EFECTOS SECUNDARIOS

Antonio Martínez i Ferrer 2003

1

Voy a partir. Hazme sitio, caballo, en tu gruta excelente José Viñals

2

Seguimiento del tratamiento con Interferón contra la Hepatitis C. .

3

14 de abril del !!"

#Conmemoración $epublicana#.

En el día de hoy me inyecto la primera dosis del Interferón

Los caminos de esta noche son de fuego. Larga la som ra de los sue!os" astuto el sonido de sus pasos persiguiendo mis pensamientos. Esperar# en el silencio para $ue no me descu ras.

%

%artes 1&

E&tra!a amante de esos de fuego. 'aisa(e para la confusi)n.

*

'ue(es 1)

+iento la carga de mi ,oz cansada. -oguera agazapada tras un poema silencioso.

.

La tarde llega con paso enemigo.

Los ,ientos del interior se rompen.

La fatiga toma la pala ra.

/on la mirada hacia fuera sigo presenciando la ar arie norteamericana. 01u# dram2tico genocidio34 5ser2 incapaz el mundo de impedir estos desmanes6

7

Viernes 1*

En la soledad la ,oz pierde el grito. Las om as estallan4 los ,ientos de arena se llenan de alas asesinas. El terror ronda la ,ida4 51u# ser2 de los oasis donde naci) la primera letra4 el primer ,erso6

8

S+bado 1,

El ,iento de la fogata le,anta el ,uelo. 9oces de agua me cuentan pala ras de otro sue!o. Mis manos sienten un ,acío tem loroso.

:

-omingo !

En los cielos de 'alestina la mano asesina cierra el pu!o y golpea. ;e una parte la carne4 en la otra4 el acero 0/uanta humillaci)n y muerte3

10

Lo efímero se apodera de los sue!os y en la oscuridad de las p2ginas nocturnas se cuentan intermina les emociones con ,oz de eternidad. Espero des,elado y en silencio. Ma!ana la pr)&ima inyecci)n.

11

Segunda semana

12

.unes 1

En los lunes la cita. Entre carne y piel un río ardiente a,anza. <odo se de ilita. La confusi)n me in,ade. La ,oz escapa tem lando.

13

%artes

Estoy ante una infusi)n de tomillo uscando de su condici)n un ali,io a la angustia. La fie re no me a andona. +onrío de mí mismo4 5por$u# estar# mir2ndome el om ligo con tanta insistencia=

1%

'ue(es 4

Algo e&tra!o est2 echando raíces en los recintos del cuerpo. El dolor se agazapa en la gruta del desfallecimiento. Apenas mis dedos pueden pasear por el teclado.

1*

Viernes &

>n nue,o empe!o paralizador se mue,e en mi interior4 las rodillas se pierden en la inercia y piden prudencia al paso. +i tu,iese $ue mo,er la pluma4 de seguro $ue no hu iese escrito estas líneas. preparar# la siem ra4 con poemas de los amigos $ue me acompa!an en silencio.

1.

S+bado /

Las horas de este día se encuadernan" lanco so re lanco. ?ada tiene pensamientos" en los o(os del día. En la pr)&ima es$uina me ocultar# en un ol,ido.

17

-omingo )

El primer canto de la ma!ana se llena con a undantes perfumes. La tierra de color sangre reci e la huella del p2(aro. La ,ida impaciente responde con pala ras de luz.

18

Tercera semana

1:

.unes *

<emprano4 el agui()n de ,uelo atre,ido y alma de incendio4 me alcanza. Aliento de fuego4 rasas en la mirada. 01u# asco de tarde3

20

%artes ,

Mi energía ha sido con,ocada al rinc)n del a andono. +er2 interrogada4 medida y desmem rada. 5llegar# al final6 La fie re insiste.

21

%i0rcoles "!

Estoy en la fosa s#ptica de las ideas4 el ,er o huele4 y es putrefacto el ad(eti,o. <odos los deseos han $uedado sin nom re@ El tiempo ha perdido el ritmo. La ,oz ,estida de grito se re,uel,e infecta contra la ,ida.

22

A$uí4 con la puerta de huir atrancada me re,uel,o en la mierda4 y cuando m2s fuerte es la re eldía m2s hundido estoy en el desconcierto. Me ,oy al silencio. Esperar# acurrucado4 en los momentos desapro,echados hasta $ue acudan los pregoneros de la claridad.

