Está en la página 1de 5

Algunas fuentes gnósticas apuntan a que Lucifer no es el Diablo, sino la Razón y el fuego de la libertad contra el oscurantismo...

Lucifer el Portador de la Luz Lucifer es el símbolo del más alto sacrificio pues, así como Prometeo se sacrifica por los hombres, del mismo modo la serpiente-Lucifer se sacrifica por Adán y Eva. Inc lusive, es posible que ella no ignorara la maldición y el castigo que recibiría por ayudarlos, por abrirles los ojos y, al menos en lo que respecta al conocimiento del bien y del mal, hacerlos iguales a los dioses. La serpiente en muchas cultur as, principalmente en Oriente[1], es adorada como el animal más sabio. En la medic ina, erguida sobre la vara, representa el símbolo del Caduceo de Mercurio, símbolo d e vitalidad y de salud un paralelo indiscutible a este símbolo lo encontramos en la serpiente ardiente y erguida sobre la vara que Dios le manda construir a Moisés ( Nm 21, 8) para sanar a la gente . Entre los mayas Quetzalcóatl es el dios-serpiente engullido por un águila, y no ha faltado la cultura o el pueblo que vea en la serp iente un principio creador y vivificador. El propio Jesús en Mt 10, 16 enseña: «sed, p ues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas». En este sentido, la ser piente es nuestro propio Lucifer, el portador de la luz y el principio de la sab iduría. En efecto, Lucifer proviene etimológicamente del latín lux, que significa luz, y de l latín ferro, o ferre, que significa llevar, portar, transportar. Lucifer, en est ricto sentido, significa portador de luz, y halla su equivalente en el Prometeo griego, conocido por robar el fuego a los dioses para llevárselo a la humanidad y llamado también, en gran parte por este motivo, como el portador del fuego, es dec ir, el portador de la luz. Hemos visto ya el enorme paralelo que existe entre la serpiente del Edén y Promet eo, pero ahora se suma el hecho de que Lucifer puede ser también uno de los nombre s de Prometeo aun cuando, de acuerdo a la etimología, se muestre como nombre propio y, asociado con el origen del mal, se muestra como una figura similar a la serpi ente del Edén, asociada también como el origen del mal. Pero ¿es posible que la histor ia hubiera sido cambiada? En la actualidad Lucifer es generalmente asociado como uno de los nombres de Satanás, o del diablo con lo que se convierte en eso mismo , y la serpiente es tomada también como una personificación de Satanás, o del diablo. Sin embargo, en el comienzo no fue así. Como hemos visto, Lucifer y Prometeo son port adores de la luz. En el caso específico de Prometeo, el que le roba el fuego a los dioses para llevárselo a los hombres. Lucifer es el equivalente de Eósforo, o Fósforo también conocido como Hespero, es decir, Venus, el lucero vespertino, aunque también fue asociado con el sol Sirio . Hespero simboliza el lucero del atardecer y Eósforo , o Fósforo, simboliza el lucero del amanecer; sin embargo, sabemos que son lo mis mo y que, inclusive, en la literatura son tratados en forma indistinta y, en alg unos pasajes inclusive se afirma: Hespero es Fósforo. Fósforo-Hespero es el que nos trae el fuego, la luz del amanecer y que es traducido al latín como Lucifer represen ta al lucero que se ve de primero al amanecer y que pareciera arrastrar al sol, llevarlo, portarlo, transportarlo. Fósforo-Hespero es Venus, y es el mismo Lucifer , el portador de la luz, el mismo Prometeo, y la misma serpiente sabia del Edén. E n muchos escritos se asocia a la serpiente con Lucifer y, en efecto, se señala que fue Lucifer quien sedujo a Eva. Lo cierto es que ni la serpiente del Edén antes de ser castigada , se arrastraba por la tierra, ni Lucifer antes de ser castigado se h abía precipitado al abismo, ni Prometeo antes de ser castigado había sido encadenado a una piedra. Los tres son benefactores de los hombres, los tres les llevan el co nocimiento, el fuego, la luz a los hombres, y los tres, al parecer, son castigad os y arrojados y postrados a la tierra, por ayudarlos. En el caso de Lucifer encontramos, en el texto bíblico, los siguientes relatos: Is 14, 12: ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tie rra, tú que debilitabas a las naciones. 13: Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del n orte;

