Está en la página 1de 2

Satélite boliviano: ¿propósito desorbitado?

o
¿soberanía tecnológica?.
Jorge Antonio Nava Amador

Durante las últimas semanas, las de tierra, así como mantenimiento y


declaraciones realizadas por el operación.
Presidente Evo Morales, sobre la
pretensión de contar con un satélite No somos el único país que pretende
boliviano, han suscitado diversas incursionar en la implementación y
críticas. Éstas ocuparon espacios de operación de sistemas satelitales; en
opinión, entrevistas y notas de prensa, los últimos tres años, países como
que van desde las absolutamente Perú, Venezuela, Chile y Colombia, por
contrarias ante tal aparente citar algunos, ya dieron sus primeros
“despropósito”, hasta aquellas que se pasos. Siendo que sus realidades son
constituyen en fundamento que un tanto semejantes a la nuestra, y no
pretende justificar una posición del por ello se ha calificado a sus
Gobierno. Se llegó incluso a calificarla gobernantes de “desorbitados”.
de un simple argumento electoralista.
Gran parte de los satélites que se
Lo cierto es que referirse a un satélite, encuentran en operación (según la Red
involucra diversos aspectos, entre de Vigilancia Espacial de EEUU existen
técnicos, conceptuales, económicos, alrededor de 20.000 en órbita de los
sociales y otros, que resultaría cuales un 10% están en operación),
insuficiente emitir juicios de valor en tienen una gran importancia en
una breve columna de opinión o nuestras vidas. Es así que se puede
entrevista, para que a partir de ello se señalar que los satélites parecen por
pueda concluir sobre una línea política, ahora un mal necesario, al que se
que se ocupa con interés de las puede acceder por disposición de uno
necesidades del país, más aún en el propio o por arrendamiento de
entendido de que como ciudadanos de capacidad de alguno comercial.
estas nobles tierras, somos neófitos en
materia de investigación y desarrollo Lo cierto es que para determinar si
aeroespacial. debe ser propio o su capacidad
parcialmente arrendada, se debe
Es muy probable que priorizar la evaluar las necesidades de la sociedad
“obtención” de un satélite frente a otras y del país, mismas que pudieran
múltiples necesidades que tiene una resolverse por la aplicación de un
sociedad como la nuestra, pareciera un satélite.
despropósito, no obstante, tenemos
que ser objetivos y no incursionar en un Por ejemplo, Bolivia por sus
simple afán de desvirtuar por desvirtuar condiciones geopolíticas, sus
las acciones de gobierno. El enfoque características geográficas, su tamaño
debe partir desde evaluar la inmediata y su poca infraestructura en
realidad de nuestro país en materia de comunicación caminera, férrea,
estrategia de desarrollo integral, que lacustre, postal, y de tecnología de las
debiera ser insumo para determinar las comunicaciones entre las distintas
especificaciones funcionales con las regiones, inclina a pensar en optar por
que debe contar un sistema de esta vías alternativas de solución rápida,
naturaleza para nuestra realidad, hasta frente a otras que pudieran ser
llegar a la valoración de detalles del gravosas inversiones en tiempo y
sistema satelital, como los costos de costo, entre otros recursos. Esa vía de
fabricación, lanzamiento, equipamiento solución rápida puede ser un sistema
satelital, en el que se determine su
funcionalidad en atención de las inversión, que serán recuperados de
necesidades que potencialmente se sobremanera en el devenir del tiempo,
pueden cubrir con su implementación, con el pago que hagan por el uso de
tanto en el corto, mediano y largo las distintas prestaciones que ofrezca
plazo, para de ese modo lograr un un sistema satelital boliviano, las
desarrollo sostenible en el tiempo. instituciones, empresas y usuarios
nacionales y extranjeros.
Por ejemplo, entre las aplicaciones
para nuestra realidad, están: i) La
evaluación de los recursos naturales,
así como el seguimiento de su
adecuada explotación considerando
programas de monitoreo ambiental. ii)
El acceso a información oportuna
respecto al seguimiento a fenómenos
naturales a los que el país en sus
diversas regiones se encuentra
permanentemente expuesto, con el fin
de planificar acciones inmediatas, así
como lograr la prevención. iii) Su
condición geopolítica obliga a tener una
fuente de información confiable,
detallada y accesible para contar con la
información estratégica de todo el vasto
territorio en el momento oportuno. iv)
Atender las demandas de educación y
servicios de la administración pública
que se requiere en todos los rincones
del país. v) Finalmente entre otras
comunicarnos con mayor rapidez y
tener acceso a más información, para
construir una verdadera sociedad de la
información y del conocimiento.

Consiguientemente, las intenciones y


manifestaciones del gobierno son uno
de los tantos pasos que Bolivia está
obligada a dar para sentar soberanía;
en concreto soberanía tecnológica. La
discusión en cuanto a la inversión, el
costo o el fabricante son detalles que
emergerán de la funcionalidad que se
quiera para el sistema satelital
boliviano; funcionalidad, que
determinará el conjunto de sistemas
con los que debe contar, el tamaño, el
peso y otros, que pueden incrementar o
minimizar la inversión, a la que
obviamente hay que adicionar los
costos de lanzamiento o puesta en
órbita, así como los que surgen del
número de estaciones en tierra que
canalicen servicios del satélite o
realicen el seguimiento a su
navegación y operación. Costos e