Está en la página 1de 1

Eduardo Galeano

Para decir no

Por Eduardo Galeano. El presidente del planeta anuncia su prximo crimen en nombre de Dios y de la democracia. As calumnia a Dios. Y calumnia, tambin, a la democracia, que a duras penas ha sobrevivido en el mundo a pesar de las dictaduras que los Estados Unidos vienen sembrando en todas partes desde hace m s de un si!lo. El !obierno de "ush, que m s que !obierno parece un oleoducto, necesita apoderarse de la se!unda reserva mundial de petrleo, que yace ba#o el suelo de $ra%. Adem s, necesita #usti&icar el dineral de sus !astos militares y necesita exhibir en el campo de batalla los 'ltimos modelos de su industria armamentista. De eso se trata. (o dem s, son pretextos. Y los pretextos para esta prxima carnicera o&enden la inteli!encia. El 'nico pas que ha usado armas nucleares contra la poblacin civil, el pas que descar! las bombas atmicas que aniquilaron )iroshima y *a!asa%i, pretende convencernos de que $ra% es un peli!ro para la humanidad. +i el presidente "ush ama tanto a la humanidad, y de veras quiere con#urar la m s !rave amena,a que la humanidad padece, -por qu no se bombardea a s mismo, en ve, de plani&icar un nuevo exterminio de pueblos inocentes. $nmensas mani&estaciones invadir n las calles del mundo este /0 de &ebrero. (a humanidad est harta de que sus asesinos la usen de coartada. Y est harta de llorar a sus muertos al &in de cada !uerra1 esta ve, quiere impedir la !uerra que los va a matar.