y seré semejante al Altísimo. como seres divinos. Asociado con el fuego. el primer salvador. o bien. Ez 28. 11-19). pero no s erá un sabio. serán abiertos vuestros ojos. para saberl o. Lucifer. lo que claramente nos muestra que conoce los mapas del camino. el primer liberador. hijo de la mañana con lo que de paso su papel como luce ro de la mañana queda fuera de duda . no le permitirá conocer el bie n y el mal. como portador del fuego así lo reconoce también San Jerónimo en su traducción d e la Vulgata en el pasaje de Is 14. será un súbdito obediente. no le permitirá una experiencia vívida. el p apel de Lucifer es convertirnos semejantes a los dioses. inclusive en los relatos bíblicos (Cf. Pero la serpiente también conoce los mapas del camino. y les lleva el fuego a los hombres. Y esto mismo aplica para el Dios que hace la advertencia a Adán y a Eva que. No es un secreto que Hércules. En este sentido. específica. expresa Lucifer a Eva. y se réis como Dios. y haber conocido el mal. no como seres ig norantes. arrastrando tras de sí el fuego del sol. convertirlo en un ciudadano consciente. sabe que el paso siguiente para ser semejante a los dioses es comer del árbol de la vida. esta r elación se mantiene y nada evoca la presencia de un ente maligno. en el nuevo portador del fuego. C. La serpiente es Prometeo que. in clusive. Dios) y encadenado a una ro ca hasta que Hércules logra liberarle. parece que esto a Dios no le agrada y quiere ser el único muestra rampante de un pensamiento anárquico . no tendrá la sapiencia que sólo la experimentación de todas las fenomenolo gías de la existencia puede brindarle. la ruta concreta. haber cometido la transgresión que se les había advertid o que no cometieran. un cono cimiento superior que transforma la naturaleza imperfecta de los hombres en natu raleza divina. el primer maestro. Adán y Eva antes sólo conocían el bien. Cuando se come del árbol de la ciencia del bien y del mal se conoce la otra parte del conocimiento. propongamos un ejemplo: U n niño que hasta ahora no tiene mayor conocimiento de la existencia no sabe que el fuego quema.14: sobre las alturas de las nubes subiré. es maldecido por Zeus (Deus. era un epíteto del planeta Venus por cuanto es posible ver muy brillante a este astro sobre el horizonte al momento del ama necer. Sabe Dios que el día que comáis de él. realmente lo que hace es abrirle los ojos. de modo que es i nnegable que el papel de Lucifer es el de llevarnos hacia Dios. sabiendo el bien y el mal. inclusive advertirle que el día que meta sus manos al fuego experimentará el dolor es bueno. hasta el punto de c onvertirnos en ángeles y presentarnos como dioses en la reunión de los dioses. Lucero es realmente una traducción del latín Lucifer. La s erpiente es Luzbel. cuando menos. pero ahora conocen adi cionalmente el mal. una vez que logra llevar el fuego a los hombres e iluminarlos. 12 . aunque lo podríamos identificar como alguien maligno. El delito de Lucifer e s querer ser como Dios y luego. En este sentido. llevarle ese conocimiento a los hombres. que quiere decir luz bella. El hecho que ese niño no meta sus manos al fuego es bueno porque no se quemará. resultando ser su más cercano colaborador. el primer gurú. al parecer. La serpiente-Lucifer es el primer iniciador . quiere que nosotros nos c onvirtamos en dioses. tal como se coli . y logrando la inmortal idad. se convierte en el nuevo héroe. Para entender un poco mejor esto. pero ¿es realmente malo eliminar nuestra naturaleza de pecad o y convertirnos en seres perfectos? ¿Es decir. si alguien le indica a ese niño que meta a sus manos en el fuego. en la tradición alquímica. debe haber él mismo haberlas metido en el pasado. Pareciera ser este Luc ifer una especie de entrenador que nos impele hacia la meta. de otra forma n o tendría la experiencia. viene a representar al Cristo íntimo. convertirnos en seres perfectos. Pero en este punto nos encontramos con algo interesante: el que adv ierte que no meta las manos en el fuego porque el día que lo haga se quemará y exper imentará el dolor. en este caso. La serpiente es venerada como el animal más sabio y Jesús les aconseja a sus discípulos ser prudentes como serpientes ( Mt 10. Lucifer. el Cristo viene a ser el liberador de Prometeo con lo que. de modo que la traducción corre cta debió de ser: oh Lucifer. implica haber practic ado el mal o. o bien. Lucifer desempeña un papel dentro del plan de D ios. sin embargo. sino como seres despiertos. 16) . el conocimiento y la autoridad para decirlo. en el nuevo lucero de la mañana. e n seres semejantes a dioses? Y él mismo da ejemplo de ello. Pero. Todavía en el siglo VII d. a la vez todo esto es contraproducente pues no l e permitirá a ese niño conocer la naturaleza del fuego. Esa semejanza se logra en dos vías: alcanzando el conocimiento del bien y del mal. de paso.

