Está en la página 1de 6
Universidad de La Frontera. Facultad de Educación y Humanidades. Departamento de Cs. Sociales. Pedagogía en Historia,

Universidad de La Frontera. Facultad de Educación y Humanidades. Departamento de Cs. Sociales. Pedagogía en Historia, Geografía Y Ed. Cívica. Historia de Chile Colonial.

Tercer Informe: Cautiverio Feliz y razón individual de las guerras dilatadas del Reino de Chile, de Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán.

Estudiante: Roberto Marivil Llancao.

Profesor: Yessica González Gómez.

10- Enero- 2013.

Para analizar la obra primeramente debemos abordarlo en el contexto histórico en que se sitúa, escrita posteriormente de su cautiverio, el autor relata los hechos acontecidos durante la arremetida militar que genera el ejército español en el espacio fronterizo, en el cual desde la conquista comenzaron a converger distintas relaciones entre españoles y mapuches, el contexto bélico fue una de las partes que nutrieron esa red de relaciones, por el cual se fue moldeando un espacio que establecía los límites de ambas sociedades.

Pero esta frontera no fue configurada bajo el esquema español sino moldeada entre ambas sociedades, pero con mayor persistencia por la sociedad mapuche, “El verdadero problema oculto bajo el término “frontera” era para los españoles el de la existencia de una sociedad indígena independiente y poderosa que parecía inmune a la acción colonizadora.” 1 Por lo cual bajo este escenario el autor se ve inmerso dentro de la sociedad mapuche, en donde actúa como integrante de una sociedad, de la cual en ese momento se pensaba entre los españoles como bárbara y salvaje.

En primer lugar al autor menciona su labor ante su padre de cumplir con el servicio militar para cumplir con su majestad, “Si no sabía ser soldado; que como me había de atrever a ordenar ni mandar a los experimentados y antiguos en la guerra sin saber lo que mandaba… por que quien no había aprendido a obedecer, era imposible que supiese bien mandar.” 2 Por lo cual se denota un estricto disciplinamiento social en torno al cumplimiento del ejercicio militar, además de una profunda tradición militar dentro de las familias que se ven inmersa en ella.

El autor deja claro el objetivo de su obra, “…supuesto que el principal blanco a que se encaminan mis discursos, no es otro que hacer las verdades patentes.” 3 Por lo cual su obra se encamina en dar testimonio de la otra visión de los mapuches, no como seres infranqueables, sino como personas con las mismas capacidades que los españoles.

Prácticamente después de caer cautivo el autor plantea su visión de acuerdo a lo vivido en un discurso pro indigenista de acuerdo a las manifestaciones de sociabilidad que pudo observar en la sociedad mapuche, al igual que la articulación y ética que

  • 1 Zavala J. (2011), Los mapuches del siglo XVIII, Temuco, Ediciones Universidad Católica de Temuco, 2011, pág: 294.

  • 2 Bascuñan, F. N. Cautiverio Feliz y razon individual de las guerras dilatadas del Reino de Chile. (A. Jara, A. Lipschutz, Ed.) Santiago: Ed. Universitaria, 1973, Pag: 31.

  • 3 Bascuñan, F. N, Op. Cit, pag: 20.

presentaban los guerreros en el tema bélico. “Que la esclavitud de esta nación no la tengo por justificada, porque ha obligado a poner en ejercicio grandes desafueros y maldades la cudicia insaciable de los nuestros, con que se perturba y alborota la paz y el sosiego que pudiera haber conseguido ese desdichado reino que en otros capítulos tocaré más latamente.” 4

Posteriormente después de su cautiverio vemos a palabras del autor como dentro de la sociedad mapuche especialmente en las autoridades masculinas la importancia del valor, el reconocimiento y los trofeos de guerra para obtener mayor liderazgo o aglutinar poder dentro de la estructura de la sociedad mapuche en ese momento de constantes conflictos, “Dejad que le lleve a vista a de los de mi casa, de los demás toques y caciques principales, para que reconozcan y vean que soy persona de todo valor y esfuerzo, acreditando con él en esta ocasión lo que en otras escaseó la fortuna” 5

En si viéndose dentro de la sociedad mapuche como posteriormente después de su cautiverio el autor asume una nueva perspectiva y visión en torno a los naturales vistos por el antes como barbaros, por ejemplo, las raíces de toponimia que establecen los naturales con su tierra de origen el autor señala “Porque no hay nación en el mundo que tanto estime y ame el suelo donde nace, como ésta en Chile” 6 , esto por los dichos del cacique Maulican acerca de la conexión que establecen con los componentes de la naturaleza, una forma muy conocida de relación que aún hoy también establecen los actuales mapuches. Por otro lado plantea y deja entrever como la sociedad mapuche del siglo XVII no es esa estricta y violenta, sino que incorpora las festividades como forma de relación y convivencia entre los naturales, “caminamos a pie todos juntos y nos arrimamos hacia la parte descubierta que hacia el cuartel, formado en triangulo, hechas sus ramadas a modo de galeras, adonde tenían las botijas de chicha, los carneros, las vacas, ovejas de la tierra. Y lo demás necesario para dar de comer y beber a los forasteros huéspedes.” 7 Por lo cual la abundancia de los banquetes es una característica en los mapuches de este periodo, así como también se puede observar en la cita que los mapuches ya tienen disponibilidad de ganado ovino y bovino, por lo cual los intercambios o relaciones con españoles para este periodo ya están establecidas y estos animales comienzan a ser

  • 4 Bascuñán, F. N, Op. Cit, pág: 30.