23

'ue(es 1 de mayo

En este nue,o día los 38 grados no ce(an en su empe!o de marear las ,ísceras. /on todo me siento tran$uilo4 si considero $ue los días anteriores fueron terri les. 1-2a grande de m2 clase, a(enidas con rumor de combate, manos de muc3edumbre en busca de libertad4 el grito renace de las entra5as del oprimido4 en la luc3a del 3ombre por el 3ombre6

+# $ue son t)picos4 alegatos repetidos con insistencia. 'ala ras $ue de tanto usar $uedan ,acías.

2%

Vienes

El lugar es hermoso el palomar de la prima,era reclama espacios4 en la ma!ana las alas de pintar crecen en la paleta solar. Los olores han estallado.

2*

S+bado "

El ,#rtigo ocupa los prados sin patria de mis digestiones. 9ol,í la mirada en As$ueda del sosiego. Mi amante no falt) a la cita. En el atardecer4 el dolor escar an en el hígado. Buscar# entre las ausencias un lugar donde esconderme.

2.

-omingo 4

-a amanecido4 asomar# la mirada.

27

Cuarta semana

28

.unes &

En tr2nsito desde la fatiga. En la tarde entra Cos# 9i!als pintando pala ras. Mi desconocido Drihuela" $ue cerca siento tu ,oz en#rgica y re elde. Eo esta a solo. Ea no estoy solo.

2:

%artes /

En el ,ia(e de este día los zapatos impacientes ocupan su puesto. Amigo mío4 he tomado las alas de remontar la ad,ersidad. El grito es hacia adentro" nadie ha de conocer mis miedos.

30

-oy he conocido los resultados del primer an2lisis. Las defensas iol)gicas se han de ilitado de forma preocupante. 'or el momento de o seguir.

31

%i0rcoles )

Est2 tur ado el pensamiento4 ,agando por un desierto de e&tra!os horizontes. +e han orrado las puertas. Me he con,ertido en escollera donde descarga la furia.

32

'ue(es *

La ,ida se agarra fuerte a la cuerda de la super,i,encia. Me inclino y siento el eso oscuro del fondo.

En la tarde de o colorear las pala ras. 'onerme la camisa de las alegrías. 'reparar el eso dulce. Mi ,oz de e tener el tono de un poema. Mi amada es el 2lsamo" Eo pondr# en sus la ios la sonrisa.

33

Viernes ,

La noche de sue!o oscuro se acerc) a escondidas" Fodeo sus es$uinas" llenas de silencios. y me pierdo manchando espacios lancos.

3%

+entado en las meditaciones he amanecido con mirada de patio. Mis manos y el pensamiento lleno de minaretes. Asalto el li ro de los ol,idos. y los poemas tienen nom re de locura 01ue ,oces mas e&tra!as3 l

En la espera me he sentado a la arra de las peticiones4 el mozo se ha ausentado pero4 como el perro era conocido me entretu,e acarici2ndole.

3*

S+bado 1!

-oy le,edad en los pasos momentos historias $ue piden ser contadas. el amor (uega en el patio del (azmín y las rosas. /ogidos por la mano4 en silencio ,amos4 hacia los encuentros dulces.

3.

-omingo 11

El coro familiar en el patio de los momentos gozosos +entados a la mesa de las cele raciones el día llama a reír. -ermosa noche4 tapiar# las ,entanas para $ue no escapen las uenas miradas.

37

Quinta semana

38

.unes 1

5'or $u# tienes la mirada desierta6

3:

%artes 1"

Me e&tra,ío en el deseo de reunir pala ras. ?ada se adi,ina en este a ismo. La ,oz de crear im2genes se ha perdido. ?o dar# un paso con la angustia marcando el camino.

%0

%i0rcoles 14

-e ,acilado4 me ha tem lado la mirada4 <ímida la mano ha a ierto el ca()n donde guardo los pies. ,encida la in,isi le geometría de la salida4 alzo el ,uelo y recupero una sonrisa $ue sali) sin direcci)n. Ma!ana intentar# dar otro paso.

%1

'ue(es 1&

Es de metal el (adeo en las raíces del pecho herido Alguien me est2 ro ando el ,iento.

