Está en la página 1de 5

6. Mirando al futuro Largas y cansadoras horas transcurrieron pesadamente durante tres días.

El vuelo 316 con sus 68 pasajeros continuaba detenido en la pista del Aeropuerto Internacional ennedy! en "ueva #or$. %&or 'u() Las autoridades americanas 'uerían saber si una pasajera 'ue estaba a bordo de a'uel avi*n estaba abandonando el país voluntariamente o contra su propia voluntad. +u marido había huido a los Estados ,nidos! y 'uería 'ue ella se reuniese con (l. %La habían -or.ado a entrar en el avi*n) Ese era el temor del marido. &ero ahora! ante las autoridades de ambas naciones! ella estaba declarando/ 0Amo a mi marido! pero (l decidi* 'uedar a'uí y yo decidí salir. %1abía hecho esa declaraci*n libremente! sin ninguna coacci*n) El abogado de su marido dijo/ 0"o lo puedo decir con seguridad2 no tengo manera de garanti.arlo. &ero creo 'ue ella es una actri.. Actri. o no! había tomado su decisi*n. 3e esa manera! despu(s de 45 horas en la pista! el vuelo 316 surc* los cielos de la noche. La nave del tiempo est6 siendo retenida en la pista! esperando 'ue algunos pasajeros tomen su decisi*n. El libro de Apocalipsis menciona esa realidad. 73espu(s de esto vi a cuatro 6ngeles en pie sobre los cuatro 6ngulos de la tierra! 'ue detenían los cuatro vientos de la tierra! para 'ue no soplase viento alguno sobre la tierra! ni sobre el mar! ni sobre ning8n 6rbol9. :Apocalipsis 4/1; Esa cita habla de 6ngeles 'ue detienen los vientos de la guerra y la destrucci*n. Angeles 'ue retienen el vuelo del tiempo! restringiendo los vientos de la violencia y del terror! prohibiendo por alg8n tiempo 'ue la historia llegue a su -in. &or'ue 3ios no 'uiere terminar con todo hasta 'ue todas las personas hayan decidido 'u( 'uieren hacer con su -uturo. Esa es la ra.*n por la 'ue todavía no ha llegado el juicio -inal. La historia ha sido alterada por la intervenci*n divina. +i no -uera por'ue la mano de 3ios est6 controlando los vientos del terror internacional! el Armaged*n ya habría llegado hace mucho tiempo. Es evidente 'ue 3ios contin8a en el control. 3ios est6 haciendo con la historia lo mismo 'ue hace con las ondas del mar/ 7# dije/ 1asta a'uí llegar6s! y no pasar6s adelante! y ahí parar6 el orgullo de tus olas9. :<ob. 38/11;

:Apocalipsis 4/5! 3. 7El seBor no retarda su promesa! seg8n algunos la tienen por tardan. &ero in-eli. %Est6s pronto) Auchos est6n tomando a la ligera estos 8ltimos instantes! y ese mensaje no es s*lo de 6nimo! verdad e inspiraci*n! sin tambi(n una seria advertencia.mente tambi(n habr6n millares 'ue dir6n/ 7Cracias! +eBor! s( 'ue moriste para salvarme! pero no estoy seguro de 'uerer la salvaci*n.ar6n su cumplimiento -inal! de acuerdo con el pro-eta 3aniel! el pueblo de 3ios ser6 libertado.".ca! sino 'ue todos procedan al arrepentimiento9. AaBana! cuando los vientos sean liberados! el estruendo de los vientos podr6 . "o 'uiere 'ue ninguno se pierda. %&or 'u( los 6ngeles est6n reteniendo los vientos) 7=i tambi(n a otro 6ngel 'ue subía de donde sale el sol! y tenía el sello del 3ios vivo2 y clam* a gran vo. 7El 'ue es injusto! sea injusto todavía2 y el 'ue es inmundo! sea inmundo todavía2 y el 'ue es justo! practi'ue la justicia todavía2 y el 'ue es santo! santi-í'uese todavía9. El cora.an el don de la vida 'ue a (l le cost* tanto.n día! dentro de muy poco! soltar6 los vientos! y tendremos 'ue abandonar el planeta.*n del 1ijo de 3ios se duele cuando los hombres y las mujeres recha. Las siete plagas caer6n sobre los enemigos de 3ios. En realidad! el decreto re-lejar6 el hecho de 'ue los hombres y las mujeres habr6n hecho su elecci*n -inal. 3ios respetar6 esa elecci*n. a los cuatro 6ngeles! a 'uienes se les había dado el poder de hacer daBo a la tierra y al mar! diciendo/ "o hag6is daBo a la tierra! ni al mar! ni a los 6rboles! hasta 'ue hayamos sellado en sus -rentes a los siervos de nuestro 3ios9.a! sino 'ue es paciente para con nosotros2 no 'ueriendo 'ue ninguno pere. =endr6 el día en 'ue todos habr6n tomado su decisi*n de-initiva. :Apocalipsis 55/11. &re-iero seguir mi propio camino9. 3espu(s de eso! <es8s regresar6. Las predicciones del Apocalipsis alcan.E=A =I3A A1>?A 6@Airando al -uturo! p. :5 +an &edro 3/D. Los 6ngeles est6n reteniendo los vientos hasta 'ue el pueblo de 3ios est( marcado en la -rente. 1abr6 solo dos grupos en a'uel día/ los 'ue acepten el sacri-icio de <es8s y los 'ue lo rechacen. Aillares de hombres! mujeres y niBos amar6n tanto a <es8s 'ue dir6n/ 7+eBor! 'uiero ser marcado como uno de tus hijos para siempre9. 3entro de poco! todo hombre! mujer y niBo tendr6 'ue decidirse. # no ser6 por'ue (l 'uiera dejar a alguien -uera. "o se trata de una marca visible. 7En a'uel tiempo se levantar6 Aiguel! el gran príncipe 'ue est6 de parte de los hijos de tu pueblo2 y ser6 tiempo de angustia! cual nunca -ue desde 'ue hubo gente hasta entonces2 pero en a'uel tiempo ser6 libertado tu pueblo! todos los 'ue se hallen escritos en el libro9. 2 . Aientras est6s leyendo esas palabras! los 6ngeles todavía est6n evitando 'ue los vientos soplen! aun'ue de buenas a primeras pare. 3espu(s de ese momento nadie podr6 cambiar de bando. Los vientos soplar6n y tendremos una (poca de problemas como este mundo jam6s conoci*.ca lo contrario. :3aniel 15/1.

