P. 1
Tricot_Tokichen_Julio2007

Tricot_Tokichen_Julio2007

|Views: 1.842|Likes:
Publicado pormaria_siles8776

More info:

Published by: maria_siles8776 on Oct 23, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/08/2013

pdf

text

original

A fines de 2002 comienza a tomar cuerpo un anhelo largamente gestado
dentro de algunos sectores del movimiento mapuche, la idea de formar

66

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón
una coordinación que aglutinara los diferentes referentes mapuche. En
un contexto donde la CAM se había vuelto relevante y estaba siendo
fuertemente perseguida por el Estado; en la zona de Maquehue, comuna
de Padre de las Casas en la novena región de Chile, se impulsa la idea
de la formación de la Coordinación de Identidades Territoriales (CITEM).
Con la idea explícita de aunar las distintas visiones y expresiones dentro
del movimiento, tratando de articular expresiones opositoras al gobierno
con vocación unitaria y con la esperanza de armar una propuesta común
incluyente (Mariman: 2005).
En este encuentro se reúnen representantes de distintas organizaciones,
entre los que podemos mencionar al actual alcalde de Tirúa Adolfo
Millabur de la Identidad Lafquenche, Galvarino Reiman de los Nagche,
Jorge Hueque de la Coordinadora Panguipulli y Pablo Mariman, entre
otros. A partir de aquí se sientan las bases del proceso colectivo de lo
que será la Coordinación de Identidades Territoriales64
.
Al estar la Coordinación integrada por distintas asociaciones, resulta
difícil estimar cuanta gente adhiere o participa de esta, sin embargo, se
puede afirmar que está conformada por cerca de 25 organizaciones
mapuche que se extienden desde Santiago hasta Chiloé, contando con
miembros tanto urbanos como rurales.
En estas organizaciones, no obstante ser parte de esta instancia, se les
respeta su autonomía, identidad y forma de organización que le son
propias, la Coordinación:

“es donde se van discutiendo temas globales, pero cada organización
cuenta con su propia dinámica y la coordinación no se mete en esta. Nos
permite ir debatiendo acerca de temas que nos ayuden a avanzar hacia
la conformación de una propuesta política más global. Esa es la apuesta
como organización, avanzar hacia la creación de una estructura y
propuesta política global”. (Caquilpan)

64

A ese encuentro inaugural se dirigía también Víctor Ancalaf, ex -vocero de la
Coordinadora Arauko- Malleko, siendo detenido por la policía y encarcelado hasta hoy.

67

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón

Es decir, cada organización integrante de la coordinación, tiene la
potestad de organizarse y actuar en libertad. En parte esta manera de
funcionar está motivada por la idea de evitar caudillismos u otros
fenómenos que pueden entorpecer la coordinación y la acción colectiva.
Se evita que exista una gran estructura que prime, entendiéndose que
deben ser los propios ámbitos donde se organiza la gente, desde sus
bases territoriales, los que determinen las decisiones y las políticas a
seguir (Seguel; 2006)65
.
La CITEM ha estado funcionando mediante la institución tradicional del
Trawun, a través del cual se reúnen en distintos lugares del territorio
mapuche, rotando los encuentros, permitiendo de esta manera que
participe más gente, y que las decisiones se tomen de manera colectiva.
La intencionalidad última de mover el lugar del Trawun no corresponde
sólo a convocar más gente, sino que responde a una forma de
reconstruir al pueblo y la sociedad mapuche, es la manera que han
encontrado para rearticular y rescatar la confianza de las comunidades,
trasmitiendo y extendiendo la diversidad existente en el movimiento,
pero poniendo énfasis en algunas ideas comunes (Millapi en Tricot; 392:
2006).
Es decir, se ha venido retomando una institucionalidad que es propia los
Trawun, a modo de reuniones plenarias donde se toman acuerdos. Se
han establecido, además, equipos de trabajo con finalidades específicas,
como la capacitación de dirigentes, facilitar la comprensión del derecho
internacional, analizar el derecho local y fomentar las comunicaciones,
entre otras.
Esta instancia de reunión ha servido a manera de reencuentro, de
reconocerse, establecer vínculos y crear confianza y solidaridad,
intentando fortalecer de esta forma al movimiento mapuche.