%2

Viernes 1/

La ma!ana ungida de inesperados encuentros se ha ,estido las galas de una imagen entra!a le. >n a,e del paraíso llamada Bonafini se ha posado en el dintel de todas las esperanzas. >ni,erso de madres de miradas lancas. 'a!uelos alados $ue rotan en la intimidad de una plaza $ue a ri) ,entanas al mundo.

En la tarde. /ansado4 sin aliento no puedo ,olar en los sue!os.

%3

S+bado 1)

;e mares con espuma de piedra se ele,an uitres con mirada de arrancar estrellas. Las u!as esta lecen un corte(o de desgarradoras ansiedades. La angustia del la erinto intestinal esta lece reglas para impedir el descanso.

%%

-omingo 1*

La ,oz4 del ,endedor de zarcillos de luna4 se pierde en los camino del atardecer. El deseo4 torpe4 entra por una rendi(a casi ol,idada. El sue!o er)tico me en,uel,e con atre,imiento. Llam# a la puerta silencioG" Gno encontr# la lla,e. La calle me sonri) y su acera me acogi) solicita. <ur ado me sent# en una som ra $ue canta a con ,oz de ho(as oto!ales.

%*

Sexta semana

%.

.unes 1,

01u# oc#ano descarga so re mí la ironía de sus pala ras3 >n grito agarrado a las raíces de mi e&tra!a mirada rompe el trazo de mis pasos. 01u# pronto ha amanecido3 El graznido de un cuer,o desconocido escar a en mi cere ro persistentemente en sim iosis con el ramido de la sangre. Las columnas del santuario se estremecen. <em lando intento continuar estos desprop)sitos mientras4 los dedos a andonados a la de ilidad permiten a la fie re $ue se con,ierta en un templo donde las im2genes se des,anecen en las cercanías del deseo.

0E&cAsame3 ahora recuerdo la es$uina donde de(# la ,oluntad.

%7

%artes !

Me he le,antado corriendo por el par,ulario de las ideas. Mientras4 escri o en las l2grimas4 reco(o geometrías con alma de espacioHluz.

%8

/ansado de charlar conmigo mismo tomo la patamano de mi perra. El di2logo es gratificante. -a lamos de amistades4 no leza y fidelidad. Al coro se incorpora algAn $ue otro gato4 y la ,oz del ,iento $ue pasa entre los naran(os. <odos con,inimos4 en $ue la m2s misera le de todas las criaturas era yo. Asentí con,encido.

%:

'ue(es 1

El ,ia(ero del arrio de las hipocresías decide representar la gala de las inmundicias. +u maleta ela orada de falsedades e&huma la pestilente ret)rica de los políticos $ue guardan el orden esta lecido. Los muertos de ham re no e&isten4 el terrorismo de estado es un cuento4 la tortura policial es una fri,olidad y la corrupci)n4 un infundio..... ....................4 ser2 este un uni,erso pulsando en otro tiempo.

*0

'ue(es

Las te(as me parecen alas $ue el hurac2n de los días arranca de e&tra!as a,es con cuerpo de arro ;esde su arcaica apariencia compone #picas canciones con tonos ro(os 4 cremas y ocres. La orgía de su presencia es recurrente para el ,uelo. 5Acaso pueden ser ,istas de otro modo6

*1

Viernes "

-oy todo es pesado4 la mirada ha perdido la imagen. El ,ia(e de hoy ser2 corto4 pesa el aliento. <odo es recurrente para la ausencia y el ol,ido.

*2

S+bado 4

+o re,uelo el patio tenderetes4 donde se ofertan siestas con som ra y risa incluidas. Este s2 ado se ha con,ertido en cama para el sosiego. +i me llamas4 grita fuerte seguro $ue estar# perdido en la le(anía.

*3

Anochece Me han despertado las emociones de ayer. -e desempol,ado los recuerdos con pala ras de futuro. <odo es4 una mirada $ue corre con piececitos infantiles a sentarse en el apeadero del primer encuentro. >nas l2grimas se sienten li res. 'eroG4 sigo siendo reo del desconcierto.

*%

-omingo &

Me siento un payaso desorientado en este escenario donde pasan y pasan e&tra!as y desconocidas sonrisas. Miradas sin rostro. +e nos con,oca a la fiesta de la hipocresía >n ,ecino a(a la persiana4 'ala ras y manos pasean la complacencia del ignorante. Entregamos el futuro por nada. /uatro a!os m2s para el silencio. 0todos hemos aceptado3

**

?o me ha sido dado el (uicio para entender la mente humana4 la inteligencia es un mausoleo donde anidan la per,ersi)n y la ini$uidad El $ue sufre4 aplaude el sufrimiento. El $ue llora4 ríe sus l2grimas. El herido4 e&alta la guerra. El ham riento4 adora el ham re. El oprimido4 ensalza al tirano. Amigo4 la mano $ue ,ota4 es conducida por los amos al altar del a surdo.