Algo andaba mal.na agradable noche de verano! la tripulaci*n de un avi*n conversaba tran'uilamente cuando divisaron desde el aire un par'ue de diversiones! y el hecho les llam* la atenci*n. %+ería posible 'ue hubiera un diluvio global) Eran demasiado autosu-icientes como para creer en eso. Euando se aproFime el -inal del tiempo y nos acer'uemos nuestro encuentro con la eternidad! se cumplir6n -inalmente y con admirable rapide. &ero! con el pasar del tiempo! algo de esa convicci*n se -ue perdiendo con la rutina del día a día. +in duda! hubo algunos 'ue al escuchar a'uella predicci*n alarmante se convencieron de 'ue "o( tenía la verdad. El tiempo es la historia en movimiento. :+an Aateo 5H/34@3D. %"o estaban volando demasiado bajo) La seBal de alarma de baja altitud podría parecer un dato intrascendente! pero esa seBal era la 8ltima advertencia antes del punto en el 'ue no hay retorno.". A'uella generaci*n -ue advertida durante 15I aBos. 3 ensordecernos con su -uria. 0+í! dijo el copiloto. "o hubieran necesitado pasar por esa eFperiencia si hubiesen creído. &iensa en el día cuando 3ios liber* a su pueblo de la tiranía del antiguo Egipto. Los dos gritaron al unísono en el instante mismo de la caída. +eis segundos antes de la caída el comandante dijo/ 0Godo lo 'ue tenemos 'ue hacer es encontrar el aeropuerto. En ese tiempo! el enemigo har6 todo lo posible para desviar nuestra atenci*n de lo 8nico 'ue importa/ prepararnos para ir al encuentro del +eBor. %Ge imaginas c*mo ser6 mirar atr6s y poder ver c*mo -ue el -in del mundo) %> ver c*mo se cumplieron las pro-ecías con eFtraordinaria precisi*n) 1oy podemos tomar estos 8ltimos momentos a la ligera! pero pronto llegar6 el -in. El sentido de la realidad -ue embot6ndose hasta 'ue les pareci* una -icci*n. 3entro de poco! pasar6 por el presente y el -uturo ser6 cosa del pasado. &or'ue como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo! cas6ndose y dando en casamiento! hasta el día en 'ue "o( entr* en el arca! y no entendieron hasta 'ue vino el diluvio y se los llev* a todos! así ser6 tambi(n la venida del 1ijo del 1ombre9. +i hubieras visitado Egipto tres meses antes de ese acontecimiento! no habrías advertido ninguna seBal visible de 'ue 3ios estuviera a punto de libertar al pueblo de la escalvitud. 3ie. las pro-ecías de 3aniel y Apocalipsis 'ue todavía est6n por cumplirse. &ero en ese momento! ya era demasiado tarde. Eso volver6 a suceder muy pronto. meses despu(s! gracias . terribles plagas sobre la tierra y liber* a su pueblo! tal como lo había prometido.E=A =I3A A1>?A 6@Airando al -uturo! p. Las 8ltimas p6ginas de la historia van a pasar m6s r6pido de lo 'ue nuestros ojos puedan en-ocar. &ero en el corto lapso de cuatro meses 3ios envi* die. La caída de las primeras gotas de la lluvia los tom* por sorpresa. . <es8s compara a nuestra generaci*n con 'uienes vivían en los días de "o(/ 7Aas como en los días de "o(! así ser6 la venida del 1ijo del 1ombre. Lento como un tren de carga.

