Está en la página 1de 7

KARMA SUTRA,

“LOS PRECEPTOS DORADOS”


“En cuanto al camino de Buddha el cual he caminado, deseo guiar a todos los seres
vivientes igualmente, para que alcancen este camino”
“Un tiempo, durante un encuentro al que asistieron 1250 seguidores, el venerable
Ananda, luego de circunvalar tres veces con las manos juntas en torno a Buddha, e
inclinarse con respeto al Buddha, le preguntó:

-En la presente Edad Oscura donde la mayoría de nuestra gente es indulgente con
sus faltas, irrespetuosos a las enseñanzas del señor, inservibles a sus padres,
inmorales, miserables y sórdidos, entre ellos algunos son sordos, algunos ciegos,
algunos mudos, algunos con poca inteligencia, algunos minusválidos en otros
aspectos, y la mayoría de la gente ha transgredido matando, ¿Cómo podríamos
nosotros comprender las causas y principios, crípticos y fundamentales, que nos
han traído a esta realidad, y que consecuencias sufrirá cada individuo por lo actos
que este mismo haya cometido?. Mi señor, ¿Podría usted, gentilmente, explicar
esto a nosotros?

El Honrado por el Mundo respondió entonces:

-Escucha cuidadosamente, ahora expondré la Ley del Karma. Debido a efectos


kármicos heredados, de vidas pasadas, algunas gentes son pobres, algunos ricos,
algunos felices y algunos miserables. Estas son cuatro reglas inseparables para
obtener felicidad y prosperidad en la próxima vida. Estas son:

Ser servicial a los Padres.

Ser respetuoso a los Buddhas, las enseñanzas del Buddha, y a los monjes
Buddhistas.

Poner en libertad a seres sintientes y abstenerse de matar.

Y ser caritativo y abstenerse de comer carne.

Entonces el Buddha continuó con el Sutra del Karma:

-Destino significa el total de efectos kármicos del pasado. Creer y practicar este
Sutra les traerá eternas prosperidad y felicidad. Aprendan la Ley del Karma tal
como sigue:

Poder tener un cargo en un gobierno es una recompensa por, en vidas previas,


haber construido estatuas de Buddha. Construir estatuas de Buddha está
conectado con moldearse a uno mismo, y proteger al Tathagata es protegerse.

Ser un empleado en un gobierno no puede darse por hecho, no practicando


Buddhismo no sucederá. Haber ayudado a construir puentes y caminos en tu vida
pasada es conducente al presente gozo de instalaciones de transporte que te
previenen del cansancio de caminar.

Donar ropas a los mojes te asegurará estar bien provisionado con ropas en el
futuro o en tu próxima vida.
Estar liberado de la búsqueda de comida es el resultado de haber provisto con
comida a los pobres en tu vida previa.

Ser avaro y reacio a ayudar a los necesitados da surgimiento a futuras desnudez e


inanición.

Tener una casa amplia es una recompensa por haber donado alimentos a los
monasterios en tu vida previa.

Construir templos y refugios públicos te dotará de futuras prosperidad y felicidad.

Ser hermoso y apuesto es una recompensa por haber respetado y ofrendado flores
a los altares de Buddha en tu vida previa.

El abstenerse de comer carne y constantemente recitar plegarias a Buddha


asegurará que nazcas como un niño muy inteligente en vuestra próxima vida.

Tener una buena esposa e hijos es una recompensa por haber esparcido las
enseñanzas de Buddha en el pasado.

Amoblar templos Buddhistas con pinturas y tapicerías te permitirá tener buen


matrimonio en tu próximo renacimiento.

Tener buenos padres es una recompensa por haber respetado y ayudado a aquellos
que estaban solos y desolados en tu vida previa.

Ser un cazador de aves en tu vida previa ha dado resultado a tu actual orfandad.

Tener muchos hijos es atribuible a que hayas liberado a muchas aves en tu vida
previa.

Haber destruido flores habitualmente en tu vida previa ha causado que seas calvo
ahora.

Tu longevidad es debida a haber liberado seres en tu vida pasada. Una vida efímera
es resultado de haber convertido demasiados asesinatos en la vida previa.

Robar la esposa a otro hombre te causara no tener esposa en tu próxima


reencarnación.

Ser ahora una viuda es debido a tus irrespetuosidades para con tu esposo en tu
vida previa. Ser desagradecido en tu vida previa te ha causado ser un siervo en el
presente. Anhelar la esposa de otro hombre te causará no tener esposa en tu
próxima reencarnación.

El habitualmente distorsionar las verdades te causara sufrir de ceguera en tu


próxima vida.
Poseer una boca retorcida es debido a que mal intencionalmente hayas soplado
velas del altar de Buddha en tu vida previa.

El vituperar a tus padres te causará renacer como un sordomudo en tu próxima


reencarnación.

Ser un jorobado es un castigo por desalentar y burlarse de los seguidores de


Buddha en tu vida previa.

