P. 1
El Tiempo y El Ritmo

El Tiempo y El Ritmo

|Views: 6.152|Likes:
Publicado porEugenio Aguilar

More info:

Published by: Eugenio Aguilar on Oct 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

10/02/2014

EL TIEMPO Y EL RITMO

Eugenio Aguilar

EL TIEMPO
El tiempo es el que crea todas las cosas y las transforma... si le das tiempo, es el lago en que navegas. El tiempo, para que lo que vemos, en lo que transcurrimos, no sea un caos. atención - entonces... dales todo su tiempo, el que les corresponde. Las cosas tienen un tiempo mínimo e irreductible para acontecer y un ritmo propio e inalterable; ésta es su energía. Claro que hay un sinnúmero de aconteceres sincrónicos; pero algunas cadenas son sucesivas; son a las que podemos prestar nuestra atención y que nos conmueven - nos movemos con ellas - y nos implican; son las cadenas de sucesos que nos corresponden. Tenemos que sincronizar nuestra energía, nuestro ritmo, nuestro actuar y considerar con el ritmo propio de los sucesos. Cuando no nos sincronizamos con el uir de la vida, se debe a un bloqueo de nuestra propia energía, lo que se llama ansiedad. es un bloqueo del ujo de La ansiedad nuestra energía, es un bloqueo de nuestra conciencia, que

tiempo es un invento de Dios para que las cosas no ocurran al mismo
Las cosas nuestra

ocurren una después de otra - me reero a aquéllas en las que podemos poner

nos impide permitir y aceptar que las cosas se sucedan en su ritmo adecuado; como en nuestra respiración, por ejemplo. Ejemplos de duración: el transporte tarda en llegar, de 7 a 10 minutos y no es posible modicar eso. La patata tarda en cocerse 12 minutos y eso no va a modicarse, al menos que la metas a ese producto de la ansiedad que es el horno de microondas y allí también durará un tiempo mínimo e irreductible para cocerse. Nuestra mente tarda en comprender, algo así como tres segundos - que según alguien - es lo que dura el presente. Tres más/menos dos segundos es nuestra conciencia del presente y por eso nos tardamos en comprender el mismo lapso; eso cuando la hacemos rápido. Otro invento neurótico, fruto de la ansiedad es la llamada "lectura rápida" que quiere ganarle al tiempo de la comprensión natural. Lo que se requiere es lectura lenta, a menos que se trate de comunicados, instructivos y letreros, en cuyo caso nos desespera la obviedad de los que son largos y tediosos.

1

EL RITMO
Todo en la naturaleza tiene un ritmo, lo que nos da la noción de tiempo objetivo; por ejemplo, un año, con sus etapas que son las estaciones y con todos los fenómenos asociados a las estaciones como el calor, el frío, las lluvias, la sequedad, el viento, la época de ciclones, la calma; todos estos fenómenos tienen un ritmo; el día con su amanecer, su mañana y tarde, puesta del sol y noche y, en la costa, explícitas en su ritmo. y las magnícas mareas tan La música es ritmo - entre otras cosas - hay cadencias terapéuticas

cadencias neuróticas; la cadencia debe ser, la que te concilie con los ritmos de tu

entorno, de tu actividad, de tu universo. El nacimiento, desarrollo, madurez, reproducción, declinación y muerte de todos los seres vivos nos informan de otro ritmo: el ritmo de la vida. En el caso de los seres humanos las etapas de despertar, interactuar, comer, excretar, trabajar, descansar y dormir, también se dan en ritmos naturales, si permitimos a la naturaleza ser la guía. Los ritmos circadianos parecen estar ligados a la duración del día, la luz del sol y la oscuridad de la noche o bien a la alimentación; la cadencia en la que se recibe el alimento. Los ciclos estacionales y de reproducción son anuales. serán biológicos? Los humanos hemos construido

ritmos sociales como la semana con sus uno o dos días de descanso ¾o todos los ritmos Los biorritmos básicos se nos presentan de forma clara, como los latidos del corazón, el ritmo respiratorio, el tiempo de vigilia y sueño que ya mencioné y los tiempos de sensación de hambre o los llamados de la naturaleza a cumplir con ella, como el apetito sexual o el ritmo de las excretas. Hay otros biorritmos de los que no somos conscientes, como el tiempo que tarda la sangre en circular, en renovarse; como la sustitución de nuestras células constituyentes o del calcio en nuestros huesos. La Medicina Tradicional China nos da ritmos más nos: los que se maniestan por los pulsos en diferentes puntos de los canales energéticos del cuerpo y en particular en las muñecas en la zona de la arteria radial. El sueño y la vigilia, la circulación de la sangre y la respiración coinciden con los ritmos tal como los reconoce occidente. Los ciclos que nos informan son los de la circulación de los diferentes tipos de  Energía del Qi (Chi). La energía original Yuan Qi, el Gu Qi o energía de los alimentos, el Kong Qi o energía respiratoria, el Zong Qi que conjunta la energía respiratoria y la de los alimentos y el Zheng Qi que es la síntesis de las energías sanas y poderosas, todas tienen ritmos que van de lo cotidiano y estacional hasta a lo largo de toda una vida. En particular anoto que el Ying Qi - la energía nutritiva - tiene un ciclo diario y que la energía defensiva. El Wei Qi, circula por los canales energéticos 25 veces durante el día y 25 veces durante la noche. 50 veces cada 24 horas ½vaya ritmo! Este texto no es el lugar para explicar este complicado sistema energético,