  • 5 Bascuñán, F. N. Op. Cit. Pag: 42.

  • 6 Bascuñán, F. N. Op. Cit. Pag: 57.

  • 7 Bascuñán, F. N. Op. Cit. pag: 69.

masificados dentro del territorio mapuche como eje fundamental de su alimentación y el intercambio.

Fue sin duda una multiplicidad de elementos que subyacían en los mapuches los que sorprendieron al cautivo dentro de los cuales menciona en la forma de relacionarse de los indígenas la reciprocidad y la amabilidad que se sustentan en lazos de amistad entre caciques y los cuales le permitieron tener una estadía segura y diferente a la que esperaba, por lo cual señala que “Yo confieso que no todos tienen la felicidad y buena fortuna que tuve en mi cautiverio, porque también hay indios de malos naturales que aborrecen con extremo a los españoles, y estos son aquellos que más conocimiento han tenido y tienen de nuestras acciones e ilícitos tratos”, por ende las características de la población indígena y su actitud frente a los españoles va a depender de los roces y el nivel de contacto que establecieron con ellos, o si estos fueron de un nivel beligerante más alto, como es el caso de los “lof” situados más cerca de las pretensiones españolas.

Pero no todo durante su cautiverio fue felicidad, tuvo que ver y ser parte de pautas culturales de la cosmovisión mapuche que el autor no conocía y no dudo en generar una imagen de rechazo frente a aspectos de la vida cotidiana de los mapuches, o de acuerdo a su forma de vida, como por ejemplo la espiritualidad de la cosmovisión mapuche en torno a los pillan así, como también el rol que jugaba el machi en el aspecto medico como espiritual.

Otro aspecto que establece el autor es el concepto con el cual se acuña a los indígenas, por lo cual señala “Es que no son herejes ni jamás lo han sido, ni apostatas tampoco, como dicen. Hereje es aquel que ha tenido y tiene verdadero conocimiento de Dios y de nuestra católica religión, y la blasfema, oponiéndose a la verdad de su doctrina y enseñanza siguiendo opiniones falsas, e inventándolas de nuevo, como dice Santo Tomas” 8 , bajo esta visión genera cierta tolerancia a como los naturales conciben su cosmovisión, de la misma forma a su desconocimiento de la religión cristiana, por lo cual los concibe como infieles.

Al mismo tiempo la critica que genera en torno a los intereses creados dentro de los españoles por las riquezas de los mapuches, su sumisión a la esclavitud, al igual que el territorio que poseen, es planteada por una nobleza en formación y autoridades que abocan a la población española más baja a combatir con los mapuches por los intereses

8 Bascuñán, F. N. Op. Cit, pág: 164.

que ellos poseen, “Porque nuestros habitantes siguen los pasos de aquellos primeros conquistadores, imitando sus acciones y aun aventajándose de ellas, con insaciable codicia y con extraordinarios modos de ejecutarlos, atropellando la justicia y desquiciando la razón de su conocido asiento” 9 , generando una odiosidad mayor dentro de ambas sociedades, “Gran falta habrá habido en este reino de Chile en el conocimiento de la justicia y gran tibieza en buscarla, pues no se ha podido conseguir la paz firme que se solicita y se desea; poco desvelo y menos cuidado han puesto algunos superiores que gobiernan, en fomentar las causas de su justicia” 10 con esto cuestiona y deja entrever los intereses de los poderes dominantes en fomentar la guerra y dominar a la población indígena por la gran relevancia que juega este territorio para los españoles.

Queda claro en la obra de Núñez de Pineda y Bascuñán los componentes que llevan a la sociedad mapuche a llevar la defensa de su territorio, las relaciones que establecen con su territorio, la articulación que ejerce su sociedad en torno al manejo de los conflictos o relaciones con los españoles y en las diferencias y similitudes que poseen la hacen ser una sociedad no bárbara, ni inferior sino diferente y a la vez bien estructurada. En la descripción de su cautiverio va expresando como a medida que logra establecer vínculos con los que eran enemigos lazos de amistad y compañerismo, denotando la tolerancia que establecían ciertas autoridades indígenas con los españoles, de acuerdo a las relaciones que se establecían en ambas sociedades, el autor pudo observar que la organización de los caciques se relacionaba al conflicto bélico que establecieron los españoles, en tanto “Con que por parte de los nuestro fallo la fidelidad y la paz, que entraron ofreciendo con diferentes promesas de las que ejecutaron y cumplieron” 11 , por lo cual el análisis que el autor lleva es que la guerra entre ambas sociedades esta dilatada por las pretensiones españolas de apoderarse de los territorios mapuche, así como también de las posesiones que estos tienen. La visión del otro queda claramente expresado de acuerdo a cómo y por qué se sustenta la resistencia a los españoles de los mapuche y de cómo a medida en que se fue formando la frontera ya no solo era el contacto bélico el tipo de relación que ambos polos establecían sino una red mayor de contactos, culturales, políticos y económicos.

9 Bascuñán, F. N. Op. Cit, pág: 51. 10 Bascuñán, F. N. Op. Cit, pág: 51. 11 Bascuñán, F. N. Op. Cit, pág: 141.

Bibliografía

Bascuñan, F. N. (1973). Cautiverio Feliz y razon individual de las guerras dilatadas del Reino de Chile. (A. J. Alejandro Lipschutz, Ed.) Santiago: Ed. Universitaria.

Zavala, J. (2011). Los mapuches del siglo XVIII. Temuco: Ediciones Universidad Catolica de Temuco.

Intereses relacionados