Está en la página 1de 3

La Copa

Hola me llamo Amanda y tengo 17 aos y soy discapacitada de la cadera para abajo...Les vengo a contar como me ocurri este incidente... Mi mam me dijo que poda escribir mis sentimientos en este dichoso diario pero en realidad quiero contar la verdadera historia de cmo me quede incapacitada Esto ocurri en 1997 en Michigan si..hay es donde viva yo como toda chica adolecente me gusta reunirme con mis amigas en mi casa y hacer coas de chicas bueno..

Una noche mis amigas Amanda,Starla,Mnica y yo nos juntamos en mi casa para jugar un dichoso juego llamado La Copa mis amigos decan que ese juego era el ms jugado en el colegio,mis amigas y yo decidimos jugarlo para ver que tal era ese juego bueno le punto es que lo jugamos y sali todo mal mis amigos no nos haban contado de que era un juego de horror y que estaba prohibido jugarlo Amanda Starla Mnica y yo nos habamos dado cuenta de que habamos Hecho un pacto con el mismo Satans o como algunos lo llaman Diablo. Un segundo despus de todo eso empezaron a ocurrir cosas muy extraas en mi casa y mis amigas empezaron a asustarse la ms asustada era Mnica era la ms chiquita de nosotras en ese momento se haba cortado la luz y no tenamos velas ni ningn fsforo para alumbrarnos. En ese punto estbamos totalmente asustadas y sin nada con que protegernos, mientras ms nos asustbamos el fantasma ms poder tena hasta que el fantasma se aburri y decidi poseer a una de nosotras cuatro, el fantasma primero se meti al

cuerpo de Mnica y empez a seguirnos y cada vez que gritbamos ms dao le haca a Mnica le hizo tanto dao hasta el puto de matarla, despus sigui Starla pero le hizo algo distinto la encerr en un cuarto y la tortur pegndole martillazos en la rodilla, logro escapar del cuarto y baj las escaleras y se call golpendose la nuca con una ventana y se clav un vidrio en el medio del pecho y muri, quedndonos solas Amanda y yo, por ltimo Amanda muri envenenada por una causa sospechosa. Yo logr escapar de esa casa quedando invlida porque me choc un camin, por ese caso estoy en una silla de rueda de por vida. Ahora vivo en Springfield con una vida casi normal, an sigo teniendo pesadillas de esa horrible noche..

Autora: Albornoz Brenda 3ro C