ge de un texto de Isidoro de Sevilla referido a los nombres de la semana. 16: Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. logra liberar a Lucifer de su ardua labor y él se convierte en el nuevo portador del fuego. y así parece decirlo él mismo a manos del escritor del Apocalipsis cuando expresa: Ap 22. el n uevo portador del fuego. para ellos Cristo era percibido como la serpiente del Génesis toda ve z que. el nuevo iluminador del mundo. convirtiéndonos en serpientes erguidas. La situación es clara: Cristo. Jesús. al igual que ella. en el nuevo iluminador del mundo. consiguiendo libertarse de las leyes del universo y convertirse en Dios. consiguiendo. que era considerado el portador de la luz. también rostro de Cristo. 35). quaerite luciferum caelesti dogmate pastum. ser igual a los dioses y. es el mismo Lucifer. toda vez que. se le emplea como un epíteto para referi rse a Cristo. su tarea es que nosotros seamos como él y q ue «todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios. Parece que en algunas comunidades cristianas primitivas Lucifer no era tampoco ningún símbolo de maldad y. quae Luciferum appellaverunt. (V. Él es el que es izado co mo la serpiente de Moisés sobre la vara. al igual que ella. en un Dios. en este sentido. y él mismo señala dioses sois (Jn 10. el nuevo Cristo. en este senti do. el nuevo Lucero de la mañana. addubitas ne te tuus umquam deserat auctor? ne trepidate. facies quoque Christi. él es la serpiente erguida. cura dei. esto es: El sexto (día) a partir de la estrella de Ve nus. Jesús. Cristo es el nuevo héroe solar. Muestra de ello es el p asaje del poeta cristiano Prudencio en el que exclama: tu. Jesús es el nuevo Cr isto-Lucifer que consigue la inmortalidad. puede ser asimilado como el Cristo-Lucifer que nos muestra el camino para se r como los dioses. volvía a estar ergui da (en la cruz). Es evidente que la estrella resplandeciente de la mañana es Venus. 26-28).[3] Es decir: Tu. a. Ap 2. siendo como él. homines. quae inter omnes s tellas plurimum lucis habet. 17: Yo soy la raíz y el linaje de David. convirtiéndose. volvía por segunda vez al mundo a traer el conocimiento y el fuego de la emancipación. él es el nuevo Hércules que libera a Prometeo-Lucifer. y que logra apoderarse de las ma nzanas del jardín de las Hespérides que conceden la inmortalidad. qui spem multiplicans alat inuitiabilis aeui. y en e l que se lee: Sextum (diem) a Veneris stella. el mismo Lucifer. Jesús. Él logró convertirse en Dios y. que entre todas las estrellas tiene el máximo de luz[2] . puede ser asimilado como el Cristo-Lucifer. para que multiplicando vuestra esperanza la alimente de vida incorruptible. Lucifer e s la sombra luminosa de Cristo (y es él mismo). símbolo del que se levantó desde las profundidades a donde h abía sido abatido. Eósforo. el dador de la vida es también el dador de su alimento. hombres. uitae dator et dator escae est. el alimento del dogma celeste. Buscad a Lucifer. preocupación de Dios. es decir. en serpientes ardientes izadas sobr e la vara. ¿dudas acaso de que te abandone alguna vez tu creador? No tembléis. por lo tanto. La serpiente es la sombra luminosa del Cristo (y es él mismo). En efecto. Ahora es posible comprender por qué Jesús llama la atención sobre el hecho de que som os dioses. como portador de la luz. que llamaron Lucifer. la estrella resplandeciente de la mañana. Entr e los cristianos primitivos Cristo no podía ser comprendido sino a través de Lucifer . por fin. la serpiente ar diente que logra convertirse en Dios y nos enseña el camino para lograrlo. y se elevó a lo más alto de los cielos. el portador de la luz que puede y de be ser traducido al latín como Lucifer. muy al contrario. el portador de l fuego. a un .