Genían una -e genuina y sincera. Las niBas estaban planeando una huida y 'uerían llevar con ellas! en a'uella bolsa verde! las cosas 'ue creían necesarias para sobrellevar la situaci*n.". y papel. Ereían realmente 'ue <es8s vendría en breve. El +alvador puede irrumpir en los cielos y encontrarnos distraídos con nuestras pretensiones! dedicados a nuestras banalidades! enganchados con la película de la noche anterior! sin estar preparados para el verdadero encuentro con <es8s. 1abían conversado sobre ese tema con sus padres y tambi(n habían escuchado la predicaci*n del pastor al respecto.E=A =I3A A1>?A 6@Airando al -uturo! p. "o dejes 'ue eso suceda contigo. %Estarían planeando un campamento) "o. &uede parecer ridículo! pero las dos niBas tenían en a'uel momento algo 'ue es m6s necesario 'ue todos los elementos de su lista. 3os alumnas de primer grado estaban en un rinc*n de la sala con l6pi. &ondrían todas esas cosas en una bolsa verde. &or la eFpresi*n de sus rostros! resultaba claro 'ue estaban haciendo algo muy importante.! %no es verdad) &rometi* regresar! y lo har6. &ero hay un riesgo/ la -icci*n y la -antasía est6n invadiendo nuestros hogares y nuestras mentes. 3istraído por cosas banales! el piloto había perdido la sensaci*n de peligro. diciendo/ . A'uella lista y la bolsa verde no eran m6s 'ue un lejano recuerdo. "o era algo tan trivial. #a vino una ve.adas y 1 paraguas. Estaban haciendo una lista/ H Jiblias! 1 jab*n! 1 himnario! 1I d*lares! 1 rollo de papel higi(nico! 1 repelente para insectos! 1 libro devocional! 1 e'uipo de primeros auFilios! 1 libro de primeros auFilios! 1 sierra! 1 libro de supervivencia en la selva! 1 calendario! 1 mapa! 1 desodorante! 1 radio! 5 -ra. Aientras estamos soBando! construyendo nuestros castillos y viviendo de -antasías! lo real puede estar con-undi(ndose y perdi(ndose en lo irreal. &odían estar malorientadas sobre c*mo prepararse! pero se lo tomaban en serio. Las chicas habían leído la predicci*n de 3aniel 'ue habla de un tiempo de tribulaci*n como jam6s hubo antes! y la lectura había causado una pro-unda impresi*n en sus mentes. EFiste el peligro de 'ue nuestro sentido de la realidad est( tan a-ectado! 'ue al considerar la venida de <es8s la interprete tan s*lo como una -icci*n. En medio de tanta ocupaci*n y preocupaci*n! poco pensaba en la realidad del pronto regreso de Eristo. &ero en seguida escuchaba su propia vo. A veces! recordaba mentalmente las palabras de a'uella niBa inocente del primer grado cuando decía/ 7<es8s vendr6 pronto9. 4 a una cuidadosa investigaci*n! el in-orme del 3epartamento "acional de +eguridad en Gransportes entreg* este reporte/ 7La caída del avi*n en la 'ue murieron 45 personas se debi* a la conversaci*n despreocupada del piloto9. Estar preparadas para ese día era su prioridad. &uede parecerte 'ue <es8s no regresar6 tan pronto como pensamos! pero lo har6. 3oce aBos m6s tarde! cuando cumplieron los 55! una de ellas estaba prepar6ndose para entrar en la -acultad de medicina.

E=A =I3A A1>?A 6@Airando al -uturo! p. "o dejes 'ue eso suceda. Aira hacia el -uturo.". 7Gengo miedo de olvidar lo 'ue creía la niBita 'ue alguna ve. 3ios te va a guiar y va a cuidar de ti. Euando nos ocupamos de las cosas materiales y el ritmo de la vida nos atrapa! podemos desviarnos -6cilmente de lo 'ue es importante! de las verdaderas prioridades. "ada podría ser m6s peligroso! pues la -e con-iada de los niBos es un don precioso. "o dejes 'ue la realidad adorme.ca tu mente. 5 7Ealma! si has estado esperando ya durante 55 aBos sin resultados a la vista! %'u( te hace pensar 'ue va a venir justo ahora)9 # entonces! la dominaba una sensaci*n de temor. -ui9. .