65

http://www.mapuexpress.net/?act=publications&id=125

68

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón

“al principio fue difícil, costó mucho tiempo generar confianza, porque
había referentes que eran más autonomistas, otros que buscaban la
instrumentalización de ciertos espacios de poder u otros en proceso de
negociación con ciertas instancias del gobierno. Esto generó ciertas
tensiones, pero terminó por resolverse, se llevaron adelante las
confianzas, cada referente tiene autonomía en lo que tiene que ver con
sus intereses. Pero hay cuestiones de interés colectivo que son de
conjunto, se toman las decisiones en los Trawun y son asumidas
colectivamente”(Seguel: 2006)

La CITEM se plantea además a partir de un postura inclusiva en cuanto a
quienes la conforman, intentando que abarque la mayor
representatividad posible, pretendiendo de esta forma crear confianza
entre los miembros. Pero además, le parece importante mantener y
sostener diálogo con la sociedad no mapuche, con los chilenos,
establecer instancias donde se puedan conversar y discutir, no sólo la
temática mapuche. Para ellos esto es una definición de tipo política y, en
este marco, podemos observar por ejemplo, el primer foro ciudadano
organizado en la ciudad de Villarrica, la Coordinación para la libertad de
los presos políticos mapuche o lo que fue el foro en contra de la reunión
de APEC celebrada en Santiago, donde fueron una de las organizaciones
protagonistas. Dentro de las relaciones establecidas también como
Coordinación, se cuentan instancias de diálogo con organizaciones de
allende Los Andes, de orgánicas mapuche de Neuquen y Río Negro entre
otros; además de formar parte de la recientemente creada Coordinación
Andina, con miembros de Chile, Bolivia, Perú y Ecuador.

A nivel internacional, otro aspecto al que se ha abocado la CITEM, es
profundizar en el trabajo con respecto a los derechos indígenas:

69

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón

“Una de las cuestiones más importantes que hemos hecho es haber
asumido una estrategia en el sistema internacional de derecho, haber
tenido una audiencia ante la OEA, haber entregado informes propios, ya
no al nivel de la dependencia que otros escriban u opinen por ti, sino
haberlo hecho como Coordinación, haberlo asumido colectivamente.
Esto nos ha permitido tener continuidad en el trabajo, monitorear los
casos presentados, más visibilidad y generar nuevas alianzas en el
sistema internacional”.(Seguel; 2006)66

Esta labor a nivel internacional no implica abandonar lo doméstico, lo
local, donde se han centrado, como lo indica su nombre, en rescatar lo
que son las identidades territoriales mapuche. Consideran que este
concepto representa a cabalidad la realidad del pueblo mapuche, que
cuenta en distintos espacios territoriales con diversas identidades:

“aunque seamos wenteche (gente de los llanos), nagche (gente de los
valles, o lafquenche (gente de la costa), aunque sean distintos los
espacios territoriales, culturalmente se respetan los Meli Witran Mapu,
las cuatro direcciones de la tierra, el equilibrio del Nag Mapu, de la
tierra. Por eso es importante trabajar de esta forma, porque somos
diferentes identidades, pero un solo pueblo-nación con miles de años de
existencia en este Wallmapu” (Millapi en Tricot; 395: 2006).

Estas diferencias territoriales se manifiestan también en la existencia de
mapuche en el campo y en la ciudad, o mapuche urbano. Es a raíz de
esto que plantean que el movimiento mapuche tiene que dar cuenta de
toda esta realidad. Argumentando que desde siempre el pueblo
mapuche ha tenido diversidad en su interior, sin embargo, se puede
afirmar que existen elementos que los pueden unir y hay elementos
diferenciadores y eso es positivo, porque una visión centrada en un solo
elemento puede reducir la lectura de la realidad (Mariman en Tricot:
2006).

66

Entrevista realizada en la ciudad de Temuco, Chile, en octubre de 2006.

70

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón
Su idea de organización está en directa vinculación con la concepción
que separa o diferencia lo que es tierra de territorio. La tierra para ellos
es lo visible, lo tangible, en cambio el territorio es:

“todos los recursos del suelo y del subsuelo, en este está implícito la
creación de la cosmovisión, los espíritus, las energías, el agua, abarca
todo. Los elementos culturales, con los que se ha construido la visión de
mundo particular de un territorio determinado” (Caquilpan: 2006).67

Muy en concordancia con su visión de recuperar la cultura e
institucionalidad tradicionales, esta concepción de territorio está ligada
al concepto de Itrofillmongen o todo el sistema de vida, implica que las
cosas no se separan, el río de la tierra, el aire de las aves, las napas
subterráneas de la actividad humana o a la persona del mundo espiritual
de la naturaleza. Eso representa el territorio, engloba todo, tanto la vida
orgánica y la espiritual. Esta concepción vuelve inseparables la idea de
identidad y de territorio, lo cual sustenta la idea de las Identidades
Territoriales y se puede argumentar que justifica la defensa territorial, el
defender el territorio es proteger su cultura como mapuche. En este
marco se plantea también la importancia y necesidad de la autonomía.
En consecuencia, la CITEM afirma que la autodeterminación es un
derecho inherente para el pueblo mapuche, aspirando a la autonomía
que se les reconozca como tales, como sujeto colectivo depositario de
derechos políticos sobre el territorio que les corresponde. La autonomía
correspondería a un espacio político que permite el control territorial, la
creación de una gobernabilidad propia y otra compartida con la
sociedad presente en los territorios mapuche, por otra parte, la
autodeterminación sería un derecho que promueve nuestra capacidad
de autogobernarnos en nuestros territorios (Mariman: 2006).68

