con flores ofrecidas,
y por accidente mojas tu pañuelo con el caldo que contiene toda la podredumbre
del dolor de los hombres, los bebés atados a piedras, las cenizas,
los miembros de los pobres que no ardieron, las bestias todas,
las flores viejas en serpientes naranjas que no quieren hundirse,
y al subir los escalones ya estamos casados
por la mona que ignora nuestra ignorante especie
mientras se termina con deleite un trocillo de harina frita,
casados por las piras funerarias y la tizne y el brasero que nunca se apaga
en el templo de Manikarnika Ghat,
amor, hemos llegado, después de muchos cuerpos,
para asomarnos sin miedo al abismo del tiempo y lo finito,
y reír temblando frente al gran sumidero y su espiral,
muerte, matrimonio, fuego, origen…




Sign up to vote on this title
UsefulNot useful