Está en la página 1de 2

Haba una vez un ratn que sali de su casa y se encontr con un enorme len.

El len, al verlo, lo tom con sus garras para comrselo y en eso escuch al ratn que le deca: Por favor, len, no me comas! Puede que algn da me necesites. El len le respondi: Cmo te voy a necesitar si eres tan pequeo? Y se ri ja, ja, ja! A pesar de la burla, el len sinti pena por el ratn tan pequeo y lo solt. Pas el tiempo y un da el ratn escuch unos rugidos terribles. Era el len. Corri rpidamente y cuando lleg al lugar vio al len atrapado en una red. Entonces le dijo: Yo te salvar! El len lo mir y le dijo: Pero si t eres demasiado pequeo para tanto esfuerzo! Pero el ratn empez a morder la cuerda de la red hasta que se rompi y as, el len pudo salvarse. Desde aquella noche, los dos fueron amigos para siempre.

El ratn ayud al len. El len liber al ratn. El ratn sali de su casa. El ratn escuch rugir al len.

62 2