Haber cometido males con tus manos en tu vida previa es la causa de que tengas
las manos deshabilitadas ahora.

Que seas cojo y pobre es imputable a que hayas sido un ladrón en tu vida previa.
Renacer como un caballo o como un buey es el resultado de que hayas denegado a
tus deberes en tu vida previa.

Renacer como un cerdo o como un perro es el castigo por haber engañado y


dañado a otros en tu vida previa.

Ofrendar carnes a los monjes en tu vida previa ha dado pie a tus constantes
enfermedades.

Estar saludable es una recompensa por haber ofrendado medicamentos para salvar
a los enfermos y heridos en tu vida previa.

Perpetrar maldad implacablemente y sin cesar en tu vida previa es la causa de tu


actual encarcelamiento.

Habitualmente obstruir la salida de las madrigueras de serpientes y ratas te causara


muerte por inanición en tu próxima reencarnación.

El envenenar el rio o fuente de agua te causara morir de envenenamiento en tu


próxima vida.

Ser solitario, miserable y sin amigos es el resultado de haber sido engañoso y


fraudulento hacia otros en tu vida previa.

Faltarle el respeto a las enseñanzas del Buddha te traerá constante hambre en tu


próximo renacimiento.

El vomitar sangre es el castigo por comer carne mientras se le reza al Buddha.

Haber atendido instrucciones Buddhistas con ligereza en tu vida previa es la causa


de tu presente sordera.

Estar afligido con úlceras es el castigo por haber ofrecido carne ante el altar de
Buddha en tu vida pasada.

Heder es el castigo por vender incienso con deshonestidad en tu vida pasada.


El cazar animales con cuerda y red te predestinará a morir en la horca.

Ser excesivamente envidioso y celoso en tu vida previa es la causa de estar tan


solo o de no tener esposa en el presente.

Ser alcanzado por un relámpago o quemado por fuego será el castigo por haber
comerciado con deshonestidad.

Ser herido por bestias o serpientes indica que esas criaturas fueron tus enemigos
en tu vida previa.

Cualquier cosa que hagas se devolverá a ti, así que acepta cualquier justicia y
retribución que caiga sobre ti. No te equivoques pensando que el karma es una
falacia. Vivirás para cargar las consecuencias sea en esta vida o en vida futura.

¿Deberías dudar de la virtud de practicar Buddhismo, podrías no ver la facilidad de


los seguidores de Buddha?

El karma pasado determina tu presente destino. Los karmas presentes moldearán


tu próxima vida.

Cualquiera que difame este Sutra no renacerá nuevamente como un ser humano.

Cualquiera que acepte este Sutra atestiguará la verdad.

Cualquiera que escriba este Sutra va a prosperar en vidas exitosas.

Cualquiera que transporte o porte este Sutra será liberado de contratiempos.

Cualquiera que predique este Sutra se volverá una persona muy inteligente es vidas
sucesivas.

Cualquiera que recite este Sutra será bien respetado por la gente en su próxima
vida.

Cualquiera que distribuya liberadamente este Sutra se volverá en líder para la


humanidad en su próxima encarnación.

Si el karma no surte efecto ¿Qué provocara a un hijo servicial el rescatar a su


madre bajo grave peligro?

Cualquiera que sea fiel a este Sutra no fallecerá en atestiguar el paraíso eterno.

La Ley del Karma funciona siempre, y el fruto del acto vendrá a su debido tiempo.

Habiendo hablando el Sutra de arriba a Ananda y los seguidores, el honrado por el


mundo añadió: “Hoy innumerables ejemplos acerca de la Ley del Karma, pero solo
la he mencionado en generalizaciones”.
Luego Ananda dijo: “Hasta el final de la presente edad oscura, la mayoría de los
seres humanos habrán, a través de vidas sucesivas, acumulado incontables
equivocaciones debido a su ignorancia acerca de la Ley del Karma, acerca de las
consecuencias kármicas, pero gracias a nuestro señor y al Sutra que tan
gentilmente nos ha dado, cualquiera que escriba y lea, imprima y distribuya este
Sutra, recitándole al Buddha, será bendecido con felicidad eterna y será admitido
para ver a Amitabha, Avalokiteshvara Boddhisathva y a todos los otros Buddhas en
los paraísos celestiales”.

Luego de que Ananda hablase, todos los discípulos de Buddha y los seguidores se
sintieron extasiados e iluminados y, luego de inclinarse respetuosamente ante el
Buddha y tomar votos de atenerse a este Sutra, tomaron sus caminos a casa.

Terminada la 1° traducción/evaluación/revisión el d ía 10 de la rata de metal, 28 de


Octubre de 2009, día especial de Padmasambhava, por J.H. Espinoza, para
beneficio de todos. Ultima revisión y transcripción a formato electrónico el día7 de
noviembre de 2009.

Contacto: javier.simha@gmail.com

Obtenido original y libremente de: www.tbsn.org