Está en la página 1de 1

6 Diario del AltoAragón - Domingo, 11 de octubre de 2009

FOLCLORE

A Ronda d’os Chotos en un pasacalles. S.E. Componentes de A Ronda d’os Chotos d’ Embún. S.E.

El grupo de “folc y cabaré montañés”,diez años de andadura

A Ronda d’os Chotos


d’Embún, ‘arreglaos’
pero informales La gente acompaña a los músicos en sus recorridos por las calles. S.E.

Luisa PUEYO promisos como les han ido surgiendo a


medida que se iban dando a conocer, y
JACA.- Espontaneidad, frescura y sacar tiempo para ensayar antes, aun-
abundante sentido del humor equi- que reconocen que, en general, lo de
vale a decir A Ronda d’os Chotos los ensayos va poco con ellos. Lo ha-
d’Embún, un peculiar grupo de “folc y bitual es reunirse e ir directamente a
cabaré montañés”, definición acuña- actuar. Como anécdota recuerdan que
da por sus propios componentes hace el año pasado, para una actuación en
una década, cuando sin apenas ruido la población turolense de Mas de las
se metieron de lleno en el panorama Matas -“¡por fin cruzamos el Ebro!”, -
musical aragonés. Dos discos, “L’Arco bromean- consiguieron reunirse prác-
San Chuan” (2002) y “Taratita” (2005), ticamente todos los que entonces
permiten llevarse a casa las piezas de integraban esta banda de rondadores.
intérpretes, amantes más de la músi- Aseguran que no han inventado na-
ca en la calle que sobre el escenario, y da, que sólo apuestan por divertirse en
grandes amigos unidos por Embún. torno a la música, por cantar en la ca- A Ronda d’os Chotos anima las reuniones con su música. S.E.
Hace tiempo que se cuece otra gra- lle o en los bares. Quizás por eso llegan
bación, para la que sobran temas, por- tan bien a la gente. “Bueno, y porque oposición a Yesa, pero también han plican. Quienes están a la espera del
que de algo más pueden presumir los no nos tomamos las cosas demasia- denunciado otras amenazas y realida- tercer disco ya han podido escuchar
de A Ronda d’os Chotos d’Embún: de do en serio”. No hay que olvidar otra des del territorio jacetano. Ahí están en las rondas un nuevo tema de es-
tener uno de los compositores más razón: el contenido de sus canciones. temas como la historia de “Severino tas características, “El tragicorrido de
prolíficos e ingeniosos de estos pagos, En una ronda dan cabida a todo, desde el Cabezón” (homenaje a José Anto- Gran Scala”, sobre alguien que “se fo-
Kike de Valén. El es, además, canta- “Canta y no llores” hasta “¡Campeo- nio Labordeta y su personaje, Severi- rra, pero el dinero se le va como le ha
dor, guitarra acústica, guitarrico, dul- nes, campeones!”, pero lo interesante no el Sordo) a quien, para echarlo del llegado”, y encima acaba en la cárcel
zaina, güistels y dambuka, y una de llega con sus propias creaciones, en las pueblo (y hacer allí un pantano, cla- “-cambié casa y amigos por esta pri-
las almas del grupo, que en la actua- que hay una gran variedad musical - ro) “subió para convencerle un funcio- sión”, dice el estribillo-. Es como un
lidad también forman Álvaro Martín polcas, mazurcas, jotas, pasodobles y nario franquista/ tres años más tarde corrido mexicano, pero en los Mone-
“Lo Cheso” (cantador, gaita, chiflo y hasta sones del otro lado del Atlántico- un alto cargo de la “transición”/ con gros, “donde Gran Scala demuestra lo
salterio), Richard Cash “Richie” (can- , y mensaje: las letras evocan viejas tra- la UCD aquel oscuro ministro exfa- dicho, que, una vez más, la realidad
tador, mandolina, y diciones de su pueblo, langista y ese camarada socialista en supera a la ficción”.
banyo), Ramón Clave- amores imposibles, si- el ochenta y dos./ Diputados y siquia- Por supuesto, en el contenido de la
ría (cantador) y Javier 1 En una década tuaciones divertidas, tras, curas, delegaos de Hacienda…/ y próxima grabación no faltará algo de
de la Torre (guitarra) y denuncia social, “de al final aquel mangante de la Confede- los rondadores tradicionales, como “O
y la última incorpora- han grabado defensa del débil, del ración”; la agudeza con que en “The Sindicato” en “L’Arco San Chuan” y
ción, Daniel Beltrán dos discos territorio a colonizar Giliman” se describe a quien se sabe “Embún de los cabarés” en “Taratita”.
(laúd). por el poderoso”. con manga ancha para hacer y desha- A Ronda d’os Chotos d’Embún es-
La evolución del y ya están Y es que aunque los cer, para especular mezclando con ha- tá formada ante todo por amigos y
grupo se ha dejado no- preparando el orígenes del grupo se bilidad urbanismo y medio ambiente su buen rollo y ganas de divertirse lo
tar en algunas bajas, en remontan a los años -“¡¡Viva la naturaleza,/ viva la conser- transmiten en sus actuaciones, carac-
nuevas incorporacio- tercero 97 ó 98, cuando Kike vación!!/ Disfrute del Pirineo/ desde terizadas entre otras cosas por la es-
nes (en ambos casos, puso en vereda a los su urbanización”-; o aquello de “Espe- pontaneidad más evidente. Reconocen
nada extraño cuando se trata de un músicos rondadores de Embún “para lunciecha, mi amor/, matandote, as- que jamás llevan un programa decidi-
conjunto amateur) y en que “hemos cantar todos a la vez” las canciones tra- cuita i-son/ Aramón con Ibercaja/ y o do de antemano, que los temas se van
aprendido a tocar más instrumentos”. dicionales, su primera actuación fue en Gobierno d’Aragón”. proponiendo sobre la marcha, y ellos
Es el caso de Ritchie, que en los inicios 2000 en un concierto colectivo en Jaca Es una crítica con chispa, mucho van cantando y tocando a la vez que
sorprendió a la concurrencia con el cu- contra el recrecimiento del embalse de humor, ironía y, si hace falta, sarcas- atienden al conocido que hace tiempo
rioso y rudimentario “baldéfono” -un Yesa y por la dignidad de la montaña. mo. “Nuestras canciones no son se- que no veían y que se empeña en salu-
balde con una cuerda acoplada- y aho- Fue en aquel momento cuando adop- rias, de una denuncia profunda. Está darles en plena pieza de ronda. Es par-
ra toca también el violín, o Kike, que se taron el nombre, tomado de una de sus claro que la realidad supera a la ficción te de esa naturalidad que hace sentirse
atreve con el acordeón diatónico. canciones, “O choto rondador”. y lo que hacemos es sacar la coña y, a a todos por igual, músicos y público,
Lo que no ha cambiado son las difi- Desde entonces han acompaña- veces, poner metáforas en las que se metidos de lleno a pie de calle en me-
cultades para responder a tantos com- do a la Asociación Río Aragón en su puede leer entre líneas esa crítica”, ex- dio de una fiesta popular.