Está en la página 1de 1

La confesin ficta

La confesin tcita implica actitudes de parte contra quien se pide la prueba. Que hacen suponer el reconocimiento de la verdad de hechos contenidos en el pliego, tales actitudes pueden derivar de la incomparecencia injustificada a la audiencia sealada para absolver posiciones, la negativa a contestar, las respuestas evasivas, la falsedad del certificado mdico para justificar la inasistencia a la audiencia mencionada y la ausencia del pas sin oportuna comunicacin del hecho. A diferencia del la confesin expresa que posee efectos vinculantes para el juez y es en principio irretractable, la ficta confesio admite la produccin de prueba en contrario. Se tiene establecido que la confesin ficta alcanza por si misma pleno valor probatorio salvo que medie prueba eficaz que la destruya. No obstante tan bien se ha decidido que la confesin ficta no es siempre decisiva, debiendo ser apreciada en correlacin con otras pruebas y atendiendo a las circunstancias de la causa, ya que de lo contrario se hara prevalecer una ficcin sobre la realidad y la decisin podra alejarse de la verdad objetiva. Por lo tanto, la prueba que fluye de la confesin ficta no tiene la misma fuer za de la que emana de un reconocimiento expreso, con la observancia de las formas que regulan a ste. Lo dicho no obsta a que se haya interpretado que la confesin ficta, en ausencia de otros elementos de juicio y aunque no coincida con las alegaciones o negaciones de las partes, constituyen plena prueba.