*.

Séptima semana

*7

.unes /

>n manotazo de tur adores ,acíos me ronda. La inseguridad e&ca,a nidos entre los dedos. La confusi)n con ,oz silenciosa duerme conmigo en la cama de las tur ulencias.

*8

%artes ) -e conseguido reunir los arreos para engalanar al potrillo conse(ero. El $ue guardo en el (ardín de ma!anas posi les. Al trote y ,estido con historias de llegada4 le ro o con silencios filigranas para atrapar atardeceres.

*:

%i0rcoles *

La noche camina por el templo donde pernocta la in$uietud. ;e los rincones de la angustia arran$u# a manotazos unas telara!as $ue no conocían mi nom re4 pens#4 $u# triste de i) $uedar la ara!a. 5Me han arrancado de un manotazo la noche $ue no encuentro6 5-a r2 sido la ara!a6

.0

'ue(es ,

51ue estar2n haciendo las raíces paseando por de a(o de la tapia4 no sa r2n de muros4 no sentir2n su peso6 Eo s# $ue las raíces no sa en $ue son 2r ol. Mis mundos tienen razones de adentro $ue afuera no se entienden4 /omo el 2r ol4 no sa en $ue son e&tremos de la misma cosa.

.1

Viernes "!

La pasi)n se le,ant) temprano" con timidez hizo un gui!o. Las manos de hielo y fuego le,antaron el ,uelo por los prados de mi amada. Los límites son transparentes4 los colores indeterminados4 la pasi)n aturde. En los (ardines colgantes tom# la leche. ;el oc#ano" ahogarme hasta el #&tasis.

1ue agua te hizo ,iento para ,ol,er a ser agua en la cascada.

.2

Al anochecer. 5'or $u# te miro6 5'or $u# me llamas6 -e tomado el remo sentado en un saliente de piel ro(a. Femo y remo hacia la orilla. 51u# har# esta noche +i el 2r ol no es un 2r o6 +i el sue!o no es un sue!o6

.3

S+bado "1

<odo est2 en silencio.

.%

-omingo 1 de 7unio

+e comprime el pecho a razado por la fie re. El fuego ha roto los límites y a rasa el aliento La oscuridad se hace calle4 sin horizontes. 5'or $u# los pinos del patio lloran con l2grimas sin agua en el alma6

.*

Octa a semana

..

.unes

'aseo4 solo por el museo de los tem lores4 e&tra!os alfa etos en sus muros. MAsicas ol,idadas se retuercen en el caos. 'aso con los zapatos del re,#s para a rir sendas.

.7

A estas alturas del tratamiento la confusi)n y la de ilidad son e&tremas. La fatiga me impide la m2s mínima acti,idad. Mi cuerpo rechaza los alimentos y siento como a mi alrededor todo parece des,anecerse en una nie la angustiosa. -e intentado recuperar la mirada de es$ui,ar distancias. Al mediodía he apostado una parte de los recuerdos. ?o así he podido enga!ar al se!or de las in$uietudes.

.8

%artes "

<engo dolido el pensamiento4 las pala ras se pierden en el carna,al del dolor. Mi uni,erso es un la erinto. Me he de(ado caer en un pe$ue!o rinc)n $ue guardo en los olsillos. Esperar# las horas de la claridad.

.:

%i0rcoles 4

-oy hasta los pensamientos se ahogan. ?o $uiero a(ar las defensas ni do legarme4 ni a andonar.

70

'ue(es 1&

1u# agresi,o es este tratamiento. Espero $ue pueda detener el desarrollo de la enfermedad. A mis pies el camino se torna cuesta arri a. +# $ue su horizonte es plano y $ue solamente en mí de ilidad est2n las empinadas lomas y los largos trayectos.

Agarrado a las ho(as del calendario se escapa el aire de mis pulmones y el sosiego de mi cere ro.

Estoy perdiendo las alas de p2(aro.