1 sólo quiero

hacer notar que hay muchos ciclos de energías necesarias para la vida, de acuerdo a la Medicina Tradicional China. !Somos pulsos y más pulsos½ todos son cíclicos y rítmicos;

1

ver el capítulo sobre las energías en mi libro El Taller de la salud

2

hay una cadencia en la vida que es armónica, parece música, quizás ésta es la explicación de la música. Por su parte la Terapia Craneosacral habla de un ritmo producido por un

Aliento de Vida,

un movimiento descrito como uctuación longitudinal. Existe un movimiento rítmico y sutil de los uidos y tejidos en el núcleo del organismo al que William Garner Sutherland llamó mecanismo respiratorio primario y que supuso subyace a todo otro movimiento rítmico. Si las expresiones rítmicas del aliento de vida se congestionan o restringen, se diculta el principio ordenante básico del cuerpo y la salud puede quedar en peligro

2

Perder el ritmo es perder la salud, oponerse a los ritmos naturales es comprometerla. No sólo se trata de actuar, sino de uir y no sólo de uir, sino de hacerlo con ritmo. Los ritmos propios de la vida humana allí están, ya los comentamos, pero los sabios de la terapia craneosacral nos enseñaron que hay otros tres, a los que llamaron Marea larga, que late cada 100 segundos, la Marea Media que late más o menos cada 24 segundos y el impulso rítmico craneal, entre 5 y 7.5 segundos por ciclo. ¾Por qué nos sentimos vivos cuando nos movemos con ritmo? Al caminar, al correr, con el ejercicio armónico, con el baile, el Tai Chi, la música adecuada, el Qi gong, el ejercicio suave, nos sentimos vitales y revitalizados. El paso importante, el de la sabiduría vital, el que nos hace ser habitantes amados y amables de este mundo, se da cuando sincronizamos nuestro ritmo con el de los demás, con el de la vida en general, con el de la naturaleza, como los taoístas nos enseñan. En la biología, los ritmos circadianos o biológicos son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo. Todos los animales, las plantas, y probablemente todos los organismos, muestran algún tipo de variación rítmica siológica (tasa metabólica, producción de calor, oración, etc.) que suele estar asociada con un cambio ambiental rítmico.

3

Hay ritmo en todo lo que está vivo, algunos del conocimiento común y otros más especializados; creo que con los datos apuntados basta y sobra para ilustrar mis armaciones sobre las secuencias temporales. De hecho, el tiempo - que yo traduciría como el sentido de cadencia, de ritmo, de periodicidad - es una de las categorías losócas de Aristóteles y Kant. Las categorías son las nociones más abstractas y generales por las cuales las ideas y los objetos son reconocidos, diferenciados y entendidos; son nuestros conceptos fundamentales para entender y ubicarnos en la realidad. Obviamente sin las categorías del tiempo y de la secuencia no comprenderíamos nada. Sin entrar en más disquisiciones losócas ni abstractas, queda a nuestra experiencia descubrir el ritmo de las cosas. La poesía nos acerca a los ritmos de dos maneras: en su propia esencia, la poesía es, ante todo, ritmo y cadencia, aunque sólo sea por su ritmo interior; y por la métrica, su estructura, su rima, la conguración de sus sílabas, palabras y versos que nos dán música. La arquitectura de todo tipo consolida el ritmo; la escultura también. La danza

2 3

Kern, M. Terapia Craneosacral Gaia, Madrid 2001. es.wikipedia.org/wiki/Ritmos_circadianos

3

es cadencia y ritmo por la música y el movimiento; la literatura y el teatro son conguraciones con inicio y nal y, en medio, patrones de comportamiento humano y social que, al identicarse, se convierten en los modulos, las notas, de una música humana. El arte es ritmo, el ritmo es tiempo consciente. Para todo lo demás, la manera humana de verlo, vivirlo y considerarlo es como ritmo, y los ritmos son repeticiones, cadencias que percibimos en el tiempo. ¾Cómo se puede justicar el romper esos ritmos con la prisa y la ansiedad? Hacerlo no sólo es aberrante, sino también un insulto a la vida y a la naturaleza al trastocar sus tiempos. Eugenio Jacinto 2009 Temas semejantes en: y en mi sitio

http://www.scribd.com

http://eltallerdelasalud.wordpress.com

4

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->