Una lectura de sprevenida del relato del Génesis nos permite inferir una conducta muy extraña por p arte suya. y que dejemos de ser la serpiente que se arrast ra por la tierra. les abrió los ojos y les hizo ver la luz. es decir: que dejemos de ser la sombra vacua que somos y que nos convirtamos en luceros resplandecientes de la mañana. la inmortalidad. no derramarla. Es preciso contener el fuego. la serpiente-Lucif er salva a los hombres de la esclavitud. El fuego nace el agua. habría sido para Jehová como los dedos con respecto al cere bro. símbolo de la maldad y de la caída edénica. el consejo que la serpiente le brinda a Adán y a Eva es perfectamente bueno. 8). es la sujeción del ser humano a la volunta d de un tercero y el principio de la ignorancia. podemos inferir que la actuación de la serpiente. 24-25). en la India le llamarían najash. Y quizás de nada habría servido porqu e tarde o temprano vendría la caída angélica por cuanto es un hombre ingenuo que no ha experimentado ni comprobado. castigada. sino para que se hagan como dioses. a todas luces. como hombre dios. 34). se convier ten en semejantes a los dioses . pero sin ningún mérito ni iluminación interior. vio que era bueno (Gn 1. h . y más que eso. ser él semejante a los dioses. más allá del bien y del mal. lo que Dios les dice es el principio de la esclavitud. que no ha metido sus manos en el fuego para verifi car por sí mismo y adquirir la sapiencia. no podremos ser Lucifer. graci as a Lucifer-Prometeo el hombre-Hércules logra hacerse con las manzanas doradas de l huerto y conseguir. no podre mos convertirnos en la luz del mundo. en el caso de Adán y Eva. Sin embargo. el contenedor de la luz. dioses sois? (Jn 10. es preciso contener el agua.varón perfecto. si está dentro de nosotros mismos ¿qué necesidad tenemos de un dios antropomorfo que vive en las n ubes o en cuatro piedras frías como la muerte misma? Gracias a la serpiente. por ayudar a los hombres[5]. a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo» (Ef 4. negándoles la posibilidad de tener un conocimiento universal. que nos con virtamos en serpientes erguidas. iluminando la mente de los hombres y abriéndoles lo s ojos. el dios-serpiente. no para que se queden en el mal. el conocimiento del bien y del mal con lo que. Lo que quiere Lucifer es que nosotros co n convirtamos también en Lucifer. si somos diose s entonces ¿qué necesidad tenemos de un Dios? Si somos nosotros mismos. una religión en la que el ser humano propende por ser semejante a Dios. ni sus normas. los salvó de esa ignorancia. Si botamos el agua-fue go no podremos ser portado-dores de ese fuego. 13). en un estado de ignorancia permanente. Esa no fue la caída original. en ese sentido. hasta podemos afirmar que la orientación que la serpiente-Lucifer les da a Adán y a Eva es. Si el hombre no hubiera comido del fruto prohibido se hubiera mantenido en esta do de pureza y de inocencia y se habría elevado al reino angélico. Por fortuna. cómo sí lo puede ser el comportamiento de Dios. La serpiente es el port ador de la luz. Lucifer es el portador de la lu z. La serpiente. Existe un tipo de tr ansgresión. Es verdad que les proveyó de cierto s conocimientos. en principio. el comienzo de una religión verdadera. no es nada maligno. cuando ha terminado de hacer su creación incluida l a serpiente . impidiéndoles llegar a ser algún día como los dioses. En este sentido. de la ignorancia y de la estupidez eter na. La serpiente-Lucifer es el primer salvador del mundo. una sabidu ría completa. y l uego darnos el conocimiento que nos permita también a nosotros ser semejantes a lo s dioses. pero esa transgresión despierta del sueño hipnótico y los hace conocedores d el bien y del mal. Y tal parece ser la intención de Jesús cuando dice: ¿No es tá escrito en vuestra ley: Yo dije. en este punto apar ece Lucifer portando el fuego. y. sino el despertar original. A Jesús. ni sus iglesias ni sus ministros. en efecto. lo que en otras palabras significa: hasta que todos nos convirtamos en Christós. como Prometeo. si los hombres llegan a ser iguales a los dioses. De modo que la actuación de la serpie nte no es sospechosa. es decir. el concepto de Dios deviene innecesario y fútil. ya no es necesario ni él. Por contraposición. Si Adán y Eva hubieran comido del árbol de la vida. en este punto de la narración. Nm 21. en el caso de Hércules. Él es Cristo-Lucifer[4] y su tarea es. para que conozcan lo malo de lo bueno y lo buen o de lo malo. la experiencia que queda grabada con car bones encendidos en el fondo mismo de la conciencia. En ese sentido. pero sin la sapie ncia del bien y del mal. válido. la serpiente de fue go erguida e izada sobre la vara (Cf. y nada indica que lo sea si hasta el mismo Dios. pero es como si quisiera que ellos tuvieran un conocimiento res tringido. es como si él intentara mantener a Adán y a Eva en un estado de sumisión pe rpetua. esto es: ser como los dioses. y todavía más. Pero.