71

Viernes /

La angustia y la fatiga me aprisionan. ?ada $ue contar de momento. Espero $ue ma!ana encuentre el acento $ue he e&tra,iado.

72

S+bado )

5 +er# yo $uien ha perdido6

73

-omingo *

'ara cruzar este día angustioso4 me(or no ha er salido de la noche.

7%

No ena semana

7*

.unes ,

Estoy con el amigo puente el de pies gigantes4 el ,er o de piedra recita $ue sue!a caminos. +us fantasías de arcos ,ictoriosos me cuenta el sue!o de una ara!a. Eo soy una ara!a. Mis pies de ara!a tienen deseos de raíces. <ienen agua $ue s)lo sa e andar hacia a a(o.

El ,ecino $ue pasa a esta ma!ana me ad,irti) $ue no hiciese caso4

7.

El amigo puente perdi) el (uicio el día de los tem lores. +)lo desea ser ara!a4 s)lo sue!a en ser ara!a. Eo s# por$ue4 Hamigo puenteH. <am i#n tA $uieres escapar de la soledad. /on tus pies de gigante imaginas $ue has llegado al oasis4 donde todo son recuerdos de aguas limpias.

77

%artes 1!

Los pies han ol,idado el ,uelo. ;eseo oler los ,ientos a razado al tem lor del horizonte. Los pelda!os del tiempo no reconocen mis límites.

78

%i0rcoles 11

?o puedo gritar" las ,oces se ,isten con fuego de granito.

7:

'ue(es 1

Las simas del dolor son entes impenetra les4 imposi les de someter. -e pretendido ,encer con la estrategia de esculpir oc#anos en una l2grima.

80

Viernes 1"

Las letras son huidizas y torpes las ideas. El poeta ha perdido el horizonte.

81

S+bado 14

La ma!ana limpia como mirada de ni!o.4 Le cont# $ue el pecho esta a roto4 +u ,oz transparente no supo de la caricia. ?o de erías ha erme ol,idado. <e recordar# $ue las pisadas de arro caminan con pol,o en los pies.

82

Los encuentros4 donde no esta as4 tenían color de oscuridad. Bus$u# en las primeras luces el tra(e de las fiestas. ;esea a reír. Feí de mí mismo y de todos los huecos con $ue me alimento esta ma!ana.

83

51u# es la pala ra64 una declaraci)n para alimentar ol,idos y ausencias. 5Es la pala ra64 una ar$uitectura para construir la inmundicia en los (ardines del pensamiento. La suciedad continuar2 en su alocado deseo de inundar la raz)n.

8%

Es todo un cruce de mierda y de a andonos4 en las ramas del ol,ido ningAn p2(aro tiene colores. +us alas de escamas no recuerdan el ,uelo. 51uieres pintar con los dedos de los pies6 59as a pintar en los ,acíos con desechos de estrellas6 <A no $uieres pintar4 tA no deseas $ue mire4 tA $uieres ensuciar el ,iento.

8*

-omingo 1&

'ara hoy la distancia4 el ,ia(e4 la llegada. +o re las tierras secas los pies se han acercado a la dama de los grandes afectos. +iento la infancia" los primeros olores han ,uelto.

8.

Décima semana

87

.unes 1/

-oy negociar# una tregua con las horas. ?o de(ar# $ue la fie re ni las pausas cansadas del pecho me impidan entrar al paraíso del amor.

La carne es ,ictoriosa@ el ,ia(e ha llegado a su destino. En la Altima estaci)n reposar#.

88

%artes 1"

El eso de los remolinos se apodera del pensamiento enclaustrado. La meditaci)n es un hilo perdido entre arcos y capiteles" tocada de guirnaldas parece un alma en colores nacida de las ,idrieras del sue!o. Amigo4 d#(ame despertar en la ma!ana. 1uiero sa er. 5;)nde la mirada4 d)nde la pala ra4 ;)nde la es$uina de los placeres6

8:

%i0rcoles 1*

0-e amado3 El diccionario del cuerpo registra emociones nue,as. 'or la alco a4 ,ictorioso ailo con todos los placeres -e roto los ordes del camino. Los ,ientos del pensamiento son li res. +iento el andar firme en las alegorías del tacto.

:0

'ue(es 1,

-oy me estoy contando una historia de ausencias. >nas son s)lo $uimeras. Dtras se perdieron en los oto!os ro(os. Algunas4 ni escaparon del sue!o.

