P. 1
Biologia y Endocrinologia Criminal

Biologia y Endocrinologia Criminal

|Views: 20.056|Likes:
Publicado porcaop18

More info:

Published by: caop18 on Nov 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/12/2014

pdf

text

original

BIOLOGIA CRIMINAL

Mediante mecanismos de clasificaciones se intenta estudiar la hombre delincuente, no solo desde el punto de vista externo, sino mas bien desde el punto de vista físico pero en su parte interna en lo requerido al funcionamiento de los órganos, lo que se relaciona con la conducta delictiva. Siguiendo los lineamentos de la clasificación tipológica de Kretschmer, el profesor Sheldon formulo la suya sobre la base de lo que denomino el somatotipo; por tal entendía la cuantificación de los componentes primarios de la estructura morfológica de un individuo. Estos componentes se explican así: el tejido embrionario se integra por tres hojas blastodermicas: una interna, conocida con el nombre de endodermo, naturaleza visceral y que en su desarrollo ulterior da lugar al sistema digestivo; otra media denominada mesodermo que conforma el sistema óseo y el muscular; y una tercera, llama ectodermo que origina el sistema nervioso; el ser humano presenta estos tres componentes en variable desarrollo. De conformidad con este planteamiento, el somatotipo de cualquier individuo se expresa por una secuencia de tres cifras (la primera se refiere el endodermo, la segunda al mesodermo y la tercera al ectodermo) que oscila entre el 1 y el 7; normotipo ideal es decir, aquel que presenta un uniforme proporción los tres componentes dados, se distinguirá, pues como el numero 4-4-4; aquel que se muestre un predominio absoluto del endodermo, tendrá la cifra 7-1-7; cuando el desarrollo máximo lo da el mesodermo. Tendrá la formula 1-7-1; y cuando el límite superior lo constituya el ectodermo, la composición numérica será 1-1-7. La presencia de uno cualquiera de estos componentes da origen a tres tipos fundamentales; así: • Endoformo: Individuo con predominio visceral, cuya actividad está básicamente regulada por el aparato digestivo; su tronco domina las extremidades y su abdomen es más abultado que el tórax; endoformo es una persona parsimoniosa y vegetativa, que recuerda bastante bien al pícnico kretshmeriano. El mesomorfo, sujeto de fuerte contextura, en el que se sobresale el sistema muscular y óseo, de apariencia hercúlea y gran facilidad locomotiva, corresponde en términos generales al tipo atlético de Kretschmer. El ectomorfo se caracteriza por la importancia que en su personalidad juegan los órganos sensoriales y el sistema nervioso; es de cuerpo en apariencia débil, músculos finos y dirección longitudinal, se acerca considerablemente al tipo leptosomico de Krteschmer.

A cada uno de estos tipos corresponde una característica temperamental bien definida. Endoformo: es vicerotónico, es decir, propenso a la comodidad, los placeres faciales, el humorismo cotidiano y la actitud epicúrea ante la vida. Mesoformo: es somatotónico, vale decir, hombre de acción, emprendedor, firme de convicciones, amante de la aventura y deseoso de poder.

Ectoformo: es cerebrotonico, lo que significa que se trata de un individuo de gran energía mental, exquisita sensibilidad, pero dubitativo, introvertido y fuera de ambiente. Las investigaciones de Sheldon a delincuentes, lo llevaron a concluir que la mayoría de ellos podrían clasificarse como marcadamente mesomoformos ectopénicos con endomorfia normal y cierta propensión a la sicosis maniacodepresiva y a la paranoia. La del Somatotipo de los delincuentes más peligrosos no se diferencia fundamentalmente de los hombres más prestigiosos del conglomerado social esto llevo a Sheldon a sostener que “Los héroes son delincuentes para cuya supervivencia precisan combatir contra la sociedad a la que tan heroicamente se entregan”