Existe
una estrecha relación entre los conceptos planteados y la visión tanto
retrospectiva como prospectiva, es en este marco que afirman que:

67

Entrevista realizada en la ciudad de Temuco, Chile, en octubre de 2006.

68

Entrevista realizada en diciembre de 2006

71

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón

“Somos un pueblo que fuimos parte de una nación originaria, hoy lo mas
importante es comenzar a reconstruir aquellas institucionalidades que
fueron derrotadas producto de la post guerra, darnos cuenta que
estamos empobrecidos, que hemos perdido la mayoría de nuestro
territorio, que sí podemos aspirar colectivamente a tener un territorio
digno para poder desarrollarnos, poder sobrevivir e incidir en esos
espacios y que si podemos levantar nuestra institucionalidad propia y
que no tiene porqué ser calcada a la toma de decisiones que había
antes, que sí se puede adecuar a los nuevos tiempos, que sí se puede
levantar un autogobierno donde la gente tenga representatividad, que
sea abierto, que sea diverso , que sea pluralista, donde todas las
expresiones estén dentro de ese espacio y ayude a dirigir de mejor
manera los destinos del pueblo”. (Seguel: 2006)69

Pareciera importante a partir de lo anterior señalar que no plantean la
independencia, sino la autonomía en el contexto actual, hoy la
autonomía es dentro del Estado chileno (Caquilpan: 2006). En este
marco se inscribe, por ejemplo, la intención de agenciar espacios de
autogobierno y de autonomía, planteándose a nivel de discusión interna
aún, cuestiones como la implementación de plebiscitos o un congreso
nacional mapuche.
En sintonía con lo anterior, se encuentra la idea de la creación e
implementación de parlamentos territoriales, una instancia que ya
pueda decidir, definir, normar o establecer políticas de alianza internas o
externas, facultades que van mucho más allá de lo que puede hacer en
la actualidad la CITEM.
Es en este contexto que se realizó a comienzos de año un parlamento
mapuche en la comunidad de Koz Koz, en conmemoración del
parlamento de Koz Koz del año 1907, último realizado entre el Estado
chileno y el pueblo mapuche. En este se reunieron representantes de
comunidades de distintas identidades territoriales: wenteche, pikunche,

69

Entrevista realizada en la ciudad de Temuco, Chile en octubre de 2006.

72

El movimiento mapuche: una aproximación a través de los diversos enfoques de la teoría de
la acción colectiva

Víctor Salvador Tokichen Tricot Salomón
lafkenche, nagche, huilliche, pehuenche y puelche se hicieron presentes
en este histórico espacio para reflexionar acerca de los temas y
problemas que les aquejan.70

El parlamento se extendió por cuatro días,
posterior a los cuales, una descendiente de los lonkos participantes del
parlamento original leyó las conclusiones allí alcanzadas, donde se
destaca, la necesidad de generar estrategias de defensa del territorio,
tanto en el Gulumapu (Chile) y en el Puelmapu (Argentina). Asimismo, se
enfatiza la necesidad de luchar por la autonomía, el fortalecimiento de
las autoridades ancestrales mapuche, el reconocimiento del
mapudungun (idioma mapuche), el desarrollo de la economía mapuche
preservando el equilibrio natural y, también, se hace un llamado a
luchar por la libertad de los presos políticos mapuche (Punto Final:
2006).
No es de extrañar entonces, que la instancia que significa la CITEM, sea
concebida como un instrumento:

“no puede ser un fin para nosotros, debe ser el desarrollo de una visión
autónoma, de un proceso político autonomista y generar articulaciones y
convergencias, para que no sólo este involucrada en un proyecto
político, y así se involucren muchos otros referentes que no
necesariamente deben sentirse parte de esta coordinación”. (Seguel:
2006)71

Esta misma observación, el de instrumento o medio y no fin, han
realizado los miembros de la CITEM con respecto a la aparición de uno
de las organizaciones más nuevas en el espectro del movimiento
mapuche, el partido político mapuche, Wallmapuwen.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->