'ero el $ue comi) en mi mesa los pasados meses4 $ue utiliza a ser,illetas de fuego y oculta a su sonrisa4 a #se in,itado lo tendr# $ue ol,idar.

:1

Viernes !

La llu,ia escri e4 un ins)lito cuento de arroyos y senderos hAmedos. En los pies del 2r ol ,oces de musgo con tonos de agua ,erde. Espacios con coraz)n de ho(as4 guardan la mirada entre dos orillas. +alto al lado de la ,ida.

:2

S+bado 1

En la tapia del solar un cartel sin proyectos de ,ergIenza mostra a grotescos y desgarrados atri utos. +us límites no sentían el espacio4 los colores planos sin dedos de ,olar4 perdían en su mirada el destino. El matiz del disimulo seguía en los archi,os municipales nadie conocía $ue en la tapia moría ol,idado un raído cartel $ue fue amante en el sue!o de un pintor.

:3

<enía una silla con s)lo tres patas@ >na silla con pasos de no andar4 En una ma!ana donde no ha ía nacido el deseo a rí la puerta a un poema4 su mirada de pala ras sin piernas no podía escapar. 5+er2 este4 un poema sin ,oz6

:%

-omingo

>n gran ,elero se!or de las aguas tur ias decidi) tener telas de ,olar. M2stiles de sue!o rompiendo la noche y m2stiles de ,erdad. En la profundidad del agua4 espacio oscuro. A$uel recuerdo de una mesa flotando en el comedor el día de la gran riada4 fue la primera ficci)n de mi pensamiento4 a los cinco a!os4 agarrado al pasamanos de la escalera.

:*

Décima primera semana

:.

.unes "

+ilencio4 silencio4 silencio... estoy muriendo

:7

%artes 4

5AAn no sa es4 $ue ayer estu,e muriendo6

:8

%i0rcoles &

<endr2s $ue entender $ue4 anda ,acía la ,oz de la memoria ausente. <endr2s $ue intuir $ue todas las muertes huelen. El lunes negu# la ,ida. El martes te ad,ertí contra el ol,ido. -oy tendr2s $ue descu rir4 $ue sigo a$uí.

::

'ue(es /

El sue!o tenía ,oces de cascada. Los ,ersos del agua esa an la roca cont2ndole e&tra!as historias. Los ,uelos de la espuma ro a an al p2(aro su gracia. <enía el destino guardado en una l2grima.

100

Viernes )

La furia florece con pestilentes olores. La ra ia4 aplastar la sonrisa4 y come el aliento de mis pala ras. El tronar del l2tigo muestra mi otra piel misera le. -e perdido los pasos de la calma. 1u# desdichada la ,oz irasci le $ue destruye.

101

S+bado *

En los s)tanos alguien se ol,id) el deseo de luz. Espacio mori undo en sus límites ?o s# como huir de la tristeza.

102

-omingo ,

0?o llames4 estoy ausente3 El paso sin destino. La huella sin espacio. 1ue cerca estoy de la nada.

5D ,iedades6

103

Décima segunda semana

10%

.unes "!

;espiertan los tiempos de la mirada. +e a ren patios en un impre,isi le día. En la ma!ana se reAnen los colores. El dolor es ignorado. Azul el eso.

10*

<e espera a en la tarde em ru(ada. 9ienes con ham re de inmolar sonrisas. <u grito ,olc2nico rompe las pala ras y confunde el pensamiento.

10.

%artes 1 de 7ulio

'asa una ,oz sin carne imitando al paso4 la duda. +e!or de ,oces espesas como la sangre4 Jagu2n de los malditos. El nido e&tra,iado no sa e de azoteas.

107

En la tarde siguen los golpes del ,acío. Aceras para la locura. En los caminos de sal oscura" el paladar se ,iste con ramas de pino amargo. ?o conozco esa mirada e&tra!a4

108

%i0rcoles

La roca no conoce el grito La llu,ia rota4 espera el eso de la l2grima. La incoherencia se adue!a del aliento perdido. ?o deseo sem rar mi ,oz en el (ardín de tus pensamientos. Es me(or $ue me ignores4 estoy ,acío.

10:

'ue(es "

Los colores del os$ue4 no sa en cantar con ,oz de ,entana a ierta. Buscar# en la tarde deseos en tu mirada de fantasías.