y aun cuando es verdad que Dios puso guardianes en el camino que lleva hacia el árb ol de la vida para impedir que el hombre pueda ser como uno de ellos y que viva para siempre. Debe levantar la serpiente e izarla en una vara (tal como lo hizo Moisés). en un dios terriblemente divino. ciertamente no parece ser un padr e. en el tiempo hará que el hombre tome las decisiones adecuadas y los a tajos correctos que le permitirán hacerse con los frutos del árbol de la vida. y convertidos en seres inmortales. y una espada encendida que se revolvía por todos lados. pero no a convertirnos en Dios. pues. la sabiduría que. aquellos que él no le revela al hombre. un estorbo para que cada uno de nosotros se convierta en un Lucifer. sino que nos limitemos a la creencia. incomoda a la iglesia y las religiones tradicionales que no quieren que nosot ros seamos como dioses. no merece llamarse iglesia. 22: Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros. para que labrase la tierra de que fue tomad o. en el tiempo. pero no nos dice el cómo. el conocimiento. Una iglesia que califica de herejía querer ser como Cristo. por consecuencia. serán completamen te como los dioses. que no desean que conozcamos la verdad. 23: Y lo sacó Jehová del huerto del Edén. tienen la sapiencia. Por el contrario. No obstante. símbolo del portador del fuego y. no merece llamarse iglesia.abrían logrado la inmortalidad. sino la naturaleza misma del unive rso? Eso hubiera sido el eterno suplicio y la eterna ignorancia. por supuest o. ha biendo comido del árbol de la ciencia del bien y del mal. 24: Echó. levantando la serpiente ardiente sobre la vara. una iglesia que nos dice que debemos eliminar nuestros defectos. si desconocemos no sólo nuestra naturaleza más íntima. aducie ndo que sólo él es único Cristo aun cuando él mismo nos dice que cosas mucho mejores que él hizo podemos hacer nosotros (Jn 14. Gn 3. que no alargue su mano. y coma. con la sapiencia del bien y del mal. a la ignoran-cia. aunque mortales. en un portador del fuego. sino que seamos sus súbditos. pareciera ser u n obstáculo. obtendremos finalmente la inmorta lidad y nos convertiremos en dioses terriblemente divinos. Está claro que este extraño Dios no quiere que lleguemos a ser como él. con lo que. pero hubieran vivido eternamente como ignorantes. finalmente. ahora. y tome también del árbol de la vida. 12) no merece llamarse iglesia. fuera al hombre. Con se guridad. La serpiente lev antada conoce los secretos de Dios. pues. Algo que. y que ha pues to un obstáculo para alcanzar el árbol de la vida. el conocimiento. ni muy comprensivo con sus hijos recién creados. la ventaja de haber obtenido el conocimiento. Una iglesia que nos enseña a creer en Dios. sabiendo e l bien y el mal. habrá de conducirles también a la consecución del árbol de la vida. portador de la luz. la gnosis. ni muy amoroso. . en tal caso ¿de qué sirve la inmortalidad si no nos conocemos a nosotros mismos. y puso al oriente del huerto de Edén querubines. la sapiencia del bie n y del mal. y viva para siempre. pues es clar o que ahora está caída y arrastrándose y comiendo polvo de la tierra. en un Cristo. para guardar el camino del ár bol de la vida. Sin embargo.