ENDOCRINOLOGIA CRIMINAL
Un refuerzo especialmente significativo recibe la hipótesis de la correlación corporal anímica mediante el estudio de las perturbaciones endocrinas, que explican el influjo de los procesos químicos sanguíneos (hormonales, humorales) en la vida somática y psíquica del individuo. Apoyándose en ellos llega la investigación a establecer una serie de “tipos endocrinos de carácter” Se deduce un determinado sello endógeno con intimas referencias al sistema nervioso vegetativo y central al proceso de crecimiento y de configuración, al metabolismo y a la dinámica efectiva. Estos tipos endocrinos muestran una especificad de la función, que permite coordinaciones relativamente inequívocas y crean con ellos algunos tipos de constituciones reales, próximos a la vida, que interesan desde el punto de vista del estudio y conocimiento del carácter del hombre. En esta dirección viene en examen. 1.- La función de la tiroides. a) En el minus-secrecion, por tanto, en una función exigua de la glándula (la denominada hipotireosis) encontramos formas de habito pequeñas y adiposas, con piel seca, con inclinación a una temprana caída del cabello y a la arterioesclerosis precoz, con temperatura baja en el cuerpo desde el punto de vista psíquico, los hombres pertenecientes a esta categoría son flemáticos, poco activos, se cansan fácilmente, de pequeño temperamento; son propensos a los malestares neurálgicos y a las neurosis orgánicas crónicas. Una línea recta conduce desde aquí a los graves estados patológicos del genuino mixcedema, con su dermis característica pastosa, en su epidermis ictionica, con sus perturbaciones en el proceso del crecimiento, con su hipegenitalismo, con su embotada y difícil capacidad de interesarse y su retardo en el desarrollo espiritual, y finalmente a las graves formas del propio cretinismo. b) En la plus-secreción, por tanto en la función suprarreforzada de la glándula (la denominada hipertireosis) percibimos tipos de hombres altos, delgados, nerviosos e irritables, con gran abertura palpebral, con tendencia al sudor, de gran apetito y mala asimilación de las sustancias ingeridas, en la referencia psíquica son personas precipitadas en sus actos y ademanes, que se irritan fácilmente, vivaces, coléricos. Tireotoxicamente conduce esta forma al denominado basedowoide, con el agotamiento y

laxitud psíquicos, con el estado ánimo depresivo, con la excitabilidad y labilidad efectiva elevadas propias del tipo sensitivo. 2.- La función de las glándulas timo y linfáticas. Según kronfeld, de da de una persistencia e hiperplasia de las glándulas timo y linfáticas en aquel abitus astenico que se revela de un modo muy marcado en virtud de un infradesarrollo general y de una estrechez de los grandes vasos. De aquí se deducen relaciones inmediatas con el basedow con la acromegalia, con las discrofias hipofisiarias, etc. 3.- La función de las glándulas hipófisis y genitales. Kronfeld cita aquí especialmente aquel habitus, en el que existe una ripoplasia (infraevolucion) de las glándulas genitales sin tomar partido en orden al problema referente a cuál de las dos perturbaciones hormonales es la primaria, la de la hipófisis o la de las glándulas genitales. Aquí encontramos las formas de gigantismo eunucoide y de obesidad eunucoide. El gigantismo eunucoide muestra los mismos estigmas somáticos que el castrado prematuramente, a saber: extremidades de gran longitud, suturas cartilaginosas abiertas, forma alterada de la pelvis, piel de viejo detenciones en el desarrollo de la laringe y del cuello. En lo que respecta a la obesidad es típica la acumulación adiposa en los parpados superiores, así como la distribución de la adiposidad en el tronco (es frecuente un comienzo de genecomastia), los órganos genitales aparecen disminuidos. Psíquicamente encontramos en algunos casos, cierto embotamiento, excitabilidad pesada y falta de independencia espiritual; también de nuevo una vida afectiva incalculable, especial disposición a una distimia triste o gruñona, desaliento laxo e indiferencia sin esperanza. 4.- Las funciones de las suprarrenales. Respecto a la estigmatización caracterológica por la función de las glándulas suprarrenales y su secreción (adrenalina) sabemos poco. La corteza suprarrenal debe, sin duda, producir efectos hormonales en la formación de las características sexuales del hombre; parce que suministra secreciones internas, que después de la castración ejercen una función de reemplazo respecto a las glándulas sexuales desaparecidas. 5.-Las glándulas paratiroides. Sabemos que la glándula tiroides y sus corpúsculos epiteleales (glándula paratiroides) son de cierta manera adversarios En una perturbación funcional así condicionada de los corpúsculos epiteleales surge n una serie de estigmas que se abren paso , afirmándose en el habitus general, se produce en tales situaciones una perturbación del metabolismo calcio una baja de la temperatura, una rigidez muscular tónica accesos tetanoides, excitabilidad muscular reforzada, facies rígida de tetania, una disposición a espasmos vasculares y de las musculatura lisa.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->