110

Viernes 4

El rote se despert) (unto al 2r ol $ue so!a a agua. En estos arroyos todos los placeres se desnudan. ;edos de nu es recorren los contornos de tu piel amada. 1u# pronto sali) el mercadillo del color con sus tenderetes de íntimos y recurrentes sa ores. La ma!ana se pasea con el hatillo de cosechar estremecimientos. 01u# dulces los d2tiles de tu palmera3

111

Sabado &

Dtro día sin nom re4 silencio es su pala ra4 confusi)n su camino. Este horizonte no conoce la partida ni perci e la llegada.

0Anda4 estApido4 anda3

112

Al estimado Miguel. Entra un amigo. La noche sorpresi,a di u(a en negro la alegría. >n perfil en(uto de h2 itos frugales rompe con la pala ra los espacios negros de su ata,ío. +u chaleco con olsillos de luz hace mala ares con el arco iris. Este mago del misterio esconde en su mirada la dulzura del ni!o. +u presencia ha di u(ado un arle$uín en mi agotado aliento.

113

-omingo /

-e ,isitado la mar4 la mirada perdida. el ,iento salado" no tiene rostros ni nom re. El cemento sostiene indiferente un api!ado os$ue de ro(os y amarillos nacidos de la arena y la piedra.

11%

-e recuperado la mirada del sue!o. -an desaparecido el cemento y los os$ues. +iento la mano de la amante4 escucho la ,oz del amigo.

11*

Décima tercera semana

11.

.unes )

En el fondo del $ue(ido el ,uelo de la ,oz sue!a un pluma(e de transparencias. La nu e. no reconoce los espacios del pensamiento. La senda usca pies para cruzar la ma!ana. En esta feria del grito todo huele a ,acío.

117

%artes *

El grito estalla en los límites de la ,ida. el enemigo acecha. Mientras se reAnen pala ras ol,idadas para proclamar" no s#4 $u# ,ictoria.

118

mi0rcoles ,

El manual de las lapidaciones se prepara para escupir sus ,ersos con tonos de piedra asesina. 0Ay ?igeria4 rompes la ,oz ,i,a por conser,ar la pala ra muerta3 La mano $ue guarda la piedra de e perderse en los horizontes sin espacios allí donde el trazo de la pala ra es un mausoleo ol,idado.

11:

'ue(es 1!

La de ilidad me ha tomado no me esperes4 no estoy.

120

Viernes 11

El rel2mpago en silencio. El deseo ha huido. Los tiempos de ,i,ir son... fantasías del pensamiento. 1u# solo pasea el delirio con la fie re como amante. ?o llames4 he ol,idado $ue estoy.

121

S+bado 1

Los zarcillos con olor de ho(as re,olotean en el (ardín dentro de un aura desconocida. <A $ue traes poemas con pala ras de duende y entras cruzando razones4 no has pensado $ue nada est2.

122

-omingo 1"

El día se ha llenado de ,oces amigas.

123

Décima cuarta semana

12%

.unes 14

El ,)mito se e&hi e con color de ceniza. El aturdimiento desconoce las encruci(adas de la raz)n. +e cansa de ,olar el pensamiento uscando la mirada ama le. ?o deseo la pala ra enclaustrada. El tono a,ergonzada4 pernocta en la cama sin ,oz4 KGen mi piel4 gastada pasa cansado el ,iento.

12*

%artes 1&

La ma!ana ya no lle,a mi ,oz la pala ra ha desertado4 decidoG Gno decido nada.

12.

El tratamiento programado para seis meses fue interrumpido en el cuarto mes a consecuencia de $ue el mismo no negati,iz) la acti,idad del ,irus de la -epatitis /. Así mismo el citado tratamiento ocasion) una alarmante a(ada de los Leucocitos $ue (unto a la ineficacia del mismo aconse() su inmediata suspensi)n. +olo tu,e fuerzas para escri ir durante tres meses. En el transcurso de los días4 lo $ue pretendía ser un diario de mi estado físico y sí$uico creo $ue se con,irti) en una cr)nica del estado del LalmaL. El cuarto mes fue un infierno de dolor4 de ilidad4

desfallecimientos4 sin poder apenas comer4 dado $ue a la falta de apetito4 los olores y la presencia de alimentos me producían n2useas. <odo ello acompa!ado por un estado de confusi)n constante con pro lemas de coordinaci)n mental $ue me inutiliz) para continuar.

127

128

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful